Archivo de la categoría: ACTUALIDAD

Párrafos del discurso de Luis Ignacio Lula da Silva hoy sábado 7 de abril en Sao Paulo

“Yo no los perdono por haber pasado a la sociedad la idea de que soy un ladrón”

“Yo no estoy por encima de la justicia, si no, no habría fundado un partido político, habría propuesto una revolución”

luladobrasil

“El fiscal dice que no tiene pruebas, pero tiene convicciones. Que guarde sus convicciones para sus cómplices”

“Lo que no se dan cuenta es que cuanto más me atacan, más crece mi relación con el pueblo brasileño”

“No les tengo miedo. Desafío a Moro y a los jueces del TRF4 a un debate en una universidad. Que muestren las pruebas y digan qué crimen cometí”

“Cometí el crimen de poner pobres en la universidad, negros en la universidad, pobres comiendo carne, viajando en avión. Por ese crimen me acusan”

“Ninguna prisión encarcela el corazón, la mente y los ideales”.

“El sueño de consumo de ellos es la foto de Lula preso”

“El sueño de ellos es la foto de Lula preso”

“Ellos van a tener un orgasmo múltiple con mi foto siendo detenido”

“Yo voy a acatar la orden para transferir la responsabilidad. Ellos no saben que el problema de este país no es Lula. No alcanza impedir que yo camine el país, porque hay muchos para caminar”

“Yo voy a cumplir la orden de prisión. Y todos ustedes van a ser Lula y van a caminar por este país. Ellos tienen que saber que la muerte de un combatiente no para la revolución”
“No van a decir que yo estoy prófugo o escondido. No les tengo miedo. Hagan lo que quieran. Yo voy a probar mi inocencia”

“Cuando yo pare de soñar, soñaré en la cabeza de ustedes. No basta con que ellos me detengan. Yo soy una idea. La muerte de un combatiente no para la revolución”.

Anuncios

Carlos Mesa Vocero de Bolivia en litigio ante La Haya: “Habrá un giro de 180 grados en la relación de Bolivia y Chile a partir del fallo” – Mónica Machicao – T13

El vocero de la demanda marítima del país vecino ante La Haya plantea que fuera quien fuera el canciller chileno, Heraldo Muñoz, Alfredo Moreno o Roberto Ampuero, la esencia de lo que busca Chile, que es buscar un fallo adverso a La Paz, no se modificará.

 

Por Mónica Machicao

A un mes y medio del inicio de los alegatos orales, la última fase del juicio de Bolivia contra Chile ante La Haya, el vocero de la demanda marítima paceña, Carlos Mesa, aborda los hitos del litigio que podría finalizar durante este año.

De cara al cambio de gobierno en Chile, el ex presidente cree que fuera quien fuera el canciller de turno, Heraldo Muñoz, Alfredo Moreno o Roberto Ampuero, la esencia d ela defensa chilena, de lograr que la Corte falle en contra de Bolivia, no se modificará.

-El equipo de juristas bolivianos se ha mantenido inalterado desde el momento que se inició el juicio en La Haya. Sin embargo el equipo chileno ha sufrido varios cambios. ¿A qué los atribuye?

-Creo que, casi sin dudarlo, al resultado del fallo de la demanda preliminar de incompetencia de Chile. Creo que el equipo jurídico y comunicacional de Chile tuvo que asistir a un fallo que fue claramente, inequívocamente favorable a Bolivia. El intento de Chile fracasó de manera muy clara y dio lugar a que, como era previsible para nosotros, a analizar el tema de fondo.

En ese contexto es comprensible que Chile haya hecho modificaciones significativas en su equipo para intentar dar un giro. Mientras que en el caso de Bolivia el éxito tanto jurídico como comunicacional de lo que fue nuestra respuesta a la demanda preliminar de incompetencia nos permite la certeza de que él y trabajo se hizo bien y que había que reforzar el equipo. Y el refuerzo es garantizar su trabajo y su continuidad en adelante.

-Esta nueva etapa del juicio va a tener un cambio y un protagonista de peso, el futuro canciller Roberto Ampuero. ¿Qué opinión tiene acerca de él?

