INFORME AL COMITE CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA, SANTIAGO 6 ABRIL 2019

INFORME PARA LA DISCUSIÓN DE UN PLAN POLITICO DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHILE

Este Plan tiene como dirección de esfuerzo principal, precisiones tácticas de nuestra política, que nos permitan una mayor contribución con vistas a potenciar la lucha del movimiento social, en particular del movimiento sindical, relacionando la protesta contra el Gobierno de Derecha con las propuestas democráticas que defiendan los intereses del pueblo y en ese marco de efervescencia, enfrentar las futuras batallas político electorales y en un proceso de unidad y lucha, construir la más amplia unidad, articulados por una Plataforma programática democrática y anti neoliberal.

Relacionando la amplia, masiva, diversa y sostenida lucha social con las tareas de la lucha electoral, como referencias inobjetables para darle contenido programático y urgir la unidad política de la Oposición.

Es importante contextualizar la situación nacional e internacional en que se desarrolla este plan y sus exigencias a distintos factores de nuestra política, a saber:

1.- La lucha política social, en particular la lucha sindical.

2.- Los desafíos próximos en la lucha político electoral.

3.- Nuestra política de alianzas en el momento actual y la perspectiva de amplia unidad de la oposición.

CONTEXTO INTERNACIONAL.

Necesitamos considerar con gran intensidad el cuadro de las correlaciones de fuerza a nivel regional y mundial, para comprender de mejor manera lo que está en juego en nuestro país, en nuestro continente y en este planeta, que vive su fase de globalización capitalista neoliberal, con hegemonía del capital especulativo-financiero.

La base material de la actual situación mundial, la forma concreta que ha adoptado el capitalismo en esta fase, caracterizada por una latente y creciente crisis, sufre un agotamiento prematuro. No se trata de predecir el día y la hora en que esta base material podría entrar en una crisis terminal. Pero sí analizar su estado actual, y las tendencias en curso.

Esto explica el surgimiento del multilateralismo en sus formas políticas reales, incluso en las duras disputas que se dan en los mercados; en los territorios; y a nivel militar. Es este el proceso de cambios crecientes en las bases materiales del capitalismo mundial, que ya Marx; Lenin; y Fidel proyectaron con múltiples argumentos.

A nivel planetario, hoy, el imperialismo norteamericano y sus socios europeos han entrado en una fase de debilitamiento, y el multilateralismo refleja el surgimiento de nuevas potencias, como China, Rusia y la India, las naciones más incidentes en la economía mundial. Pero también refleja el surgimiento de bloques de naciones en África, Asia Pacífico; Oriente-Medio y América. En su base material y económica, es la expresión política de una aguda disputa en el marco de las correlaciones de fuerzas mundiales, y que por cierto tienen su correlato en cada país y en cada territorio y región del planeta. Nada se escapa a esto, y sería un error grave no considerarlo así.

Efectivamente, el derecho internacional, es un código jurídico impulsado por la ONU y que incomoda cada día más al imperialismo norteamericano y algunos de sus socios. Por eso es que lo violan y están dispuestos a pasar sobre él. Del mismo modo, todas las formas de integración que se dan en cada región del planeta, y que sería muy estrecho considerar esas formas como meros sistemas diplomáticos o protocolares, han entrado en contradicción y en tensión con el sistema de dominación norteamericano.

El escenario internacional estará determinado por la crisis, en que la guerra comercial ha tomado ribetes de una guerra por el control de la industria de las telecomunicaciones y la tecnología, esto ha repercutido en una importante baja del crecimiento de China que podría traer consecuencias en hasta 1% menos en el crecimiento mundial, la desaceleración de las economías europea que crecerá solo un 1,3% en 2019 y la economía norteamericana que ha entrado en desaceleración, algunos ya hablan de una nueva recesión, que tiene su origen en la aplicación de las medidas proteccionistas de Trump, al tiempo que se retiran los estímulos de los bancos centrales a la economía mundial. El neoliberalismo ha entrado en crisis pues no puede seguir creciendo como hasta antes del 2008 y eso significa que se prepara una nueva oleada de reformas neoliberales para asegurar las tasas de crecimiento del capital. Latinoamérica y Chile asisten a los retrocesos que nos imponen gobiernos de derecha en Brasil, Argentina, Paraguay y Colombia, en post de una agenda de neoliberalismo desatado de los derechos sociales.

En nuestro continente, eso se refleja en la violenta embestida yanqui por echar abajo CELAC; UNASUR; ALBA, e incluso el MERCOSUR.

Este cuadro nos exige y demanda definiciones más claras. El tema se expresa también en las relaciones de Estado a Estado. Y es bien claro que Piñera, las derechas, actúan bajo las directrices del imperialismo norteamericano.

Nuestra lucha en contra del imperialismo debe ser intensa, es parte sustantiva de nuestra estrategia política, y ponerla hoy en el centro, es sembrar mucho en los planos político; ideológico; cultural y también económico, en la perspectiva de la defensa de los intereses nacionales y de los pueblos de nuestro continente.

Al inicio de la década de los noventa, tras la caída de los socialismos reales y cuando la globalización capitalista inundó el mundo, nuestro Partido tomó posición e hizo política de masas con la bandera antimperialista. Estamos desde la fundación en el amplio espacio de encuentro de los Partidos Políticos de Izquierda y Progresistas de América Latina y el Caribe organizados en el Foro de Sao Paulo. En estas mismas horas el compañero Hugo Gutiérrez participa de la reunión del GT del FSP, que se realiza en ciudad de México, en el marco de una nueva versión del Seminario Internacional de Partidos Políticos de Izquierda organizado por el PT mexicano.

La lucha por la Paz; la soberanía plena, el derecho irrenunciable de los pueblos a la autodeterminación   para decidir su futuro, incluida, construir soluciones políticas a las crisis internas. Reflejan la estratégica batalla de los pueblos por superar al imperialismo yanqui en nuestro continente.

El Imperialismo norte americano, en contubernio con sectores reaccionarios de nuestros países. Ponen en acción en forma descarada todo tipo de recursos, usan el control monopólico de los grandes medios y redes de comunicación, a través de una verdadera dictadura comunicacional, utilizan las noticias falsas, el bloqueo económico, la guerra informática, sin descartar la intervención militar, todo con el fin de abortar y derrotar los procesos democráticos.

