Nuestro territorio no es el sombrero de un mago – Antonieta Oyarzo Alvarado, Consejera Regional de Ultima Esperanza

Quien no recuerda el asombro con el que se mira desde una tribuna el espectáculo de un mago al sacar de un sombrero una serie de objetos  animales etc… pareciera que el sombrero no tiene fondo  que es infinita su capacidad y que todo puede caber ahí….

A veces pienso que esa es la lógica que direcciona las decisiones en cuanto la planificación del desarrollo de un territorio, y quiero referirme específicamente a nuestra Provincia de Ultima Esperanza.

antoinietapoyarzo-1

Nuestra historia está asociada a una pujante actividad ganadera, usualmente se hace mención a la sociedad explotadora de tierra del fuego, frigorífico Bories  y la Corporación de Magallanes.

Hoy podemos decir que nuestro territorio se asocia a la actividad pesquera acuícola, turística, salmonicultura y ganadería, también hemos avanzado en la producción hortícola habiendo en nuestra comuna una cooperativa que ha hecho un gran trabajo en este sector.

Pero cúal es nuestra vocación como territorio, somos una tierra privilegiada, donde montañas y cerros se visten de poncho blanco, así dice la tonada a Puerto Natales, además  somos dueños de las aguas más limpias del mundo, cada año nos visitan miles de turistas apreciando no sólo el valor de nuestra naturaleza sino nuestra forma de convivencia como comunidad.

Cuando una persona busca saber ¿cúal es su vocación ,ésta  la define en base a sus habilidades , atributos y también por sus intereses … nuestra región es conocida por sus paisajes , por sus encantos naturales , flora y fauna, pero también por ser una localidad segura , amigable y acogedora … nuestra región y nuestra Provincia de Ultima Esperanza su principal riqueza es la naturaleza y en base a ella podemos impulsar nuestro desarrollo como comunidad y territorio.

Pero cómo se decide el desarrollo de un territorio, según mi opinión, se decide desde el territorio, con las participación de sus ciudadanos y ciudadanas  con la participación real y verdadera de sus representantes políticos validados en base a la voluntad popular electoral, en base a un diagnostico real de fortalezas, oportunidades , proyección futura y calidad de vida .

Resulta paradógico que una decisión que interviene a una comunidad entera se base o osea producto  sólo de  un acuerdo privado de las partes involucradas e interesadas en producir y en instalar una actividad económica que influirá en  muchas áreas de la vida de quienes viven en  este territorio. Puede ser  una decisión legal administrativa y tal vez cumpla con todos los requerimientos establecidos por el estado y sus servicios pero es una decisión legítima Las decisiones debieran sustentarse en base a estudios  y diagnósticos de la realidad local , análisis serios de indicadores de empleo   en un territorio,  identificando  las actividades con mayor generación de empleo, que genera actividad de operadores y-o proveedores locales , cómo se impacta la vida de la comunidad, y  cuales son los impactos ambientales a largo plazo, ya que nuestra legislación ambiental es bastante débil y más aún los servicios públicos carecen de medios y recursos humanos que permitan en forma mínima resguardar los derechos de una comunidad a vivir en un ambiente limpio libre de contaminación sin perjucio en el  futuro . Es contradictorio si actividades económicas no figuran en los pladecos de las comunas se instalen ya que  estos no son  vinculantes  y que todas las opiniones de órganos representativos tampoco lo sean , entonces quién decide qué pasa con nuestro territorio, que es nuestro hogar . Con cargos de papel  sin real poder de decisión , con instrumentos comunales de desarrollo territorial sin validez y ciudadanos en un rol de espectadores confiando en buenas voluntades y buenas intenciones , estaremos destinados a que todo se resuelva en mesas de negocios , que incluso no beneficiarán en forma real el desarrollo de nuestra comuna u otra localidad en cuestión , hay que sentarse a esperar entonces que las promesas y los buenos augurios se cumplan… que las buenas noticias de progreso sean verdaderas …

Pero creo que somos los ciudadanos los transformadores de la realidad y siendo  responsable  como ciudadana y representante de la Provincia de Ultima Esperanza siento que debemos tratar de incidir en las decisiones, haciendo pública nuestra opinión  desde todos los sectores , en forma organizada  y responsable, debemos informarnos, analizar siendo visionarios. Nadie debe restarse, a veces las miradas individualista y evaluación inmediatista nos neutraliza e incluso nos inmoviliza. Nos restamos porque concluímos esa decisión no me afecta y por eso no me importa o estamos tan encerrados y concentrados en lo propio que no nos preocupa lo colectivo o lo comunitario.

Respecto a la posible explotación de carbón a 12 km de nuestra ciudad debemos tener una opinión como comunidad, evaluando en detalle lo que significa sus impactos en nuestro territorio, en términos positivos y negativos. Reflexionar sobre algunos antecedentes como un flujo de camiones cada cuatro horas en tránsito hacia la ruta internacional a través de casas viejas y –o Dorotea. La cercanía del yacimiento cielo abierto a 4 km de la boca toma de agua que abastece de agua potable a nuestra ciudad. Estos son datos reales. Preguntarnos que es progreso  Tenemos derecho a pronunciarnos y a tener diferencias de opinión  cuanto más discusión y análisis haya será una mejor señal que existen personas preocupadas por nuestra vida como comuna , región y País.

El silencio otorga, antigua frase  por eso debemos actuar informadamente y los servicios públicos a cargo de la evaluación desarrollar de la mejor forma su rol sin dar paso a dobles lecturas ya que el estado siempre debe ser resguardar los derechos de los ciudadanos y asegurar la igualdad de participación tanto de la ciudadanía como del titular de cada proyecto.

Ser ciudadano significa ser objeto de derecho y de deberes, por lo que cada ciudadano y ciudadana tiene el derecho a opinar sobre el territorio donde vive, sueña y ama  donde ha construido su vida familiar, laboral y social.

Debemos tener una especial atención por nuestros recursos hídricos , por la calidad de nuestras aguas, así es y exigir a quien hoy tome decisiones respecto al nuestro territorio las condiciones que aseguren la no contaminación del agua y asimismo el abastecimiento futuro de ella en nuestra ciudad. No podemos sentarnos de brazos cruzados a ver cómo administrativamente se define que necesitamos o como debemos vivir. Nuestro territorio no es el sombrero de un mago ….

Mas vale usar pantuflas que alfombrar el mundo

 

Anuncios

2 comentarios en “Nuestro territorio no es el sombrero de un mago – Antonieta Oyarzo Alvarado, Consejera Regional de Ultima Esperanza”

  1. exacto todos tenemos que defender los nuestro especialmente nuestras aguas flora y fauna es horrible el daño una mina a cielo abierto no lo permitamos por favor deberíamos movilizarnos a las agrupaciones que tomen la idea

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s