Aquellos del antifaz de seda – Ramón Arriagada

Aunque se ha querido minimizar el gesto de los fiscales Calos Gajardo y Pablo Norambuena, cuando en un acto que los eleva en la estimación de los chilenos anti corruptos, renuncian al cargo de fiscales por considerar no conveniente el proceso de alivianar las penas de quienes han investigado. El ciudadano común, poco partidario de inmiscuirse en profundidades judiciales, guardaba respecto de ellos una alta calificación- reflejada en las encuestas de intención y opinión – percepción de un alto contenido afectivo.

¡Ya ni en los ladrones se puede confiar! , dicho popular en desuso, tenía que ver con los ladrones, a los cuales se referían nuestros padres. Los de ese gremio informal, tenían sus códigos; por ningún motivo robar en el barrio donde vivían, ni a los ancianos, mucho menos a embarazadas y niños. El delito más común del vecindario era perpetrado por los “ladrones de cordel”, es decir los limpiadores de la ropa dejada para secar en los patios. Hoy con la modernidad de las secadoras, y el poco interés por la ropa de origen chino de las aún existentes cordeladas, ese ladrón subsistente, que salía a robar cuando tenía necesidad, ya no existe. Desapareció con otro personaje del folclore delictual, el ladrón de gallinas.

ramon-arriagada-600x250

En la delincuencia ha aparecido un componente violento de alta peligrosidad. Ahora, en los hechos delictivos hay autores adolescentes, cuya relación con la droga los ha convertido en bestiales actores. Si lo superlativo ha aflorado en la delincuencia de la marginalidad social, lo mismo ha sucedido en aquellos que practican delitos económicos. Es que el mercado, instancia donde se mide la supremacía de los gestores económicos, legitima moralmente muchas conductas reñidas con la ética mínima. Un cómico ha dicho por estos días, “ En Chile es el único país del mundo, donde el papel higiénico no te limpia si no te… ensucia”, cruda evidencia, no ficticia, si no real, que todos hemos experimentado a raíz del mercado duopólico en el rubro criticado.

Atención. Ha aparecido un dato no menor por estos días. Una estadística respecto de la población penal en Chile, indica que las causales de llegadas a nuestras cárceles sobrepobladas, han tenido su origen en delitos como robos (51%), drogas (22%) y delitos sexuales (6.4 %). En tanto la cantidad de presos en los recintos carcelarios por delitos económicos llega tan sólo al 0,7 %. La OCDE, en uno de sus habituales estudios de opinión, respecto a la “Confianza en la Justicia” en cada uno de sus países miembros, especifica que el promedio llega al 55 % que sí, en tanto en Chile sólo un 15% dijo confiar. No hay que ser demasiado entendido en opinión pública, para comprender, que el ciudadano común reacciona ante el sello de impunidad de delitos cometidos por personajes que tienen parte del poder político y económico, aquellos de cuello y corbata, delincuentes con antifaz de seda.

Junto con los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, somos muchos los chilenos que no entendemos todo el entretejido o maraña alrededor de Soquimich. Esta empresa, tras reconocer diferencias contables, que dificultaron en poca monta el mercado accionario de Estados Unidos, tuvo que pagar 30 millones de dólares; en Chile por sobornar a políticos y deteriorar lastimosamente nuestra débil democracia, estará obligada a pagar tan sólo 4 millones de dólares. Además de consuelo se llevará el premio de ser socia del Estado chileno en la estratégica explotación a futuro del litio.

Todos los chilenos, estamos dispuestos a cumplir con lo que la Ley dice es obligatorio. Somos honrados hasta mientras no nos pillen. No es compatible con dichos criterios, la resistencia a la orden del Fiscal de Alta Complicidad de La Araucanía por parte de Carabineros. Como tampoco la negativa del Senado a entregar el informe sobre asesorías. Y que decir de las suspensiones del juicio por cohecho de Soquimich.

No es bueno, los hombres olviden, que para andar por el mundo se necesita más crédito que dinero.