Se toman intencionadamente de errores y vacíos políticos de nuestros procesos, para desatar una guerra psicológica de desestabilización. Con grados y formas distintas han impuesto esta política en Paraguay, Honduras, de forma distinta en Ecuador, desconocen los acuerdos de Paz en Colombia. El esfuerzo extremo con distintas operaciones se implementó en Brasil, se proponen algo similar en Argentina, llevan adelante un plan para Nicaragua.

La manifestación más agresiva del despliegue desestabilizador la llevan adelante contra Venezuela. La crisis en este hermano país, es hoy el centro donde se refleja esta disputa que se sigue agudizando. Sin renunciar a un juicio crítico, expresamos nuestra valoración por el pueblo y proceso bolivariano. No nos perdemos y distinguimos el peligro y enemigo principal que constituye el descarado intervencionismo que impulsa el imperialismo.

El mismo imperio mantiene su política de permanente y criminal bloqueo y agresión contra el proceso revolucionario de Cuba. 

Valoramos altamente la convocatoria “Por el derecho de vivir en Paz” realizado el domingo 24 recién pasado, donde jugó un importante rol nuestra juventud coordinando el actuar de artistas, intelectuales, el movimiento por los DDHH, con amplios grupos sociales y políticos. Debemos perseverar en estas iniciativas hasta que alcance la cualidad de movimiento por la PAZ, AMISTAD Y SOLIDARIDAD, y que se relacione con las distintas causas político y sociales del movimiento popular chileno. Estos desafíos relacionan en forma directa las responsabilidades políticas en el plano nacional e internacional. 

Junto a intensificar nuestras relaciones bilaterales y colectivas con distintas fuerzas políticas de Izquierda y Progresistas, con quienes mantenemos un franco y rico intercambio como es el caso del PT de Brasil, FSLN de Nicaragua, Farabundo Martí del Salvador, PSUV de Venezuela, el MAS de Bolivia, el FA del Uruguay, el PT de México, ahora debemos tomar vínculo con MORENA de México etc.

En ese marco también, debemos trabajar las relaciones bilaterales con distintos PPCC, que de acuerdo a sus peculiaridades llevan adelante procesos de construcción socialista, en primer lugar, con el PC de Cuba, de China y de Vietnam. Tenemos debida conciencia que los procesos con perspectiva socialista serán sin copia ni calco de otros. La obligación revolucionaria es pensar con cabeza propia, de acuerdo a las particularidades de la lucha de cada pueblo en los respectivos países.

A la vez promovemos un mayor intercambio de los PPCC de la región, al respecto a fines de abril se realizará en Montevideo, un encuentro de las respectivas representaciones de América del Sur, que contará con la participación de los PPCC de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Importante espacio, que permitirá el intercambio sobre la situación política de cada país, de nuestra región y compartir estrategias viendo lo que sea común a los desafíos presentes de los distintos Partidos.

No cabe duda que la ofensiva del Imperio contra la Democracia y derechos de nuestros es de acuerdo a su definición de AL como su patio trasero. La respuesta para enfrentar esta nueva política intervencionista, reclama acciones comunes y coordinadas, entre fuerzas de cada país y de estas a nivel regional e internacional.

 SITUACION POLITICA ACTUAL EN NUESTRO PAIS.

La situación se caracteriza en primer lugar porque transcurrido ya más de un año de gobierno de derecha, sus magros resultados políticos, el incumplimiento de sus promesas de campaña, el aumento de desempleo y de trabajo precario, y la incapacidad de consolidar una agenda de gobierno que promueva progreso y bienestar social, generan decepción, frustración y una conflictividad que progresivamente deja la latencia y se ubica en las calles y en la desaprobación ciudadana.

Las y los trabajadores sufren las consecuencias de su política antipopular. Se devela como lo que es, el gobierno de los grandes empresarios, de las transnacionales. Su carácter reaccionario se refleja en la política represiva contra el pueblo mapuche y sus legítimos derechos; por la ofensiva para hacer retroceder la reforma tributaria y abiertamente busca favorecer al 1% más rico y volver a profundizar la brecha de la desigualdad; por su propuesta previsional que pone en el  centro fortalecer la llamada industria de la AFP; por  hacer retroceder aspectos sustantivos de la reforma educacional; por  políticas reaccionarias y machistas para abordar los derechos de la mujer. En el plano internacional implementa un activismo injerencista contra Venezuela; motivados por la coyuntura con una serie de Gobiernos reaccionarios, destruye UNASUR y crean Pro Sur con eje neoliberal.

La encuesta CRITERIA, que efectúo su medición entre los días 24 y 31 de marzo, refleja la peor evaluación presidencial del período actual del gobierno. Concretamente, la aprobación presidencial tuvo una caída de 10%, aparejada por un incremento de 9% en la desaprobación, quedando su aprobación en un escuálido 34%.

Estos resultados indican que por primera vez -en la segunda administración de Sebastián Piñera- la evaluación del Presidente y del Gobierno tienden a ser muy similares, personalizándose en su figura el incumplimiento de promesas de campaña y extendiéndose la idea que su gobierno no tiene sus prioridades alineadas con las expectativas sociales. Por ello, debemos consolidar y transmitir la idea que el Gobierno de Piñera fracaso. Lejos de lo prometido la realidad económica y social de las chilenas y chilenos ha empeorado.

El enemigo principal para la causa democrática lo constituyen la política neoliberal del Gobierno de Derecha, que afecta conquistas, derechos y golpea intereses de las mayorías.  Por tanto, el rol del movimiento social es de primer orden, debemos tensar todas las capacidades militantes para potenciar la lucha social, pero con la debida conciencia que su máxima expresión la alcanza en su relación con los compromisos de las fuerzas políticas, para de acuerdo a propuestas potenciar el movimiento político y social que represente al pueblo. Es grave que el freno para potenciar el proceso este determinado por la falta de unidad política.

En este escenario asistimos a la desaceleración de la economía chilena, la que ha empezado el primer trimestre del año 2019 creciendo a tasas de 2,1% según el Banco Central de Chile, un desempleo del 6,7% que no disminuye con respecto al año anterior, da cuenta de un mercado laboral estancado, y salarios des indexados. El cobre principal commoditie del país está bajando su precio hasta los 2,8 la libra y se espera que la desaceleración China impacte en sus exportaciones. La economía que era el gran punto fuerte de Piñera en campaña, se cae o más bien se normaliza en un crecimiento de largo plazo del 3%.

