Una encrucijada histórica – Ernesto Sepúlveda

Estamos próximos a una nueva elección presidencial en Chile.

Por primera vez en nuestra vida republicana post dictadura, las calles no lucen los colores, ni se oyen los sonidos ni los discursos de los líderes políticos que se enfrentarán en esta contienda democrática. Este ha sido un efecto no deseado ( o deseado y no declarado), por los “expertos” que diseñaron la normativa destinada a perfeccionar el sistema de partidos, y a transparentar y regular el financiamiento de las campañas electorales.

ernestosepulveda-300x225

Entiéndase que era absolutamente necesario establecer un muro inexpugnable que separara el dinero de la política. Eso la nueva legislación lo consiguió y lo hizo muy eficientemente. Prueba de ello, las pasadas elecciones municipales, en que se redujo sustancialmente el gasto en campaña de los candidatos.

Sin embargo, lo que los expertos no previeron, fue que el proceso eleccionario iba a desaparecer totalmente de las calles y avenidas, al extremo de que numerosas personas ni siquiera se enteraron de que se votaba para elegir alcaldes y concejales. Lo anterior, sumado al proceso de deterioro de la confianza pública en los partidos políticos y en la actividad política en general, nos dejó con un magro 34% de participación a nivel país. Ó sea 3 de cada 10 ciudadanos, participó en las votaciones para elegir a los nuevos alcaldes y alcaldesas por todo el país.

Los carteles, pancartas, fotografías, rayados, panfletos, palomas de los más variados colores, formaban parte de un cierto folclor que acompañaba a las elecciones, y que estaba profundamente arraigado en nuestras costumbre  cívicas y republicanas. Los “expertos”, académicos muy reputados, que de buena fe elaboraron las nuevas “Tablas de la ley” para la política, erraron garrafalmente en este aspecto. Ya que se ha conseguido desprender a las elecciones populares de la necesaria visibilidad, que facilite que los ciudadanos voten  y voten informados.

Aún no ha terminado de cuajar la idea del voto voluntario, que también se propuso en su oportunidad como una forma de aumentar la participación (¡). Unido a la inscripción automática, se pensó, sin ningún sustento fáctico, que los votantes fluirían con entusiasmo a las urnas. Evento portentoso, que como es natural no se produjo. Suficiente evidencia existía de que con voto voluntario, sólo concurrían a votar los sectores más ilustrados, que  en Chile coincide con grupos de mayores ingresos.

El mayor número de votantes en Chile, cuando regía el voto obligatorio,  se produjo en las elecciones presidenciales de 1994, con 7.376.691 electores de un total de 8.085.493 inscritos. Abstención del 8,77%. Esas elecciones las ganó la Concertación de partidos por la democracia con el 57,98% y 4.040.407 votos de Eduardo Frei Ruiz Tagle.

El menor número de votantes en Chile, en vigencia del voto voluntario, se produjo en las elecciones presidenciales de 2013, con 6.699.011 en primera vuelta y 5.697.524 en segunda vuelta. Este resultado significa que 500 mil personas que votaron en primera vuelta del 2009 no concurrieron a votar el 2013. Y en el caso de según vuelta un millón y medio de personas dejó de ir a las urnas. Estas elecciones las ganó la Nueva Mayoría con el 62,17% y 3.470.055 votos de la Presidenta Michelle Bachelet en su segunda campaña presidencial. Obteniendo el mayor porcentaje de todas las elecciones presidenciales efectuadas desde 1989.

Las elecciones del 19 de noviembre son con voto voluntario, y con muy poca visibilidad de los candidatos y sus propuestas en las calles y avenidas de Chile. Una campaña financiada con recursos públicos y fuerte control del SERVEL, evitará la existencia de gastos descomunales que se vieron en elecciones anteriores. Sin embargo, si no existe el pleno convencimiento de los partidos políticos, de que una mayor participación es necesaria para la buena salud del sistema democrático, la tendencia a la “elitización” del voto seguirá acentuándose.

Recientemente una campaña comunicacional del ministerio Secretaría General de Gobierno, ha puesto en las pantallas de TV y en la web, la noción de que mientras menos participen en las elecciones, menos personas tomarán las decisiones. Y estas no serán siempre del gusto de las grandes mayorías.

La irrupción de candidaturas alternativas a los dos grandes bloques que representan a la centro – izquierda y a la derecha, no ha generado hasta ahora la concurrencia masiva a las urnas. Se vio en las elecciones municipales de 2016 y en las primarias presidenciales de este año.