Anuncios

Elecciones de Gobernadores Regionales se efectuarán conjuntamente con las elecciones municipales en 2020

Elecciones de gobernadores regionales se efectuarán conjuntamente con las municipales
Esto, en el macro de las indicaciones que está votando la Comisión de Gobierno para el proyecto de ley que regula la votación de la nueva autoridad regional. En la oportunidad, además, se definió que el gobernador tendrá derecho a voto en las sesiones del Consejo.

Publicado el: 18/09/2017

 

Con el avance de la votación de indicaciones definidas como “claves”, la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización, está abordando el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que regula la elección de gobernadores regionales y realiza adecuaciones a diversos cuerpos legales.

Cabe recordar que la instancia parlamentaria ha dedicado varias sesiones para el mencionado fin, en las que han quedado de manifiesto que persisten las divergencias entre los parlamentarios miembros. Revise nota relacionada.

ELECCIONES TERRITORIALES

Durante la última sesión se aprobó que las elecciones de gobernadores regionales se efectuarán cada cuatro años, conjuntamente con las municipales; sin embargo la aprobación no estuvo exento de debate, pues el senador Alberto Espina puso de manifiesto el problema que esto traerá para los Cores a los que se les acortará el período por tres años.

A su juicio, aclaró, “las elecciones territoriales debieran todas coincidir, pero para no acortarle el período a los Cores, solo por esta vez, se debería votar en conjunto con la elección parlamentaria, de tal manera que la primera elección de gobernadores regionales estaría en una norma transitoria y eso lo propuse como una indicación, para que estas elecciones sean el 2021”.   Esta indicación fue rechazada.

 

Imagen foto_00000003

Sin embargo, el senador Carlos Bianchi llamó a preguntarse si lo que “nos preocupa es la cantidad de años que estarán los Core o la estructura de gobernadores regionales. Yo no estoy acá para defender el período puntual de los Cores, sino que para dar cumplimiento a una nueva estructura y en esa lógica es que debemos definir a qué le vamos a dar la prioridad. Si será al año 2021 o respetar el acuerdo que la elección se realizará en 2020”.

En tanto, la senadora Ena Von Baer aclaró que el tema tiene “distinta naturaleza. Creo que es mejor que coincida con las demás elecciones territoriales; sin embargo, siempre pensé que tendríamos un sistema que se acercaría más a un sistema alcaldicio y no “tan colgado” al Presidente de la República. Distinto es cómo se soluciona el tema de los Consejeros, decir que estarán por tres años tiene algo de injusto”.

A su turno, el senador Andrés Zaldívar, confidenció que “siempre he creído que el gobierno regional debe elegirse junto con la autoridad Ejecutiva, para darle un rango y permitirle al candidato llevar un equipo para funcionar descentralizadamente con mayor lógica política, pero en la discusión que se ha ido dando se ha dicho anticipemos la elección para lograr cierta unanimidad (…)”.

Para el presidente de la Comisión de Gobierno, senador Rabindranath Quinteros, la visión es una, “las elecciones de gobernadores regionales tienen un carácter territorial, diferente a las de parlamentarias y presidenciales, que tienen carácter nacional; además, de hacerse en conjunto pasarían desprevenidos, porque la atención estaría en la autoridad central”.

GOBERNADOR REGIONAL CON VOZ Y VOTO

 

Luego, la instancia parlamentaria retomó la votación que había quedado pendiente en sesión anterior, referida a la si el gobernador regional tendría voto permanente en el Consejo Regional o solo sería dirimente, tal como lo establece actualmente la legislación.

Al respecto, por cuatro votos a favor y la abstención del senador Espina se decidió que la nueva autoridad regional tendrá voto permanente, porque, tal como lo argumentó el senador Quinteros, “la antigua figura era la de un intendente designado, pero hoy estamos hablando sobre la base de una autoridad electa por voto popular y el reconocerle el derecho a voto le permite que tome posición sobre los temas de interés regional”.

Senado despachó proyecto de elección directa de Gobernadores Regionales, hoy Intendentes

El Senado aprobó el proyecto de ley que regula la elección de gobernadores regionales, con lo cual esta iniciativa volverá a la Cámara de Diputados para su tercer trámite constitucional.

