Archivo de la categoría: ESPACIO PUBLICO

Soberanías en el siglo XXI

El fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, zanjó una materia controversial que había sido planteada por Bolivia, hace 5 años atrás: la de la supuesta obligación de negociar una salida soberana al mar para ese país.  La Haya respondió desechando todos los argumentos de Bolivia y para Chile significa que este diferendo jurídico ha quedado concluido.

OP-opinionbutton

No constituye derecho ni obligación, en materia internacional, una sucesión de conversaciones y diálogos que no concluyeron en ningún acuerdo.  No existe el llamado “derecho expectaticio” que habían inventado los bolivianos para justificar su demanda en contra de Chile.

Pero la aspiración marítima de Bolivia no ha terminado, y persiste en el imaginario colectivo de los bolivianos, producto de más de 100 años de constante apelación patriótica por una soberanía territorial que terminó en la guerra del Pacífico y quedó definitivamente establecida en el Tratado de Límites de 1904 acordado y ratificado entre Chile y Bolivia.

Para Chile y Bolivia ahora se abre la oportunidad y la posibilidad, de generar un efectivo proceso de diálogo bilateral en condiciones equitativas: el diálogo diplomático se basa en la reciprocidad, en la buena fe y en la voluntariedad de las partes para sentarse a conversar, entendiendo que el resultado depende de la capacidad de ambos actores para alcanzar un acuerdo que satisfaga los intereses de los dos Estados.

El diálogo entre Chile y Bolivia ha sido sucesivamente interrumpido por decisión unilateral de Bolivia desde 1950 en adelante: baste recordar que fue Bolivia que interrumpió las relaciones diplomáticas con Chile en 1962, hasta el día de hoy.

No existiendo la obligación de dialogar o de negociar, se abre la oportunidad de que ambos Estados dialoguen de buena fe, respetando las normas y tratados vigentes y apuntando hacia el desarrollo sustentable y humano y la integración de ambos países y de ambos pueblos.   Con mucha frecuencia, la sabiduría de los pueblos es más profunda que la habilidad de los políticos y la experiencia de los diplomáticos.

La soberanía es mucho más que un territorio o una frontera: es un poder que permite a los pueblos y naciones encontrar en su territorio las fuentes de la riqueza y del desarrollo, que los sistemas sociales a veces le niegan.

La soberanía es mucho más que una bandera, símbolo que se supone todos deben respetar, especialmente los gobernantes.

En el siglo XXI se habla de la soberanía alimentaria, de la soberanía energética, de la soberanía ambiental y ello significa que los Estados verdaderamente modernos, ejercen la plena potestad sobre sus recursos naturales, sobre sus recursos marítimos, sobre todas sus fuentes energéticas, para poder impulsar su desarrollo y su integración en las redes de la globalización.

Las soberanías del siglo actual están asentadas en la libre determinación de los pueblos para alcanzar sus propio desarrollo en un mundo interdependiente y no autárquico.

Entonces, si hablamos de soberanía a propósito de la demanda de Bolivia, incluso activando un sesgo patriotero y un sentimiento nacionalista, cabe preguntarnos si efectivamente no habrá llegado el momento de repensar la ley de pesca y recuperar el mar de Chile y sus enormes riquezas capturadas por 7 familias empresariales, esta vez para beneficio de toda la nación chilena.

Manuel Luis Rodríguez U.

Anuncios

Un país llamado Quintero

El reciente episodio de emisiones industriales que ha afectado a los habitantes de Quintero y Puchuncaví, desnuda el Chile profundo, el Chile verdadero que los noticieros de televisión no alcanzan a mostrar ni dimensionar.

Opinión

Un grupo de chilenos, residentes en dos localidades de la zona central denominadas “zonas de sacrificio”, recibe desde el aire, un bombardeo constante de gases tóxicos que obliga a las autoridades locales a suspender las clases de los colegios, mientras los medios de comunicación descubren que Quintero es una localidad que recibe desde la atmósfera emisiones de veneno químico desde hace más de 50 años.

El gobierno -atravesado por los conflictos de intereses y dotado de su rancia y superficial ideología neoliberal antiestatista- apunta a la ENAP como autores eventuales del daño, dejando en el silencio a las empresas privadas aledañas, que emiten tantos o más químicos, al tiempo que el movimiento Alerta Isla Riesco y el Frente Ecológico Austral denuncian que el carbón que se explota a cielo abierto en Magallanes y que se pretende sacar mediante tronaduras, es el componente principal de las plantas termoeléctricas cercanas a Quintero y Puchuncavi.

