Guido Girardi: “Es imposible que podamos construir con la DC una lista parlamentaria común, porque sería un contrasentido” – Jorge Arellano – Pulso

El senador PPD segura que el partido de Goic debe asumir que la decisión de ir a primera vuelta conlleva esa situación. Respalda a Alejandro Guillier y sostiene que debe liderar una coalición que además se debe ampliar.

Con la decisión DC de llegar a la primera vuelta presidencial, el senador PPD Guido Girardi, asegura que casi no existen posibilidades de poder construir un acuerdo parlamentario con ese partido porque sería incoherente a la idea de la colectividad que encabeza Carolina Goic, de presentar una propuesta país diferente a la de los otros partidos de la NM. Además, el legislador asegura que Alejandro Guillier debe encabezar el liderazgo de un bloque, que según el parlamentario, se debe ampliar y enfrentar los desafíos del Siglo XXI.

¿Le causó sorpresa lo que sucedió en la Junta DC?

-Era la crónica de una muerte anunciada.

¿Y es la muerte de la Nueva Mayoría?

-No sé. Eso depende de cómo evolucione este proceso. Lo que lamento, es que es malo para este proyecto progresista que se ha constituido. Una plataforma que tiende a unir al centro con la izquierda, que se sustenta en la diversidad, en la articulación de visiones distintas, en una mirada de apertura hacia el Siglo XXI.

Al menos es un punto de inflexión para la DC y para el bloque.

-No hay que quedarse varado en las ideologías del Siglo XX y hay que entender que no es la sociedad la que se va a adecuar a las viejas instituciones. En la crisis que viven los partidos hay distintos tipos de búsquedas, y me parece que la que hace la DC es desde una mirada más nostálgica, lo que yo llamo: echar mano al baúl de los recuerdos, volver al concepto de la patria joven, que un partido lidere un proyecto de transformaciones, a emular lo que hizo Frei Montalva en la década del 60. Lo que pienso es que ese mundo ya no existe, no se va a volver a reproducir.

O sea, ¿considera un error importante lo de la DC?

-En el Siglo XXI los proyectos verticales que pueda liderar un partido, con discurso vertical, con visión ideológica única, ya no tienen capacidad de gobernar. Se requiere hoy de la diversidad, de la colaboración, de la inclusión. La gracia que tenía la Nueva Mayoría es que era un ejemplo de la capacidad de articular una diversidad que iba desde el PC a la DC.

Habla en pasado al referirse a la NM…

-Renunciar a eso es volver al pasado. Pero digo que a pesar de que la NM era la coalición más amplia que ha tenido Chile, es todavía insuficiente porque le falta sociedad, le falta ciudadanía. Se requería ir más allá y no más acá. La DC, en vez de buscar ampliar la NM genera un regresión.

¿No le da crédito al argumento DC, de que estaban siendo arrinconados en la NM?

-La reflexión ideológica no tiene sentido. El centro, como una bisagra entre la derecha y la izquierda responde a un mundo que ya no existe. Hoy hay una bipolaridad, una visión más progresista y otra más conservadora. No entiendo qué significa ser centro en materia del aborto, de matrimonio igualitario, en causas animalistas, en materia de pueblos originarios… Aquello que definía a los partidos en el Siglo XX, ya no es válido para el Siglo XXI. Hoy hay una política de valores y las visiones más ideológicas, cerradas y herméticas no tienen mucho sentido.

Entonces para usted la DC, cometió además un error estratégico

-Lo que planteo es que a Chile lo inundó un anacronismo. La crisis política hoy, es una crisis de civilización, la instituciones tienen hoy un pensamiento del siglo XX, lineal, cartesiano…

Se requieren liderazgos para enfrentar estos desafíos, un programa…

-Para Guillier era muy importante la primaria, le hubiera dado legitimidad a la decisión de los partidos. La propia experiencia de la NM enseña que no basta tener mayoría política en el Senado y la Cámara si no tienes mayoría social y la primaria era la opción de construir esa mayoría. Más que tener un programa de Gobierno lo que se requería era ampliar la NM a otros actores culturales, científicos, intelectuales, innovadores, de la sociedad civil, de los pueblos originarios, para ensanchar la plataforma desde donde se va a respaldar un proyecto país.

¿Es Alejandro Guillier quien debe encabezar este proceso que usted plantea?

