Populismo y demagogia – Edmundo Leiva

El populismo es una tendencia política que pretende atraer el respaldo electoral del mundo popular con la intención de gobernar. Existen populistas viejos, pero también jóvenes, los hay de derechas pero también de izquierdas, algunos son religiosos y otros también agnósticos, los hay, intelectuales e ignorantes, algunos muy ricos, pero también otros muy pobres. En fin, su característica principal es la de prometer a través de respuestas fáciles, eventuales soluciones a los problemas públicos, las que obviamente terminan por transformarse en soluciones “falsas” para problemas “reales”.

Hoy, en plena “supuesta” y mal llamada democracia plena, el común de las personas no siente que sean las colectividades políticas tradicionales las que les ofrecen estas soluciones reales. Las Crisis económicas, los desempleos, la discriminación hacia los inmigrantes, los problemas de la salud pública y también de la privada, la pobreza, la marginalidad, la inseguridad social, el acceso a la vivienda, la participación de las personas, el medio ambiente, la cultura, el tiempo libre, la previsión social y otras tantas problemáticas requieren necesariamente de algún heroico liderazgo ciudadano, que pueda ser capaz de sobrellevar las riendas de un país, para asumir la responsabilidad de gobernar.

Pero el arte de gobernar… ¿Es algo más que dar respuestas sencillas no?

Por el contrario, se supone que es algo muy complejo y difícil, es que a veces hay soluciones que parecen sencillas de implementar, pero la verdad es que poder lograr que las y los ciudadanos tengan mejores condiciones de vida toma su tiempo, y cuando las promesas ya no funcionan, aquellos que creían poder llegar a ser catalogados de “buenos políticos”, simplemente no supieron responder. El problema se acrecienta cuando debes dar respuestas a lo que te preguntan y no a lo que te gustaría que te hubiesen preguntado.

La política es el arte de lo posible, pero las personas quieren que sea ahora, ni más tarde ni mañana, Ahora. A veces NO es suficiente con tener ideas, hay que actuar también en los momentos adecuados. Digo todo esto desde mi admiración por la política. Muchos son los outsiders, que en el fondo, no la respetan, y que tampoco entienden las habilidades específicas quizás sean necesarias para desarrollarla, hay ocasiones en que una buena parte de la gente común, a la que no le interesan estos temas, les parece más sencillo apoyar a toda clase de dioses estelares, pero como además, la ya desprestigiada “clase gobernante” cree que desciende directamente de una serie de antepasados celestiales, las cosas por estos días, al parecer no están funcionando.

“El populismo y la demagogia, necesitan mantener a la gente en la pobreza y en la ignorancia para seguir gobernando, ojalá que No lo permitamos”

Edmundo “Pocho” Leiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s