Quintero bien vale una metáfora.

Chile es como Quintero.

Quintero zona de guerra.

Un territorio de 148 km2 y 31.923 habitantes, que ha sido depredado y desvastado por la explotación más o menos indiscriminada de recursos naturales, permitida por una legislación deliberadamente laxa, con un Estado al cual se le han “quitado los dientes” ex profeso para que las sanciones por contaminar puedan sumarse tranquilamente en el pasivo de las contabilidades empresariales.

Es lo que sucede con el ciclo del carbón y la producción de energía eléctrica, tal como ocurre con el ciclo del salmón, alimentado en jaulas con antibióticos que quedan depositados en el fondo marino, dejando en la superficie solo las formidables ganancias y rentabilidades en dólares.

Chile es como Quintero.

Un territorio desvastado donde la más gigantesca maquinaria de fabricar viejos pobres, llamada Administradoras de Fondos de Pensiones, capturan de toda la fuerza laboral del país, diariamente, mensualmente, anualmente miles de millones de pesos, producto del trabajo, para engordar el sistema financiero y permitirle a los grandes conglomerados generar las plusvalías más gigantescas, como para embellecer las estadísticas de la sección Economía y Negocios de los periódicos financieros.

El naturalista Charles Darwin visitó Quintero en 1834.

Pero si Darwin volviera a esa localidad, cabe preguntarse ¿qué descripción haría de la flora, de la fauna, de los conchales, de las condiciones ambientales en la cual viven “los naturales” de esa localidad?

Que impresionante metáfora del Chile de hoy es Quintero, con el profundo respeto que le debemos a sus habitantes.   Los gobernantes de turno cierran las escuelas y suspenden las clases en Quintero, pero son incapaces de suspender las actividades de las empresas que producen las emisiones y la contaminación que ocasionó ese cierre de clases.

Frente al daño físico y psicológico de las emisiones de gases tóxicos de Quintero, los ciudadanos quinteranos salieron a la calle, dejaron de ser sujetos pasivos, reclamaron, se indignaron, protestaron y aparecieron por breves y mezquinos minutos en los noticieros del mediodía, pero el interés mediático es breve y corto, porque seguramente algún ministro del gobierno lanzó alguna frase provocativa, insultante o llamativa y las cámaras de TV partieron tras suyo.

A la televisión farandulera le interesa el morbo del sufrimiento.

El gobierno juega y trata de apostar a ganador, sabiendo el variable juego mediático de la popularidad y la impopularidad, y gira a cuenta de la indiferencia y la desesperanza de la mayoría, de los vaivenes de varias oposiciones que continúan separadas y divididas y sobre todo, sabe bien que la cambiante indignación de la ciudadanía -es parcial, focalizada y desorganizada- y no alcanza todavía los límites del hartazgo.   Todavía.

Manuel Luis Rodríguez U.

 

Aquellos del antifaz de seda – Ramón Arriagada

Aunque se ha querido minimizar el gesto de los fiscales Calos Gajardo y Pablo Norambuena, cuando en un acto que los eleva en la estimación de los chilenos anti corruptos, renuncian al cargo de fiscales por considerar no conveniente el proceso de alivianar las penas de quienes han investigado. El ciudadano común, poco partidario de inmiscuirse en profundidades judiciales, guardaba respecto de ellos una alta calificación- reflejada en las encuestas de intención y opinión – percepción de un alto contenido afectivo.

¡Ya ni en los ladrones se puede confiar! , dicho popular en desuso, tenía que ver con los ladrones, a los cuales se referían nuestros padres. Los de ese gremio informal, tenían sus códigos; por ningún motivo robar en el barrio donde vivían, ni a los ancianos, mucho menos a embarazadas y niños. El delito más común del vecindario era perpetrado por los “ladrones de cordel”, es decir los limpiadores de la ropa dejada para secar en los patios. Hoy con la modernidad de las secadoras, y el poco interés por la ropa de origen chino de las aún existentes cordeladas, ese ladrón subsistente, que salía a robar cuando tenía necesidad, ya no existe. Desapareció con otro personaje del folclore delictual, el ladrón de gallinas.