-La tarea que tiene Alejandro Guillier es liderar este proceso, a pesar de todo, tiene que liderar este proceso que tiene sentido.

Se ha cuestionado mucho a Guillier por su falta de experiencia, por sus asesores, por falta de ideas, ¿podrá liderar a la coalición y un posterior Gobierno?

-No he visto a ningún candidato o candidata, para ser justo, sino planteando consignas que son totalmente superficiales, que no hacen cargo de los desafíos de Chile. Me parece que es una crítica inadecuada e injusta, es como criticar la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. No he visto ni a la derecha, ni a los candidatos del Frente Amplio, a nadie. Una cosa es decir lo que no nos gusta, la cultura Twitter que yo llamo, que es episódica, como un zapping, va cambiando de tema, no tiene un nosotros y es reactiva y otra es una reflexiva que se hace cargo de lo que viene. El desafío de Guillier, para nosotros que lo queremos apoyar y ayudar es justamente construir ese proceso.

Con la primera vuelta, Guillier y Goic parecen más rivales, ¿se puede llegar a entendimientos?

-Aquellos que quieren perseverar, deben entender los desafíos políticos como una colaboración, como la construcción de coaliciones más amplias, con más inclusión, más diversidad y más democracia. Es fundamental que Guillier intente profundizar la coalición que lo va a sustentar desde el punto de vista político y ampliar ese espacio de reflexión.

¿Guillier representa al PPD, no hay espacio para otra decisión ?

-Apoyamos a Lagos porque creíamos que podía ser el portavoz de un proyecto país que sacara a Chile de este anacronismo cultural, económico, social, político que vive. Lo hicimos de manera totalmente altruista, sin calculadora en la mano, pensábamos que el debate que Chile necesitaba era tan importante que Lagos podía ayudar a instalarlo, que obligara a los demás a no sólo quedarse en las consignas y la reacción. Eso no prosperó y hoy el PPD le queda un sólo camino que es intentar colaborar a que sea Alejandro Guillier, de una manera colaborativa y abierta, quien lidere este proceso.

Con el bloque dividido, ¿se le entregará la banda a Piñera?

-Este proceso está empezando, pero no cabe duda que en la DC, finalmente ganaron las tesis de los más conservadores. Hace un mes atrás, tanto Carolina Goic -una persona que respeto y estimo mucho- señalaba con la mayoría de sus parlamentarios que iban a ir a primarias, que se necesitaba fortalecer la coalición y los únicos que señalaban que había que ir a primera vuelta era Mariana Aylwin y los sectores conservadores de la DC. Se impuso la visión más conservadora, que incluso planteó que tenían disposición a votar a la derecha por sobre la NM.

¿Hacia dónde puede crecer la NM?, ¿hacia el Frente Amplio?

-El FA es un espacio que me parece interesante, que agrupa fundamentalmente una lógica generacional, pero también ellos tienen desafíos importantes. Están muy conectados a reconocer lo que no les gusta pero todavía no han desarrollado una capacidad de proponer soluciones a lo que no les gusta. Tienen el desafío de articular diversidad para ofrecer gobernabilidad. De salir de este fenómeno de la cultura de Twitter. Todavía creo que el mundo progresista que está en la NM tiene mejores condiciones para darle gobernabilidad a Chile.

¿Y el bloque progresista de la NM incluye a la DC?

-Ya no depende de nosotros. Lo que sí creo es que es muy difícil en el momento actual, una vez que la DC decide ir a primera vuelta -cosa que yo respeto pero no comparto-, es imposible que podamos construir con la DC una lista parlamentaria común, porque sería un contrasentido. Si la DC propone eso están renunciando a lo que han dicho, a lo que es la esencia de llevar un candidato a noviembre. Una lista parlamentaria no es sino el sostén de un proyecto político, de una visión del Chile. Si la DC quiere ofrecer otra alternativa de la que ofrece la NM, sería totalmente incoherente que dijeran: queremos tener listas compartidas. La idea nuestra es que la NM ofrezca más que sólo un programa de gobierno y que los diputados y senadores que se elijan en la NM lo lleven como bandera. Si llegamos a primera vuelta, bueno, tendremos que construir los acuerdos para que la NM apoye a Goic si ella pasa a segunda vuelta o al revés, Ahí se volverá a construir la posibilidad de entendimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s