Guillier es nuestro candidato presidencial – Editorial de El Siglo

El objetivo de estos últimos meses del gobierno de la presidenta Bachelet es buscar concluir la tramitación en el congreso de proyectos emblemáticos para esta administración , lo que se ve dificultado no sólo por las dificultades de gestión de algunos ministerios, que lamentablemente se constituyeron en factor incidente en la tramitación de leyes, sino además por la oposición agresiva de una derecha obnubilada en su pretensión de volver a gobernar, pero además en estos momentos por la decisión de la Democracia Cristiana de levantar una candidatura de sus filas a la primera vuelta presidencial.

Es de esperar que lo señalado por dirigentes de la DC en términos que serán leales al gobierno hasta su último día tenga expresión real en el parlamento y no se produzcan situaciones como en la tramitación del proyecto de ley de derechos de la niñez, en el cual parlamentarios DC votaron unidos con la derecha, indicaciones que dificultarán luego la tramitación de la ley de interrupción del embarazo por tres causales.

Los comunistas hemos definido nuestro actuar como de lealtad basada en el compromiso programático con el actual gobierno y es lo mismo que le señalamos, antes de proclamarlo oficialmente como nuestro abanderado presidencial, al senador Alejandro Guillier , el cual no sólo coincidió con nuestra postura sino que además integró algunas de nuestras propuestas de programa en el macizo discurso con el cual agradeció el respaldo que le entregábamos.

En efecto, en una actividad con una inusitada cobertura periodística, el domingo 7 recién pasado, el senador Guillier desde su posición de independiente y candidato ciudadano, nos invitaba a los comunistas a sumarnos a un proceso de cambios que abarcando el próximo cuarto de siglo, posibilitará construir una sociedad más justa y democrática.

No debemos obviar la orientación política de la mayoría de los medios de comunicación social del país y que  tras este afán de informar sobre nuestros últimos actos esta la intención de amplificar nuestra influencia y con la figura de un Guillier prisionero de los comunistas, luego intentar influir sobre el electorado “de centro”.

En definitiva, una variable de esa otra campaña por presentar a los grupos reunidos bajo el nombre de Frente Amplio en los adversarios de Piñera y sus empresarios. La diferencia se denota en la solidez de nuestros actos del Caupolican y la proclamación reciente, lo cual también nos permite mostrarnos ante un público para el cual estábamos vetados.
El esfuerzo central a realizar en estos momentos es potenciar al máximo nuestra candidatura presidencial, para lo cual nuestra primera misión es contribuir con todo nuestro potencial en la campaña de recolección de firmas entre independientes que patrocinen la candidatura del senador Guillier.

Es una misión que tiene profundo sentido político porque nos permitirá una relación directa con la gente en subsidio a la no participación  de nuestro candidato en primarias. Este esfuerzo debe ir aparejado a la instalación y trabajo con nuestros pre candidatos a parlamentarios y CORES.

Solo así lograremos evitar que la derecha revierta el proceso transformador que estamos viviendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s