ramon-arriagada-600x250

En la delincuencia ha aparecido un componente violento de alta peligrosidad. Ahora, en los hechos delictivos hay autores adolescentes, cuya relación con la droga los ha convertido en bestiales actores. Si lo superlativo ha aflorado en la delincuencia de la marginalidad social, lo mismo ha sucedido en aquellos que practican delitos económicos. Es que el mercado, instancia donde se mide la supremacía de los gestores económicos, legitima moralmente muchas conductas reñidas con la ética mínima. Un cómico ha dicho por estos días, “ En Chile es el único país del mundo, donde el papel higiénico no te limpia si no te… ensucia”, cruda evidencia, no ficticia, si no real, que todos hemos experimentado a raíz del mercado duopólico en el rubro criticado.

Atención. Ha aparecido un dato no menor por estos días. Una estadística respecto de la población penal en Chile, indica que las causales de llegadas a nuestras cárceles sobrepobladas, han tenido su origen en delitos como robos (51%), drogas (22%) y delitos sexuales (6.4 %). En tanto la cantidad de presos en los recintos carcelarios por delitos económicos llega tan sólo al 0,7 %. La OCDE, en uno de sus habituales estudios de opinión, respecto a la “Confianza en la Justicia” en cada uno de sus países miembros, especifica que el promedio llega al 55 % que sí, en tanto en Chile sólo un 15% dijo confiar. No hay que ser demasiado entendido en opinión pública, para comprender, que el ciudadano común reacciona ante el sello de impunidad de delitos cometidos por personajes que tienen parte del poder político y económico, aquellos de cuello y corbata, delincuentes con antifaz de seda.

Junto con los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, somos muchos los chilenos que no entendemos todo el entretejido o maraña alrededor de Soquimich. Esta empresa, tras reconocer diferencias contables, que dificultaron en poca monta el mercado accionario de Estados Unidos, tuvo que pagar 30 millones de dólares; en Chile por sobornar a políticos y deteriorar lastimosamente nuestra débil democracia, estará obligada a pagar tan sólo 4 millones de dólares. Además de consuelo se llevará el premio de ser socia del Estado chileno en la estratégica explotación a futuro del litio.

Todos los chilenos, estamos dispuestos a cumplir con lo que la Ley dice es obligatorio. Somos honrados hasta mientras no nos pillen. No es compatible con dichos criterios, la resistencia a la orden del Fiscal de Alta Complicidad de La Araucanía por parte de Carabineros. Como tampoco la negativa del Senado a entregar el informe sobre asesorías. Y que decir de las suspensiones del juicio por cohecho de Soquimich.

No es bueno, los hombres olviden, que para andar por el mundo se necesita más crédito que dinero.

Los comunistas y Chile: en el 105º aniversario del Partido Comunista

LOS INICIOS

recabarren_le
Luis Emilio Recabarren

La formación del Partido Comunista de Chile (PCCh) se remonta al año 1912, cuando Luis Emilio Recabarren junto a un grupo de obreros salitreros fundan el Partido Obrero Socialista (POS).

Diez años después y luego de un proceso de maduración política y orgánica, el 2 de enero de 1922 se funda el Partido Comunista de Chile, incorporándose a la Internacional Comunista.

El desarrollo inicial del PCCh fue en una época turbulenta, caracterizada por una fuerte crisis social y política, Recabarren observa en la clase obrera y campesina la necesidad de la toma del poder y la construcción del socialismo, excluyendo cualquier reformismo e incorporando la radicalización del rol del proletariado.

Recabarren en ese entonces trabajaría por la solidez y consolidación del PCCh, tanto en su organización como en sus planteamientos políticos para el socialismo chileno, hasta 1927.

LA PRIMERA CLANDESTINIDAD

Bajo la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo, apoyado por la oligarquía, se ejerció la primera persecución contra las y los comunistas. Se clausuró la prensa del partido y los militantes empezaron a ser encarcelados y relegados a Isla de Pascua. Otros muchos fueron asesinados.

En 1933, terminada ya la clandestinidad, el Partido experimenta un gran avance en su maduración política. Se hacen esfuerzos por enfocar de manera científica el problema de la Revolución Chilena. Se inicia una política de alianzas amplias. Gracias a estos elementos, el PCCh logra una gran influencia política y de masas a nivel nacional, llegando al Gobierno.