-Yo no opino sobre personas, sino sobre política exterior. No me parece relevante, y en este caso no quiero decir nada a favor o en contra, no es que tenga poca consideración por lo que vaya a ser la figura de nuevo ministro de Relaciones Exteriores. Lo que quiero decir en el caso de Chile lo que hago yo es una lectura de lo que fue la política exterior de Chile a partir del momento en que el presidente (Evo) Morales abrió un juicio internacional ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Y si analizas lo que ha sido la actitud de primer gobierno de (Michelle) Bachelet, el primer gobierno de (Sebastián) Piñera y el segundo gobierno Bachelet, no hay ninguna diferencia. Que el nombre del canciller sea Moreno, que el nombre del Canciller sea Muñoz o que el nombre del canciller sea Ampuero no creo que modifique la esencia de lo que Chile intenta lograr, que es que la Corte Internacional de Justicia falle en contra de Bolivia. Y lo que tenga que hacer Chile, una vez que se conozca el fallo, no será relevante en tanto el nombre del canciller, sino en tanto la política exterior global.

-¿Usted conoce personalmente a Roberto Ampuero?  

-No, no lo conozco, personalmente quiero decir.

-¿Qué implica para Bolivia haber llegado a esta etapa del juicio? ¿Cuál es el ánimo que hay en la población boliviana?

– Un éxito extraordinario. Un éxito histórico sin precedentes. Primero porque se planteó por primera vez en nuestra historia llevar a Chile a un tribunal internacional. Y cuando digo por primera vez en nuestra historia tiene que ver con una cosa distinta de  la que ocurrió en la Sociedad (Liga) de Naciones en la que se planteaba la nulidad del Tratado de 1904. Por primera vez en nuestra historia, reconociendo la vigencia del Tratado de 1904, llevamos a Chile a una Corte. Chile pretende que es el Tratado el que impide que Bolivia le lleve a una Corte Internacional y la Corte falla en contra de esa posición chilena. Ese es un primer éxito. Y estamos seguros, que esta es la lógica de Bolivia, la consistencia de nuestros argumentos determinarán algo que para nosotros es evidente: Chile llevó adelante por más de 70 años, una acción que puede entenderse como actum bilateralde, un estado con un doble compromiso. Quiero negociar contigo. Me comprometo a negociar contigo. Y el compromiso de negociar contigo lo hago con un objetivo, para otorgarte a ti un acceso soberano al océano Pacífico. Esos dos elementos nos hacen pensar que tendremos un fallo favorable de la Corte Internacional de Justicia, probablemente este año el 2018.  Y en ese sentido habrá un giro de 180 grados a lo que será la relación de Bolivia y Chile a partir de ese momento.

La causa marítima es una causa nacional. La combinación de causa nacional y política de Estado es una combinación que permitió a Bolivia encarar desde que el año 2011 cuando el presidente (Evo) Morales adelantó que se daría este juicio internacional, una lógica en que Bolivia miró que las posibilidades que se nos abrían de tener un éxito que giró lo que se había convertido en una especie de dar vueltas alrededor de una noria, era una posibilidad muy importante.

Mi impresión es que la sociedad boliviana tiene plena conciencia de ello y en ese contexto espera un éxito histórico de Bolivia.

-¿En este momento de los últimos alegatos cual es el papel que usted juega dentro de esta etapa?

-Como portavoz de la causa marítima, y en este caso específicamente el tema de fondo, nuestro papel, el mío en particular, tiene que ver con la difusión a nivel internacional, pero más en lo que se refiere a visitas internacionales como las que hice en la primera fase, conversaciones como esta, opiniones o artículos que refuercen el punto de vista de Bolivia y que mantengan las líneas maestras en las que Bolivia está anclada. Esta posibilidad de charlar contigo, como la he tenido con otros medios chilenos, y en algún caso tendré unas intervenciones internacionales, pero de otra naturaleza. En el sentido de que mi capacidad de comunicación tiene que ver en el ámbito de medios internacionales  de comunicación de los que está haciendo Bolivia en esta etapa.

