Museo de la Memoria recibe bandera rescatada de La Moneda tras el golpe de Estado

La pieza —sacada de La Moneda durante una licitación para realizar arreglos en el Palacio después del bombardeo del 11 de septiembre de 1973— fue entregada al museo por la Presidenta Bachelet.

“Nuestra bandera fue, en la tierra entera, sinónimo de dolor, de herida y de búsqueda de la libertad. Nuestra bandera flameó en decenas de países, en las casas de los exiliados y también de quienes eran solidarios con nuestra historia”, señaló la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, al hacer entrega al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de la bandera rescatada del Palacio de La Moneda después del 11 de septiembre de 1973.

banmderamoneda

El símbolo patrio fue, a su vez, entregado a la Mandataria por el abogado Roberto Cuéllar, hoy director del Colegio Terranova, quien la recibió hace algunos meses de manos de un apoderado del establecimiento, el que desea permanecer en el anonimato.

Al respecto, la Jefa de Estado explicó que “esta bandera, dañada por el uso, el paso del tiempo pero también por el incendio de La Moneda, fue custodiada por más de 40 años por una persona que, hace algún tiempo, la entregara al ex ministro de Tierras y Colonización del ex Presidente Salvador Allende, don Roberto Cuéllar”.

Agregó, además, que “esta bandera hoy vuelve a casa porque la luz de la democracia ha vuelto a nuestra patria, precisamente gracias a todos quienes lucharon, desde dentro y desde fuera, para que la dictadura, el abuso y el terrorismo de Estado terminaran de una vez”.

Se trataría de un estandarte presidencial anterior al año 1967, ya que su escudo está pintado y el Decreto 1534 del 12 de diciembre de 1967 establece que el escudo nacional debe ser bordado. La pieza fue periciada en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos con ayuda de una experta en restauración textil del Museo Histórico Nacional.

Al finalizar sus palabras, la Presidenta destacó también el trabajo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en la restauración de un relato ampliamente compartido sobre lo ocurrido entre 1973 y 1990. “Que el Museo haya sido encargado para evaluar el estado de la bandera y considerar cómo se la puede restaurar y conservar de mejor manera, es un signo de su importancia y del significado profundo de su valor: mantener viva y visible nuestra memoria, permitirnos visualizar qué hemos sido y qué ha ocurrido en nuestra historia, para proyectar nuestra dignidad civilizatoria al futuro. Para garantizar la vigencia permanente del nunca más, y nuestro compromiso irrestricto con la democracia y los derechos humanos”, dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s