Tras la sesión, el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, agradeció el apoyo de los parlamentarios al proyecto y se mostró confiado en que dicho respaldo se va a extender en la Cámara de Diputados.

camara-de-diputados

“Lo relevante es que este es un paso concreto para viabilizar la elección de gobernadores regionales el año 2020”, dijo la autoridad. Asimismo agregó que esto “es un espaldarazo a la Agenda de Descentralización que decidió impulsar la Presidenta Michelle Bachelet, la que hoy es una realidad que no tiene marcha atrás, porque todos entendieron y asumieron que entregar mayor autonomía política, administrativa y fiscal a las regiones es una necesidad del desarrollo del país”, señaló.

Añadió que solo hay un aspecto del proyecto en el cual hay una diferencia respecto a la duración del próximo período de los consejeros regionales. “Es un detalle, pero estamos forzados a hacer converger la elección de los gobernadores regionales con la de los cores. El proyecto entregaba una opción, pero los senadores tomaron otra decisión.

Al respecto, el subsecretario Cifuentes expresó que “en la Cámara de Diputados buscaremos un acuerdo que nos permita resolver este asunto, que, repito, es un punto muy menor” aseveró.

En este sentido, el titular de la SUBDERE afirmó que “el gran logro de este trabajo que hemos hecho con parlamentarios, organizaciones de la sociedad civil y las regiones, es que pusimos a la descentralización en el centro del debate nacional”.

Sobre esta materia, puntualizó que “nunca un gobierno en la historia de Chile había siquiera presentado una agenda de cambios tan profunda como la que hemos sacado adelante en el actual período presidencial”, concluyó.

Por su parte, el ministro Secretario General de la Presidencia, Gabriel de la Fuente, destacó el contundente apoyo que recibió la iniciativa. “En el Senado obtuvimos una amplia mayoría para confirmar el proyecto que viene de la Cámara de Diputados que permitirá, por primera vez, la elección democrática y directa de los gobernadores regionales el próximo 2020, es decir, junto a las próximas elecciones municipales”.

El secretario de Estado agregó que el proyecto establece un conjunto de atribuciones, facultades y fortalecimiento de los gobiernos regionales, que se empalma con otra iniciativa que mañana se votará en el Senado y posteriormente en la Cámara, que es el informe de la comisión mixta sobre fortalecimiento de la regionalización, a través del traspaso de competencias a los gobiernos regionales. En conjunto con el proyecto de elección de gobernadores hacen un todo que fomenta y contribuye a que las regiones se empoderen mucho más y puedan gobernar su propio destino”, concluyó.

Contenido del proyecto en régimen permanente:

• Establece la figura del Gobernador regional como órgano ejecutivo del Gobierno Regional, quien presidirá el Consejo Regional. Además, dispone los requisitos para optar al cargo, sus inhabilidades, incompatibilidades, subrogancia, vacancia y causales de cesación de la nueva autoridad.
• La elección de los gobernadores regionales se efectuará conjuntamente con la de alcaldes, concejales y de consejeros regionales, y será electo el candidato que obtenga la mayor cantidad de votos válidamente emitidos, siempre que obtenga al menos el 40 por ciento de los sufragios.
• Si ningún candidato alcanza dicha votación, se procederá a una segunda votación, el cuarto domingo siguiente a la fecha de la elección, entre los dos candidatos que hayan obtenido las más altas mayorías.
• La postulación al cargo de Gobernador Regional será incompatible con la postulación al cargo de Presidente de la República, parlamentario, consejero regional, alcalde y concejal.
• Para poder ser candidatos a Gobernador Regional, los ministros de Estado, los subsecretarios y los delegados presidenciales provinciales, entre otras autoridades, deberán renunciar a su cargo dentro del año inmediatamente anterior a la elección de Gobernador Regional.
• Establece que, para que un Gobernador Regional, Delegado Presidencial Regional y Delegado Presidencial Provincial puedan ser candidatos a diputados y a senadores, deberán renunciar un año antes de la respectiva elección, para evitar que usen sus cargos con fines electorales.
• El Gobernador Regional podrá estar sujeto a una posible acusación constitucional en los mismos términos y formalidades que el cargo de Presidente o Presidenta de la República, es decir, un eventual libelo acusatorio debiera ser presentado por la mayoría absoluta de los diputados y la declaración de culpabilidad será aprobada por, al menos, 2/3 de los senadores.
• Incorpora normas que adecúan las denominaciones de los actuales Intendentes y Gobernadores, pasando a llamarse Delegados Presidenciales Regionales y Delegados Presidenciales Provinciales, respectivamente.
• Dispone las adecuaciones necesarias para que los partidos políticos, si así lo deciden, puedan utilizar el sistema de elecciones primarias para la nominación de sus candidatos a Gobernador Regional.
• Incorpora la elección de gobernadores regionales dentro de la regulación establecida en la ley sobre transparencia, límite y control del gasto electoral.
• Como disposición transitoria el proyecto establece que la primera elección por sufragio universal en votación directa de los gobernadores regionales se verificará una vez que esté aprobado el proyecto de ley sobre Fortalecimiento de la Regionalización, que establece el traspaso de competencias.
• Las modificaciones que se introducen mediante este proyecto de ley respecto de las facultades que actualmente tiene el Presidente del Consejo Regional, solo entrarán en vigencia una vez que asuman los gobernadores regionales electos. Mientras no asuman ellos, ejercerán sus funciones y atribuciones los delegados presidenciales regionales, con la excepción de presidir el Consejo Regional.