-El gobierno de Bolivia ha vuelto a llamar a los ex cancilleres y tiene planeado llamar a los ex presidentes, por lo menos así lo han anunciado, para darles a conocer cuáles son los detalles de la estrategia que se lleva en esta última etapa en el juicio de La Haya. Sin embargo se han prescindido de algunas figuras importantes. Usted no estuvo presente en la reunión que se hizo en La Haya donde estaba reunido el equipo jurídico. ¿Cuál es el papel que está jugando ahora dentro de toda esta estrategia?

-Implica que se le ha dado una mayor valoración al trabajo jurídico. Se ha preferido establecer una lógica de análisis jurídico, lo que no quiere decir que yo no esté al tanto y en conocimiento del desarrollo de ese proceso. Lo que pasa es que en este momento, si analizas el equipo que se ha reunido allí tiene que ver con la presencia de los agentes, tiene que ver con la cabeza jurídica, el ministro de justicia, el ministro de Relaciones Exteriores y, por supuesto, los abogados internacionales que están llevando adelante la causa.

Liberen a Ahed Tamimi – Campaña de Amnistía Chile

No hay nada que justifique la continuación de la detención de Ahed Tamimi. Ella es una de los aproximadamente 350 niños y niñas recluidos en cárceles y centros de detención israelíes.

El 15 de diciembre, dos soldados israelíes entraron al patio de su casa. Ese día Mohammed Tamimi, el primo de Ahed, de 14 años de edad, había recibido un disparo en la cabeza a corta distancia por un soldado israelí, hiriéndole de gravedad.

ahedtamimi

Un vídeo, que se ha vuelto viral, muestra a Ahed Tamimi desarmada abofeteando, empujando y dando patadas a dos soldados israelíes armados y con equipo de protección. Estaba claro que ella no representaba una amenaza real para ellos, ya que lograron impedir sus avances con facilidad. Pero ahora la adolescente podría enfrentarse a diez años de prisión.

El 19 de diciembre, soldados israelíes allanaron la casa de Ahed durante la noche. Ella fue arrestada y ahora enfrenta cargos de asalto agravado, obstrucción del trabajo de los soldados e incitación en las redes sociales.

Durante la detención, Ahed soportó agresivos interrogatorios, a veces durante la noche y amenazas contra su familia. Su juicio ante un tribunal de menores militar israelí es inminente. Debemos movilizarnos de manera rápida y efectiva.

Súmate a la presión internacional para que Ahed Tamimi sea liberada de inmediato.

Amnistía Chile.

https://amnistia.cl/acciononline/liberen-ahed-tamimi/

Aquellos del antifaz de seda – Ramón Arriagada

Aunque se ha querido minimizar el gesto de los fiscales Calos Gajardo y Pablo Norambuena, cuando en un acto que los eleva en la estimación de los chilenos anti corruptos, renuncian al cargo de fiscales por considerar no conveniente el proceso de alivianar las penas de quienes han investigado. El ciudadano común, poco partidario de inmiscuirse en profundidades judiciales, guardaba respecto de ellos una alta calificación- reflejada en las encuestas de intención y opinión – percepción de un alto contenido afectivo.

¡Ya ni en los ladrones se puede confiar! , dicho popular en desuso, tenía que ver con los ladrones, a los cuales se referían nuestros padres. Los de ese gremio informal, tenían sus códigos; por ningún motivo robar en el barrio donde vivían, ni a los ancianos, mucho menos a embarazadas y niños. El delito más común del vecindario era perpetrado por los “ladrones de cordel”, es decir los limpiadores de la ropa dejada para secar en los patios. Hoy con la modernidad de las secadoras, y el poco interés por la ropa de origen chino de las aún existentes cordeladas, ese ladrón subsistente, que salía a robar cuando tenía necesidad, ya no existe. Desapareció con otro personaje del folclore delictual, el ladrón de gallinas.

ramon-arriagada-600x250

En la delincuencia ha aparecido un componente violento de alta peligrosidad. Ahora, en los hechos delictivos hay autores adolescentes, cuya relación con la droga los ha convertido en bestiales actores. Si lo superlativo ha aflorado en la delincuencia de la marginalidad social, lo mismo ha sucedido en aquellos que practican delitos económicos. Es que el mercado, instancia donde se mide la supremacía de los gestores económicos, legitima moralmente muchas conductas reñidas con la ética mínima. Un cómico ha dicho por estos días, “ En Chile es el único país del mundo, donde el papel higiénico no te limpia si no te… ensucia”, cruda evidencia, no ficticia, si no real, que todos hemos experimentado a raíz del mercado duopólico en el rubro criticado.

