Archivo de la categoría: AGENDA AMBIENTAL

Salmoneras tramposas en áreas protegidas – Peter Hartmann – Opinión

Por Peter Hartmann, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida.

Volvamos un rato al tema salmonero que ha estado bastante entretenido con sus basuras, trampas, ocupación de áreas protegidas y hasta matanza de lobos marinos.

Ya llevamos meses con los líos de Nova Austral empresa noruego-multinacional  que se pretende instalar en la Reserva de la Biósfera de Cabo de Hornos. La última novedad es que están recurriendo a Recurso de Protección como si fueran unos santos. En todo esto pasó desapercibido que esta empresa está instalada en el Parque Nacional Alberto de Agostini, lugar en que legalmente no pueden estar. Hace años ya, en el 2013, la Contraloría General de la República dejo en claro que en los parques nacionales NO podía haber concesiones salmoneras. 

Ese dictamen evidentemente le fue enviado, al menos, a la Subsecretaria y Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, a la Subsecretaria de Fuerzas Armadas (quienes otorgan las concesiones marinas) y a Conaf (administradora de este Bien Público destinado a la protección de la naturaleza). ¡Sin embargo, siguen ahí! Y ahí hasta se dan el gusto de estar anaeróbicos (según informe de Sernapesca), o sea que por falta de oxígeno no puede haber vida.  La salmonera en el parque fue denunciada en  el Congreso Internacional de Áreas Marinas Protegidas, IMPAC 4 (2017) en La Serena y por nosotros al Contralor el año pasado. Pero sigue ahí, y dicen que están por relocalizarse al frente, nada menos que al Parque Nacional Kawéskar, que en su parte marina quedo como Reserva Nacional. Otro tema polémico. Evidentemente los gobiernos están trabajando para las salmoneras y no para la protección del patrimonio. De hecho, recibimos la semana pasada respuesta de la Contraloría a una presentación hecha hace dos años. La explicación a esa demora es que Sernapesca le retruco a la Contraloría, la cual finalmente desecho esos argumentos (dilatorios). La cuestión es que en esa y en todas las acciones administrativas la estrategia de la institucionalidad ha sido cuidarle los intereses a la industria y hacer tiempo (dos años no dejan de serlo), mientras estas siguen haciendo de las suyas.

Mientras las salmoneras en un parque nacional aparentemente importaban a nadie,  la opinión pública fue sacudida con la intención de esta misma empresa, que por lo demás se las da de verde, de instalarse o relocalizarse más al sur, al Beagle, en lo que se encontraron con la resistencia de los lugareños, haciendo pasar un chasco a los reyes noruegos. El próximo escandalo fue que se descubrió hace poco que esta empresa tenía doble registro de mortalidades y hacía como si fuesen la última maravilla de la industria. O sea, además son tramposos. Habría que preguntarse también, que hacen o como hacen desaparecer su mortalidad no declarada (seguro eso da para otro escándalo). Y para remate se consiguieron que el WWF les diera certificación ambiental.  ¡Tan buenitos, santos y ecológicos ellos (y tan fácilmente que se le entrega certificación a unos frescos)!

Alguien se preguntará como pueden ser rentables las  salmoneras en Magallanes, tan lejos, lo que les sube considerablemente los costos. Vale recordar que transportan sus smolts,  cosecha y mortalidad (en teoría al menos)en wellboat a la Región de los Lagos, eso es más de 2 mil kilómetros y en el camino van dejando rastros: los salmones enfermos con RSS que aparecen en Tortel, la marea roja y muerte de ballenas, de alguna parte salen. Bueno, son rentables, porque hacen trampa y no se hacen cargo de sus externalidades, la institucionalidad les guarda las espaldas, usan bienes públicos en forma gratuita y porque tienen subsidios estatales (94.500 millones). De hecho ahí están exentos de impuestos y de pago en aduanas. 

