¡Descentralízate ahora! – Edmundo Leiva Seguel

El 12 de febrero del 2018, nuestro querido Chile celebrará los 200 años de su Independencia, aquel será el día en el que cumpliremos 2 siglos llenos de historia, pero también colmados de Centralismo.

Es esa misma historia, que ha sido tantas veces descrita y contada desde aquel lugar en donde aún se toman casi todas las decisiones que afectan las vidas de todas las chilenas y de todos los chilenos, la que muchos ciudadanos de regiones pretendemos cambiar. Es que la vida en nuestros territorios no puede simplemente continuar desarrollándose a partir de las prioridades definidas en el principal centro político, económico, cultural y social del país sin considerar la preponderancia de la diversidad del resto de los habitantes del Chile del que todos nos enorgullecemos.

edmundoipocholeiva-234x353

Nuestro país es hoy, el país más centralizado de América Latina, no solo lo dicen las estadísticas de  OCDE, todos aquí lo sabemos, prácticamente el 90% de las determinaciones sociales, culturales, políticas, administrativas y económicas se toman en la capital. Comités Centrales, Consejos Nacionales, Gabinetes, Comisiones Técnicas y Directorios Centralizados opinan y deciden desde Santiago lo que debe hacerse en regiones en muchas e innumerables temáticas y oportunidades desconociendo las realidades locales.

El alto grado de centralismo que como país poseemos, termina por impactar ferozmente en la eficacia de nuestros diagnósticos, en el respeto y el desarrollo de nuestras culturas, en la implementación de nuestras tecnologías, en la expansión de nuestros mercados y también en la correcta aplicación de nuestras políticas públicas, entre otras cosas, provocando una desigualdad asfixiante que afecta gravemente el futuro de nuestro país y en particular el de los habitantes de nuestras diversas regiones y comunas.

Pero, ¿que significa descentralizar compatriotas? Malas noticias para los centralizadores y acumuladores del poder, malas noticias para ellos, pues descentralizar es resignarse a perder poder, es resignarse a ceder espacios y comprometerse con un proceso nacional que permita el traspaso de facultades desde el centro hacia la periferia, un proceso que promueva el resurgimiento de otros espacios y de otros liderazgos para la toma de determinaciones.

Descentralizar es además comprometerse con el traspaso de atribuciones políticas a la sociedad civil, a sus organizaciones y a las personas en particular. La descentralización es un proceso que debe reconocer y fortalecer las capacidades para la toma de decisiones de quienes hasta el momento solo han sido objetos y no protagonistas. Descentralizar en definitiva es democratizar, es más que solo transferir poderes entre organismos del Estado. Es Promover la participación, es profundizar la democracia, es permitir que el desarrollo de las identidades regionales promoviendo la equidad y soluciones más eficaces para combatir las injusticias sociales.

¿Y si festejáramos los 200 años de nuestra independencia, otorgando independencia?

 Antes del 12 de febrero del 2018, todas y todos los chilenos debiéramos comprometernos con la creación de un país descentralizado, aquellos que pretendan liderar las luchas de estos tiempos, deberían comenzar por otorgar a las regiones la autonomía que necesitan para decidir sus propias estrategias.

Descentralízate Ahora! Pienso que sería bueno.

Edmundo Leiva Seguel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s