Atención. Ha aparecido un dato no menor por estos días. Una estadística respecto de la población penal en Chile, indica que las causales de llegadas a nuestras cárceles sobrepobladas, han tenido su origen en delitos como robos (51%), drogas (22%) y delitos sexuales (6.4 %). En tanto la cantidad de presos en los recintos carcelarios por delitos económicos llega tan sólo al 0,7 %. La OCDE, en uno de sus habituales estudios de opinión, respecto a la “Confianza en la Justicia” en cada uno de sus países miembros, especifica que el promedio llega al 55 % que sí, en tanto en Chile sólo un 15% dijo confiar. No hay que ser demasiado entendido en opinión pública, para comprender, que el ciudadano común reacciona ante el sello de impunidad de delitos cometidos por personajes que tienen parte del poder político y económico, aquellos de cuello y corbata, delincuentes con antifaz de seda.

Junto con los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, somos muchos los chilenos que no entendemos todo el entretejido o maraña alrededor de Soquimich. Esta empresa, tras reconocer diferencias contables, que dificultaron en poca monta el mercado accionario de Estados Unidos, tuvo que pagar 30 millones de dólares; en Chile por sobornar a políticos y deteriorar lastimosamente nuestra débil democracia, estará obligada a pagar tan sólo 4 millones de dólares. Además de consuelo se llevará el premio de ser socia del Estado chileno en la estratégica explotación a futuro del litio.

Todos los chilenos, estamos dispuestos a cumplir con lo que la Ley dice es obligatorio. Somos honrados hasta mientras no nos pillen. No es compatible con dichos criterios, la resistencia a la orden del Fiscal de Alta Complicidad de La Araucanía por parte de Carabineros. Como tampoco la negativa del Senado a entregar el informe sobre asesorías. Y que decir de las suspensiones del juicio por cohecho de Soquimich.

No es bueno, los hombres olviden, que para andar por el mundo se necesita más crédito que dinero.

El juego de las coaliciones: ejercicios de geometría variable

Las coaliciones políticas le dan sentido y proyección a los sistemas políticos, porque articulan a las fuerzas en presencia y hacen posible que se ordene el juego de relaciones entre los distintos actores.

En el escenario político chileno, desde las últimas elecciones municipales y en especial desde las parlamentarias y presidenciales recientes, se ha iniciado en general un ciclo político caracterizado por la dispersión y el reordenamiento de los actores políticos y de las coaliciones.

El nuevo sistema electoral proporcional producirá necesariamente un efecto dispersión en el cuadro político, porque con el nuevo sistema de financiamiento de las campañas y la crisis de las coaliciones principales, se acentúan los incentivos para que se formen nuevos partidos y movimientos, se articulen nuevas coaliciones y se configuren acuerdos en el Congreso.

El sistema deja de funcionar marcado por la lógica binominal e ingresamos en un período de multipartidismo y de mayor diversidad de los actores políticos. Cabe observar aquí que en el reciente proceso de afiliación de militantes, participaron 33 partidos y movimientos políticos.

A su vez, la Nueva Mayoría, el conglomerado que se formó en 2014 para respaldar al gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet siempre se definió como un acuerdo programático con plazo limitado y fecha de término.

La derrota de 2017 de la Nueva Mayoría abre un momento de reflexión y de definiciones en cuanto a la política de alianza de cada partido del conglomerado.

chess-2928700_960_720

La irrupción del Frente Amplio -como una coalición con un sello de izquierda alternativa- agrega un componente adicional de incertidumbre y de novedad al proceso político, ya que introduce un cambio en el ordenamiento de todos los actores en juego y refleja un desplazamiento de algunas fuerzas y electorados.