Finalmente, la semana pasada, la Corte Suprema ordenó retirar las concesiones acuícolas en el Espacio Costero Marino Protegido de Pueblos Originarios correspondiente al pueblo Kawéskar, o sea en el parque y reserva del mismo nombre. Ahí donde ya hay cinco salmoneras y se pretende ir Nova Austral. Lo increíble de esto es que hubo que llegar (por una abogada de FIMA) hasta la suprema corte en algo que venía siendo discutido desde hace años y debió ser resuelto por la institucionalidad.

Todo esto no pasa solo en Magallanes, última región en ser invadida por las salmoneras. En Aisén también están instaladas con sus externalidades en áreas protegidas como el Santuario de la Naturaleza de Quitralco, la Reserva Nacional Las Guaitecas  y en el borde de los parques nacionales Laguna San Rafael, Isla Magdalena y Queulat. También en el Área Costera Marina Protegida de Múltiples Usos de Pitipalena-Añihué. Y también hay controversia sobre los derechos de los pueblos originarios, que sistemáticamente han sido ignorados. ¿Y alguien cree que no hacen trampa y reciben subsidios y la autoridad les guarda las espaldas?

Fuente: Aquí Aysen.

Anuncios

Concejales municipales de Puerto Williams y de Ushuaia, dirigentes sociales y de pueblos originarios rechazan presencia de salmoneras en Canal Beagle

POSICIÓN BINACIONAL CONJUNTA DEL CONCEJO DELIBERANTE DE USHUAIA Y DEL CONCEJO COMUNAL DE PUERTO WILLIAMS, DE AUTORIDADES POLÍTICAS, DE COMUNIDADES DE PUEBLOS ORIGINARIOS Y DE ORGANIZACIONES SOCIALES DE AMBAS CIUDADES CONTRA LAS SALMONERAS EN EL CANAL BEAGLE

Autoridades municipales, representantes de la sociedad civil y miembros de la comunidad yagan y demás pueblos originarios de las ciudades de Ushuaia, Argentina, y de Puerto Williams, Chile, rechazan enérgicamente la instalación de salmoneras en aguas del canal Beagle porque ponen en peligro la calidad ambiental y, por consiguiente, el desarrollo genuino de la región al incidir negativamente sobre uno de los pocos paraísos turísticos del mundo donde los efectos nocivos de la actividad del hombre aún son imperceptibles.

Requerimos de las autoridades nacionales, regionales y provinciales revisar las decisiones que adoptaron por ser éstas erróneas, e inconsultas con la poblaciones locales. Los habitantes de las ciudades ribereñas del canal Beagle exigimos el derecho de decidir sobre el crecimiento de nuestra región, si será en base al cuidado del recurso paisajístico, el manejo del turismo y el desarrollo sustentable de los recursos naturales, o si será con actividad intensiva, altamente contaminante, como es el caso de las salmoneras, es decir, repitiendo los errores del pasado.

Entendemos que la expansión de la actividad turística es incompatible con la instalación de las salmoneras, y frente a esta disyuntiva nos negaron la oportunidad de elegir. Nos parece mentira que en 2019, con la democracia consolidada en nuestros países, haya decisiones irreversibles que se siguen tomando en despachos oficiales alejados 3000 kilómetros de los lugares en las que estas impactan, desconociendo los proyectos colectivos que se vienen construyendo desde hace más de un siglo en ambas orillas del canal Beagle por emprendedores argentinos y chilenos

Nueve de cada diez turistas que visitan Ushuaia y/o Puerto Williams navegan el canal Beagle, atraídos por el valor escénico del paisaje, por la calidad ambiental, y por la mística de último destino, territorio virgen de profusa historia de navegantes y pueblos originarios valientes que se adaptaron a singulares condiciones ambientales. El canal Beagle nos hermana y nos compromete a cuidarlo. El Tratado de Paz y Amistad, de 1984; el Tratado de Maipú de Integración y Cooperación entre la República de Chile y la República de Argentina, de 2009; y los requisitos de la UNESCO que declara Reserva de la Biósfera a la Comuna de Cabo de Hornos (2005), fijan pautas ineludibles.