EL FRENTE POPULAR

Pedro Aguirre Cerda
Pedro Aguirre Cerda

En 1938 triunfa el Frente Popular, con Pedro Aguirre Cerda a la cabeza. El papel de las y los comunistas fue decisivo, siendo un aporte en el triunfo de PAC a través de la difusión de la mística e ideas del programa de gobierno. Si bien el PC no formó parte del gobierno, se comprometió a apoyarlo desde afuera, conduciendo el Frente en las calles y sumando más fuerzas.

GONZÁLEZ VIDELA Y SU TRAICIÓN: LA SEGUNDA CLANDESTINIDAD611994

Gabriel González Videla, candidato del Partido Radical, se presenta como izquierdista y partidiario de los cambios. Ante la ausencia de otros candidatos progresistas, el PC resolvió apoyar al caudillo radical.

El PC por primera vez ingresó al gobierno,participando con tres ministros. Desde allí se hizo el esfuerzo de llevar el programa a la realidad y a la práctica, a través de la lucha de masas, lo que conllevó una elevación del prestigio e influencia entre la clase obrera. A causa de estas circunstancias y alarmados por los más conservadores, Videla excluye a los tres ministros del gobierno. A esto se le suma la promulgación de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, conocida como la Ley Maldita, la que coloca en la ilegalidad al Partido Comunista y el inicio de una persecución en contra de la clase obrera.

EL FRENTE DEL PUEBLO

En plena clandestinidad, en 1952 se celebran elecciones presidenciales, en la que Salvador Allende se presentaba como la carta apoyada por los sectores populares y la clandestinidad del PC. Junto a una parte del PS, se formó el Frente del Pueblo. A pesar de los esfuerzos, el caudillo Ibáñez del Campo ganaría las elecciones, gobierno que posteriormente quedaría sin apoyo político y fracasaría rotundamente.

La urgencia para el PC era tal que en su décimo congreso se definió la necesidad de conformar un frente y un gobierno que combatiera a la oligarquía y las influencias del imperialismo norteamericano.

RECUPERACIÓN DE LA LEGALIDAD

En 1958 el PC recupera su legalidad. Se forma el Bloque de Saneamiento para democratizar la vida política al país y devolviéndole sus derechos electorales a las y los comunistas.

En ese mismo año, se forma el Frente de Acción Popular (FRAP), el que levantó la candidatura de Salvador Allende por segunda vez, logrando un amplio apoyo de las masas populares. El triunfo de un candidato popular y de un bloque dirigido por la clase obrera era una posibilidad. Sin embargo Jorge Alessandri, candidato de la derecha, triunfaría.

En 1964 el FRAP nuevamente iría con Allende a la disputa presidencial, fracasando ante la recién fundada Democracia Cristiana (DC) que, con Eduardo Frei Montalva, encabezaría una dura contienda comunicacional y propagandística, apoyada por la CIA, en contra del FRAP y evitar el surgimiento de un gobierno de corte socialista. Frei finalmente ganaría las elecciones, en donde enfrentaría un país cada vez más agitado y con una profunda crisis social.

LA UNIDAD POPULAR

Salvador Allende
Salvador Allende

En el XIV Congreso del PC, ya se hacía patente el fracaso de las medidas planteadas por la DC en su gobierno, como también las continuas derrotas del FRAP ante las fuerzas oligárquicas. Para esto se propuso que el Frente fuera más amplio, sumando así fuerzas social demócratas, del MAPU y otros, lo que dio paso a la elaboración de un programa de gobierno antiimperialista y antiolagárquico. Se formaba la Unidad Popular.

El triunfo en 1970 encabezado por la UP y Salvador Allende, constituyó la materialización de la política del PC. Por primera vez, el pueblo llegaba a ser gobierno.

Si bien el inicio del gobierno fue prometedor, logrando grandes avances en cuanto a reformas sociales y económicas, como la nacionalización de las riquezas básicas, las fuerzas desestabilizadoras del imperialismo mermaron el progreso a través del boicot y el sabotaje, creando un ambiente de inseguridad y guerra psicológica en el país. Las capas medias de la sociedad fueron restándose del apoyo al gobierno popular, como también los militares más reaccionarios.