Algunos análisis post resultados electorales de 2017 en la centro-izquierda

“Todos contra Piñera” no basta

Carolina Goic ha hecho su análisis de los resultados electorales, el futuro de la DC y la relación de partidos en la centroizquierda.

ü Senadora Carolina Goic (DC)

Ø Sobre el resultado en segunda vuelta: “Espero ahí que exista la autocrítica necesaria para sacar las lecciones de lo que pasó. En buena medida, la gente evalúa en forma crítica no las cosas que hemos hecho, sino el cómo se hicieron. Probablemente, hay lecciones que no se aprendieron, incluso de la derrota anterior, porque fue fácil volver al gobierno”.

comentarioscoyuntuyrapolitica

Ø “Lo que quedó a la vista tras el resultado de la elección es que la tesis política que sostuvimos desde el principio era correcta: que si dejábamos a un electorado más moderado sin representación, finalmente iban a estar con la opción de derecha, sin ser esa, necesariamente, su opción política”.

Ø “Esto no se define en si está el PC o no está el PC. Primero hagamos la discusión de qué es lo que queremos hacer, de cuáles son las formas o las prácticas que existen. Esto no es la imposición de unos contra otros. Quedó demostrado que el todos contra Piñera fracasó, no resultó. Y espero que no sea la intención de algunos mantener ahora la lógica del todos contra Piñera para los desafíos que vienen y en el rol de la oposición”.

Ø Analizando la derrota: “Quienes dicen hoy que se perdió porque no fuimos a una primaria, hacen una lectura muy simplista, muy superficial y equivocada de lo que sucedió”.

Ø “Lo que hay que hacer es mirarse respecto de un sustento mínimo de disciplina interna. No puede ser que sea escandaloso cuando uno dice que no va a respaldar al candidato en la segunda vuelta, pero que no hubo la misma reacción cuando un diputado dice que no va a respaldar la opción del partido. La disciplina interna no puede ser dependiendo del nombre, del lote o del amigo. Si hay algo que la DC tiene que aprender si algún día quiere tener una candidatura presidencial viable es cuidar a nuestros liderazgos”.

Ø “Si nosotros íbamos a una primaria, probablemente iba a ser anticipar lo que pasó en la segunda vuelta. O sea, lo que se hizo fue izquierdizar al candidato. Y mucha gente te lo decía en la calle”. “Nuestra presencia en el debate de la primera vuelta hizo que ese mundo más moderado no lo capitalizara Piñera. No sucedió así en la segunda vuelta, donde se polarizó, y eso benefició finalmente a la derecha”.

Ø Sobre las declaraciones de Mariana Aylwin: “Creo que es importante que ella haga una definición política. Si el objetivo es instalar esa postura como una definición del partido, eso se pelea en las instancias internas. Lo que no podemos hacer es seguir viviendo tensionados entre el coqueteo a la derecha, el fantasma del camino propio, como lo llaman algunos, y aquellos que dicen que tenemos que pactar y trabajar con el Frente Amplio”.