Del mismo modo, son sobrados los informes científicos, emanados de instituciones y profesionales de reconocida probidad, que describen de un modo contundente el impacto negativo de las salmoneras, al que le agregan las consecuencias de la contaminación por introducción de especies, como la segunda causa de pérdida de biodiversidad después de la destrucción del hábitat.

Los informes titulados Sobre la posible operación de acuicultura de salmónidos en Tierra del Fuego, Argentina, del Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia, concluye que las salmoneras implican estos riesgos para la calidad ambiental y de las actividades económicas que de esta dependen:

1. El escape de salmónidos, lo que implica la introducción de especies exóticas, desde las jaulas de cultivo al ambiente natural;
2. El abuso de antibióticos, antiparasitarios y otras sustancias químicas;
3. La introducción y propagación de enfermedades y de sus agentes causales;
4. La acumulación de residuos sólidos y líquidos en el fondo marino, derivada de los alimentos no consumidos, fecas y mortalidad de los salmónidos;
5. Los desechos industriales que las empresas han dejado en los fiordos, como jaulas abandonadas, plásticos, boyas, cabos, etc.;
6. La presión pesquera sobre especies silvestres usadas para harina y aceite de pescado que acaban como alimento de salmónidos;
7. Y las interacciones negativas directas e indirectas con mamíferos marinos y aves, algunas de estas especies con estados de conservación delicados.

También es concluyente el informe Antecedentes para la conservación y exclusión de la salmonicultura en la Reserva de la Biósfera de Cabo de Hornos, del Programa de Conservación Biocultural Subantártica de la Universidad de Magallanes, sobre los efectos negativos de la salmonicultura en nuestra región. Este trabajo propone además, que “las actividades productivas deben obtener legitimidad social, a través de la participación de las comunidades en procesos con altos estándares de transparencia y simetría, respetando los derechos económicos, sociales y culturales de los pescadores artesanales y de los pueblos indígenas presentes en el territorio…”.

Los abajo firmantes hacemos un llamado a la comunidad de Ushuaia y de la Comuna Cabo de Hornos, a las entidades intermedias de ambas ciudades, a las autoridades locales, regionales, provinciales y nacionales que nos representan, a que expresen sin titubeos en oposición a este atropello al desarrollo local.

Es un contrasentido pensar en generar empleo a expensas del ambiente. Las salmoneras son salmones para nosotros hoy, hambre para las generaciones futuras. Podemos impedirlo, es nuestro deber hacerlo.