Hubo serios y dedicados intentos a seguir manteniendo viva la flama de la Unidad Popular, muchos de ellos encabezados por el Partido Comunista y sus frentes de masa como la CUT. Las y los comunistas de Chile se la jugaron el todo por el todo para el cumplimiento cabal del programa y de los avances sociales.

A pesar de los esfuerzos, el imperialismo norteamericano, la sedición de las Fuerzas Armadas a la oligarquía y a la CIA y todos los esfuerzos desestabilizadores truncaron el sueño del pueblo chileno, desatando el Golpe de Estado el 11 de septiembre de 1973.

Con la caída del gobierno popular, comenzaba la tercera clandestinidad del Partido.

De elecciones, candidatos, confusiones, engaños y el antídoto – Dalivor Eterovic Díaz

Lo que algunos siempre hemos sabido, tanto  por formación política como por haber tenido la suerte de recibir una educación familiar que nos mostró la otra historia de Chile, de América, ese otro significado de los hechos e inclusive de las palabras, en los últimos años se ha hecho un poco más evidente para una parte importante del país que no sospechaba como se cocían las habas.

dalivor-eterovic-gl15-1-353x235

Me refiero a la forma en que diversos sectores han financiado la actividad política, no tan solo las  campañas, sino que también la conducta política permanente, la forma de conducir el país cuando de la Presidencia de la Republica se trata, a la manera de legislar y fiscalizar por parte de los Diputados y Senadores, a la forma de conducir los Municipios en el caso de los Alcaldes, la conducta adquirida a la hora de votar en los Consejos Municipales por parte de los Concejales y de cómo y que votan los CORES en el caso de los Concejos Regionales.

Estas conductas se replican, no solo en cargos de elección popular, sino que también  en los cargos de exclusiva confianza e inevitablemente se transmite a Funcionarios Públicos que por sus funciones y responsabilidad, deben accionar y tomar decisiones.

De esta manera hoy podemos entender perfectamente que es lo que motiva a muchos y muchas a la hora de apoyar o levantar unas candidaturas.

Basta con conocer su historia, la conducta pasada en los momentos difíciles e importantes, las consecuencias que derivaron de sus actos.

Se asume como natural y hasta positivo, que las agrupaciones gremiales de empresarios, aglutinadas por rama de producción, tengan representantes en todos los ámbitos de la política nacional, (Parlamento, Ministerios, Municipios, Concejos Municipales, Consejos Regionales, SEREMIAS y en gran parte de los partidos) por la vía del financiamiento. Pero no sea ingenuo., esto implica que esos candidatos propios defenderán los intereses del gremio. No los suyos.

Basta con entender cuáles son las relaciones familiares y parentales de los actores y como estas relaciones tienen un correlato con sus actividades económicas, sus finanzas, sus negocios, el uso de información privilegiada y de contactos.

Basta con saber que tal o cual funcionario público, autoridad designada, jefe de servicio, periodista de un medio importante, etc. No obedecen  a un ideario político, sino que se deben a quienes los han instalado en esas posiciones para que accionen con lealtad personal.

Basta con ver la conducta diaria y cotidiana de quienes dicen ser progresistas o de izquierda, pero que actúan al alero del capital, que se relacionan solo con el poder y avanzan en relaciones personales y posturas personalistas que se traducen en un crecimiento del patrimonio económico familiar y de sus amigos.

Estas practicas han llevado a  muchos de nuestros ciudadanos a suponer que votaran por la persona y no por los partidos, creen que el voto cruzado es una solución, pero otra vez se equivocan. Es más, les garantizo que se arrepentirán, ya que hoy no todos pueden distinguir que hay aproximadamente 3 docenas y media de  candidatos y candidatas a Concejales más media docena de Candidatos a Alcalde y alcaldesa que pretenden desmarcarse de la política y buscan mimetizarse renegando de los partidos por los que una vez pasaron, en muchos casos se trata de candidatos con ADN de derecha que pretenden engañar al elector con discursos de independencia y regionalismo.

El caso del candidato RADONIC, que no se junta por ejemplo, con sus Consejeros Regionales, pareciera tener pánico a reconocer que Jorge Vega Germain y los otros son Consejeros Regionales de su Coalición. Lo mismo con sus Concejales y autoridades del Gobierno Anterior.

