Exposición del Movimiento Alerta Isla Riesco ante la Comisión de Evaluación Ambiental de Magallanes, martes 26 de julio de 2016

El Servicio de Evaluación Ambiental rechazó nuestra solicitud de abrir un proceso de Participación Ciudadana, en el análisis de la Declaración de Impacto Ambiental presentada por Minera Invierno S.A., con la cual pretenden se le permita usar explosivos, en su explotación de carbón en Isla Riesco.

Ello pese a que se presentaron más solicitudes de Participación ciudadana, por ciudadanos y ONG, que el mínimo exigido por la ley. Nuestra legislación exige peticiones de 10 ciudadanos, se presentaron 18. O exige la petición de 2 ONG, se presentaron 4 de estas solicitudes.

islariesco

Esta censura ha sido objeto de dos recursos que aún se encuentran en tramitación, por lo que no corresponde que se ponga término a la tramitación de la DIA sin que previamente se llegue a una resolución ejecutoriada al respecto, de otro modo se está incurriendo en un vicio de nulidad de la Resolución que eventualmente la apruebe.

Durante la tramitación del Estudio de Impacto Ambiental de Mina Invierno, los ciudadanos preguntamos repetidamente si se usarían explosivos, lo que fue negado categóricamente una y otra vez por la empresa, tal como consta en la Resolución de Calificación Ambiental que aprobó el proyecto.

Sin embargo, a sólo dos años desde el inicio de su operación, Mina Invierno desconoció estas categóricas negativas, presentando una Carta de Pertinencia para empezar a usar explosivos, solicitud que tuvo luego que reemplazar por una Declaración de Impacto Ambiental, que fue rechazada, insistiendo ahora con una nueva Declaración, supuestamente con más información que la anterior.

Este modo de operar, en cuanto a presentar cartas de pertinencia para modificar lo aprobado por la RCA, ha constituido una extensa práctica por parte de la minera, la que a la fecha mediante este sistema ha pedido modificar el modo de captar el agua potable; la ubicación del acopio de masa vegetal extraída para hacer el rajo; el modo de tratar las aguas servidas; la capacidad de carga de los buques que embarcan el carbón; la cantidad de personal que trabaja, etc. La mayoría de estas cartas fueron presentadas dentro del año de inicio de operaciones, por lo que aparecen como una ingeniosa forma de ir paulatinamente cambiando y ampliando el proyecto aprobado sin necesidad de estudios.

Con esto Minera Invierno demuestra total falta de compromiso y seriedad con los compromisos ambientales adquiridos en la RCA, lo que además se demuestra con los innumerables procesos sancionatorios que ha debido enfrentar, por no dar cumplimiento a las Medidas de Mitigación que obligatoriamente debiera satisfacer, para ejecutar adecuadamente su proyecto minero.

Entre estas infracciones se encuentran:

