AFP (Ahora Funemos Poderosos), ¿pero antes? – Cristian Bahamonde

AFP (Ahora Funemos Poderosos). ¿Pero Antes?

El domingo 24 de julio del presente, más de un millón de personas a lo largo de todo Chile, marcharon en pos de la modificación del sistema de pensiones de nuestro país. A 26 años de la llegada de la democracia cautelada y a 36 de la instalación del brutal e insensible modelo económico neo – liberal edificado durante la dictadura de Pinochet, la gente decidió manifestarse contra el sistema que otorga pensiones de hambre a buena parte de las y los trabajadores de nuestro país y que consagró pérdidas que sólo afectan al cotizante, pero nunca a la empresa.

Foto-Columnista1

A pocas horas de la llegada a Chile del ideólogo del modelo, el mismísimo hermano del Ex Presidente Sebastián Piñera, su pariente José, buena parte de la sociedad chilena monta en cólera, mientras vuelan controles remotos en todo el país, después de escuchar el discurso del susodicho defendiendo a ultranza y con el cuchillo entre los dientes, lo que el mismo ideó.

Era que no. Ahora, dentro del surrealista y disparatado discurso de José Piñera se instala con fuerza un eje no menor, la nula voluntad de la Concertación para modificar el modelo hoy tan aborrecido, el perfeccionamiento de este durante el gobierno de Ricardo Lagos Escobar y la mantención del status quo en esta materia, desde la llegada de Michelle Bachelet a la Moneda en su segundo capítulo, accidentado periplo que ya se empina largamente por sobre los dos años de duración.

La matriz del movimiento tiene señales que la emparentan con otros surgidos durante estos 26 años de democracia protegida. No surgió desde las bases de los partidos políticos tradicionales, tiene una presencia -en las pautas noticiosas hegemónicas- muy débil aún, no nace desde el congreso, su motivación de fondo tiene relación con el lucro despiadado de unos pocos a costillas del perjuicio de millones, debe confirmar su fuerza ante el difícil escenario que significa una justa de inmensa cobertura mediática, las olimpiadas en este caso, y así suma y sigue. Hartas coincidencias con otras revueltas de nacimiento no tan lejano.

La discusión de la reforma educacional perderá protagonismo, los escándalos del Ministerio de Justicia y sus servicios asociados no serán tapa por un tiempo y la atención se centrará sobre él, de forma y se supone de fondo, adversario político del oficialismo. El empresario de derecha ultrona que hizo nata durante el gobierno del Tirano. Hasta ahí, alguien podría decir “Miel sobre hojuelas”.

Sin embargo, el problema se produce cuando uno revisa los argumentos de José Piñera, el “genio” de las AFP de vuelta en Chile y se detiene en el único eje de su discurso que uno le podría comprar entre tanto delirio facho. Nadie, durante 26 años, se atrevió a cambiar eso que el 87% de los chilenos –según últimas mediciones- quiere modificar hoy.

Pero, no se olvide usted que durante esas 26 primaveras, 22 fueron con la Concertación primero y con la Nueva Mayoría después, en el poder. Incluso hoy con mayoría en ambas cámaras. En eso Piñera no miente, todo lo contrario. Pone en la mesa, como dato objetivo para el análisis, una verdad grande como una catedral.

Cristian Bahamonde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s