También tenemos a ex concertacionistas que usufructuaron de las bondades de sus antiguos partidos y que hasta el día de hoy lo hacen, pero que pretenden desmarcarse, vistiéndose con ropajes de moda, pero eso sí., sin renunciar a los beneficios económicos, a la seguridad que les proporcionan los antiguos contactos y así tienen un discurso para sus compañeros, adherentes y simpatizantes y otro para quienes los mantienen en las pegas o les permiten hacer buenos negocios.

Si usted no identifica estos aspectos de las personas que hoy se candidatean. Cuando crean que están votando por la persona, en realidad estarán votando por un señuelo y usted picara como una trucha y cuando su candidato lleve dos años en el cargo electo y no haya hecho nada por la ciudad o por la región y solo haya aumentado el patrimonio familiar, personal y el de sus amigos. Ya será demasiado tarde.

Pero esto tiene solución.

Lo invito a revisar responsablemente a los candidatos y candidatas, desconfíe de los que dicen no estar ni a favor ni en contra, que no se comprometen a nada. Desconfíe de quien dice no tener partido ni color político, más aun, si en el pasado lo tenía.

Escuche bien lo que dicen, aprenda a identificar un contenido real de un discurso pueril.

No se compre la monserga de la construcción de políticas con participación de la ciudadanía. Ese asambleísmo no existe. Las autoridades deben resolver los problemas aplicando las políticas y diseños que han definido para tal efecto. Deben responsabilizarse de sus actos y decisiones. No están para hacer consultas y diagnósticos que todos conocemos, ni menos para explicar y justificar los problemas.

Pregúntese., ¿si nunca antes hizo nada, por qué lo hará ahora?

Pregúntese ¿si siempre ha hecho lo mismo, por qué ahora hará algo distinto?

Recuerde que en Magallanes pasamos 4 años (Gobierno de Derecha) sin obras de desarrollo con 4 intendentes que no hicieron nada por la región. Que las únicas cintas que cortaron fueron por obras iniciadas en el anterior gobierno de Bachelet. Que uno de estos intendentes está procesado  por malversación de los recursos públicos mientras cientos de puntarenenses sufrían la salida del rio, (falta revisar el incendio del Paine). Que el ex intendente que quiere ser alcalde pertenece a la coalición de derecha que ha batido todos los record de personeros procesados por la justicia chilena. Esos son los socios del señor RADONIC. No se confunda. El no está solo.

Y por último tenga claro que los principales responsables de tener las autoridades que tenemos somos nosotros. Sepa que su voto hace la diferencia y que no da lo mismo quien gane una elección. Sepa que hay gente honesta y buena, por ejemplo yo conozco algunos, pero no los puedo incluir en mi artículo, porque entonces me cobrarían por publicar. JA!

Dalivor Eterovic Diaz CORE por Magallanes. (PC)

El asalto e incendio de la Federación Obrera de Magallanes en 1920 a la luz de nuevos antecedentes documentales

Los sucesos del 27 de julio de 1920, constituyen una fecha altamente significativa y simbólica en la historia social en Magallanes y la Patagonia.  Estos hechos han sido recordados e historiados muy frecuentemente a lo largo de más de 50 años, siendo la versión histórica más completa hasta ahora publicada en Magallanes, la que realizó el historiador Carlos Vega Delgado.

La historia sin embargo sigue abierta.

fom1920

El hallazgo y estudio de nuevas fuentes y evidencias documentales sobre estos hechos, ha abierto nuevas vetas a la investigación histórica y al conocimiento, las que permiten aportar una visión más completa y más compleja sobre los acontecimientos, revelándonos el rol de cada uno de los principales protagonistas.

La importancia histórica de este acontecimiento, está asociada por una parte, a la memoria popular de los magallánicos, especialmente de los movimientos sociales y sindicales a través de todo el siglo XX que cada 27 de julio conmemoran, recuerdan y relacionan el drama ocurrido en 1920 con los hechos de la actualidad; y por otra parte, porque a lo largo de casi un siglo transcurrido han ido apareciendo distintas fuentes y versiones de esos hechos.  Tumbas, plazas y memoriales, además de una abundante literatura histórica, marcan concretamente esa memoria histórica y popular en la región de Magallanes.