Pueblos originarios y ONGs: David Alday, Presidente Comunidad Yagan de Puerto Williams; Víctor Vargas Filgueira, Comunidad Indígena Yagan Paiakoala de Tierra del Fuego; Rubén Darío Maldonado, Presidente Comunidad Selk´nam Rafaela Ishton; Comité Cultural Puerto Williams; Comunidad Huilliche Mapuche de Puerto Williams; José Enrique Cisterna, Mónica Cisterna, Nely Praxedes López, Amanda Alicia Beban, Amelia Norma Muriel, Angélica Caimapo, Comisión de Antiguos y Pioneros Pobladores de Ushuaia; Julio Lovece, presidente, Fundación Ushuaia XXI; Nancy Fernández, presidenta, Asociación Manekenk; Adolfo Imbert, presidente, Asociación Civil Conservación Península Mitre; Stella Domínguez, presidenta, Asociación Bahía Encerrada (ABE); Dra. Tamara Contador, coordinadora, Fundación Omora; Mariano Rodríguez, presidente, Proyectos Secretos del Beagle; Pablo Camba, presidente, Asociación de Profesionales de Turismo de Tierra del Fuego; Jaime Cárcamo Álvarez, presidente, Cámara de Turismo de Cabo de Hornos; Miguel Gallardo Sarado, presidente, Asociación Gremial de Empresarios Turísticos de Cabo de Hornos; Lic. Carlos Pedro Vairo, Director, Museo Marítimo de Ushuaia; Comité Cultural de Puerto Williams; Diana Méndez, presidenta, club náutico Eco Deportes; Estefanía González, coordinadora de Océanos, Grenpeace Andino (Argentina, Chile, Colombia); Nancy Fernández, presidente Asociación de Docentes de Ciencias Biológicas de la Argentina; Sabrina Zalazar, presidenta, Agrupación por la Soberanía Alimentaria y Salud Comunitaria Wallampu Kimün; Osvaldo García Napo, Embajador de Paz (Mil Milenios, con auspicio UNESCO); siguen firmas…
Comunidad científica: Alexandra Sapoznikow, coordinadora, Foro para la Conservación del Mar Patagónico; Programa de Conservación Biocultural Subantártica, Universidad de Magallanes; Martín Vázquez, antropólogo, UNTDF, CADIC/CONICET; Jimena Oria, antropóloga, CADIC/CONICET; Dr. Alejandro Valenzuela, biólogo, UNTDF, CADIC/CONICET; Dr. Christopher Anderson UNTDF, CADIC/CONICET; Dra. María Paula Sotelano UNTDF, CADIC/CONICET; Mariano Diez, biólogo, CADIC/CONICET; Dra. Andrea Raya Rey, bióloga, CADIC/CONICET; María Bagur, bióloga, CADIC/CONICET; Martina Sasso, directora Programa Marino CLT; Luciana Ricciardelli, investigadora CADIC/CONICET; Natalia Dellabianca, bióloga; Federico Tapella, biólogo, CADIC/CONICET; Carolina Romero, bióloga, CADIC/CONICET; Claudio Roig, geólogo; María Natalia Viola, bióloga, CADIC/CONICET, Museo del Fin del Mundo; María Laura Presta, bióloga, IBBEA, UBA, CONICET; Analía San Martín, bióloga, CADIC/CONICET; Sabrina Harris, bióloga, CADIC/CONICET; Ricardo Sáenz Samaniego, CADIC/CONICET; Gabriela Scioscia, CADIC/CONICET; Samanta Dodino, CADIC/CONICET; Amira Salom, bióloga, CADIC/CONICET; Nicolás Fioramonti, biólogo, CADIC/CONICET; Natalia Asplanato, bióloga, CADIC/CONICET; Ulises Balza, biólogo, CADIC/CONICET; Yamila Becker, bióloga, CADIC/CONICET; Nicolás Lois, biólogo, EGE, FCEyN, UBA, CONICET; siguen firmas…
Autoridades municipales: Carolina Goic, Senadora nacional, República de Chile; Guido Girardi, senador nacional (Presidente de la Comisión de Ambiente), República de Chile; Patricio Fernández Alarcón, alcalde Comuna Cabo de Hornos; Gustavo Melella, intendente Río Grande, FORJA; Silvio Bocchicchio, concejal Ushuaia, ECoS; Juan Manuel Romano, concejal Ushuaia; Tomás Bertotto, concejal Ushuaia, CC-Ari; Ricardo Garramuño, concejal Ushuaia, MPF; Gastón Ayala, concejal Ushuaia, MPF; Juan Carlos Pino, concejal Ushuaia, FPV; Hugo Romero, concejal Ushuaia, FPV; Miriam Mora, concejala Río Grande, FPV; Verónica González, concejala Río Grande, FORJA; Paola Speake Ojeda, concejala Comuna Cabo de Hornos; Juan Velásquez Muñoz, concejal Comuna Cabo de Hornos; Carolina Güenel, concejala Comuna Cabo de Hornos; Daniel Valdebenito Contreras, concejal Comuna Cabo de Hornos.
Partidos políticos: Silvio Bocchicchio, presidente, Partido Espacio de Concertación Social (ECoS), en Concertación Fueguina; Liliana Fadul, presidenta, Partido Federal Fueguino (PFF) en Concertación Fueguina; Hugo Peralta, presidente, Partido Somos TDF, en Concertación Fueguina; Daniel Moreno, presidente, Partido Unidad Popular (UP); Luis Alberto Cárdenas, presidente, Partido Arraigo y Renovación (PAR); Fernando Temari, presidente, Partido Gen; Juan Francisco Flores, apoderado, Partido Popular (PP); Moisés Solorza, vicepresidente, Partido Solidario TDF; siguen firmas…
Entidades sindicales: Centro de Jubilados de ATE de Río Grande y de Ushuaia; Pol Baiz, secretario General, CTA Autónoma; siguen firmas…

