Soy partidaria de beneficios a reos de delitos de lesa Humanidad – Trinidad Lathrop

Yo soy partidaria de beneficios a reos de delitos de lesa humanidad.

Antes que me golpeen, lean todo.

Soy partidaria aún cuando los beneficios en si mismos no son un derecho, por eso se llaman beneficios, si es un derecho lal igualdad ante la ley.
Cuando se hace una excepción a ese derecho, y se declara que un delito de lesa humanidad no prescribe, no puede ser indultado ni amnistiado se busca señalar sin lugar a dudas, que ese delito es de tal gravedad que jamás, ni por medio de indultos, amnistía o el simple paso del tiempo, puede quedar impune.

Y concuerdo plenamente con eso.

Jamás se puede permitir que un delincuente que vulnera a la sociedad en su conjunto, que viola de manera sistemática y reiterada derechos humanos, amparado por el poder del estado, quede impune.

Dicho esto.

Los reos de Punta Peuco no tienen derecho a cumplir la pena en su casa. Porque no es un derecho.

Pero si pueden optar a pedir, como beneficio o como acto humanitario ir a morir a su casa. Y a mi parecer, debe otorgarseles cuando:
1.- cumplan los requisitos que se le exige a cualquier reo que haya cometido crímenes graves contra personas, como homicidio calificado, parricidio, femicidio, violación con homicidio, con todas las agravantes que consigna la ley y de manera reiterada.
O sea, no basta que hayan ido un par de veces a hacer muebles al taller de la cárcel.
2.- Muestren clara consciencia del daño causado. O sea: No declaren que están presos por servir al país, porque las víctimas no eran blancas palomas, que son inocentes y están presos porque los jueces, todos, son comunistas, etc.
Porque eso significaría que siguen pensando igual que cuando cometieron el delito y que lo cometerían otra vez o empujarían a otro a cometerlo.
Que señalen inequívocamente que son culpables de los actos por los cuales están condenados.
3.- Que muestren arrepentimiento “eficaz”
O sea, no lágrimas de cocodrilo… eso significa que entreguen toda la información que tienen, incluyendo quien lo mando, quienes fueron sus cómplices, como, cuando, donde ocurrieron los hechos, donde están los cuerpos de los detenidos desaparecidos, etc.
De hecho, en aquellos países donde existen estos casos con beneficios, una sola mentira es causal suficiente para quitarles cualquier beneficio otorgado.
Hasta la fecha, no hay ninguno que cumpla con estos requisitos en punta peuco. (tengo dudas con uno de los homicidas de Tucapel Jimenez)

Muchos han cumplido la mitad de una de sus condenas, pero tienen varias más y siguen procesados por otros delitos.

Ninguno ha mostrado comprensión del daño causado. Los expedientes con sus declaraciones son públicos, pueden leerlos. Siempre culpan a otros, inclusive a las mismas víctimas.   Ninguno ha mostrado arrepentimiento eficaz, delatando a los cómplices y testificando en su contra, contando todo lo que hicieron, como, dónde están los detenidos desaparecidos, etc.

Por tanto, siendo partidaria de otorgar beneficios humanitarios a quienes tienen enfermedades terminales avanzadas, que se le entregarían a otros presos con crímenes graves, creo que no corresponde entregárselo a los reos de Punta Peuco, porque simplemente no cumplen los requisitos, y deben ser tratados como cualquier reo que no cumple con los requisitos.

Hacer una misa en la cárcel, y pedir perdón, a mi me parece un show mediático, pero poniéndonos en el caso que sea sincero, ojalá las familias de sus víctimas los perdonen, lo que no implica que puedan salir de la cárcel. No son las familias de las víctimas quienes los condenaron ni quienes deben determinar si tienen beneficios o no.

La ley solo les otorga el derecho a ser escuchados antes que el organismo pertinente determine si soltarlos o no.

Así que, repito: soy partidaria de beneficios humanitarios para personas enfermas terminales que hayan cometido delitos de lesa humanidad, siempre y cuando cumplan los requisitos legales que se imponen a criminales que han cometido los peores crímenes, y no existe en Punta Peuco ninguno que lo merezca.

El pedir perdón no es suficiente. Y sospecho de esta petición de perdón hecha con tanta faramalla, además.

Ahora, hay un caso con alzhéimer, caso que creo podría ser tratado de otro modo, No hay forma que cumpla los requisitos si no sabe ni quien es. No tengo una solución para eso.

Es necesario recordar que si están presos con la edad que tienen, habiéndose aplicado la media prescripción, o sea, dándole menos de la pena que les correspondería, es porque por años evitaron la justicia con la ley de amnistía, jueces nombrados por ellos mismos, y otras triquiñuelas.

En fin, esta es mi opinión, nada más que eso.

Trinidad Lathrop

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s