Unidad sin exclusiones

Guillermo Teillier, abogó por “un proceso de unidad desde la DC hasta el Frente Amplio” para hacer oposición al Gobierno de Sebastián Piñera.

ü Guillermo Teillier, presidente PC

Ø “Planteamos un proceso de unidad amplio y sin exclusiones desde la DC hasta el Frente Amplio. Yo sé que vamos encontrar resistencia en algunos sectores de la DC y seguramente también en algún sector del Frente Amplio, pero (…) si no logramos hacer un esfuerzo y juntarnos (…) creo que no tendríamos mucho futuro en las próximas elecciones”.

Ø Esta unidad “no necesita ser (expresada en una) coalición” política, que “eso se verá”, pero “si queremos pensar en grande hacia el futuro no nos queda otro camino que la unidad. Hay que dejar de lado los intereses personales, (…) a veces cuestiones de principios, que parecen que son de principios, pero no son de principios”.

Ø “Yo lo advertí antes de la segunda vuelta. El llamado fue: ‘Mire, cuidado, si la derecha nos gana no va a ser para gobernar un período, van a buscar por lo menos gobernar dos períodos’. Y yo creo que lo van a hacer. Tienen todas las herramientas, tienen toda la fuerza para hacerlo. Entonces, nuestra tarea es difícil, no es fácil”.

Ø “La derecha empezó a trabajar este triunfo el mismo día que ganó Bachelet (en 2013) y lo hizo por todos los medios: hicieron uso de recursos judiciales, políticos, y los usaron bien. Luego vino el golpe maestro de todo esto, que fue el caso Caval”.

Ø “Ahí, aunque la Presidenta no tenía nada que ver, se la involucró y creo que desde ese momento comenzó a vislumbrarse que las cosas no iban a venir tan bien para nosotros”. Este “duro golpe” incidió en “morigerar” la “gestión” del proceso de reformas.

Ø “Yo no quiero acusar a la Democracia Cristiana, porque de verdad que trabajamos (…) Lo que no voy a rescatar nunca es la política de los matices”. En el oficialismo no supieron “auscultar un sentimiento que había en una parte importante de la ciudadanía, de que había problemas que, con o sin reforma, se mantenían y no se solucionaban”.

Ø Respecto a Alejandro Guillier: “En un momento los partidos no tuvimos injerencia en las decisiones que tomaba el candidato” y “eso fue un error”.

El juego de las coaliciones: ejercicios de geometría variable

Las coaliciones políticas le dan sentido y proyección a los sistemas políticos, porque articulan a las fuerzas en presencia y hacen posible que se ordene el juego de relaciones entre los distintos actores.

En el escenario político chileno, desde las últimas elecciones municipales y en especial desde las parlamentarias y presidenciales recientes, se ha iniciado en general un ciclo político caracterizado por la dispersión y el reordenamiento de los actores políticos y de las coaliciones.

El nuevo sistema electoral proporcional producirá necesariamente un efecto dispersión en el cuadro político, porque con el nuevo sistema de financiamiento de las campañas y la crisis de las coaliciones principales, se acentúan los incentivos para que se formen nuevos partidos y movimientos, se articulen nuevas coaliciones y se configuren acuerdos en el Congreso.

El sistema deja de funcionar marcado por la lógica binominal e ingresamos en un período de multipartidismo y de mayor diversidad de los actores políticos. Cabe observar aquí que en el reciente proceso de afiliación de militantes, participaron 33 partidos y movimientos políticos.

A su vez, la Nueva Mayoría, el conglomerado que se formó en 2014 para respaldar al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet siempre se definió como un acuerdo programático con plazo limitado y fecha de término.

La derrota de 2017 de la Nueva Mayoría abre un momento de reflexión y de definiciones en cuanto a la política de alianza de cada partido del conglomerado.

chess-2928700_960_720

La irrupción del Frente Amplio -como una coalición con un sello de izquierda alternativa- agrega un componente adicional de incertidumbre y de novedad al proceso político, ya que introduce un cambio en el ordenamiento de todos los actores en juego y refleja un desplazamiento de algunas fuerzas y electorados.

