Termina El Año Y Los Desafíos De La Izquierda – Pablo Monje-Reyes

pablo-monje-foto-juan-castro-326x235El desafío de la izquierda es avanzar en construir una base social que estructure una política de alianzas interclasista.

Otro año terminó.

Con muchas lecciones encima para la lucha de los pueblos y las izquierdas en el sur de América Latina. Entre ellas, que los sectores reaccionarios lograron reordenarse, tanto a nivel nacional y posiblemente continental.

En Chile se reordenan en torno a Piñera y la detención de las reformas por medio del Tribunal Constitucional como enclave reaccionario garantizado por la Constitución de Pinochet. En Brasil destituyen a Dilma Rousseff por medio de un proceso de baja legitimidad democrática. En Argentina las elecciones las gana la derecha. En Colombia pierde el Sí en el proceso de paz con las FARC. En Venezuela siguen las acciones de desestabilización de la derecha contra el gobierno de Maduro.

¿Cuál es la lección? No solo el poder del Estado sirve para la justicia social y terminar con los procesos de exclusión de los beneficios del desarrollo de los pueblos de cada país.

Se requiere ir más allá. Se requiere modificar las relaciones de clase. Pero también las relaciones socio culturales de dominación. Claramente fundadas en las relaciones de clase. Como dice Gramsci, “el proletariado puede (debe) convertirse en clase dirigente y dominante en la medida en que consigue crear un sistema de alianzas de clase que le permita movilizar contra el capitalismo y Estado Burgués a la mayoría de la población trabajadora (…) en la medida en que consigue obtener el consenso de las amplias masas”.

Por tanto, América Latina necesita un camino más largo. No basta solo con políticas de redistribución de los ingresos, siendo estas necesarias en la actualidad pero no suficientes. Se requiere cambiar el Estado y modernizarlo en función de los valores e intereses de la clase trabajadora.

Supeditar el capital al poder de transformación de clase obrera como principio básico para desconstruir el Estado Burgués. Es necesario derrotar a la burguesía no solo en el plano político y administrativo, como ha ocurrido en esta última década en el continente. Sino también derrotarla en el plano valórico y cultural. Esta es la lucha clave como componente de una estrategia de resistencia ante el avance de la derecha y la burguesía reaccionaria.

El desafío de la izquierda es avanzar en construir una base social que estructure una política de alianzas interclasista. Que permita colocar en el centro el debate de ideas de cómo conseguir imponer política, social, económica y culturalmente una hegemonía que reemplace a la actual dominante, de orden burgués capitalista, que está presente en todos los países de América Latina.

Fuente: El Siglo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s