El problema no es el dinero – Dalivor Eterovic, Consejero Regional de Magallanes

Como dice mi madre., “Hijo., el problema nunca ha sido la plata, cuando hay… hay y cuando no hay… no hay”. Esta frase que puede parecer tan liviana o superficial conlleva una serie de elementos implícitos que dicen relación con la manera de enfrentar estos temas, pero también con la manera de solucionar la carencia de recursos económicos. En definitiva, al menos entre nosotros, la falta de dinero no puede ser el problema. Naturalmente que ante situaciones de extrema gravedad esta frase resulta inconsistente. Dado que en nuestra sociedad, la vida y la muerte pasan por el dinero.

6dalivor-eterovic-jh5-677x400

¿Pero qué ocurre cuando el problema realmente no es el dinero?

Cuando ya está comprobado que el mercado funciona solo para unos pocos y no resuelve los problemas de las personas, entonces se demanda la presencia del estado y desde el punto de vista de los subsidios y bonos, “la cosa funciona” y todo fluye porque los aviones, los buses, los barcos, los profesionales, los comerciantes y hasta las piedras se mueven cuando hay dinero de por medio.

¿Y si a pesar de haber dinero, “la cosa no funciona”? ¿Que estará fallando?

Digamos que la humanidad ha fracasado y así varios y varias respiraran aliviados, pero no, no puede ser tan fácil “la cosa”.

Yo diría que los que fallan son los que tenemos la responsabilidad de hacer política. No basta con administrar bien, no es suficiente ser empáticos, ni decir que sabemos cuál es la realidad de la gente. Cuando en realidad no es posible conocer lo que no se ha vivido. Menos cuando se ha vivido, literalmente en otro mundo.

Y si no Has vivido lo que dices representar, entonces mientes y cuando mientes te pillan y te pillan legislando mal, te pillan tomando malas decisiones y te pillan haciendo nada o haciendo solo ruido y creando una realidad virtual en redes sociales, te pillan robando, te pillan rodeándote de asesores inútiles y gana pan.

Lo más triste y grave, es que te pillan haciendo sufrir a las personas, porque estás ahí para gobernar, para hacer política de la buena. Sumemos a esto, que alguien impuso un nombre para el cargo y “la cosa” empeora.

Por eso, en estos casos, el problema no es la plata como dice mi madre.

Naturalmente que no todos y todas son iguales, ¿pero quién hace la diferencia?

¿Quién quemo el gimnasio?

¿Quién construyo mal el vertedero?

¿Por qué ese camino tan importante, no se termina nunca y van más de 20 años de construcción?

¿Por qué la obra está inconclusa y abandonada y hay trabajadores con sueldos impagos?

¿Por qué los servicios públicos no llegan a todos los rincones de la región, pero si la actividad turística y productiva?

¿Por qué pavimentamos y rompemos y volvemos a pavimenta y a romper donde mismo?

Por mi parte, he hecho dos presentaciones a la Contraloría General de la República, respecto de dos relevantes temas y espero pacientemente alguna novedad.

Pero sin duda hoy en Magallanes, el problema no es el dinero…

DALIVOR ETEROVIC DIAZ CORE POR MAGALLANES (PC)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s