En el campo de la derecha, la desaparición del PRI, la permanencia de la UDI y RN y la emergencia de Amplitud (producto de una división desde Renovación Nacional) y Evópolis como actores que declaran ser liberales, no asegura cohesión dentro de Chile Vamos sino mayores incentivos para diferenciarse, a fin de intentar ocupar el espacio político del centro, que se encuentra hoy en disputa.

¿Se mueve el escenario político hacia un esquema polarizado entre las izquierdas y las derechas?

En el Chile del segundo decenio del siglo XXI la polarización “derecha-izquierda” existe, pero no tiene impacto real gravitante en el juego político donde predominan la diversidad y la alternancia, todo dentro de un contexto de descrédito y pérdida de legitimidad de las instituciones y los partidos políticos.

Un dato importante para comprender el actual estado “líquido” del escenario político en Chile, es la crisis del campo denominado como centro político.  Se disputan actualmente el centro político (supuestamente el territorio político y electoral de las clases medias emergentes y aspiracionales) tanto la Democracia Cristiana, como Evópolis y Amplitud, pero también grupos como Ciudadanos y Red Liberal.   Pero estas fuerzas no han sabido converger en una coalición política o electoral.

Será en la Cámara de Diputados donde las tres coaliciones actuales deberán reforzar su “motricidad fina” para lograr prevalecer: Chile Vamos  tiene 72 diputados (46%), la Nueva Mayoría cuenta con 43 diputados (27%) y el Frente Amplio dispone de 20 diputados con el 13%.

¿Cuál va a ser el nuevo esquema de coaliciones y pactos políticos?

En el caso de la centro-izquierda, el hecho de ser oposición va a agregar mayores dosis de posibilidades de dispersión, ya que el incentivo para mantenerse unidos disminuirá naturalmente, pero al mismo tiempo, la existencia de fechas próximas de elecciones (de Gobernadores Regionales y municipales) el 2020 y la parlamentaria y presidencial del 2014, podría servir de motivación para mantener un esquema de unidad con vistas a los comicios más próximos.

Es mayor el incentivo cuando se constituyen coaliciones para gobernar, que formar coaliciones de oposición.

Las coaliciones políticas dentro de un sistema democrático y representativo, son asociaciones libres y voluntarias de distintos partidos políticos con un propósito político y programático, por un plazo y horizonte determinado, donde cada uno de los actores en presencia aporta e integra sus propias agendas, intereses y programas tras un propósito común y compartido.

Entramos entonces en una nebulosa dentro del sistema político chileno.  Un tiempo de dispersión y de tensiones y conflictos entre los partidos y coaliciones.

¿Cuáles podrían ser las posibles coaliciones que se formen en el período venidero?

UN ESCENARIO DE TRES COALICIONES.

Un escenario plausible sería el de intentar revivir la Nueva Mayoría con las mismas fuerzas que la componen, con el propósito político de posicionarse ante el Frente Amplio y la coalición de derecha Chile Vamos.

Las ventajas de esta opción serán dadas por la experiencia común de gestión, y las desventajas serán también precisamente las desaveniencias y conflictos (reales y provocados) ocurridos durante la administración Bachelet.

En este juego de tres coaliciones, la Nueva Mayoría versión 2, sería el factor de equilibrio y de bisagra entre el Frente Amplio y Chile Vamos.

UN ESCENARIO DE CUATRO COALICIONES.

Otro escenario posible es la articulación de cuatro coaliciones en interacción mutua, es decir:

1.- Un pacto político de centro izquierda entre el Partido Socialista, el Partido Radical, el Partido Comunista, el Partido por la Democracia, la Izquierda Ciudadana y el PAIS Progresista de Marco Enriquez Ominami y Alejandro Navarro.

2.- Una coalición política de centro formada por la Democracia Cristiana y otras fuerzas políticas liberales y de centro.

3.- El Frente Amplio, en su forma actual y con los reacomodos que se producirán en su interior.

4.- Chile Vamos como coalición de derecha.

Sabemos que el Frente Amplio es una fuerza en crecimiento electoral, pero al mismo tiempo, producto del momento político que experimenta, pasará por procesos de decantación interna como efecto del diferente tamaño y peso político de sus distintos partidos y movimientos componentes.

