El Tribunal Constitucional como último recurso conservador

escribiendo

Los sectores políticos conservadores, representados por la UDI y otros grupos, comprenden claramente que no son la mayoría de la ciudadanía y que sus bancadas parlamentarias, golpeadas por la verguenza pública de los sucesivos procesos judiciales y por el impacto de la opinión pública movilizada, resultan insuficientes para sobrellevar su propia agenda.

Como resultado de su estado de acorralamiento legislativo, la derecha conservadora recurre al Tribunal Constitucional (creado en 1970), convirtiendo a este órgano del Estado, en un virtual muro de contención de las reformas y cambios que constituyen la agenda programática de la Nueva Mayoría y del Gobierno de la Presidenta Bachelet.

Muro de contención protector y último recurso jurídico y político, el Tribunal Constitucional ha sido constantemente manoseado por la derecha conservadora, hasta convertirlo en la práctica en un nuevo trámite legislativo utilizado como barrera de freno cuando los proyectos del Ejecutivo no son del agrado o de las preferencias ideológicas de dicho sector político.

En el caso particular del proyecto de ley de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo por 3 causales, habiendo sido aprobado por amplias mayorías en la Cámara de Diputados y antes que la iniciativa ingrese al Senado, la UDI anuncia que recurrirá al Tribunal Constitucional dejando al descubierto sus verdaderas intenciones ideológicas: frenar los cambios y continuar avalando la actual normativa represiva que sanciona a las mujeres.

Si el discurso político de la derecha conservadora se funda en la llamada “libertad para elegir”, tan fuertemente defendida por el ideólogo neoliberal Milton Friedman y sus seguidores en Chile, ocurre por extraña contradicción que las mujeres en estas tres causales no tienen hoy la libertad para elegir, y ese sector político se niega a otorgarles ese derecho.

¿Qué mejor demostración de la necesidad de una nueva Constitución, que esta distorsión política e ideológica utilizada por la derecha, para torcer la voluntad popular, la representación parlamentaria del Congreso y hasta la propia iniciativa legislativa del Ejecutivo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s