Hoy estamos en una encrucijada histórica, donde se juega el destino de las reformas impulsadas por el gobierno de la Nueva Mayoría, la  alianza de partidos más amplia que se conozca en nuestra historia como República.

La noción de que en noviembre se enfrentan ante la ciudadanía,  dos ideas de sociedad, del mundo, y de la vida, es lo que debiera sacarnos del marasmo en que hoy nos encontramos. Es un llamado de alerta para las grandes masas de jóvenes beneficiarios de la gratuidad en la educación, que se reconoce como derecho social, en contraposición a una educación que se transa como bien de consumo. Son más de 260 mil en todo el país, ello y sus familias tiene mucho que decir.

Será esta la primera vez, y quedará así escrito en la historia, que los chilenos y chilenas elegiremos a nuestros representantes al parlamento, sin el sistema binominal de la constitución de Pinochet, que empataba artificialmente a las fuerzas democráticas, impidiendo aprobar legislaciones más progresistas. Con el veto permanente de los sectores políticos retardatarios.

Será también la primera vez, en que podrán competir en todo Chile un mayor porcentaje de mujeres candidatas, en proporción no inferior al 40% de las respectivas listas. Más mujeres y más jóvenes en la actividad política, es esencial para recuperar la credibilidad del sistema político.

La elección del 19 de noviembre es más que otra simple votación, estamos ante la decisión de continuar por el camino trazado por la ciudadanía el 2013, y seguir avanzando hacia  un estado social y democrático de derecho, o es el camino de la involución, del retroceso a un estadio anterior, donde el individualismo campea, donde se exalta la competencia por sobre la colaboración, y los bienes de consumo por sobre los derechos sociales.

En este momento trascendental de nuestra vida democrática, miremos el futuro con los ojos de nuestros hijos, y no con el de nuestros abuelos. Asumamos nuestro compromiso con la historia y concurramos con entusiasmo a las urnas.

ERNESTO SEPULVEDA.

