No confundir voto de abstinencia con abstención de votar – Ramón Arriagada

Recuerdo a pocos días de la última elección de parlamentarios en Chile (2013), consulté en un auditorio de alrededor de sesenta asistentes a un curso de “Historia de Ultima Esperanza”, cuántos de ellos habían sufragado en esa elección. Tímidamente no más de diez levantaron la mano. Todos eran guías y gestores de turismo. En tono de crítica les manifesté de cómo era posible que ellos estuvieran interesados en la historia de este territorio – que mostraban a los demás- sin ni siquiera querer participar en ella.

ramonarriagada

Con los resultados de las últimas elecciones, he llegado a concluir, que quienes valoramos la democracia y queremos ver reforzadas sus instituciones, vamos perdiendo lentamente las energías en esta noble tarea. El desprestigio de la política como profesión, ha entrado en un trance crónico. Ni el Puma Rodríguez, hoy afónico y oxígeno –dependiente, nos puede ayudar gritando antes las chusmas inconscientes, ¡Hay que escuchar al pueblo, de vez en cuando!.

En la bolsa de valores hubo el día siguiente de la última elección municipal resultados de cotizaciones al alza. El comentarista las interpretó como optimismo del empresariado por la estabilidad social y los equilibrios políticos. La derecha había logrado desbancar a la NM de algunos municipios emblemáticos, pero habían llegado a las urnas tan sólo el 30 por ciento de los votantes. Con ese universo electoral, definitivamente, no se puede garantizar paz social a Chile. Comenzarán a aparecer los fantasmas; nos enfrentaremos política y sociológicamente a las temidas “masas invisibles”.

Hay interpretaciones a todas luces equivocadas, se dirigen a quienes participan en los movimientos sociales; por lo tanto, quienes marchan por la educación y contra el sistema de pensiones y otras aspiraciones, serían quienes no votan. Esta interpretación reduccionista a todas luces, daría paso a explicarse el ochenta por ciento de abstención en Santiago. Bastaría, por tanto, que un gobierno hiciera desaparecer el sistema actual de jubilaciones, para que esa “masa inorgánica, incrédula y que ve a los políticos como un mundo ajeno, volviera hipnotizada a las urnas”

Una respuesta al supuesto anterior, me lleva a una interpretación de lo sucedido localmente en las últimas elecciones municipales. He estado muy ligado a la actividad gremial en los últimos treinta y cinco años en Puerto Natales, en lugares protagónicos; el sentido de nuestras reivindicaciones, estaban dirigidas a tener en Ultima Esperanza condiciones para el arraigo de la población. Conectividad, empleo pleno, el turismo como la viga maestra de nuestro desarrollo, oportunidades para retener a nuestros jóvenes.

Pero cuando todas las variables enunciadas se van haciendo realidad y estamos ad portas de inaugurar dos obras señeras para nuestro desarrollo inmediato, como lo son un jamás imaginado aeropuerto y un espectacular hospital, la democracia llama a sus ciudadanos a pronunciarse, llegan a las urnas tan sólo un esmirriado 33 por ciento, que son siete mil doscientos cuarenta y cuatro ( 7.244 votantes). Hago abstracción que el Concejo Municipal y Alcalde elegidos en Puerto Natales, sean ampliamente desfavorables al gobierno, que hizo posible la materialización de nuestras aspiraciones.

Ciudadanos acríticos, enarbolamos la bandera de la Regionalización, mientras seguimos aceptando la “recentralización” de la nominación de candidatos. En ambas coaliciones, en materia de figuras políticas a ofrecer, se optó por la endogamia y el purismo en reemplazo de la diversidad. Proceso electoral atípico, sin enfrentamientos de ideas, hubo sólo nombres y no debates, que contribuyó a la reeligibilidad de quienes detentaban el cargo alcaldicio.

Espero sinceramente que en el futuro la abstención no se transforme en un voto de abstinencia con un número cada vez más creciente de seguidores. Porque, ya, el ser elegido Presidente de Chile, necesita tan sólo el 17 por ciento de todos los votantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s