Acuerdo entre el Gobierno y sectores de la oposición para terminar con el binominal

El Vicepresidente de la República, Rodrigo Peñailillo, acompañado de la secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón, selló hoy un acuerdo político con sectores independientes para garantizar el apoyo a la reforma que pone fin al sistema electoral binominal y lo reemplazará por un modelo proporcional moderado, y que actualmente se tramita en la Cámara de Diputados.

El documento firmado por las partes, reafirma la disposición de avanzar en un proyecto que consagrará el redistritaje, el aumento de parlamentarios para hacer más igualitario el voto a nivel nacional y la iniciativa para promover la participación política de las mujeres.

También contempla reducir la cantidad de firmas para constituir un partido político, los requisitos para que estos puedan constituirse a nivel nacional y también para la inscripción de candidaturas independientes.

La propuesta también reduce el límite de gasto electoral en campaña y abre la posibilidad de seguir trabajando en otras mejoras al sistema político, entre ellas, el financiamiento de los partidos, control del gasto y mayor transparencia.

En el palacio de La Moneda, el Vicepresidente Peñailillo recibió, en primer término, a los parlamentarios y miembros de Amplitud, para sellar el acuerdo de respaldo a la iniciativa gubernamental. Entre los asistentes se encontraron los parlamentarios Lily Pérez, Joaquín Godoy, Karla Rubilar y Pedro Browne, más dirigentes del movimiento.

Al término de la actividad, el Vicepresidente aseguró que “con Amplitud se ha venido conversando desde un principio para lograr el cambio del sistema binominal. Ha puesto temas en la mesa importantes y queremos destacar y agradecer como Gobierno el tremendo esfuerzo y trabajo que amplitud ha hecho por cambiar un sistema electoral que está claro para toda la sociedad y para todos los partidos políticos que llegó la hora de terminar. Quiero agradecer sinceramente, es un trabajo serio, responsable, mirando siempre el interés del país”.

Rodrigo Peñailillo destacó que “el cambio al sistema electoral, cuando ya sea una realidad, se lo va a deber en gran parte a Amplitud. Esto va a permitir cambios culturales desde el punto de vista de la participación y el rol de las regiones, y en eso los partidos de la Nueva Mayoría y Amplitud han coincidido y nos ha permitido llegar a este acuerdo amplio”.

Consultado por las conversaciones con RN, el Vicepresidente explicó que han estado en contacto y se han dado el día de hoy para evaluar la posibilidad de un acuerdo, asegurando que lo relevante para alcanzarlo, no es el número de parlamentarios, sino el sentido de la reforma.

Amplitud

Luego de la reunión, la senadora Lily Pérez declaró que “hemos firmado un acuerdo con el Gobierno. Estamos realmente contentos y satisfechos como movimiento político, de poder lograr por fin después de tantos años un anhelo de nuestro sector más liberal, más social, de centro derecha de cambiar el sistema binominal, de hecho lo dijimos, está en nuestra primera declaración pública de sostener un cambio al sistema electoral binominal de manera profunda”.

La senadora Pérez agregó que “quisimos ser un puente entre nuestro sector político, la centroderecha, con el Gobierno y así lo hemos cumplido. Estamos como Amplitud haciendo algo histórico que es por fin avanzar en un tema que ha polarizado en exceso a la sociedad chilena y ha polarizado también a la política, y es tiempo de hacerlo concretar ahora”.

Jornada de Reuniones

Cercano a las 14 horas, la autoridad, junto a la ministra Rincón, recibieron a los miembros de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados, con quienes abordaron la tramitación de la iniciativa que termina con el sistema electoral vigente.

En tanto, pasadas las 15 horas, está fijada la cita entre la autoridad de Gobierno y los diputados independientes Alejandra Sepúlveda, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic, con quienes se realizará el mismo procedimiento para garantizar el apoyo legislativo de la propuesta del Ejecutivo.