Durante el mes de abril se ha dado a conocer el IMACEC de febrero del año 2019, siendo este de un 1,4%, principalmente por la baja actividad productiva de la minería que estuvo influida por el invierno altiplánico que obligó a cerrar faenas mineras. Como la producción minera cayó 7,4 % y la no minera creció en 2,4%, si bien esta es una caída transitoria y no estructural del IMACEC, los pronósticos del banco central en el IPOM de marzo ya acercaban el crecimiento del país al 3%- 3,5% para este año, a diferencia de la proyección de 3,8% que hizo el Ministerio de Hacienda, podemos esperar que las cifras se sigan revisando a la baja.

Si queremos revertir la tendencia de crecimiento, necesitamos un nuevo modelo de desarrollo basado en la diversificación productiva, inversión en ciencia y tecnología asociado a los sectores productivos, la creación de puestos de trabajo productivos, estrategias de crecimientos basada en el crecimiento de los salarios que estimulen la producción nacional y un marco de negociación colectiva ramal entre los actores del mundo del trabajo.

Pero si de lo que se trata es de continuar bajo la lógica de la súper acumulación, hay que devolverle los impuestos a los más ricos, hay que acrecentar el flujo de dinero a las AFP para que entreguen crédito barato a los empresarios, precarizar el mercado laboral para construir las tasas de ganancias, disminuir las trabas a la explotación de los recursos naturales y entregar bajo la lógica de tratos de libre comercio condiciones leoninas para la inversión nacional y extranjera, en otros términos profundizar el neoliberalismo como sistema de dominación.

Nuestra opinión sobre el CPTPP o TPP 11. Dichas siglas corresponden al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico.  Como Partido hemos decidido rechazar la firma de este tratado, porque por un lado disminuye el espacio de política económica autónoma de los Gobiernos y por otro el país ya tiene tratados de libre comercio con todos los países miembros de este tratado. El objetivo del TPP es crear un espacio de mayor protección para la inversión extranjera y para eso disminuye la protección al trabajo, a la transferencia tecnológica, a los impuestos a la exportación, la protección a las empresas estatales etc. Con el propósito de trabar afectando a que en un futuro Chile tome un camino de desarrollo de una estrategia productiva propia.

Esta es la disputa que ordena hoy el debate nacional entre oposición y gobierno en las definiciones económicas, no sin contradicciones en la oposición por definir la estrategia que será hegemónica.

La lucha liberadora de las mujeres debe incluir al conjunto de la sociedad.

En el actual contexto político, valoramos la trascendencia política de la llamada huelga feminista del 8 marzo. Ha sido una lección de masividad y unidad para todas y todos quienes luchamos por una sociedad más justa e igualitaria y de una mejor calidad de vida. Es de los hechos más notorios del actual cuadro político y reivindican la lucha y movilización como factor democrático para los cambios. El conjunto del Partido debe dominar los alcances y las enseñanzas que entrega esta movilización y movimiento. ¿por qué se logra esta amplitud y masividad este de 8 marzo? Algunos factores influyen:

a) el aumento de conciencia de las condiciones de discriminación, subordinación y de violencia que viven las mujeres no sólo en nuestro país, sino en el mundo. A pesar de que las condiciones de vida de las mujeres en nuestro país hoy son más avanzadas que hace 30 o 100 años atrás, también es cierto que hay mayor conciencia de todo lo que nos resta resolver para alcanzar la igualdad y equidad de género plena, y erradicar la violencia de género y en especial contra las mujeres.

b) El cada vez más amplio y completo abanico de demandas y derechos a conquistar, desde la concepción de las autonomías económica, física y política de las mujeres (condiciones laborales, derechos sexuales y reproductivos, derecho a decidir, a organizarse y representar lo público, etc.), que hace que las diversidades de mujeres en Chile puedan encontrar espacios y demandas concretas para nuestra lucha.

c) El avance en la conciencia de que los derechos, la emancipación y liberación de las mujeres de estas condiciones de opresión, discriminación y violencia, pasa también y junto a una transformación económica, política, social y cultural del sistema capitalista en el que vivimos. Capitalismo y Patriarcado han sido un matrimonio perverso a lo largo de la historia para la condición de las mujeres en el mundo, y en nuestro Chile.

d) El cambio cultural que nos interpela como sociedad, estructuras e instituciones como sujetos(as) y colectivos, es tan profundo que no basta con una ley, una política pública, o una declaración para llevarla a cabo, sino que son todas esas acciones -y más a la vez- de forma sistemática las que harán que se logre ese cambio.

e) Porque está habiendo la comprensión que no hay una prelación de demandas o derechos que indique qué es primero y qué puede esperar, sino que debemos avanzar en todas las direcciones al mismo tiempo, pero por sobre todo han aumentado las visiones y opiniones que se debe acelerar el paso de estas transformaciones y conquistas de derechos.

f) La urgencia de que como sociedad no sigamos tolerando la violencia de género y particularmente contra las mujeres.

Como Partido tenemos como desafío que estas masivas movilizaciones de las mujeres y feministas, se transformen en un movimiento social y político estructurante de movimientos más amplios político y sociales. Para ello la necesaria capacidad de realizar alianzas con otras orgánicas sociales, con partidos y con demandas diversas es fundamental, y por eso debemos insertarnos con más fuerza en sus organizaciones de mujeres y feministas. Estamos desafiadas y desafiados también a que el movimiento feminista reconozca y defienda lo hasta ahora conquistado en derechos para las mujeres, pero sobre todo sea capaz de buscar y alcanzar nuevos derechos, conquistar la transformación más profunda que implica superar el patriarcado y buscar nuevos modelos de sociedad no capitalista. Ello implica superar las visiones separatistas de género y sectarias frente a los partidos y organizaciones sindicales y sociales, generar una batalla de ideas que permita desenmascarar a los sectores de derecha y liberales que no buscan la superación del patriarcado y el capitalismo. Que el movimiento mantenga el protagonismo de las mujeres y que invite a la transformación a los hombres con sus propios procesos de deconstrucción cultural.