En el campo de la derecha, la desaparición del PRI, la permanencia de la UDI y RN y la emergencia de Amplitud (producto de una división desde Renovación Nacional) y Evópolis como actores que declaran ser liberales, no asegura cohesión dentro de Chile Vamos sino mayores incentivos para diferenciarse, a fin de intentar ocupar el espacio político del centro, que se encuentra hoy en disputa.

¿Se mueve el escenario político hacia un esquema polarizado entre las izquierdas y las derechas?

En el Chile del segundo decenio del siglo XXI la polarización “derecha-izquierda” existe, pero no tiene impacto real gravitante en el juego político donde predominan la diversidad y la alternancia, todo dentro de un contexto de descrédito y pérdida de legitimidad de las instituciones y los partidos políticos.

Un dato importante para comprender el actual estado “líquido” del escenario político en Chile, es la crisis del campo denominado como centro político.  Se disputan actualmente el centro político (supuestamente el territorio político y electoral de las clases medias emergentes y aspiracionales) tanto la Democracia Cristiana, como Evópolis y Amplitud, pero también grupos como Ciudadanos y Red Liberal.   Pero estas fuerzas no han sabido converger en una coalición política o electoral.

Será en la Cámara de Diputados donde las tres coaliciones actuales deberán reforzar su “motricidad fina” para lograr prevalecer: Chile Vamos  tiene 72 diputados (46%), la Nueva Mayoría cuenta con 43 diputados (27%) y el Frente Amplio dispone de 20 diputados con el 13%.

¿Cuál va a ser el nuevo esquema de coaliciones y pactos políticos?

En el caso de la centro-izquierda, el hecho de ser oposición va a agregar mayores dosis de posibilidades de dispersión, ya que el incentivo para mantenerse unidos disminuirá naturalmente, pero al mismo tiempo, la existencia de fechas próximas de elecciones (de Gobernadores Regionales y municipales) el 2020 y la parlamentaria y presidencial del 2014, podría servir de motivación para mantener un esquema de unidad con vistas a los comicios más próximos.

Es mayor el incentivo cuando se constituyen coaliciones para gobernar, que formar coaliciones de oposición.

Las coaliciones políticas dentro de un sistema democrático y representativo, son asociaciones libres y voluntarias de distintos partidos políticos con un propósito político y programático, por un plazo y horizonte determinado, donde cada uno de los actores en presencia aporta e integra sus propias agendas, intereses y programas tras un propósito común y compartido.

Entramos entonces en una nebulosa dentro del sistema político chileno.  Un tiempo de dispersión y de tensiones y conflictos entre los partidos y coaliciones.

¿Cuáles podrían ser las posibles coaliciones que se formen en el período venidero?

UN ESCENARIO DE TRES COALICIONES.

Un escenario plausible sería el de intentar revivir la Nueva Mayoría con las mismas fuerzas que la componen, con el propósito político de posicionarse ante el Frente Amplio y la coalición de derecha Chile Vamos.

Las ventajas de esta opción serán dadas por la experiencia común de gestión, y las desventajas serán también precisamente las desaveniencias y conflictos (reales y provocados) ocurridos durante la administración Bachelet.

En este juego de tres coaliciones, la Nueva Mayoría versión 2, sería el factor de equilibrio y de bisagra entre el Frente Amplio y Chile Vamos.

UN ESCENARIO DE CUATRO COALICIONES.

Otro escenario posible es la articulación de cuatro coaliciones en interacción mutua, es decir:

1.- Un pacto político de centro izquierda entre el Partido Socialista, el Partido Radical, el Partido Comunista, el Partido por la Democracia, la Izquierda Ciudadana y el PAIS Progresista de Marco Enriquez Ominami y Alejandro Navarro.

2.- Una coalición política de centro formada por la Democracia Cristiana y otras fuerzas políticas liberales y de centro.

3.- El Frente Amplio, en su forma actual y con los reacomodos que se producirán en su interior.

4.- Chile Vamos como coalición de derecha.

Sabemos que el Frente Amplio es una fuerza en crecimiento electoral, pero al mismo tiempo, producto del momento político que experimenta, pasará por procesos de decantación interna como efecto del diferente tamaño y peso político de sus distintos partidos y movimientos componentes.