Anuncios

Carta de un afiliado al gerente de AFP Habitat

Carta respuesta a Habitat de parte de un afiliado.
Creo que vale la pena leerla:
No tan estimado Cristián:
El hecho de que yo esté obligado por ley a entregarles mensualmente mi dinero a alguno de Uds. y que, en vez de pagarme Uds. a mí por este aporte de capital, yo tenga que pagarles a Uds. por “administrar” mis fondos, no quiere decir que yo sea una persona imbécil e ignorante.
Se lo aclaro, porque lo que Ud. plantea en las cartas que me dirige, sin que yo se las haya solicitado, son argumentos para personas de muy bajo CI o con ignorancia absoluta sobre economía.
Lo primero que Ud. hace es obviar, lisa y llanamente, el origen de este sistema de pensiones absolutamente sui generis, que tenemos en Chile.
Esto lo impusieron los grandes empresarios, por la fuerza de las armas y bajo un régimen de terror, que impidió la expresión del rechazo que se manifestó en otras naciones, cuando también se trató de imponerlo y quitarle el dinero a los trabajadores para pasárselos a los empresarios.
En segundo lugar, no describe las características reales del mismo.
En efecto, la totalidad de los trabajadores estamos obligados a entregar nuestros fondos previsionales a grupos empresariales nacionales y extranjeros, que los usan para ser invertidos en sus mismas empresas o grupos de interés.
Nosotros, los supuestos “propietarios” del dinero, no tenemos derecho a nombrar ni siquiera un Director en estas empresas que manejan “nuestros” miles de millones de dólares. Tampoco podemos retirar “nuestros” fondos de las manos de Uds., bajo forma de préstamos sin o con bajo interés.
Debemos aceptar que Uds. les pasen “nuestras” platas, a sus Bancos a tasas de interés bajísimas, y nosotros debemos pedirle “nuestra” plata a su Banco, el que nos la presta a intereses usureros.
Debemos aceptar que, si Uds. administran e invierten mal “nuestro” dinero, y nos hacen perder varios millones de pesos, IGUAL DEBEMOS PAGARLES A UDS. por habernos hecho perder “nuestro” dinero.
Ud. me dice que el fondo de capitalización que yo tengo en Hábitat es mío, de mi propiedad.
No obstante no puedo disponer de él. Ud. me tiene unos 100 millones de pesos que, teóricamente, son de mi propiedad, no obstante, al cumplir mi edad de jubilar, NO ME SERAN ENTREGADOS.
Uds. se quedarán con mi dinero y me lo irán devolviendo en cómodas cuotas mensuales, bajo la forma de “pensión de jubilación”, en un monto que fijarán Uds. mismos con la complicidad de la Superintendencia de Pensiones (dirigida por un ex o por futuros integrantes de sus Directorios empresariales).
Ese monto equivale a un 30% ($498.000) de mi actual sueldo y ni siquiera lo recibiré de por vida.
No crean que soy tan estúpido como para no darme cuenta que esa pensión se financia con los mismos intereses que rinden los 100 millones de pesos, supuestamente míos, que Ud. maneja y que invierte en sus empresas.
Si esa plata realmente fuera mía y la invirtiera yo en el mismo mercado de capitales en que Ud. la invierte, a un 1% de interés mensual, tendría hoy una renta de 1 millón de pesos al mes Y MANTENDRIA MI CAPITAL DE 100 MILLONES COMO PATRIMONIO PERSONAL.
Si Ud. me dice que la tasa de interés está más baja, dejémoslo en la mitad, 0.5% y seguiría sacando los $500.000 mensuales, PERO MANTENDRÍA mi capital de 100 millones para toda mi vida.
Me queda claro que su negocio, amparado por la ley, es impedir que yo maneje MIS FONDOS para invertirlos a bajo interés o incluso perdiendo plata (total es la mía y no la suya) en sus empresas relacionadas (Bancos, Financieras, Seguros, Celulosa etc.), las que obtienen altas rentabilidades con MI plata, mientras que yo debo aceptar no solo la “rentabilidad negativa” de mi fondo, como Ud. llama elegantemente al hecho de hacerme perder MI dinero con SUS decisiones de inversión, sino que, peor aún, DEBO PAGARLE POR ELLO.
En mi caso concreto, si estuviera jubilando por la antigua Caja Nacional de Empleados Públicos y Periodistas (CANAEMPU) tendría una pensión de por vida de $1.150.000.
Como estoy en AFP Hábitat, mi pensión será de $ 498.000.
Cualquier argumento o explicación que Ud. quiera esgrimir para explicar esta diferencia, está demás.
Lo objetivo, es que SU negocio es excelente para Ud. y SUS empresas, pero no para sus afiliados.
Y conste que estoy en el sistema de AFP no por una “libre elección”, sino porque, siendo funcionario público cuando se implantó este sistema de despojo, fui obligado bajo amenaza de perder el empleo, a dejar CANAEMPU y pasar a una AFP, acción por la cual mi Jefe de Servicio de la época recibió una fuerte comisión por cada nuevo “afiliado voluntario” que consiguió.
Aprovecho de solicitarle que, en el futuro, se abstenga de utilizar su posición privilegiada para enviarme cartas y mensajes en que argumenta a favor de su empresa y se limite a entregarme información objetiva sobre las ganancias o pérdidas que Ud. logra con MIS fondos.
Saluda Atte. a Ud.

Sería serio, copiarla a nuestros contactos, incluyendo la AFP que nos caga

Las obras y realizaciones del Gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría en la región de Magallanes

La siguiente es una síntesis de las principales obras y realizaciones del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría en la región de Magallanes.

1.      Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas de Magallanes (Medida presidencial).
2.      Red de parques de la Patagonia y área marítima protegida.
3.      Hoy 2.468 jóvenes estudian gratis en la Universidad de Magallanes e INACAP. Esto es el 30% de la matrícula.
4.      25 Nuevas salas cunas y jardines infantiles. 576 niños y niñas beneficiados.
5.      En el período se construirán cerca de 4.500 nuevas viviendas. En el gobierno anterior se construyeron 1.312.
6.      Se solucionó en un 100% la problemática de personas con subsidios entregados en Gobierno anterior, sin respaldo de proyectos ni terreno.
7.      Entrega de más de 6.000 subsidios para mejoramiento de viviendas. El gobierno anterior fueron 3.000.
8.      Nuevo Aeropuerto de Puerto Natales permitió la llegada de 23 mil pasajeros la pasada temporada.
9.      Tarifas rebajadas un 50% toda la semana para adultos mayores en microbuses de Punta Arenas, primera región en Chile que goza de este beneficio.
10.  Nuevo Hospital Comunitario Cristina Calderón de Puerto Williams.
11.  Nuevo Hospital Dr. Augusto Essmann de Puerto Natales.
12.  Nuevo Hospital Dr. Marco Chamorro de Porvenir.
13.  Adjudicación Fibra Óptica Austral consorcio Huawei- CTR. Subsidio de 100 millones de dólares. Plan de Zonas Extremas.
nuevamayoriaqq
14.  Cobertura del censo 2017: alcanzó al 99,1% de las viviendas.
15.  Durante el periodo se sumarán 59 Nuevos Especialistas, 23 Nuevos Subespecialistas y 13 Nuevos Odontólogos. Adicionalmente, son 70 los especialistas en formación.
16.  57 establecimientos pasaron a ser sin fines de lucro. El 100% de los establecimientos de Última Esperanza, Tierra del Fuego y Williams serán públicos.
17.  La “Hora de Magallanes”.
18.  Creación del “Tribunal más Austral del Mundo” en Puerto Williams.
19.  Creación de los cargos de Notario, Conservador, Archivero y Receptor Judicial para la comuna de Cabo de Hornos.
20.  Nuevo sistema de admisión escolar. Matrícula en primera preferencia 64,7%. En alguna de su preferencia 86,8%.
21.  1.036 estudiantes beneficiados con Beca Nuevo Milenio en Magallanes.
22.  Dos oncólogos infantiles para el Hospital Clínico de Punta Arenas.
23.  Durante el año 2016 se efectuaron 55 rondas de médicos especialistas interprovinciales.