Las tronaduras en Isla Riesco vistas por dos ciudadanos – Oscar Gibbons Munizaga

La primera tronadura se suspendió, porque la compañía no respeta a sus trabajadores. Eso logró doblar sus supuestamente invencibles rodillas…

La segunda vez que lograron hacer esa “primera tronadura”, era solamente un remedo de la verdad, ni siquiera un tercio del explosivo ANFO que se utilizaría cada vez en las miles de otras veces en realidad. Incluso sabiendo eso, amistosamente fueron las autoridades a supervisarlo.según exigía la autorización del SEA.
Opino pequeñ,o que siendo advertido por la minera que era mucho menor a las reales, ¿que podían medir u observar?

Con mi amigo Paulino Cocker, a quien has entrevistado en la brújula pero lo has considerado demasiado parco, es un ser humano con un gigante corazón, fuimos a ver la segunda tronadura, para ver como eran las de verdad. Ninguna autoridad fue ni pusieron los sensores necesarios para medirla bien en los lugares donde habitan los seres humanos más cercanos. Estaba programada para las 17:00 horas así que partimos de PUQ al mediodía, como ordenaba la autorizacion del SEA.
Llegamos a Anita Beatríz a las 16:15 y subimos por los cerros hasta un lugar donde se podía ver la mega mina, al llegar muchos minutos antes de la anunciada hora, comimos calafates y luego, minutos antes de la
hora anunciad por ellos en su página web, nos pusimos a grabar, pero nada pasaba,varias veces nuestros brazos se cansaron de hacer que las cámaras pudieran enfocar, parábamos un rato y por instinto varias veces volvimos a empezar, pero lo único que se veía era polvo esparcido por sus enormes camiones, sacando mucho material entre nubes de polvo grises , esparciendo ingentes nubes de polvo, supuestamente invisibles e inocuas según su Declaración de Impacto Ambiental que fue rechazada y luego aprobada por el Comité de Ministros de este gobierno, que sin duda alguna seguían, como nos fue fácil ver, contaminando ese lugar. Para que al igual que nosotros, nadie la magnitud de ese daño viera, ese mismo día y sin aviso a la comunidad ni al Sernageomin, cambiaron el horario de esa explosión, no la hicieron a las 17:00 horas como antes estaba publicado, sino a las 14:00, para esconder su verdadera magnitud tanto en el ruido, vibración o expulsión de micro partículas. Salvo nosotros dos pequeños ciudadanos, ninguna autoridad fue a ver o fiscalizar, al igual como ha sucedido con todas las otras explosiones hasta hoy todos los días. Nunca cumplen el horario publicado, como es según la autorización que el Estado les impuso, una obligación, incumplen sin sanción alguna, su deber mínimo de informar la hora en que perpetrarán cada una de esas aberraciones.

Nihil novum sub sole
desde que los vengo mirando
jamás he logrado conocerlos
miro una y otra vez lo mismo
trampas y mentiras
confían tanto en su capacidad de manejar el poder
que no sienten interés en hacer las cosas bien
su capacidad de lucro es lo único necesario
como cualquier pirata o corsario
no les es importante hacer algo bien
ni si sus acciones queman al planeta
porque ya no tienen sus pies en El.