Las ventajas de esta geometría variable de las coaliciones residen en que cada sector o partido político se puede sentir realmente cómodo con sus aliados más naturales y próximos, dejando al libre juego de articulación entre los cuatro conglomerados, por ejemplo en el Congreso Nacional, para que se vayan configurando acuerdos parciales y puntuales según los temas de la agenda política y legislativa.

La principal desventaja de este esquema es que disminuyen las posibilidades de gobernabilidad en el Congreso Nacional y dificulta el avance de la agenda legislativa del gobierno de turno.

Agenda política – Martes 19 de diciembre

Preparándose para la oposición.

Alejandro Guillier aseguró estar dispuesto a ponerse “en la primera línea” de la oposición al Gobierno que encabezará Piñera desde el 11 de marzo.

comentarioscoyuntuyrapolitica

  • Alejandro Guillier, ex candidato presidencial
  • “No sé si la palabra sea ‘líder’ de la oposición, pero tengo conciencia que tengo una enorme responsabilidad y, por supuesto, voy a cumplir mis responsabilidades”.
  • “Aquí nadie puede restarse al llamado de la patria. Ser oposición es ser parte de la República y a veces es muy importante, porque es la que le puede dar estabilidad”.
  • “Hoy en Chile ninguna coalición es mayoritaria, todas necesitan articularse y, por lo tanto, (yo) estaré disponible en la primera línea para dar gobernabilidad a Chile, pero sobre la base del cumplimiento de compromisos contraídos ante el país, que es esta agenda de reformas que el país votó mayoritariamente”.
  • “Yo creo que el país ha cambiado y un análisis sereno es necesario antes, pero por lo pronto lamento no haber estado a la altura de las circunstancias y haber hecho más. Por lo tanto, asumo como primera causal mi propia responsabilidad en tener un mejor liderazgo, más claro, más firme, pero espero compensar esa deficiencia con mi trabajo como senador en los próximos cuatro años”.
  • Respecto a las causas de fondo de su derrota: “Hay que revisar los resultados, los datos, las cifras, algunos estudios sociológicos en cualitativo, para poder entender lo que está sintiendo el pueblo chileno, que nos desconcertó a todos”.
  • “Anoche conversaba con el propio Sebastián Piñera y estaba tan desconcertado como yo con el resultado, sólo que él estaba más contento”.
  • En referencia a su anunciado retiro en cuatro años: “Cuando dije eso -tengo que ser honesto- estaba convencido de que iba a ganar la elección presidencial, y siempre he pensado que los presidentes de Chile y los presidentes de los partidos y los países democráticos después que son presidentes son de alguna manera figuras nacionales, están al servicio de su país”.
  • “Reconozco que el escenario es muy distinto al que yo preví y, por lo tanto, estaré mientras la ciudadanía y el pueblo me den la confianza y yo sienta que puedo hacer una contribución”.

 

DC prepara su Junta Nacional

El Consejo de la Democracia Cristiana convocó para el 27 y 28 de enero a la Junta Nacional para solicitar adelantar las elecciones internas, además de analizar los resultados de los comicios y las futuras alianzas políticas.

  • Myriam Verdugo, presidenta PDC
  • “Lo primero es que nosotros, como Democracia Cristiana, podamos resolver nuestros incordios internos y podamos resolver cuál es nuestro marco en el cual nos desenvolvemos políticamente, ideológicamente y formativamente, eso es lo primero”.
  • “Después veremos la política de alianza porque obviamente el conglomerado que hoy día integramos (la Nueva Mayoría) se acaba el 10 de marzo y este análisis lo vamos a tener nosotros y también lo van a tener los otros partidos con los cuales hoy día somos Gobierno junto con Michelle Bachelet”.
  • “El 27 y 28 de enero la Junta Nacional se reúne y va a determinar los pasos a seguir en lo programático, en lo ideológico”.

 

Las banderas de lucha

Gonzalo Navarrete afirmó que la Nueva Mayoría no instaló con suficiente fuerza los temas del crecimiento y empleo en la campaña.