En este cuadro político, el Gobierno se ha propuesto retomar la iniciativa y entre otras, promueve la reunión de SP con los Presidentes de Partidos en La Moneda. Instalando mensajes de falso dialogo, que tiene como fin ganar tiempo y usar falta de coordinación unitaria en la Oposición. Como Partido tomamos la correcta decisión de no asistir, lo comunicamos por los medios abiertos tal cual conocimos la “invitación”. Reivindicamos la relación entre Ejecutivo y Parlamento el espacio que políticamente obliga a las partes, si se quiere promover dialogo, escuchar e incorporar los contenidos e indicaciones de la Oposición. Si tenemos presente las declaraciones y expectativas hechas públicas después de la reunión de los presidentes que asistieron, sin pretensiones que no sea dar a conocer nuestra posición, afirmamos que teníamos razón, dichas bilaterales a nada conducirían y el PC tenía la obligación de con independencia marcar su posición.

No cabe duda la situación política, también, sigue marcada por la derrota política electoral que sufrió La Nueva Mayoría en la segunda vuelta Presidencial.

Pesa mucho que no exista una básica coordinación de la oposición política, que dé señales y propuestas claras al país. En el camino de distintas iniciativas que vayan construyendo un clima a favor de la amplia unidad, valoramos el acuerdo del conjunto de la Oposición para elegir la actual mesa de la Cámara. Fue con tensiones por las experiencias del primer año. Indistintamente del llamado acuerdo administrativo original, se debía abrir debate y trabajar por un protocolo de coincidencias en las tareas legislativas. El documento dado a conocer tiene importantes acuerdos, debemos difundirlo para que la ciudadanía y organizaciones sociales conozcan de esos acuerdos y exijan su cumplimiento. Sabemos que el documento en sí mismo no es sinónimo de conductas ya resueltas. Pero sirve para ordenar el debate de ideas entre la Oposición y denunciar cualquier manifestación de oportunismo. El camino como siempre es de unidad y lucha

Debemos marcar la falta de responsabilidad histórica, de quienes, normalizan la dispersión y el camino propio y las políticas y excluyentes.

Construir en un proceso la convergencia de la Oposición que dé respuestas a las expectativas del pueblo, requiere valor y profundidad política, para abordar con un examen crítico y autocritico, las principales razones de porqué perdimos el Gobierno y exponerla con transparencia y franqueza.

Esta obligación es mayor para quienes tenemos una valoración de los importantes avances democratizadores y de justicia social con evidentes contenidos anti neoliberales alcanzados, en eso con plena propiedad reivindicamos los importantes logros del gobierno de la Nueva Mayoría.

Por lo mismo es necesario el aprendizaje en función de las luchas presente y futuras, mencionamos algunas de estas causas:

  • Sabíamos que, dada la amplitud, en el seno de la Nueva Mayoría convivían fuerzas políticas con énfasis diferentes y a veces contrapuestos en el rigor para cumplir el Programa. Fuimos una coalición donde la centralidad para llevar adelante el programa de Gobierno estuvo en disputa.
  • Para mayor explicación: en su interior participaban fuerzas que, como nosotros, concebían el cumplimiento del programa en la perspectiva anti neoliberal y otros, que imaginaban que era una nueva versión de la Concertación. Faltó más batalla de ideas entre las distintas posiciones de los diferentes Partidos. 
  • No superamos el profundo sectarismo y cuoteo de poder en el ejercicio de las tareas de gobierno de algunos sectores, que no se hacían cargo de la diversidad presente para representar a la mayoría ciudadana que permitió la victoria.
  • Las acusaciones de corrupción a la nuera e hijo de la Presidenta, utilizada intencionadamente por la Derecha, afectó el factor de su credibilidad, atributo clave en su liderazgo.
  • El primer cambio de Gabinete, modificó el eje de las prioridades políticas.
  • Se impuso la concepción de que el ejercicio del Gobierno no debía vincularse con las demandas y la lucha del movimiento social.
  • Se instaló la falsa contradicción o se está en el Gobierno o con los movimientos sociales, no se puede estar con un pie en la moneda y otro en la alameda.  Más allá de la voluntad de la Presidenta esta política se impuso en la práctica y nos alejó del pueblo.
  • Unido a otros factores, esto creó el espacio para el surgimiento del FA, una corriente que levantó banderas democráticas y críticas al Gobierno e irrumpió como fuerza con insospechada influencia electoral. No vimos su proyección sostenida en nuestros errores como NM y propuestas políticas más audaces, con mayor empatía con el electorado. Se les descalificó, sin asumir que contra la Derecha era necesario construir caminos más amplios de convergencia. Sin duda esto no excluye de las responsabilidades propias al FA, pero la NM era la coalición gobernante encargada de tomar la iniciativa en el plano unitario.
  • La aplicación del programa enfrentó una dura oposición de derecha que actuaba en función de sus intereses de clases, pero también debió enfrentar una oposición con “de “izquierda” que con oportunismo, en los hechos afectó la recepción en las masas de políticas justas.

Está pendiente la evaluación más profunda de la participación de los comunistas en el Gobierno, necesaria para la síntesis, pensando en las futuras batallas. 

Sabemos que, no son suficientes los errores y las políticas reaccionarias del Gobierno para derrotarlo en las próximas elecciones. Es necesario el surgimiento de una fuerza política unitaria alternativa, que levantando una plataforma programática que represente intereses mayoritarios, convoque al pueblo, para que potencie su lucha con estos fines políticos.

LA LUCHA POLITICO SOCIAL.

El protagonismo del movimiento popular es clave en la conquista de una correlación de fuerzas favorable para cambios democráticos. De allí que buscamos fortalecer nuestra presencia en el movimiento social. Debemos siempre relacionar las justas reivindicaciones sectoriales con las propuestas políticas programáticas.

Lo principal es reiterar al movimiento sindical como sujeto principal para los cambios. Generar un plan para incrementar la sindicalización y afiliación a las Federaciones y la CUT como principal referente de clase, que contemple la urgencia de luchar por empleo decente, salarios justos y seguridad social.

Estamos desafiados a realizar todos los esfuerzos intelectuales y prácticos para internalizar los nuevos desafíos en el mundo del trabajo. La automatización, la digitalización, la robotización y la inteligencia artificial, son procesos que van re caracterizando a la clase trabajadora y también las nuevas formas de explotación y acumulación capitalista.

Entre marzo de 2018 y marzo de 2019 de acuerdo a la superintendencia cerraran 1326 empresas con cerca de 5 mil empleos formales y seguridad social. Esto acompañado del envío de proyectos en la dirección de la flexibilidad laboral, es por, sobre todo, el reordenamiento de un modelo que busca enfrentar el futuro con mayor precarización de los empleos y asegurar mayores niveles de ganancia y concentración capitalista.