Oscar Gibbons Munizaga.

 

Frente Ecológico Austral valora fallo del 3er Tribunal Ambiental sobre uso de tronaduras en Isla Riesco

El Tribunal Ambiental de Valdivia, con jurisdicción desde Ñuble a Magallanes, determinó decretar una nueva medida cautelar en la reclamación interpuesta por particulares contra la aprobación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto Tronaduras, de Mina Invierno S.A., en Isla Riesco, Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

Mientras la empresa minera sigue con las tronaduras en Isla Riesco, el Tribunal Ambiental de Valdivia sigue sin resolver la reclamación de ambientalistas que buscan terminar con esa práctica para remover material.

Sin embargo los jueces adoptaron una decisión que sí afecta el desarrollo de las tronaduras.

La resolución restringe la profundidad de las tronaduras para resguardar los fósiles paleobotánicos que puedan existir en el yacimiento de Isla Riesco. Ahora las explosiones no pueden afectar más de 100 metros de profundidad.

La decisión, aún sin entrar al fondo de la reclamación, acoge en parte los argumentos de los opositores a las tronaduras que afirman que esta técnica daña el patrimonio arqueológico en el lugar y los informes de la minera no han aclarado del todo a los jueces que ello no suceda.

 

Gobierno de Piñera autoriza el uso de tronaduras en explotación carbonífera de Mina Invierno en Isla Riesco, región de Magallanes

De acuerdo a resolución circulada esta tarde de lunes 24 de septiembre, el Servicio de Evaluación Ambiental de la región de Magallanes,  autorizó el uso de las tronaduras en la explotación carbonífera de Mina Invierno en Isla Riesco.

Con esta resolución adoptada por el gobierno de Sebastian Piñera, se acogió el recurso de reclamación interpuesto por la empresa Mina Invierno, declarando ambientalmente favorable el proyecto de “incorporación de tronadura como método complementario en la extracción mecánica de material estéril en Mina Invierno”.

mina_invierno_dc_23

Esta resolución modifica de la resolución exenta de fecha 10 de enero de 2018, de la Comisión de Evaluación Ambiental de Magallanes, bajo el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y del Intendente Jorge Flies que, en primera instancia, había rechazado la aplicación de explosivos para dichas faenas.

En contra de esta resolución del actual Gobierno, se podrán presentar reclamaciones dentro del plazo de 30 días, ante el Tercer Tribunal Ambiental con sede en Valdivia.

Tronaduras en explotación de carbón de Isla Riesco.

El objetivo del Proyecto en cuestión es introducir un método complementario para efectos de la remoción mecánica del material estéril en Mina Invierno, consistente en incorporar la ejecución de tronaduras mediante el uso de explosivos tipo ANFO o similar (mezclado únicamente dentro de cada perforación); considerando aplicar, en promedio, aproximadamente 3 a 4 tronaduras semanales, con un volumen aproximado no superior a 150.000 m3 de material a remover en cada tronadura.

Las acciones asociadas al desarrollo de tronaduras, como método complementario de remoción de estéril, perfeccionarán la estrategia de extracción mecánica mediante palas hidráulicas utilizada actualmente, lográndose una mayor eficiencia en las faenas mineras, dado que este método permitirá fracturar el material (principalmente areniscas grises y parte del glaciofluvial) con mayor facilidad, en tanto la dureza y densidad que se evidencia en algunos estratos dificulta el rendimiento de extracción mediante el uso de palas hidráulicas.

De acuerdo a las condiciones geológicas, se someterán a tronadura principalmente el 100% de la totalidad de Areniscas Grises y el 60% del Glacio Fluvial del Yacimiento, lo que significa tronar durante restante la vida útil del yacimiento un equivalente del orden de un 40% del total del estéril remanente por extraer.