Seguir leyendo Las obras y realizaciones del Gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría en la región de Magallanes

Para seguir construyendo – Carta de dirigentes políticos y sociales por un acuerdo en segunda vuelta presidencial

PARA SEGUIR CONSTRUYENDO

Chile ha logrado asentar la democracia y tener un rumbo para que las graves desigualdades disminuyan, al igual que las cifras asociadas a la pobreza. Todavía falta mucho por hacer y sin duda pudimos haberlo hecho mejor. Sabemos que en tanto haya entendimiento entre los demócratas y renovemos nuestro compromiso, lograremos más desarrollo y una sociedad más feliz.

 

También sabemos que podemos seguir construyendo para beneficio de las mayorías, insistiendo en la mejor atención a los más pobres y corrigiendo los errores que hemos cometido.

No logramos ahora coincidir en un solo candidato presidencial que nos representara. Esta es una grave falla que hemos cometido y debemos intentar minimizar las consecuencias. De no hacerlo, retrocederemos en lo avanzado para lograr un país más equitativo y estable.

En estas condiciones, una vez superada la Primera Vuelta, en la que cada uno de nosotros hará el mayor esfuerzo por aquel que más directamente lo identifica, nos comprometemos a que en la Segunda Vuelta apoyaremos a la candidata o candidato que represente a las fuerzas de centro izquierda e izquierda y nos desplegaremos por el país instando para el éxito que será común.

Para eso convendremos los términos y condiciones que nos hagan coincidir en un Programa que sea representativo del más amplio espectro de los partidos políticos y demás fuerzas a las que pertenecemos. Asimismo, estableceremos los acuerdos básicos para asegurar la necesaria gobernabilidad que requiere el país.

Es indispensable, entonces, que desde ya convengamos en formas de trato y lenguaje que nos permitan converger más fácilmente cuando estemos juntos, apoyando a la candidata o candidato que finalmente nos representará a todos.

Una vez más el llamado es épico, a imaginar y construir lo necesario, incluso haciendo concesiones relevantes cada uno, con la finalidad de que se siga construyendo un Chile que se proyecte con desarrollo del país y de cada uno, en condiciones de justicia y solidaridad.

 

DC

 

Mariano Ruiz Esquide J.

Renán Fuentealba Moena

Nolberto Díaz S.

Yasna Provoste C.

Víctor Torres J.

Gabriel Sílber R.

Claudio Arriagada M.

Mario Venegas C.

Aldo Cornejo G.

Juan Morano C.

Sergio Ojeda U.

José Miguel Ortiz

Patricio Vallespín L.

Nicolás Mena L.

Carlos Soto González

Francisco Huenchumilla J.

Alexandra Núñez S.

Diego Calderón G.

Dinka Tomicic B.

María Eugenia Mancilla

Alejandra Miranda O.

Pilar Gutiérrez O.

Marcela Labraña S.

Patricio Mercado C.

Hernán Díaz Ortega

Luis Cerda Ortiz

Octavio Arratia Arenas

Flavio Garrido S.

Ramón Mallea A.

Exequiel Silva Ortiz

Jaime Hales D.

Raúl Donckaster F.

Soledad Lucero

Juan Claudio Reyes

Carolina Mora Saa

Rene Legue Cárdenas

Patricio Pinilla Valencia

Andrea Murillo Neumann

Héctor Gárate W.