Hoy, la clase trabajadora se compone de un alto porcentaje de trabajadores informales, sin seguridad social ni salario permanente, la mayoría de los empleos asalariados son de servicios y el promedio de los salarios fluctúa en los 350 mil pesos, sumando a esto la proletarización de sectores profesionales. Estudios autorizados indican que hoy un 40% de los empleos son informales en relación a un 30% de hace dos años atrás, significa que el empleo se ha precarizado más.

El ministerio del Trabajo manipula cifras, descalifica al INE, para justificar y decir que se han creado nuevas empresas y aumentado el empleo.  La dura realidad es que el desempleo aumenta y son más las empresas que cierran.

El Movimiento Social y particularmente el sindical puede contribuir a levantar un Nuevo Modelo de Desarrollo que considere estas demandas urgentes, con las grandes batallas por la defensa medioambiental, de género, de territorios saludables y convivencia en paz.

La CUT está dando pasos en esta dirección, el llamado al primer paro activo del 8 de noviembre inauguró una importante etapa de movilizaciones populares, expresadas en una cantidad importante del territorio y que resumen masividad y expresión nacional, la marcha por la vivienda digna; la marcha por el agua; la gran concentración por el derecho de vivir en paz y la reciente movilización contra las AFP. Esta dicho lo de mayor impacto político ha sido el reciente 8 de marzo. Por la importancia política de la lucha social, debemos conocer al detalle la evaluación que ha hecho cada frente de masas al respecto.

En dirección al Segundo Paro Nacional Activo de la CUT del 11 de abril, al igual que con vistas al próximo 1 de mayo, se hacen esfuerzos por la convergencia, unitaria con otros movimientos sociales y sus demandas.  La alianza de la CUT con la Coordinadora no más AFP fue un paso importante, este esfuerzo de unidad clasista por sobre los protagonismos y disputas de conducción, hay que ampliarlo a otros sectores. LO mismo referido a la expresión social con vista la reunión APEC de noviembre próximo como la COP25.

Como Partido debemos ser contribuyentes a una mayor organización del movimiento sindical, surgen nuevos sectores, como los trabajadores de UBER, para los que se están discutiendo leyes en el parlamento. Convertir la rebaja de la Jornada Laboral a 40 horas como una respuesta a la incorporación de tecnología al trabajo, juega un papel importante la coordinación que encabeza la compañera Camila Vallejo.

 La Comisión de Políticas Publicas al alero de la CUT, en que participan todos los centros de estudios de la oposición, puede ser una buena instancia de acercamiento programático, en los temas laborales. El ICAL debe buscar una mayor y permanente presencia en este espacio.

No olvidamos que en uno o dos años esta enfrentará elecciones universales para definir sus colectivos dirigentes. Esto parte por la próxima elección del Colegio de Profesores, que es universal y en todas sus instancias. Debe ser debate de todos, el plan que nos lleve a mejorar nuestra representación, incluida disputar la Presidencia nacional.

En la perspectiva de una plataforma programática de amplia unidad, que permita la convergencia de la lucha sindical, social, política y parlamentaria, es clave la organización, y lucha del pueblo por sus legítimas demandas, que denuncien el carácter reaccionario del Gobierno y construyan desde la lucha, propuestas programáticas de amplio respaldo y a la vez, nos permitan enfrentar las contra reformas neoliberales del Gobierno.

El siguiente temario tiene un alto grado de coincidencias con las propuestas que hace el protocolo del 2 de abril, de las bancadas de Oposición de la Cámara de Diputados. Que con el título La Oposición Avanza Hacia Una Mejor Coordinación, se autodefinen como una herramienta a favor de la profundización de los derechos sociales y protección ciudadana. Reconociendo y respetando las legítimas diferencias entre sus fuerzas.

  • Reforma Tributaria y la lucha contra la desigualdad.
  • Reforma Previsional y la Previsión como un Derecho y no como mercancía con fines de lucro.
  • Reforma Laboral y la lucha contra la llamada modernización o flexibilización.
  • Reforma Educacional contra las pretensiones por recuperar el lucro, la selección y discriminación.
  • Crear condiciones para espacios que permitan avanzar en la legislación a favor de nuestros pueblos originarios.
  • Incorporar Reformas para cambios profundos de acuerdo a una doctrina democrática, en las FFAA y Carabineros.
  • Legislación sobre seguridad ciudadana y el combate a la delincuencia.
  • Descentralización y elección de Gobernadores.
  • Legislación sobre el Agua, medio ambiente, energía y pesca, entre otras.
  • Legislación que represente los avances de la lucha feminista y por los derechos de la mujer.
  • Una demanda de profundo significado político y que cuenta con acogida es la batalla por Asamblea Constituyente para una Nueva Constitución.

Debemos reemprender esta lucha y llevar adelante una ofensiva de pedagogía política de masas que revele que éste es el principal candado que impide avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo y un Chile plenamente democrático.

El ICAL, en intercambio abierto con otros centros de elaboración y con el movimiento social, puede incidir para reponer la iniciativa, rescatando las más importantes conclusiones de los Cabildos, y vincularlas con la plataforma programática y un nuevo modelo de desarrollo.

La lucha político y social es un factor democrático a favor de las transformaciones a las que no se puede renunciar. No cabe duda que las distintas movilizaciones caracterizan de manera importante el actual cuadro político.

Frente a la ofensiva reaccionaria, debemos dar una fuerte batalla de ideas en el seno de la Oposición. Algunos sostendrán que es hora de la moderación. Para nosotros la única forma de defender conquistas democráticas y seguir avanzando, es con la lucha decidida del Pueblo.

Debemos poner en cuestión la hegemonía del modelo neoliberal, su intolerancia excluyente y sus objetivos de mediatizar todo por medio del mercado. La lucha debe resignificar el rol del Estado. Las luchas específicas tales como el medio ambiental, de género, de inmigrantes, por el derecho al agua y otras se deben consolidar y permitir avanzar en la resolución de la contradicción principal del período: neoliberalismo / democracia.

La lucha del Pueblo Mapuche y sus legítimas demandas históricas son un mandato para la política de los comunistas y del movimiento popular.

