Reflexión de fin de año – Antonieta Oyarzo, Consejera Regional por Ultima Esperanza

Siempre al llegar estas fiestas de navidad y el inicio de un nuevo año me parece importante detenerse, hacer un alto entre tanta prisa, poco tiempo y algarabía. Un año nuevo aparece como una gran oportunidad, para fijar nuevas metas, desafíos y emprender nuevos caminos y buscar otros sueños ya que más de algún sueño roto se lleva este 2016. Quien podría decir que no tuvo un momento donde perdió la confianza y la tristeza invadió su alma.

antonietaoyarzo

Más de alguien perdió un amigo o amiga, un ser amado, aúnque yo pienso que a quienes amamos jamás se van de nuestro corazón. Pero también permanecen en nuestra conciencia aquellos momentos valiosos, esos que compartimos durante al año 2016 , muchos compartimos grandes luchas, volvimos a creer, a soñar, a luchar por nosotros y por otros, tuvimos nuestras propias victorias , algunas silenciosas, descubrimos nuevos amigos y amigas , hubo reconciliaciones y nacieron las alianzas para nuevos sueños. La vida siempre nos sorprende gratamente y a veces nos arrebata la alegría y nos hace ver que no se puede tener control sobretodo es ahí cuando nos enfrentamos nuestros límites y reconocemos nuestra naturaleza humana. Pero existe la bella y grandiosa oportunidad de encontrar los grandes gestos de amor y de amistad incondicional donde nuestros amigos y amigas ponen lo mejor de ellos y de ellas para que nuestras dificultades se superen. A veces resulta imprescindible mirar generosamente a nuestro alrededor y poder ponernos en el lugar para quienes la vida resulta difícil cada día y poner nuestra voluntad grande o pequeña para cambiar las cosas y lograr un mejor mañana con mayor equidad y oportunidades para un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Hay espacios de convivencia familiar, laboral, social, pública y privada, hoy el ser humano desarrolla multiples roles y no es fácil poder responder a todos los escenarios con la misma energía, requiere dedicación , disposición y mucha generosidad. Por momentos podemos sentirnos perdidos y en medio de la vanidad , el poder , la conveniencia , la falsedad, la envidia, el interés material, florece lo verdadero, el amor puro fraternal y simple , la compañía de los amigos y amigas , el cariño de los hijos , de los padres y abuelos y de esa mujer o hombre que solo basta que tome nuestra mano para saber que todo será más fácil. Creo que hoy el mayor desafío del ser humano es ser feliz, la felicidad es el logro único y más valioso, ser libres y auténticos, vivir sin miedo y sin odios permanentes que encadenan nuestros nobles sentimientos hacia nuestros pares.

No hay mayor satisfacción que honrar la vida, la convicción y la tranquilidad interior de haber hecho lo que uno considera correcto, sin dañar la integridad de los demás, de poder levantar la mirada con naturalidad sin soberbia pero tampoco con servilismo, sino con dignidad y valor .

Todos podemos descubrir durante nuestra vida nuevas oportunidades para nosotros mismos y para los demás ,es necesario abrir puertas y caminos para que todos podamos crecer como seres humanos.

Es natural que al final de un año, recordemos con nostalgia a quienes nos gustaría estuvieran a nuestro lado, aquellos seres que nunca se han ido de nuestro corazón de nuestros pensamientos, aquellos que extrañamos eternamente, es natural añorar y emocionarnos , hay cosas como la ausencia que estarán siempre en nuestra alma .

La felicidad es la opción del presente y del futuro ,la esperanza , la confianza siempre podrá ser el mañana, lo único por construir es el futuro personal, familiar y social … y eso resulta grandioso por que es la posibilidad real de transformación , del cambio y de eso debemos amarrarnos , del futuro, con convicción , generosidad y valor.

Un año más , es el camino nuevo a iniciar, donde podemos ser mejores personas, amigos y compañeros, donde podemos comprender los errores y buscar nuevas respuestas, donde podemos colaborar en lugar de exigir , donde podemos discrepar en vez de descalificar, donde podemos luchar en vez de resignarnos y darnos por vencidos .

A todos y todas quienes fueron y son hoy parte de mi vida , agradezco su compañía , paciencia , comprensión, ayuda , apoyo y cariño . Gracias por hacerme parte de sus alegrías y estar cerca cuando ha sido necesario, por compartir sueños y fracasos… por regalarme tiempo y darme tiempo.. les deseo felicidad , paz y fuerza para el 2017.

A nuestra ciudad le deseo esperanza, unidad y sabiduría, a todos y todas sin distinción que el año 2017 la vida tenga grandes y bellas sorpresas, que podamos compartir buenos momentos en comunidad, con solidaridad , humanidad y fraternidad, siendo justos y nobles , defendiendo nuestra historia y nuestra identidad .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s