¿Primarias o no primarias?

images

Entramos en tierra derecha de las elecciones municipales de octubre.

El espectáculo de la política, atraviesa las pantalla de la televisión y los ciudadanos observan con un dejo de indiferencia la confrontación diaria entre candidatos y precandidatos.  Probablemente sabemos poco sobre cuáles son las propuestas y las realizaciones, logros y promesas incumplidas de los postulantes a alcaldes, pero si sabemos que por el fracaso de las negociaciones políticas ocurridas allá en Chile en los niveles centrales de los partidos en las horas recientes, prácticamente no habrán primarias legales en la mayoría de las comunas del país.

La elección primaria para la nominación de candidatos al cargo de Alcalde debería realizarse el vigésimo domingo anterior a la fecha de las elecciones municipales. Sin embargo…

O sea, tendremos primarias convencionales, a lo menos entre los partidos de la Nueva Mayoría y sus candidatos, allí donde la voluntad política y la capacidad de construir acuerdos suficientes lo permita.

Ya hemos aprendido que las declaraciones políticas son como los parabrisas de los automóviles en un día de lluvia: las cosas no se ven como son, sino distorsionadas por el agua que corre.  Los que reclaman primarias no siempre quieren primarias, los que piden primarias condenando el principio de “el que tiene, mantiene”, terminan aplastados por el realismo de que es mejor “tener y mantener” antes que arriesgarse a una elección primaria.

No todos los que piden en público primarias, quieren en realidad primarias.

Las primarias fueron convertidas en ley para garantizar un mecanismo abierto, plural y transparente donde la ciudadanía pueda elegir a los candidatos que competirán en las elecciones siguientes.   Pero nadie duda que, a pesar de su transparencia legal, las primarias funcionan en la realidad en Chile como el resultado de un esfuerzo organizado de los partidos políticos y de los equipos de campaña de los candidatos, para movilizar a las urnas al máximo número posible de militantes, simpatizantes, adherentes y votantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s