Tras el asesinato de Camilo Catrillanca, las movilizaciones por justicia y la exigencia de asunción de responsabilidades del ministro del interior frente a este brutal crimen, el gobierno de derecha pierde la iniciativa y capacidad política, se obstruye su agenda y queda de manifiesto su orientación constante a mantener la dominación del pueblo mapuche y a la defensa de los espurios intereses de las empresas forestales, con medidas que en primer orden ponen una verdadera militarización de la Araucanía.

 Así, la lucha del pueblo mapuche progresivamente adquiere mayor expresión de masas, en el ámbito rural expresado en justas reivindicaciones, tomas y ocupaciones de tierras; en el ámbito urbano mediante una manifestación cultural de protesta con constantes y crecientes manifestaciones de solidaridad por parte del movimiento social. Posicionándose con legitimidad social en todo Chile sus demandas de transformación política, económica y social que buscan el surgimiento de un Estado Plurinacional y la existencia de derechos territoriales.

La causa del pueblo mapuche y la solución política para un conflicto histórico que se agrava con políticas de criminalización, debe ser una exigencia de nuestro partido y un elemento presente en la formulación programática que sostenga los procesos de unidad y lucha social.    

Manifestamos nuestro reconocimiento que en las batallas de este último año ha hecho el mundo de los artistas y la cultura. Como Dirección manifestamos nuestro afecto y valoración a cada una y uno de ellos. Han sido una contribución como sector y como líderes de opinión y referencia del movimiento popular. Nos compromete como Partido cuando artistas e intelectuales integran su contribución a la lucha, sentir con mayor dimensión nuestras responsabilidades.

Muchas luchas se hermanan y le dan una autoridad al movimiento, ocurre con la integración de los frentes de DDHH y la batalla contra el negacionismo. En este contexto de derechos se han integrado los migrantes, que debe bregar contra un gobierno que no reconoce convenciones al respecto.

La movilización social debe ser receptiva para integrar nuevos temas de preocupación del pueblo, como es por ejemplo la seguridad ciudadana. Debemos entrar al debate, sin complejos, reconociendo la necesidad que el Estado sea más eficaz en el resguardo, vigilancia como también en la persecución del delito, así como en el ámbito de políticas sociales de integración de territorios socialmente muy afectados por las políticas de discriminación socio-territorial.

Todos los días surgen nuevos hechos que denuncian abusos propios del sistema, que despiertan indignación, rabia y que necesitamos canalizar en acciones en la dirección de producir cambios a la raíz del origen de esta brutalidad, por ejemplo, la muerte de otro trabajador del sub contrato en El Salvador Diego de Almagro, el atropello con consecuencia de muerte de una mujer migrante trabajadora ambulante cuando arrancaba de la persecución, las denuncias de la llamada empresa del Terror. Así la lista de denuncia es grande. Transformemos la rabia, indignación, en capacidad de lucha.

El movimiento juvenil un histórico aliado en la lucha por Democracia y Justicia Social.

La resolución de masas más importante de la última Conferencia de la Jota, con la consigna “La Juventud se levanta” se propone generar un estado de movilización juvenil que interrumpa la agenda anti derechos del gobierno, que se propone criminalizar, segregar y precarizar aún más la vida de las nuevas generaciones.

Hay que luchar contra el estatuto laboral para estudiantes; el mal llamado proyecto admisión justa; los frenos para que avance la des municipalización de la educación pública, el nuevo crédito o CAE 2.0 para ESUP; cierran la posibilidad de ampliar gratuidad a cerca de 30.000 estudiantes; el control preventivo de identidad para menores de edad, aumento de las penas para menores infractores de la ley. Para estas batallas la Jota promueve la unidad juvenil y que tenga una presencia destacada en el Paro del próximo 11 de abril y la movilización convocada por el CONFECH el 25 de este mes. Potenciar las luchas requiere de una creciente y rica relación Partido y Jota.

LAS REDES SOCIALES constituyen un obligado frente de trabajo para proponer e incidir.

La comunicación de la movilización social debe liberar la creatividad, asumiendo el uso de las nuevas tecnologías y redes sociales, como instrumentos que ayudan a mejorar los niveles de convocatoria y de conocimiento y creación de realidad. Este trabajo debe ser orgánico, permanente y dinámico a nivel de toda la estructura del partido. Planteamos crear brigadas de trabajo con responsables y seguimiento.

Necesitamos contar con una estrategia del Partido, teniendo presente que:

  • Las redes sociales se han transformado en un elemento de gran peso en las disputas políticas, constituyendo aquello, un fenómeno global.
  • La derecha las utiliza para la instalación de su propio relato, contando con campañas muy tecnificadas de manejo de datos de mentiras y sabotaje para desestabilizar procesos. En Venezuela y Nicaragua, parte importante del despliegue reaccionario es por dicha vía.
  • En Chile, además, la derecha las utiliza para la instalación de potentes discursos de odio y temor contra variados grupos sociales y políticos, con notable empeño contra los comunistas. Con lo que al constante bombardeo de mentiras desde ejércitos de cuentas falsas y seudo medios, hoy se suman formas de trabajo orgánico hacia las masas, lo que puede ser incluso más peligroso. Se trata de una verdadera y sostenida campaña de guerra psicológica, sobre la máxima de mentir, mentir que siempre algo queda, busca confundir y desanimar al pueblo, generando apatías anti Partidos estimuladas por la Derecha a través de esto y el control monopólico de los grandes medios de comunicación de masas.
  • Al mismo tiempo, la agenda comunicacional del gobierno pareciera ordenarse desde la medición digital permanente de ánimos sociales. A cada pulsación social interesante, el gobierno realiza algún anuncio, (ej. controles de edad a menores).
  • La Universidad Central midió que, en febrero, el Partido Comunista provocó 70.000 comentarios, buenos y malos, en twitter. Sin embargo, la fuerza del partido en redes sociales se expresa casi únicamente en asuntos nacionales. Solo en contadas comunas nos metemos, o conducimos en la agenda local en redes sociales.
  • Además, la incidencia comunista se concentra en Facebook y Twitter, dejando muy de lado a Instagram (6 millones de usuarios y creciendo), donde los rostros de la derecha nos sacan muchísima ventaja. Consecuencia de todo lo anterior, es que deberíamos dar algunos pasos más en nuestro trabajo digital, sobre todo en bigdata y en aumentar nuestra capacidad de incidir a nivel territorial.
  •  Máxime, si una proporción cada vez mayor de las elecciones se jugará en el plano digital. Estamos a tiempo para tomar medidas que nos pongan en mejor posición para enfrentar las municipales y elección de gobernadores regionales el próximo año.