  1. La destrucción de un monumento histórico nacional, consistente en un taller lítico kawesqar ubicado junto a la casa oficina principal. Este no es un mero conchal sino un lugar donde los kawesqar extraían piedra y confeccionaban herramientas, cuchillos, arpones, raspadores, puntas de flecha, por lo que tenía una gran importancia histórica. El monumento nacional fue cubierto con escombros y basura usando palas mecánicas, resultando devastado. Esto constituye un delito, pero sin embargo luego de nuestra denuncia, el Consejo de Monumentos Nacionales sólo determinó como sanción, el delimitar claramente los sitios arqueológicos presentes en el área, lo que era en realidad una medida de mitigación obligatoria y previa al inicio de las operaciones, según la RCA.
  1. Luego de tres años, aún no se ha dado respuesta a nuestra denuncia en cuanto a la importante fuga de carbón al momento de primer embarque, situación que según la RCA del Puerto Lackwater nunca se produciría, debido a la estructura telescópica del chute de carguío y la existencia de aspiradoras en el proceso, sin embargo, esta infracción se sigue produciendo en cada uno de los embarques de carbón, sin fiscalización alguna por las autoridades sectoriales involucradas.
  1. Se instruyó sumario por descargas de aguas servidas sobre los límites autorizados, iniciado por Resolución Exenta N° 061/2013, de fecha 26 de marzo de 2013, en el que la minera ni siquiera evacuó sus descargos dentro del plazo que tenía para ello y se determinó que existían infracciones por sobre el 800% de la norma permitida, pero en lugar de clausurar como se hace con cualquier pequeño empresario, sólo se aplicó una amonestación y nunca más se ha fiscalizado si esta infracción continua.
  1. La empresa no ha dado cumplimiento a su obligación de dar trabajos de calidad a los magallánicos, ya que paga a estos sueldos un millón de pesos más bajos que a los trabajadores que trajo del norte del país, desempeñándose en condiciones peligrosas y con extensas jornadas laborales, lo que ha sido denunciado mediante movilizaciones de los mismos trabajadores, recibiendo como única respuesta la indiferencia de la empresa. Incluso la Inspección del Trabajo le ha sancionado por prácticas antisindicales, por lo que enfrentó una denuncia en el Juzgado del Trabajo, reteniéndosele el pago de cerca de 300 millones del beneficio del DL 889. Además no ha cumplido su obligación de implementar un programa de especialización técnica.
  1. Se instruyó sumario porque conforme a la RCA el agua que se extrajera del rajo, debía pasar por una piscina de decantación que abatiera todo el material en suspensión. Pese a que se instaló una piscina más, al poco tiempo desde el inicio de su operación dichas piscinas, debido a un pésimo cálculo para su funcionamiento, estaban colapsadas, de modo que se ha medido que el agua que sale de ellas está incluso más contaminada que cuando entra, luego de lo cual el agua se descarga en el Chorrillo Invierno 2, el cual hoy en día está totalmente contaminado con sustancias nocivas para la vida, en especial drenaje ácido, e incluso pequeñas piedras de carbón salen flotando por él y llegan hasta la playa, donde se   destruyó  el  humedal   que  allí  se   encontraba  y  hay extensas áreas contaminadas con carbón en la costa. La empresa fue sancionada con una multa de 120 millones por este grave incumplimiento, pero canceló solo 80 millones por pagar anticipadamente. Pero luego esta situación sigue igual, sin que se le haya vuelto a instruir sumario por este diario incumplimiento, con lo que en definitiva, pagó una multa por su derecho a contaminar. En un país serio se habría clausurado la operación de la mina hasta que demuestre tener un sistema de abatimiento de sólidos que verdaderamente funcione.
  1. Hay otros incumplimientos que se han denunciado por otros ciudadanos, como extracción de ripio desde playas o sector intermareal que no han sido investigados.
  1. g) Hay exceso de emisión de material particulado, tanto en el sector explotación de la mina, como en la ruta pública por el gran aumento de tránsito de vehículos. Durante la tramitación del EIA, don Nicolás Butorovic observa que en las tablas de datos de velocidad máxima del viento señalan una media de 40 km/hr siendo que la realidad el viento en Magallanes supera con creces los 120 km/hr como rachas máximas (ostentando 153 km la racha máxima registrada como record en abril 1994) si bien la empresa reconoció esta equivocación, excusándola como un error de tipeo, la autoridad AMBIENTAL no hizo nada respecto, ya que debió exigir una nueva modelación con datos reales.

Tras la aprobación de la RCA por parte del SEIA, el Sr. Butorovic interpuso un recurso ante el consejo de ministros, por lo que dicha autoridad exigió a la minera poner estaciones extras de medición de partículas sedimentables conocidas como MP 2.5, aparte de la medición de Material Particulado (conocido como MP), dado que el MP 2.5 es el más contaminante.

La empresa minera contrata a una empresa externa (obligada por la resolución del consejo de ministros) dicha empresa extrajo la información de  la estación  en Anita Beatriz  y emitió un informe a la SEREMI del Medio Ambiente, los resultados, que son de dominio público, con monitoreo en los años 2013 y 2014, arrojaron valores superiores a los modelados por la empresa MINERA, ya que su EIA señalaba como media de milígramos por metro cuadrado de 11.7, sin embargo la media obtenida por la empresa externa fue de 64.7 y de 50.6.

En consecuencia, los valores reales arrojaron cifras 5 veces mayores a lo pronosticado por el modelo de dispersión de la empresa, lo que implica una contaminación considerable.

Se realizaron los reclamos pertinentes a la autoridad ambiental y esta si bien reconoció los valores, deriva a la empresa minera la explicación del porqué de esta situación, la minera argumentó errores de parte de la autoridad en la interpretación de los datos. Actualmente hay recursos presentados (el tema tiene más de 1 año pendiente). Este es un daño acumulativo que se agrava con cada día de funcionamiento de la mina y se verá agravado si se autoriza el uso de explosivos.