Materiales documentales inéditos como el texto original completo del expediente del juicio realizado por el Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas entre 1920 y 1922, así como la oportunidad de acceder a los registros escritos en el Libro de Partes y Libro de Atenciones de la Cruz Roja de Punta Arenas, la lectura de algunas actas de sesiones de la Logia Masónica “Estrella de Magallanes” de Punta Arenas y de los Libros de Partes de las distintas Compañías del Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas, permiten ahora elaborar una descripción y una interpretación más amplia, crítica y detallada de aquellos trágicos acontecimientos.

También hemos conocido y compulsado las actas de sesiones de la Cámara de Diputados entre 1920 y 1922 donde se dieron a conocer numerosos testimonios sobre los hechos en Magallanes.

Recientemente se ha presentado una película de producción regional, titulada “Fuego, en la Federación Obrera de Magallanes”, un esfuerzo cinematográfico único e inédito en nuestra región y que se refiere muy gráficamente a los hechos de 1920 que relatamos en este ensayo.

Junto con una lectura crítica y explicativa de todas estas fuentes, aquí se presenta una secuencia cronológica de los hechos realmente ocurridos, a la luz de la información histórica actualmente disponible.  Además, se presenta un panorama histórico del contexto político y social nacional y local al año 1920 y un análisis crítico de las causas, motivaciones, responsabilidades y autoría de los hechos.

Esta es una contribución a la memoria histórica del trabajo y los trabajadores en la región de Magallanes y la Patagonia.

Punta Arenas – Magallanes, 27 de julio de 2016.-

Manuel Luis Rodríguez U.

Lea y descargue aquí el ensayo completo:

ASALTO E INCENDIO FEDERACION OBRERA 27 JULIO 1920 NUEVOS ANTECEDENTES versión final

Libertad de prensa, responsabilidad de los medios y respeto a la honra de las personas

Durante toda la semana recién pasada se instaló en la opinión pública un amplio debate acerca de la libertad de prensa, como consecuencia de la querella presentada por la Presidenta Michelle Bachelet contra la revista Que Pasa, por las filtraciones de falso contenido utilizadas por ese medio en contra de la mandataria en su reciente edición.

La polémica se ha centrado en el impacto de la demanda contra la publicación, sobre la libertad de prensa en Chile, en circunstancias que la acusación no inhibe en absoluto dicha libertad, como que la propia revista acusada arremete en contra de Michelle Bachelet inmediatamente en una provocadora editorial, lo que indica que en Chile la libertad de prensa funciona plenamente.

Lo que ha recibido menos atención en el debate público actual, es la responsabilidad con que los medios deben tratar la información, responsabilidad que es en primer lugar, un juicio de valor previo a la publicación de los hechos, de manera que cuando dicha precaución moral no existe, ocurre que cualquier medio puede insultar y denostar a una autoridad pública o a cualquier ciudadano, afectando casi impunemente su honra.

El Chile de 2016 no es el Chile de 1975 o 1980, cuando los mismos medios que hoy aplauden las filtraciones indiscriminadas, callaban sospechosamente mientras en este país se censuraba radios, diarios y revistas, se asesinaba periodistas, se ponían titulares brutalmente mentirosos y se quemaban libros en las calles.

En Magallanes, algunos medios de comunicación han experimentado en directo las tentativas políticas de censura de parte de autoridades de turno, como es el caso de Radio Presidente Ibañez de Punta Arenas, desmentidas ahora por los hechos.

No es la libertad de prensa la que está hoy en riesgo en Chile, a lo menos teóricamente, sino que es el derecho de los ciudadanos a informarse en un espectro de medios pluralista y representativo de la diversidad social, ideológica y cultural del país, todo lo cual choca con la brutal concentración de los medios alrededor de dos grandes conglomerados comunicacionales monopólicos.

La humanidad reconoce que toda persona tiene un conjunto de derechos, pero también de deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad, y que, en el ejercicio de sus derechos y libertades, toda persona está solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley, con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática. Por esa razón, apuntamos en este siglo XXI hacia una sociedad de la información en la que se respete la dignidad humana.

Es probable que haya llegado el momento en Chile que avancemos hacia una legislación de medios de comunicación, una legislación que regule e institucionalice las normas que deben cumplir los medios, de manera que respetando la libertad de prensa, la libertad de expresión, el respeto a la honra de las personas y el derecho ciudadano a la información, se haga efectiva la responsabilidad de los medios frente a la ley.

Manuel Luis Rodríguez U.