LA LUCHA POLITICO ELECTORAL. 

El Partido viene participando de las elecciones desde 1989. Los resultados de la elección de concejales del 2008 las usamos como base, porque es la última elección en la cual el Partido participó con candidatos en casi todas las comunas en que pudo llevar candidato

En las últimas elecciones municipales 2016 el partido obtuvo como resultado 248.312 votos logrando el 5,5% de los votos válidamente emitidos, eligiendo 81 concejales.

La meta electoral del partido para las próximas elecciones municipales del 2020 es aumentar su votación en todas las regiones del país e incrementar la votación en las regiones que más influyen en los resultados nacionales.

En cuanto a las elecciones de Alcalde proponemos Primarias en todas las comunas del país.  Incluyendo las 9 Comunas que actualmente cuentan con Alcaldes PC o IND PC o amigos PC.

La situación de cada una de éstas la podremos conocer, pero tomando la prevención de no cerrar un debate al respecto, si no se ha hecho la discusión con los CCRR y Comunales respectivos.

Debemos actuar con más sentido de urgencia, si comparamos con lo que están haciendo otros PP, en muchos lugares estamos atrasados. La importancia de esta batalla en el Plan político del PC, este Pleno debe salir con agenda precisa, con la contribución del CC, para que antes de nuestro próximo aniversario hayamos resuelto los nombres de quienes nos representaran en esta tarea política. Es preciso que 1 o 2; 8 o 9 de junio, fechas actividades aniversario, de acuerdo a los criterios que presentamos a este Pleno, logremos resolver en un % grande la solución de esta importante tarea. Es evidente que la dilación puede implicar un atraso que se haga cuesta arriba revertir y que repercute en resultados electorales que miden la influencia del Partido y su política.

Sobre las elecciones de Gobernadores Regionales el partido debe promover la búsqueda del candidato único de oposición por medio de elecciones primarias. Se propone presentar candidaturas a primarias de gobernadores regionales en Regiones que debemos precisar, a y en las cuales tenemos mejor derecho.

La votación del PC debe ser incidente para construir mayorías. En ese sentido es necesario generar un vuelco en el trabajo electoral, que nos permita hacer crecer la votación y la identidad partidaria, pensando en las grandes batallas electorales futuras como las de concejales, Alcaldes, Gobernadores, CORES, Parlamentarias y Presidenciales. Y elevar nuestra influencia en los planteamientos programáticos de la futura alianza.  Considerar que otros sectores visualizados como de izquierda intentarán disputar nuestra votación.

Algunas características de la votación del PC son las siguientes: a) se concentra en forma importante en las comunas y regiones de mayor concentración demográfica; b) tiende a ser una votación disciplinada como se demostró en la última elección parlamentaria. 

Debilidades susceptibles de corregir desde el trabajo partidario son: a) la falta de planificación  para el desarrollo de objetivos y trabajo político; b) no hay una política de posicionamiento de cuadros con el  objetivo de perfilar líderes sociales, futuros candidatos a elecciones  d) No tenemos candidaturas en todos los territorios en que se disputa, ni completamos los cupos que nos pertenecen; e) No siempre hay disposición de los cuadros más referentes para asumir candidaturas.

En síntesis, requerimos asumir estos elementos. Lo bueno es que casi todo depende de nosotros y de nuestras acciones como dirección política partidaria. Esto es reversible sin lugar a dudas.

Para aumentar significativamente el actual promedio de votación nacional en las próximas elecciones municipales de concejales y alcaldes y de gobernadores, debemos proponernos:

1.- Candidaturas a Concejales en todas las comunas del país, con la mayor cantidad de candidatas y candidatos.

2.- Aumentar la cantidad de candidaturas a alcaldías con representantes del PC e IND PC. Promoveremos Primarias en todas las comunas para definir la candidatura de la Oposición. El mecanismo de Primarias crea condiciones de participación a todos los referentes de Oposición, sin un acuerdo de esta amplitud, le creamos condiciones óptimas a la Derecha.

4.- Relacionar estas batallas electorales con las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias. Ratificamos nuestra decisión de levantar una candidatura propia, hombre o mujer a las primarias Presidenciales. Tenemos la voluntad de llevar candidaturas a Diputados y Diputadas en todos los distritos del país, con el propósito de elevar el % de votación nacional del PC y luchar por mantener y aumentar la actual bancada PC, requiere proponernos en qué lugares vemos más probable aumentar la bancada y cuáles son las candidaturas más apropiadas para cumplir dicha misión. Tengamos presente que la instalación de una candidatura Parlamentaria requiere a los menos dos años de antigüedad en el distrito a competir. Al igual, no renunciamos a candidaturas senatoriales, sin perjuicio de definir dónde hacer el esfuerzo principal.

Distinguimos que el proceso por impulsar la más amplia unidad de todos los sectores de Oposición, no es contradictorio con la cantidad de Listas que sean aconsejables, orientados por la máxima eficacia para lograr una votación mayoritaria como sector.   Alcanzar estos propósitos requiere una planificación particularizada y un trabajo perseverante y permanente en el tiempo de vínculo directo con la población.

El objetivo de la estrategia electoral del partido de corto plazo es aumentar la votación real en concejales. Se deben considerar metas específicas por comunas, distritos y circunscripciones electorales.

Para estos propósitos es necesario reiterar que como Partido usaremos el derecho a levantar candidatura Presidencial propia a las primarias de la Oposición, sea hombre o mujer y que en el momento correcto haremos público, mediante debate del CC y consulta al Partido.

LA LUCHA POR LA MÁS AMPLIA UNIDAD.

La unidad de la izquierda y fuerzas progresistas constituye un factor estratégico en el proceso por construir la correlación favorable a los cambios. Tenemos presente que, junto a una intensa lucha político y social, finalmente la disputa por posiciones de poder y de representación se conquistan a través de elecciones que requieren de mayorías para sus logros y avance.

Nuestra posición difundida públicamente es: construir la más amplia unidad de la oposición, que implica la convergencia de fuerzas políticas desde el centro a la izquierda. Sin embargo, es un dato de realidad que la Nueva Mayoría no existe. No sólo porque perdimos el Gobierno, sino porque se produjo una diáspora de los Partidos políticos que la conformaron.

