Carlos Mesa Vocero de Bolivia en litigio ante La Haya: “Habrá un giro de 180 grados en la relación de Bolivia y Chile a partir del fallo” – Mónica Machicao – T13

El vocero de la demanda marítima del país vecino ante La Haya plantea que fuera quien fuera el canciller chileno, Heraldo Muñoz, Alfredo Moreno o Roberto Ampuero, la esencia de lo que busca Chile, que es buscar un fallo adverso a La Paz, no se modificará.

 

Por Mónica Machicao

A un mes y medio del inicio de los alegatos orales, la última fase del juicio de Bolivia contra Chile ante La Haya, el vocero de la demanda marítima paceña, Carlos Mesa, aborda los hitos del litigio que podría finalizar durante este año.

De cara al cambio de gobierno en Chile, el ex presidente cree que fuera quien fuera el canciller de turno, Heraldo Muñoz, Alfredo Moreno o Roberto Ampuero, la esencia d ela defensa chilena, de lograr que la Corte falle en contra de Bolivia, no se modificará.

-El equipo de juristas bolivianos se ha mantenido inalterado desde el momento que se inició el juicio en La Haya. Sin embargo el equipo chileno ha sufrido varios cambios. ¿A qué los atribuye?

-Creo que, casi sin dudarlo, al resultado del fallo de la demanda preliminar de incompetencia de Chile. Creo que el equipo jurídico y comunicacional de Chile tuvo que asistir a un fallo que fue claramente, inequívocamente favorable a Bolivia. El intento de Chile fracasó de manera muy clara y dio lugar a que, como era previsible para nosotros, a analizar el tema de fondo.

En ese contexto es comprensible que Chile haya hecho modificaciones significativas en su equipo para intentar dar un giro. Mientras que en el caso de Bolivia el éxito tanto jurídico como comunicacional de lo que fue nuestra respuesta a la demanda preliminar de incompetencia nos permite la certeza de que él y trabajo se hizo bien y que había que reforzar el equipo. Y el refuerzo es garantizar su trabajo y su continuidad en adelante.

-Esta nueva etapa del juicio va a tener un cambio y un protagonista de peso, el futuro canciller Roberto Ampuero. ¿Qué opinión tiene acerca de él?

-Yo no opino sobre personas, sino sobre política exterior. No me parece relevante, y en este caso no quiero decir nada a favor o en contra, no es que tenga poca consideración por lo que vaya a ser la figura de nuevo ministro de Relaciones Exteriores. Lo que quiero decir en el caso de Chile lo que hago yo es una lectura de lo que fue la política exterior de Chile a partir del momento en que el presidente (Evo) Morales abrió un juicio internacional ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Y si analizas lo que ha sido la actitud de primer gobierno de (Michelle) Bachelet, el primer gobierno de (Sebastián) Piñera y el segundo gobierno Bachelet, no hay ninguna diferencia. Que el nombre del canciller sea Moreno, que el nombre del Canciller sea Muñoz o que el nombre del canciller sea Ampuero no creo que modifique la esencia de lo que Chile intenta lograr, que es que la Corte Internacional de Justicia falle en contra de Bolivia. Y lo que tenga que hacer Chile, una vez que se conozca el fallo, no será relevante en tanto el nombre del canciller, sino en tanto la política exterior global.

-¿Usted conoce personalmente a Roberto Ampuero?  

-No, no lo conozco, personalmente quiero decir.

-¿Qué implica para Bolivia haber llegado a esta etapa del juicio? ¿Cuál es el ánimo que hay en la población boliviana?

– Un éxito extraordinario. Un éxito histórico sin precedentes. Primero porque se planteó por primera vez en nuestra historia llevar a Chile a un tribunal internacional. Y cuando digo por primera vez en nuestra historia tiene que ver con una cosa distinta de  la que ocurrió en la Sociedad (Liga) de Naciones en la que se planteaba la nulidad del Tratado de 1904. Por primera vez en nuestra historia, reconociendo la vigencia del Tratado de 1904, llevamos a Chile a una Corte. Chile pretende que es el Tratado el que impide que Bolivia le lleve a una Corte Internacional y la Corte falla en contra de esa posición chilena. Ese es un primer éxito. Y estamos seguros, que esta es la lógica de Bolivia, la consistencia de nuestros argumentos determinarán algo que para nosotros es evidente: Chile llevó adelante por más de 70 años, una acción que puede entenderse como actum bilateralde, un estado con un doble compromiso. Quiero negociar contigo. Me comprometo a negociar contigo. Y el compromiso de negociar contigo lo hago con un objetivo, para otorgarte a ti un acceso soberano al océano Pacífico. Esos dos elementos nos hacen pensar que tendremos un fallo favorable de la Corte Internacional de Justicia, probablemente este año el 2018.  Y en ese sentido habrá un giro de 180 grados a lo que será la relación de Bolivia y Chile a partir de ese momento.

La causa marítima es una causa nacional. La combinación de causa nacional y política de Estado es una combinación que permitió a Bolivia encarar desde que el año 2011 cuando el presidente (Evo) Morales adelantó que se daría este juicio internacional, una lógica en que Bolivia miró que las posibilidades que se nos abrían de tener un éxito que giró lo que se había convertido en una especie de dar vueltas alrededor de una noria, era una posibilidad muy importante.

Mi impresión es que la sociedad boliviana tiene plena conciencia de ello y en ese contexto espera un éxito histórico de Bolivia.

-¿En este momento de los últimos alegatos cual es el papel que usted juega dentro de esta etapa?

-Como portavoz de la causa marítima, y en este caso específicamente el tema de fondo, nuestro papel, el mío en particular, tiene que ver con la difusión a nivel internacional, pero más en lo que se refiere a visitas internacionales como las que hice en la primera fase, conversaciones como esta, opiniones o artículos que refuercen el punto de vista de Bolivia y que mantengan las líneas maestras en las que Bolivia está anclada. Esta posibilidad de charlar contigo, como la he tenido con otros medios chilenos, y en algún caso tendré unas intervenciones internacionales, pero de otra naturaleza. En el sentido de que mi capacidad de comunicación tiene que ver en el ámbito de medios internacionales  de comunicación de los que está haciendo Bolivia en esta etapa.

-El gobierno de Bolivia ha vuelto a llamar a los ex cancilleres y tiene planeado llamar a los ex presidentes, por lo menos así lo han anunciado, para darles a conocer cuáles son los detalles de la estrategia que se lleva en esta última etapa en el juicio de La Haya. Sin embargo se han prescindido de algunas figuras importantes. Usted no estuvo presente en la reunión que se hizo en La Haya donde estaba reunido el equipo jurídico. ¿Cuál es el papel que está jugando ahora dentro de toda esta estrategia?

-Implica que se le ha dado una mayor valoración al trabajo jurídico. Se ha preferido establecer una lógica de análisis jurídico, lo que no quiere decir que yo no esté al tanto y en conocimiento del desarrollo de ese proceso. Lo que pasa es que en este momento, si analizas el equipo que se ha reunido allí tiene que ver con la presencia de los agentes, tiene que ver con la cabeza jurídica, el ministro de justicia, el ministro de Relaciones Exteriores y, por supuesto, los abogados internacionales que están llevando adelante la causa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s