Carta abierta: Me cansé de esperar -Jacqueline Palma Roussel, ex Directora del Centro de Salud Familiar de Puerto Natales

CARTA ABIERTA: ME CANSE DE ESPERAR.

Como ex¬ directora del Centro de Salud Familiar de Puerto Natales, y después de ocho años de escuchar el mismo discurso, debo decir que me cansé de esperar.
Me cansé de esperar un mea culpa del alcalde Paredes o del secretario de la Corporación Municipal, dando explicaciones a las miles de personas que no tienen cubiertas sus necesidades básicas en salud, producto de su mala administración.

natalesvvv
Me cansé de esperar para que los millonarios recursos que el Servicio de Salud Magallanes entrega al municipio natálino, sean administrados por profesionales de salud con experiencia, y no por los que la dedocracia del alcalde haya designado.
Me cansé de esperar en estos 8 años, que se publique el Plan de Salud Comunal de Puerto Natales, pues es imposible programar el recurso humano necesario, ni las prioridades en que se deben invertir los dineros, si no se conoce la población objetivo. Por esta razón es que en el año 2015 Paredes se dio el lujo que ningún alcalde de Chile se ha dado, al despedir a un médico junto con otros profesionales de la salud. Rápidamente, y ante la presión de los funcionarios y la comunidad, debió revertir la medida, argumentando que la decisión anterior fue tomada tras un informe emitido por el Servicio de Salud Magallanes, no asumiendo su responsabilidad de desconocimiento en el tema. Posterior a esa engorrosa situación que le costó a la población de Natales estar sin atención primaria a lo menos durante 15 días, se llegó a la conclusión obvia que faltan horas de profesionales en el área, pero que no han sido cubiertas bajo la excusa de “falta de presupuesto”.
En su nueva propuesta denominada Plan 2020, Paredes ni siquiera menciona el ítem Salud Primaria, tan importante para una población que no tiene otra alternativa de atención. Desde hace algunos años, su discurso se ha centrado en el nuevo hospital, en el  que afortunadamente no tiene relación ni en su construcción, ni en su funcionamiento.
Bajo su administración, en lo que si tiene que ver, el Área de Salud de la Cormunat ha malgastado los recursos económicos destinados a pago de profesionales y a la compra de medicamentos e insumos para atender a la población, en los siguientes ítems, entre otros:
–       Pago de sueldos a los funcionarios bajo el artículo 45, los que debieron haberse pagado con fondos municipales, aprobados por el Consejo Municipal. Situación que nunca ocurrió.
–       Contratación de otros funcionarios como abogado, ingenieros, administrativos, etc., que no tienen relación con la atención de salud de la población, según la ley 19.378.
–       Pago de arriendo de edificios para la instalación de oficinas de otras áreas de la Corporación Municipal.
–       Compra de insumos para las campañas de esterilización canina, lo cual no pertenece a las funciones de un Cesfam.
–       Gasto en capacitaciones y viajes innecesarios, que nunca se tradujeron en un beneficio para el funcionamiento del Cesfam.
–       Compra de vehículo que el secretario general de la Cormunat, sin logo institucional, tiene para su uso y abuso personal, cargándose incluso el combustible a la misma cuenta.
Estas y otras varias situaciones, han llevado a que la Cormunat tenga múltiples deudas, e incluso demandas en tribunales, por no pago de facturas a proveedores de medicamentos, cotizaciones previsionales y de salud, créditos, etc. Ni hablar de las deudas con el comercio local, pues eso requeriría otra carta.
Fuera del área de salud, también me cansé de esperar que los edificios construidos con fondos traspasados al municipio por el Gobierno  Regional, como asilo, juntas de vecinos, gimnasios, piscina de rehabilitación, relleno sanitario, etc.,  sean construidos acorde a las especificaciones técnicas. Estos son  construidos o reparados con altísimos presupuestos por las mismas empresas amigas, y pese a ello, presentan pésimas terminaciones y son entregados sin terminar.
Me cansé de ver basura en las calles y caminos rurales. No concibo que el camión recolector pase a diario por el camino a Dumestre y éste tenga cada día más basura doméstica en sus alrededores. Da vergüenza ajena cuando uno encuentra algún turista recorriendo el lugar.
Habiendo sido testigo de la forma de actuar de algunos concejales en temas atingentes al Cesfam, le pido a la comunidad que a la hora de elegir concejales, elija a quienes crean que van a tener la capacidad de fiscalizar al alcalde. No elija a concejales, que siendo cómplices, aprueban cuanto documento se les pone por delante, con cero análisis, cero conocimiento y cero asesoría.
Creo que los natalinos, y todos los que no siéndolo queremos llevar una buena vida en este maravilloso rincón de la tierra, debemos abrir los ojos y mirar más allá del cemento de mala calidad que cubre nuestras calles y plazas y solidarizar con lo cientos de personas que deben atenderse en el Cesfam, los que durante 8 años no han visto satisfechas sus necesidades básicas de salud.
¿O usted no se ha cansado de esto y quiere  continuar igual 4 años más?

Jacqueline Palma Roussel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s