Las ventajas de esta geometría variable de las coaliciones residen en que cada sector o partido político se puede sentir realmente cómodo con sus aliados más naturales y próximos, dejando al libre juego de articulación entre los cuatro conglomerados, por ejemplo en el Congreso Nacional, para que se vayan configurando acuerdos parciales y puntuales según los temas de la agenda política y legislativa.

La principal desventaja de este esquema es que disminuyen las posibilidades de gobernabilidad en el Congreso Nacional y dificulta el avance de la agenda legislativa del gobierno de turno.

Agenda política – Martes 19 de diciembre

Preparándose para la oposición.

Alejandro Guillier aseguró estar dispuesto a ponerse “en la primera línea” de la oposición al Gobierno que encabezará Piñera desde el 11 de marzo.

comentarioscoyuntuyrapolitica

  • Alejandro Guillier, ex candidato presidencial
  • “No sé si la palabra sea ‘líder’ de la oposición, pero tengo conciencia que tengo una enorme responsabilidad y, por supuesto, voy a cumplir mis responsabilidades”.
  • “Aquí nadie puede restarse al llamado de la patria. Ser oposición es ser parte de la República y a veces es muy importante, porque es la que le puede dar estabilidad”.
  • “Hoy en Chile ninguna coalición es mayoritaria, todas necesitan articularse y, por lo tanto, (yo) estaré disponible en la primera línea para dar gobernabilidad a Chile, pero sobre la base del cumplimiento de compromisos contraídos ante el país, que es esta agenda de reformas que el país votó mayoritariamente”.
  • “Yo creo que el país ha cambiado y un análisis sereno es necesario antes, pero por lo pronto lamento no haber estado a la altura de las circunstancias y haber hecho más. Por lo tanto, asumo como primera causal mi propia responsabilidad en tener un mejor liderazgo, más claro, más firme, pero espero compensar esa deficiencia con mi trabajo como senador en los próximos cuatro años”.
  • Respecto a las causas de fondo de su derrota: “Hay que revisar los resultados, los datos, las cifras, algunos estudios sociológicos en cualitativo, para poder entender lo que está sintiendo el pueblo chileno, que nos desconcertó a todos”.
  • “Anoche conversaba con el propio Sebastián Piñera y estaba tan desconcertado como yo con el resultado, sólo que él estaba más contento”.
  • En referencia a su anunciado retiro en cuatro años: “Cuando dije eso -tengo que ser honesto- estaba convencido de que iba a ganar la elección presidencial, y siempre he pensado que los presidentes de Chile y los presidentes de los partidos y los países democráticos después que son presidentes son de alguna manera figuras nacionales, están al servicio de su país”.
  • “Reconozco que el escenario es muy distinto al que yo preví y, por lo tanto, estaré mientras la ciudadanía y el pueblo me den la confianza y yo sienta que puedo hacer una contribución”.

 

DC prepara su Junta Nacional

El Consejo de la Democracia Cristiana convocó para el 27 y 28 de enero a la Junta Nacional para solicitar adelantar las elecciones internas, además de analizar los resultados de los comicios y las futuras alianzas políticas.

  • Myriam Verdugo, presidenta PDC
  • “Lo primero es que nosotros, como Democracia Cristiana, podamos resolver nuestros incordios internos y podamos resolver cuál es nuestro marco en el cual nos desenvolvemos políticamente, ideológicamente y formativamente, eso es lo primero”.
  • “Después veremos la política de alianza porque obviamente el conglomerado que hoy día integramos (la Nueva Mayoría) se acaba el 10 de marzo y este análisis lo vamos a tener nosotros y también lo van a tener los otros partidos con los cuales hoy día somos Gobierno junto con Michelle Bachelet”.
  • “El 27 y 28 de enero la Junta Nacional se reúne y va a determinar los pasos a seguir en lo programático, en lo ideológico”.

 

Las banderas de lucha

Gonzalo Navarrete afirmó que la Nueva Mayoría no instaló con suficiente fuerza los temas del crecimiento y empleo en la campaña.

