Cormoranes imperiales en Punta Arenas: Patrimonio natural, riqueza invaluable que debemos custodiar

En pleno corazón de la costanera de Punta Arenas, se emplaza un importante sitio de reproducción y descanso para cientos de aves marinas, escenario cuya tranquilidad se ve interrumpida por malas prácticas y desconocimiento.

cormoranes

Es verano y un enérgico nadador se sumerge y emerge reiteradas veces en el borde costero de Punta Arenas. A orilla de playa, algunos especímenes más jóvenes descansan mientras acompañan los movimientos de los adultos sólo con la mirada, esperando que estos les provean de alimento antes de emprender nuevamente el vuelo en la irregular brisa que acompaña el vaivén del Estrecho de Magallanes.

Se trata de una importante colonia de Cormorán Imperial (Phalacrocorax atriceps), especie característica del paisaje que circunda al muelle Loreto y que año a año utiliza nuestras costas para nidificar y entrenar a sus polluelos en el arte del vuelo y de la obtención de alimento. Sin duda, un hermoso espectáculo que, desafortunadamente, se ve alterado por al menos tres factores: la persecución constante que realizan perros con libre deambular (con o sin propietarios); visitantes que exceden el límite de cercanía, y personas que capturan polluelos sanos pensando en ayudar.

“En esta época, los pichones de cormorán se encuentran en pleno proceso formativo y ya han comenzado a volar. Sin embargo, es posible que durante su entrenamiento estos volantones caigan al agua o aterricen en la playa, permaneciendo por un tiempo en descanso antes de intentar un nuevo desplazamiento, mientras los padres continúan realizando cuidados, llegando constantemente a la playa para alimentarlos y protegerlos.”, explica el médico veterinario del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) Magallanes, Rodrigo Molina.

“Es importante que la comunidad entienda que estos descansos son necesarios para los polluelos y que a pesar de que algunos no regresan de inmediato a los nidos, estos no se encuentran heridos o abandonados por sus padres”, puntualizó el veterinario.

Y es que cada año, SAG recibe decenas de denuncias de ciudadanos que, por desconocimiento, retiran a los polluelos de la playa para tratar de auxiliarlos, situación que contrario a ayudar, altera la crianza natural y obliga muchas veces a completar este proceso en cautiverio.

“Los particulares requerimientos alimenticios y conductuales de esta especie, hacen que la crianza en cautiverio sea muy difícil, por eso insistimos en que la comunidad debe ser cautelosa en su tránsito por la costanera, evitando perturbar los sectores de nidificación y crianza”, reiteró Molina.

Otro factor relevante que atenta contra el aprendizaje de las aves, es la presencia de los conocidos y mal llamados “perros vagos” o de mascotas sin tenencia responsable que deambulan libremente por la playa, provocando disturbios en el ciclo natural de crianza de los cormoranes, e incluso en ocasiones, atacando con crueldad a los pollos que aún no aprenden a volar.

Dado lo anterior, Sag Magallanes, reitera el llamado a la comunidad a colaborar en el cuidado de esta especie, evitando aproximarse demasiado a las colonias y no retirando a las crías de su hábitat a fin de preservarlas en su medio natural, y muy especialmente, a tener bajo control a sus mascotas cuando transiten con ellas en las proximidades de las colonias y áreas de concentración de las aves. En caso de tratarse de perros sin propietarios avisar al Municipio, a fin de gestionar la captura y retiro de dichos animales desde la vía pública.

Cabe señalar, que el cormorán imperial habita tanto en el litoral como en los canales interiores desde la región del Biobío y hasta el Cabo de Hornos, y se encuentra protegida por la Ley de Caza 19.473.

Anuncios

PESCADORES ARTESANALES  ENTREGAN FIRME RESPALDO A SENADOR  QUINTEROS

Pescadores artesanales de Condepp, (Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile)  en voz de su presidente (s) Nelson Estrada  se suman a la carta de rechazo del Senador Quinteros  quien calificó de “atrocidad” la resolución que beneficia al Grupo Angelini y que permite a la flota industrial de la macrozona norte operar en las primeras 5 millas reservadas exclusivamente para el sector artesanal, más conocida como “perforación”.

El senador Rabindranath Quinteros, (PS) quien preside la Comisión de Intereses Marítimos, Pesca y Acuicultura de la Cámara Alta, remitió una carta al subsecretario de Pesca y Acuicultura (S), Paolo Trejo Carmona -con copia al ministro del Interior y Seguridad Pública, Mario Fernández Baeza, y al ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes-, para rechazar la Resolución Exenta (R.E.) N°323 que permite a la flota industrial de la macrozona norte operar en las primeras 5 millas reservadas exclusivamente para el rubro artesanal; faena conocida como “perforación”.

Para Nelson Estrada a la vista de esta carta ha señalado que les resulta “sospechoso e incomprensible que la principal beneficiaria de esta autorización sea particularmente Corpesca S.A. -controlada por el Grupo Angelini, empresa cuestionada judicialmente por sus vínculos irregulares en la tramitación de la conocida Ley Longueira y que han puesto en duda la legitimidad de toda la institucionalidad pesquera del país”, según se puede entender de las propias palabras del Senador Quinteros manifestadas en su carta.

“La extrañeza y duda aumentan cuando la dictación de esta resolución se produce a días de la renuncia del subsecretario  Súnico, nos da la sensación que el poder fáctico sigue vigente en la Sub Pesca”, señaló Estrada.

La Condepp, que representa cerca de 50.000 pescadores en todo Chile, pone de manifiesto su total respaldo a los pescadores artesanales de la XV y I regiones, además a las firmes palabras expresadas por el senador Quinteros quien señala en parte de su presentación; “Con sorpresa me he enterado que la Subsecretaría de Pesca autorizó la operación de pesca industrial en parte del área de reserva a la pesca artesanal de las regiones XV y I, hasta el 31 de diciembre de 2019. Son tres años de una conducta depredatoria contraria al ‘principio precautorio’ que la propia Ley General de Pesca y Acuicultura señala como sus ejes” agrega en la misiva.