El estado actual de las fuerzas de la Oposición expresa una dispersión que por defecto favorece a la Derecha.

Desde un tiempo a esta parte hemos desarrollado un intercambio con El Partido Progresistas(PRO) que anota coincidencias en distintos ámbitos políticos. Quien era su Diputada se ha incorporado a nuestra bancada, y el Senador manifiesta su disposición a canalizar nuestras posiciones en la Cámara alta.

Hemos abierto una relación en el plano parlamentario y con vistas a futuras elecciones con el Partido Regionalistas Verde, han manifestado su disposición a la coordinación PC-PRO-PRV a la que podría integrarse la IC MAS, sin renunciar a seguir bregando por la más amplia unidad de toda la Oposición.

Como dirección del Partido debiéramos integrar una evaluación de nuestra bancada parlamentaria y ver la posibilidad de proyectar una posición común como fuerzas de izquierda. Debemos extender estas expresiones al plano de nuestras bancadas de CORES, Alcaldes y Concejales. Son responsabilidades y liderazgos que deben jugar un rol en la política de alianzas.  Frentes de trabajo que debemos socializar más su gestión. El Partido siente legítimo orgullo de mujeres y hombres representantes de la soberanía popular en distintos planos. Quiere tener una vinculación mayor con ellos sin que descuiden sus responsabilidades específicas.

La política justa de máxima amplitud unitaria, requiere gran iniciativa e independencia política que visibilice al PC como una fuerza consecuentemente de izquierda que trabaja por la unidad del pueblo.

Debemos levantar una propuesta programática cuyos contenidos sean articuladores de la unidad.

Una táctica que aporte al proceso unitario debe considerar:

  • La batalla por la unidad debe desplegarse desde la base, esto implica la participación del conjunto del Partido.
  • La unidad alcanza mayores puntos de acuerdo y acción común en los movimientos sociales.
  • Valorar acuerdos políticos, aunque sean parciales en contenidos o en representación territorial, que abre un amplio espacio de iniciativas en todas las instancias partidarias.
  • Con plena transparencia y siempre de cara al pueblo, debemos explicitar nuestro propósito de amplia unidad, de acuerdo a contenidos programáticos democráticos.

Una política que tiene presente las consideraciones anteriores nos abre un intenso trabajo de alianzas y acuerdos unitarios.

Por ejemplo, tenemos coincidencias con el Partido Comunes del Frente Amplio; Revolución Democrática en su aniversario manifestó su disposición a acuerdos tácticos. Nos proponemos una bilateral con el PH, para sin que implique su abandono del FA, veamos posibilidades de acciones comunes en aspectos que tenemos coincidencias. Debemos prestar atención a la fusión de distintas orgánicas del FA, que se autodefinen como fuerza de izquierda.

Compañeras y compañeros algunas propuestas vinculadas desarrollo y fortalecimiento del Partido, que no agotan el tema referido.

Un desafío es planificar con tiempo la celebración del Cincuentenario del triunfo de la Unidad Popular que eligió al compañero Salvador Allende como Presidente de Chile. Destacar el significado histórico de dicha conquista, promover la relación en la actualidad con un programa anti neoliberal en la perspectiva de una revolución democrática. Planificar una celebración de masas relacionada con la batalla electoral del próximo año. El Comité Central debe constituir una comisión organizadora incluyendo a muchos cuadros, que sin ser del CC, son un aporte trascendente para el logro de este desafío.

Nuestro esfuerzo principal está dirigido a fortalecer el movimiento social y particularmente el sindical, con un rol activo de las estructuras partidarias. En esa dirección hemos impulsado Conferencias Regionales que potencien sus capacidades de dirección, evaluando su quehacer político, promoviendo actualizaciones de sus planes respectivos y potenciando el colectivo de trabajo con la incorporación de más cuadros. Necesitamos desarrollar mayores capacidades de accionar político en territorios y frentes

En esa perspectiva para el año 2019 debemos poner la Campaña Nacional de Finanzas Marta Ugarte en sintonía con la Campaña Nacional de Crecimiento Gladys Marín, en la línea de potenciar esfuerzos y las capacidades del partido, cuestión que se debe traducir en mayor incidencia en el campo sindical, social y las próximas elecciones 2020-2021.

Asumido el crecimiento como una dimensión del desarrollo del Partido, que se complementa por ejemplo con las Escuelas nacionales de Cuadros- que este año pensamos desarrollar zonalmente o la Escuela Teresa Flores orientada a nuestras compañeras, los objetivos específicos de esta campaña de crecimiento a desarrollar entre Abril y Agosto  será integrar a nuevos afiliados a la militancia regular en el Partido y recuperar para el trabajo partidario a militantes rezagados, generando una expresión territorial del Partido en todo el país.  lo cual nos posibilitará contar con mayores capacidades para enfrentar los futuros procesos electorales, tanto de la CUT como de elecciones municipales y parlamentarias

Avanza la comprensión de la importancia política que tiene la tarea del financiamiento partidario. A mayor actividad política de nuestro partido, “se necesitan más recursos para que nuestro esfuerzo sea sostenido”.  Las finanzas, así como en cualquier actividad partidaria, debe ser asumida con la mayor seriedad y acuciosidad, considerando todas las variables que intervienen en las actividades proyectadas, objetivando la realidad con planes evaluados, con plazos, responsables y valorizado.

 La política de finanzas es la que permite materializar toda la acción del partido y que hoy en el nuevo marco legal que contempla el financiamiento de los partidos y de las campañas políticas, nuestro partido debe apuntar a su plena independencia financiera, sin embargo, es perentorio aumentar nuestros aportes propios, tendiendo a minimizar la influencia estatal en nuestro quehacer.

Ambas campañas están en su fase de instalación, para lo cual toda la información será enviada y discutida con los CCRR.

El Partido debe proponerse jugar a plenitud su rol de factor subjetivo, sin dejar de considerar las condiciones objetivas, debe incidir decididamente en el estado de avance de la lucha popular.

Existe una agenda de masas en la que debemos concentrar nuestras energías. Tenemos plena conciencia, que, en muchos aspectos, este 2019 será determinante para el proceso de acumulación que permita conquistas políticas democráticas en los años 2020 y 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s