  • Gonzalo Navarrete, Presidente PPD
  • “Nos robó las banderas de lucha y nosotros no colocamos suficientemente fuerte banderas de lucha que son parte de nuestro ideario, como crecimiento y empleo”.
  • “Creo que lo dijimos antes: si perdíamos, lo que viene es un debate de los partidos en el cual nosotros tenemos que tomar decisiones, y yo no veo a Alejandro Guillier jugando un rol sustantivo en las definiciones de lo que viene”.
  • Ernesto Velasco, presidente PR
  • “Tenemos que realizar una autocrítica sobre los elementos que nos llevaron a estar como estamos, y una vez construida la oposición debemos tener mínimos comunes que permitan coordinarnos”, Guillier “es un aporte” para los próximos cuatro años.
  • En la oposición “no va a haber un liderazgo único, van a haber múltiples liderazgos y Guillier será uno de ellos”.

El largo camino de la dispersión

El triunfo de Piñera en Chile, marca nuevamente el fin de un ciclo político, el ciclo de los grandes acuerdos y consensos de centro derecha y de centro izquierda y de los dos grandes bloques políticos monopolizando la escena política, se va terminando el ciclo de los cambios estructurales pensados con lógica mayoritaria y el inicio de un período eventualmente de larga duración donde la dispersión de las izquierdas, centro izquierdas y el centro político.

Hay que constatar que Chile es parte de una tendencia continental iniciada con el golpe blanco dado por la derecha en Brasil contra Dilma y la instalación de Temer, con el triunfo de Pedro Pablo Kuzsinsky en Perú y de Mauricio Macri en Argentina, una corriente de retorno al neoliberalismo económico abierto y a las políticas de recorte de los derechos y avances sociales.

Chile no es la excepción.

Es una época de cambios culturales y sociales profundos y de larga data, el esquema político chileno se desplaza lentamente hacia un esquema de tres tercios, hacia un reordenamiento tectónico de las fuerzas políticas, tanto en su relación con la ciudadanía organizada, como en las coaliciones que le darán sentido a la acción política en los años venideros.

Volverán a aparecer nítidamente las identidades y pertenencias, los proyectos y las visiones, de la derecha, del centro y de la izquierda, pero en un cuadro político caracterizado por el descrédito y la desconfianza de los ciudadanos con los partidos y la clase política.

Una derecha que adquiere fuerza mayoritaria consistente con un nuevo esquema para entender las prácticas y la comunicación política, un centro político en estado de crisis, de debilitamiento y de pérdida de convocatoria  y un campo de la izquierda en estado de dispersión, atravesado por las diferencias y las divisiones.

El sistema político ingresa en un nuevo momento político, más  complejo y marcado por el riesgo y la perspectiva de la dispersión.  Hay sectores políticos de la centro-izquierda en Chile que han jugado abiertamente a boicotear a la Nueva Mayoría, a torpedear al gobierno de Michelle Bachelet “desde adentro”.   Las fuerzas políticas y sociales de la izquierda están llamadas ahora a defender las conquistas democráticas y sociales alcanzadas durante el gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría y avanzar por el logro de nuevas reformas.

Las tareas estratégicas del campo de la izquierda en Chile hoy son empujar desde la institucionalidad política y desde los movimientos sociales una nueva Constitución a través de una asamblea constituyente, el término de las AFP y la configuración de un sistema de pensiones público y solidario, la extensión de la gratuidad en la educación superior y la recuperación del litio y otros recursos energéticos para el Estado.

Se hace necesario reflexionar qué sucedió, cómo  las fuerzas sociales y políticas de la izquierda enfrentarán la nueva situación política, cómo se construye la unidad política y social del pueblo, interpretando los cambios sociales y culturales en curso  y cómo se producirán nuevas convergencias para defender y promover los intereses de los trabajadores, de los ciudadanos.

El desafío estratégico del campo de izquierda será actuar responsablemente para mantener la unidad de la centroizquierda y trabajar por establecer una nueva convergencia social y política por los cambios.

A pesar de la tentación por las recriminaciones mutuas por el resultado en la elección presidencial, es la hora de reemprender la batalla por más democracia y participación ciudadana, por derechos sociales y por avanzar en beneficio de los trabajadores y del pueblo.

 

 

Los hechos son como las piedras: fríos y duros

A %d blogueros les gusta esto: