Congreso Nacional estudia rebajar dietas, asignaciones y pasajes aéreos de los parlamentarios

La proposición de adecuación de ingresos de los actuales parlamentarios fue discutido con los jefes de las distintas bancadas, y está en manos del presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade.

camaradediputados

 

El texto contiene una serie de propuestas y fórmulas para financiar el alza de parlamentarios que incluirá, a partir de 2018, el nuevo sistema electoral que reemplazó al binominal.

La iniciativa establece un esquema más proporcional para las elecciones legislativas, aumentando de 120 a 155 los diputados y de 38 a 50 el número de senadores. Así, el gobierno aseguró durante la tramitación del proyecto que esto no implicaría aumentar los recursos fiscales. Esto, en respuesta a la fuerte ofensiva que por esos días lanzó la UDI para cuestionar la eliminación del binominal.

El texto elaborado por Auth también fue discutido con jefes de bancada del oficialismo. En el texto se señala que “el gobierno, la Presidenta Bachelet y la Nueva Mayoría comprometieron su palabra de que el fin del binominal no generaría costos adicionales para el Fisco, y ese compromiso debe cumplirse”.

El documento se centra en el caso de la Cámara, planteando dos escenarios posibles. En el primero señala que si no se modifican las dietas y asignaciones de los diputados, el costo total anual de los 155 legisladores sería de $45 mil 512 millones, es decir, $10 mil 273 millones adicionales a lo que hoy se gasta. Esto, considerando recursos para dietas, asignaciones, bencina y aportes a los comités parlamentarios (ver tabla).

“Aunque hay muchos ahorros posibles de hacer en la gestión de la Cámara, no es posible ajustar gastos en $10.273 millones para financiar el costo de 35 nuevos diputados si mantenemos el nivel actual de dietas y asignaciones a diputados y a sus comités”, se lee en el escrito.

El segundo escenario que se plantea es rebajar en un 20% las dietas de cada diputado, tal como planteó públicamente el propio Auth y su par del PS Marcelo Schilling esta semana. Eso sí, agregando una rebaja de 20% también a las asignaciones y a los aportes que reciben los comités de cada partido. “Una reducción del 20% en las dietas, asignaciones al diputado y a los comités redundaría en que los 155 diputados tendrían un costo muy cercano al actual”, plantea la minuta.

Según ese cálculo, considerando los actuales 120 escaños, se ahorraría al año $1.824 millones en dietas y $2 mil 834 millones en asignaciones (ver segunda tabla). “Esto significaría regresar a un nivel levemente superior al de 2010, cuando la dieta ascendía a $7.134.102 y las asignaciones a los diputados eran de $9.823.9012”, se agrega en el texto, en el que se transmite una crítica al actual nivel de los sueldos de los legisladores.

“Los ingresos de los parlamentarios experimentaron un alza desmedida en 2003, cuando se estableció en la Ley 19.863 una asignación de dirección superior que consagró legalmente para los ministros de Estado remuneraciones hasta entonces informales”, se lee.

Los caminos para bajar la dieta: “El primero mantiene la valoración equivalente del Ejecutivo y el Legislativo, modificando en la Ley 19.863 la asignación de dirección superior para los ministros de Estado en poco más de un tercio para reducir sus ingresos brutos globales en 20%, desencadenando la consiguiente reducción de la dieta parlamentaria en la misma proporción. El segundo camino es el cambio en la Constitución para que en lugar de plena equivalencia entre la dieta parlamentaria y los ingresos de los ministros, se establezca que los parlamentarios tendrán una dieta equivalente a 4/5 del ingreso de las máximas autoridades del Ejecutivo”, señala la minuta.

Respecto a las asignaciones, debido a que el monto lo establece exclusivamente la Cámara, se señala que “la reducción se hará imperativa si el Ejecutivo no incluye recursos adicionales en la Ley de Presupuesto 2018”.

Según  Auth el costo de los 155 diputados sería, cada año, de $36 mil 392 millones ($1.174 millones más que en la actualidad). En este sentido, a lo anterior agrega nuevas propuestas: disminuir el número de parlamentarios que viaja en misiones oficiales al extranjero; y reducir o incluso eliminar -en algunos casos- los pasajes de avión que se le entregan a los diputados para viajar a sus respectivos distritos, algo que es costeado por la Cámara como un gasto extra a los sueldos y asignaciones.

“La diferencia de sólo $1.174 millones sí podría ser solventada con la reducción a la mitad del número de delegados que concurren a las diversas instancias internacionales (…) y con la reducción a la mitad o derechamente la eliminación de los pasajes nacionales a disposición de los diputados de las regiones Metropolitana, de Valparaíso, de O’Higgins y Del Maule (hoy día 62 y el 2018 83 diputados) y con algunas de las medidas de racionalización en curso”, propone el documento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s