  1. No se ha cumplido con un plan de vigilancia de generación de ácidos
  1. No se ha informado acerca del cumplimiento del plan de erradicación de puyes y truchas de los cuerpos de agua eliminados (dos lagunas y dos chorrillos).

Recientemente el Superintendente del Medio Ambiente Nacional ha reconocido, al ser llamado a consulta ante el congreso, que no cuenta con medios para fiscalizar a Mina Invierno, toda vez que sólo tiene un funcionario en la Región y no tiene medios para trasladarse,

Los ciudadanos hemos sido los únicos denunciantes de estas infracciones, porque las autoridades sectoriales involucradas no efectúan una adecuada fiscalización del cumplimiento de las medidas de mitigación,  lo que hace  aún más injusto que se nos excluya del análisis de la Declaración de Impacto Ambiental presentada, para que se les permita usar explosivos.

Nuestro interés en participar se fundamenta en que luego de analizar la Declaración de Impacto Ambiental, descubrimos que carece de importante información respecto de los efectos que causarán los explosivos, por lo que exigimos que se presente un Estudio de Impacto Ambiental, como corresponde con el espíritu de nuestra legislación ambiental. A modo de ejemplo, nada se dice sobre el efecto sobre la salud de los trabajadores de la Mina, los cuales se ven expuestos hoy a inhalación de sílice en sus puestos de trabajo, material cuyas partículas serán aún más pequeñas producto de las explosiones, invadiendo sus pulmones con mayor facilidad. Por otra parte, los estudios de impactos acústico y vibratorio han sido presentados con errores fundamentales, para minimizar sus reales efectos, tanto en la flora y fauna, como en las personas que se vean sometidos a ellos.

En la DIA en estudio se consignan estadísticas supuestamente científicas y se apoya en protocolos norteamericanos preparados para otro tipo de ambientes, todo lo cual pretende otorgar una imagen de seriedad en el análisis, pero en realidad, el Estudio de Impacto Ambiental también estaba lleno de datos estadísticos que aseguraban que sería un proyecto totalmente respetuoso del medio ambiente, sin embargo la experiencia nos ha demostrado que sólo eran palabras y números inconsistentes, que fueron refutados por la realidad, en virtud de una operación minera llena de incumplimientos a los compromisos ambientales adquiridos.

Chile ha sido evaluado recientemente como el peor país de la OCDE en el cumplimiento de los compromisos tomados internacionalmente para la reducción de las emisiones de CO2 y las medidas para reducir el preocupante aumento en el calentamiento climático global, además de reprochársele la debilidad de su institucionalidad ambiental, dado que se aprueban proyectos sin estudios adecuados y sin fiscalización de cumplimiento de medidas de mitigación, todo lo cual se ve demostrado en la forma como se ha tratado el tema de Mina Invierno.

A modo de ejemplo, llama la atención en el análisis de la presente DIA que él SEA regional haya emitido un informe consolidado sugiriendo su aprobación, pese a que no se han salvado algunas de las observaciones presentadas por las autoridades sectoriales que lo analizaron, en especial aquellas formuladas por la Seremi de Medio Ambiente en Junio que luego, sin explicación alguna, cambia un mes después sin que fueren objeto de una adenda que las respondiera por el interesado.

No podemos seguir considerando como algo normal la explotación de carbón a rajo abierto, hay abundante investigación científica que demuestra que causa daños irreversibles, señalando que las medidas de mitigación no son suficientes para paliar los daños que produce, atendida la técnica de explotación disponible actualmente, por lo que en muchas partes se ha pedido una moratoria a este tipo de explotaciones, tanto en Estados Unidos, Colombia, Argentina, etc. Siendo mucho más recomendable hacerlo mediante túneles o con el sistema de gasificación in situ.

Como magallánicos debemos actuar para evitar que se siga deteriorando la calidad de nuestro medio ambiente, un valor que es destacado a nivel mundial y constituye un gran atractivo turístico, industria que deja en la Región mucho mayores ingresos que los megaproyectos en ejecución, por lo cual debemos dejar de seguir ordenes de los poderes políticos y fácticos de la metrópoli, tomando medidas que realmente aseguren un desarrollo sustentable, so pena de enajenar el bienestar de nuestras futuras generaciones.

26 de julio de 2016.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s