Vecinos de Río Verde reclaman de la autoridad No a las Tronaduras en Isla Riesco

Señora María Teresa Castañón

Intendenta

Región de Magallanes y la Antártica Chilena

Presente

Estimada Señora Castañón,

Junto con saludarla, a través de la presente los vecinos de Río Verde manifestamos nuestra postura sobre el proyecto Mina Invierno que pretende incorporar tronaduras en su proceso de remoción de material estéril durante tres a cuatro veces semanales por toda la vida útil del proyecto. Al respecto solicitamos que se mantenga la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental Regional, que rechazó su Declaración de Impacto Ambiental y solicitó un Estudio.

rioverdeislariesco

Como vecinos de Río Verde consideramos que la empresa minera debe realizar un Estudio de Impacto Ambiental para evaluar en profundidad los riesgos e impactos socio-ambientales que esta práctica implicaría.

Atentamente,

Adelina Fernández del Valle, Estancia Tita

Carmen Javiera Ponticas Fernández, Estancia Tita

Marcelo Torche Suárez, Estancia Tita

Roderick Maclean Boyd,  Estancia Las Charas

Helen Maclean Muñoz, Estancia Las Charas

Anne Sigrid Frida Maclean Boyd, Estancia El Trébol

Gillian Maclean Boyd, Estancia El Trébol, Estancia Caledonia

Jorge Amarales Osorio, Estancia Palomares

Juan Francisco Gaona Faundez, Estancia Lila

Verónica Brummer Twele, Estancia Lila

Lucy Eliana Faundez Vallina, Estancia Lila

Ljubica Drpic Ivelich,  Estancia El Salto

María Teresa Ivanovich Saavedra, Estancia Florita y Estancia Lote del Pilar

Rodolfo Fermín Tomas Concha Roca, Estancia Olga Teresa

Yvonne Bogumila Paeile Jordan,  Estancia Olga Teresa

Josefina Eugenia Santelices Muñoz,  Estancia Río Verde

Lorena Castex Santelices, Estancia Violeta

Pía Santelices Letelier,  Estancia Violeta

Peter Henry Maclean Muñoz,  Estancia Adela

Catalina Andrea Karelovic Aguayo, Estancia Adela

Josefina María Muñoz Artagaveytia, Estancia Caledonia

Anna Sofía de la Maza, Estancia Caledonia

Héctor Barría Henríquez, Estancia Lote 17 y Lote 18

Juan José Jutronich Navarro, Estancia Lote 6B3

Gregor Stipicic Escauriaza 10.659.100-8, Estancia Anita Beatriz

Gabriela Simonetti Grez 16.431.287-9, Estancia Anita Beatriz

Ana Pilar Stipicic Escauriaza,  Estancia Anita Beatriz

María Javiera Stipicic Escauriaza, Estancia Anita Beatriz

Ema Escauriaza, Estancia Anita Beatriz

Olvido González Yansen, Estancia María Olvido

Jean Piger,  Estancia María Olvido

Camille Piger González, Estancia María Olvido

Pablo Vezzani González,  Estancia María Olvido

Paola Vezzani González,  Estancia María Olvido

Agustín Vezzani González, Estancia María Olvido

Carolina Retamal Solo de Zaldivar, vecina Comuna de Río Verde

Desmochando Chile – Jorge Heine – The Clinic

Jorge Heine.

El 80 por ciento de los árboles urbanos está en las calles, y a su protección se les presta poca atención. Hace algunos años, se estimó el total de árboles en la RM en 6.3 millones, siendo que se necesitarían al menos tres o cuatro veces esa cantidad.

Un fantasma, si bien muy de carne y hueso, recorre Chile. A lo largo y lo ancho de nuestra larga y angosta franja, desde Arica a Punta Arenas, motosierra en mano, vastos destacamentos de las empresas eléctricas desmochan el arbolado de nuestras ciudades. Con pretexto de evitar que las ramas interfieran con el cableado eléctrico, cientos, sino miles, de árboles, son amputados y mutilados, a veces dejando el mero “tuco” del tronco, en no pocas ocasiones matando el árbol.

jorge heine

Lo llaman “podar”, pero de poda no tiene nada. Es una guerra contra el árbol urbano, cuyas copas son una molestia para el anticuado y anacrónico cablerío eléctrico elevado. Es de larga data, pero evidencia anecdótica pareciera indicar que este arboricidio se ha intensificado. La idea pareciera ser cortar lo más posible de cada árbol, en parte en reacción a lo ocurrido en 2017 con los cortes de luz provocados por los temporales. Incluso me han llegado fotos de calles sin cables eléctricos con árboles desmochados.

Los árboles urbanos dan sombra, invitan a caminar por la calle, absorben emisiones de carbono, bajan la temperatura en nuestros calurosos veranos, atraen aves que anidan en ellos, retienen agua, evitan la erosión y contribuyen al paisaje de nuestras ciudades. Cada vez más, el manejo del arbolado urbano ha pasado de consideraciones paisajísticas a otras de tipo ambiental, económicas e incluso de salud. Y aún en pleno centro de una urbe, en cuadras repletas de torres, los árboles le confieren escala humana a la calle o paseo peatonal, enmarcándolas y haciéndolas más amables y amigables.

En otras palabras, los árboles son unas verdaderas hadas madrinas citadinas, en un país en que un 80% de la población es urbana. Ello hace inexplicable que tantos municipios miren este urbanicidio con una complacencia rayana en la negligencia. Dado que el calentamiento global arrecia, y el plantar y cuidar árboles urbanos es considerado un excelente mecanismo paliativo, ello es paradójico.

Hay algo más atractivo que una calle con grandes árboles, cuyas copas se juntan en la altura? Y hay algo más feo que un paisaje urbano, como el de nuestro querido Valparaíso, tapado por decenas de gruesos cables, muchos de ellos ya en desuso?

En el caso de la Región Metropolitana, la discusión se ha centrado en la inequidad en materia de áreas verdes, subrayándose el contraste entre la cantidad de metros cuadrados en materia de parques y plazas por habitante en municipios como Vitacura y Las Condes, por una parte, y Pudahuel y La Pintana, por otra, con diferencias de 10 a 1.

Sin embargo, el 80 por ciento de los árboles urbanos está en las calles, y a su protección se les presta poca atención. Hace algunos años, se estimó el total de árboles en la RM en 6.3 millones, siendo que se necesitarían al menos tres o cuatro veces esa cantidad.

Somos miembros de la OECD, el club de países desarrollados, y nos ufanamos de nuestros avances, pero en esto somos tercermundistas. Ha llegado la hora de legislar para que las empresas eléctricas soterren el cableado eléctrico. Es una inversión no menor, pero factible dadas sus jugosas utilidades. Lo mismo vale para una vasta campaña nacional para plantar especies nativas, con énfasis en copas frondosas que absorban la mayor cantidad de monóxido de carbono. Muchas de las especies plantadas, al ser exóticas, no cumplen a cabalidad esta función en las temporadas que más se necesita.

Una ONG le ha señalado al Ministro de Agricultura, Antonio Walker, la urgencia de una Ley de Arbolado Urbano que los proteja, un proyecto de larga data, al que nuestros legisladores han prestado escasa atención. Ello también debería ser una prioridad del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, así como del Ministerio del Medio Ambiente. El Ministro se habría comprometido a estudiar y a presentar un proyecto de ley al respecto. Nuestras ciudades, asfixiadas por la contaminación, atiborradas de automóviles, y tapadas de cemento, se lo merecen. No puede ser que nuestro arbolado urbano esté a merced de la ley de la selva.

Jorge Heine es abogado y ex-ministro de Estado.

__________________

Fuente. The Clinic.