Jorge Mollo Vargas

 

Ramón Espinoza Rocha

Abdón Anaís Rojas

Hernán Bocaz

Claudio Acuña Leblanc

Jorge Consales Carvajal

Octavio Rubio

Daniela Fariña Barrios

Ricardo Tudela

Alexis Morales Morales

Ximena Jeldres Astudillo

Ivan Acevedo Silva

Fernando Castillo Román

Ivonne Rozas Velásquez

Juan Manuel Sepúlveda

Miguel Sánchez

Marcelo Morales S.

Claudia Bravo

Martha Palma Pizarro

Carlos Gardel B.

Ricardo Andrade H.

Manuel Meza

Isabel Guzmán H.

Mauricio Castro Jara

Enrique Soto D.

Cesar Mass S.

Claudio Salas G.

Alejandro Montt

Josué Vega

Patricia Arriagada

Cristian Torres

Patricia Venegas

Julia Panez

Oscar Osorio

Manuel Robledo

José Luis Suárez

Gabriel Madrid

Atilio Carrasco

Erica López S.

Luis Martínez Cerna

Carlos Eduardo Mena

Sara Romero Alvarez

Oliver Rojas Olguín

Mariluz Navarro

Claudia Guajardo Valenzuela

Cristian Castro Riffo

Gloria Fuentes

Romy Farías Cabellero

Marco Antonio Acuña

Patricio Bahamonde

Gonzalo Arenas Valverde

Alvaro Neira Flores

Roy Crichton Orellana

Kareen Herrera Esparza

Fernando León

Jaime Guzmán Quiroz

Victor Hermosilla

Francisco Vásquez O.

José Ramón Rubio

María Isabel Zavala G.

Richard Vargas

Ricardo Barriento Subiabre

Freddy Campusano

José Luis Cárdenas

Adriana Vergara Manque

Julio Valladares Muñoz

Margarita Indo Romo

Luis Salamanca Pérez

Carolina Latorre

Carlos Aparicio Puentes

Rossana Alvarado

José Patricio Villanueva

Gerardo Muñoz Riquelme

Victor Salazar Acuña

Ricardo Troncoso San Martín

Esteban Vega

Roberto Moreno

Roberto Ramos

Juan Tudela

Alejandro Carril

Enrique  Alvarez

Verónica Ozimica Parada

Mario Troncoso

Eduardo Reveco Cartes

Raúl Collao

Marcelo Islas Chandia

Marisel Quintana G.

Enrique Álvarez

Enrique Fell

Alen Cea Bascur

Cristian Díaz Avendaño

Ranulfo Monsalve

Juan Pablo Marchant

Julio Manques Maldonado

Irma Guajardo Zúñiga

Ricardo Anavalón Díaz

Oscar Vega

Paula Acevedo Coria

Juan Zuleta

Silvia Soto Ovies

Juan Díaz Berrios

Johana Barría Ruíz

Ariel Lienlaf

Armando Ruiz Pérez

Patricio Mancilla

Luis Vergara Tejada

Patricia García

Claudia Laborde Manzo

Paulo Donoso

Mario Lizana

Ivonne Flores

Edgardo Yáñez

Jaime Muñoz

Tomás Sánchez Pérez

Juan Andrade

Marcelo Celedón

Miguel Vidal

Jaime Vera N.

Jorge Aros Hernández

Carmen Mesquida Osorio

Luis Martínez Figueroa

Fabián Santibáñez Vásquez

Pedro Ampuero

Celia Contreras Cáceres

Jorge Rojas

Hugo Belarmino Cárdenas

María Antonieta Escobar

Cristian Quintana

Roberto Rojas

Alejandro Morales Rozas

Juan Romero Morano

Marcel Young

María Carolina Inostroza

Ramón Arestigui Gòmez

Silvia Macuada Reyes

José Manuel Plaza

Mauricio Mass

Patricio Espinoza

José de la Cruz

Germán Rojas Guerra

Jesus Bordones

Henry Verdugo

Marcela Albornoz

Gabriela Grondona

Cristhian Lazo

Cristian Jara

Radomiro Rollano Barrientos

Wilson Reyes Araya

Cristian Morales Salvo

Tamara Mora Mora

Gabriel Pozo

Jorge Ravanal Gallegos

Juan Miguel Jara

Marcela Piñeiro F.