  • Gonzalo Navarrete, Presidente PPD
  • “Nos robó las banderas de lucha y nosotros no colocamos suficientemente fuerte banderas de lucha que son parte de nuestro ideario, como crecimiento y empleo”.
  • “Creo que lo dijimos antes: si perdíamos, lo que viene es un debate de los partidos en el cual nosotros tenemos que tomar decisiones, y yo no veo a Alejandro Guillier jugando un rol sustantivo en las definiciones de lo que viene”.
  • Ernesto Velasco, presidente PR
  • “Tenemos que realizar una autocrítica sobre los elementos que nos llevaron a estar como estamos, y una vez construida la oposición debemos tener mínimos comunes que permitan coordinarnos”, Guillier “es un aporte” para los próximos cuatro años.
  • En la oposición “no va a haber un liderazgo único, van a haber múltiples liderazgos y Guillier será uno de ellos”.

El largo camino de la dispersión

El triunfo de Piñera en Chile, marca nuevamente el fin de un ciclo político, el ciclo de los grandes acuerdos y consensos de centro derecha y de centro izquierda y de los dos grandes bloques políticos monopolizando la escena política, se va terminando el ciclo de los cambios estructurales pensados con lógica mayoritaria y el inicio de un período eventualmente de larga duración donde la dispersión de las izquierdas, centro izquierdas y el centro político.

Hay que constatar que Chile es parte de una tendencia continental iniciada con el golpe blanco dado por la derecha en Brasil contra Dilma y la instalación de Temer, con el triunfo de Pedro Pablo Kuzsinsky en Perú y de Mauricio Macri en Argentina, una corriente de retorno al neoliberalismo económico abierto y a las políticas de recorte de los derechos y avances sociales.

Chile no es la excepción.

Es una época de cambios culturales y sociales profundos y de larga data, el esquema político chileno se desplaza lentamente hacia un esquema de tres tercios, hacia un reordenamiento tectónico de las fuerzas políticas, tanto en su relación con la ciudadanía organizada, como en las coaliciones que le darán sentido a la acción política en los años venideros.

Volverán a aparecer nítidamente las identidades y pertenencias, los proyectos y las visiones, de la derecha, del centro y de la izquierda, pero en un cuadro político caracterizado por el descrédito y la desconfianza de los ciudadanos con los partidos y la clase política.

Una derecha que adquiere fuerza mayoritaria consistente con un nuevo esquema para entender las prácticas y la comunicación política, un centro político en estado de crisis, de debilitamiento y de pérdida de convocatoria  y un campo de la izquierda en estado de dispersión, atravesado por las diferencias y las divisiones.

El sistema político ingresa en un nuevo momento político, más  complejo y marcado por el riesgo y la perspectiva de la dispersión.  Hay sectores políticos de la centro-izquierda en Chile que han jugado abiertamente a boicotear a la Nueva Mayoría, a torpedear al gobierno de Michelle Bachelet “desde adentro”.   Las fuerzas políticas y sociales de la izquierda están llamadas ahora a defender las conquistas democráticas y sociales alcanzadas durante el gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría y avanzar por el logro de nuevas reformas.

Las tareas estratégicas del campo de la izquierda en Chile hoy son empujar desde la institucionalidad política y desde los movimientos sociales una nueva Constitución a través de una asamblea constituyente, el término de las AFP y la configuración de un sistema de pensiones público y solidario, la extensión de la gratuidad en la educación superior y la recuperación del litio y otros recursos energéticos para el Estado.

Se hace necesario reflexionar qué sucedió, cómo  las fuerzas sociales y políticas de la izquierda enfrentarán la nueva situación política, cómo se construye la unidad política y social del pueblo, interpretando los cambios sociales y culturales en curso  y cómo se producirán nuevas convergencias para defender y promover los intereses de los trabajadores, de los ciudadanos.

El desafío estratégico del campo de izquierda será actuar responsablemente para mantener la unidad de la centroizquierda y trabajar por establecer una nueva convergencia social y política por los cambios.

A pesar de la tentación por las recriminaciones mutuas por el resultado en la elección presidencial, es la hora de reemprender la batalla por más democracia y participación ciudadana, por derechos sociales y por avanzar en beneficio de los trabajadores y del pueblo.