Paola Guajardo Contreras

Carlos Espinoza Jara

Iván Arcos

 

PPD

 

Eugenio Tuma

Marco Antonio Núñez

Ramón Farías

Tucapel Jiménez

Loreto Carvajal

Rodrigo González

Andrés Gómez Lobos

Gonzalo Navarrete

Antonio Leal

Rene Jofré

Maximiliano Ríos

Guido Girardi

Jaime Quintana

Alex Zissi

Zoran Ostoic

Patricio Muñoz

Cristián Vilches

Raúl Alvarez

Fernando Borquez

Patricio Cueto

Orlando Orellana

Freddy Seguel

Emerson Segovia

Jorge Tarúd

Rodrigo Villegas

Noelia Tastes

Sergio Echeverría

Santiago Rebolledo

Alberto Pizarro

Jaime Escudero

Julián Goñi

Bernardo Daroch

Patricio Bustos

Daniel Ibáñez

Andrés Saavedra

Nibaldo Acuña

Alejandro Bahamondes

Luís Eduardo Escobar

Claudia Palma

Berta Belmar

Alex Márquez

Felipe González

Ernesto Toro Ballart

Danilo Rivas, Empresario

Osvaldo Aravena

Luis Zapata, Odontólogo

 

 

PR

 

 

Ernesto Velasco Rodríguez

Patricio Tombolini  Véliz

Isidro Solís Palma

Margarita Reyes Vergara

Osvaldo Correa Sepúlveda

Miguel Moreno García

Juan Carlos Paillalef  Alarcón

Rodolfo Baier Esteban

Augusto Prado Sánchez

Emilio Oñate Vera

Marcia González Navarro

Alfredo Bañados Lagos

Robert Guevara Pasten

Raúl Godoy Barraza

Daniel Teplizky

Macarena Carvallo

Marcela Hernando Boisen

Carlos Abel Jarpa Webar

José Pérez Arriagada

Fernando Meza Moncada

Alberto Robles Pantoja

Marco Espinosa Monardes

Patricio Martínez Fuentes

Sol Romero Del Villar

Juan Carlos Meléndez Mackenzie

César Valencia Pérez

Mario Pérez Navarro

Pedro Ávila Silva

Irma Troncoso Álvarez

Gigliola Centoncio Neri

Marcela Concha Villanueva

Pepe Auth

Lorena Bustamante Medina

Cosme Mellado Pino

Camilo García de la Barra

Alexis Sepúlveda Soto

Juan Norambuena Matus

Francisca Bascuñán Peña

Rodolfo Aranda Villanueva

Lily Oñate Muñoz

Oscar Cabrera Ortiz

Carlos Contreras Oyarzún

Andrea Mercado Betanzo

Mario González Rebolledo

Jorge Calderón Núñez

Karin Bianchi Retamales

Julia Torres Matamala

 

 

PC

 

Guillermo Tellier
Daniel Nuñez
Karol Cariola

Camilo Sánchez

Lorena Pizarro
Soledad concha
César Quiroz
Mario Rivas

Javiera Olivares

Juan Carrasco
Daniel Jadue

Rodrigo Sánchez
Isaías Zabala

Judith Rodríguez Lazcano
Miguel cisterna
Nicolás Hurtado Acuña
Grace Arcos
Elizabeth Jiménez Oliva
Cristian Weibel
Natalia Cuevas
Fernando Manzur
Luis González Brito
Iván Vuskovic
Oscar Belmar Sánchez
Thelma Guzmán Asencio
Luis Aguilera González
Raúl Alvear
Irasci Hassler
Pascal Lagunas
Elena Salazar
Juan Pablo Astudillo
Pedro Barría

 

PS

 

Isabel Allende

Álvaro Elizalde

Camilo Escalona

Andrés Santander

José Miguel Insulza

Leonardo Soto

Yenny Álvarez

Daniel Melo

Karina Delfino

Gonzalo Durán

Marcela Rosales

Juan Luis Castro

Marcelo Schilling

Osvaldo Andrade

Arturo Barrios

Maya Fernández

Fernando Krauss

Sadi Melo Moya

Johnny Carrasco Cerda

Armando Uribe

Marcelo Díaz

Jaime Romero

Juan De Dios Parra

Carmen Andrade

Jaime Fuentealba

Marily Escobar

José Luis Rosales

Leo Jorquera

Mauricio Torres

Flor Fuentes

Jaime Olate

Eduardo Manzanares

Eric Órdenes

Marco Ilabaca

Cristian Valle Olivares

Clara Olivares Araya

Juan Miranda

Victor Saavedra Cortes

Salvador Concha Aguilera