La ronda de reuniones del Vicepresidente terminará cuando reciba al senador Carlos Bianchi.

binominaslacuerdo

Anuncios

El combate naval de Belo Horizonte

Se trata de una extraña mezcla de efecto multiplicador mediático (la televisión en directo creando eventos con la inmediatez de la imagen en vivo) y de pasiones colectivas expresadas en ruidosas manifestaciones festivas.  La imagen queda grabada en la retina y en la memoria: cientos de miles de chilenos volcados en las calles de Santiago acompañando alegremente el retorno a Chile de una selección de futbol que, a pesar del buen desempeño relatado por los comentaristas y “expertos”, perdió su clasificación a los 4os de final con el expediente de los penales.

No exagero cuando digo que este fue el “combate naval de Belo Horizonte”.   Y lo digo con un deliberado tono provocativo: la Historia registra que los chilenos demoraron pocos días en comprender que el 21 de mayo de 1879 en la rada de Iquique hubo un acto enorme de heroismo en desventaja, pero perdimos a medias la batalla naval de Iquique.  En la extraña épica chilena, celebramos más el hundimiento de la Esmeralda que el triunfo de la Covadonga.

Como todo ser humano, el chileno se comporta diferente solo que en multitud.  Y de paso les informo que el archirepetido psicólogo Gustave Le Bonn está más que pasado de moda para comprender los delirios desbordantes de las masas en el siglo XXI.  En Chile, la multitud puede salir a celebrar y unos cuantos vándalos anónimos aprovechan a destruir, pero en Francia o en EEUU o en Inglaterra (supuestamente paises desarrollados) ocurre exactamente lo mismo.  Los vándalos no explican la multitud.

Pero en Chile nuestras celebraciones masivas pueden ser causadas por derrotas.   Todo lo cual me hace pensar en ese sello profundamente pesimista, a veces oscuro y grisáceo, que domina a los chilenos.

Recordamos y festejamos el Desastre de Rancagua y la Batalla Naval de Iquique que fueron derrotas… y el domingo recién pasado, como para tratar de autosatisfacernos con un triunfo moral que no queda inscrito en los registros de la FIFA, salimos sonrientes a la calle a recibir a los heroes caidos, supremo gesto multitudinario de solidaridad y de cariño…después de una derrota.

En la cultura chilena y en la épica imaginaria de este pueblo, los héroes caidos “en la defensa del honor”, tienen más valor que los triunfantes vencedores de batallas, guerras y gestas.   El “Condor Rojas” fue más heroe que los demas seleccionados, a pesar que se mandó el condoro de su vida.

Ahora, las lecciones y aprendizajes quedan reservados dentro de los altos muros de Juan Pinto Durán.   El pueblo chileno, esa multitud pasional llena de sabiduría inconsciente,  queda pendiente de estos nuevos heroismos pasajeros que nos hacen soñar que algún día, algún día, seremos campeones, pero en futbol se gana con mejor futbol, como en cualquier deporte de la vida.

Los más entusiastas ya están pensando en la Copa América del 2015.

Chile hoy, con tanto jugador contratado por equipos extranjeros, se ha vuelto una potencia de escala mundial en el futbol.   Ahora tiene que haber continuidad en ese futbol “moderno y aguerrido” como dice hoy el periódico Folha de Sao Paulo.  Tenemos entonces como país que ser capaces de entrenar y preparar varias generaciones de jugadores con el mismo espíritu ganador y con el mismo sentido del rigor, de la disciplina y del profesionalismo.

La pasión desbordante queda para las multitudes … para que no sigamos celebrando derrotas.

Manuel Luis Rodríguez U.

brujula1

Un continente con esperanzas y con proyectos

Mientras otras regiones del mundo se debaten en el marasmo pantanoso de la crisis multiforme del sistema de dominación y tropiezan una y otra vez con la misma piedra neoliberal, América Latina aparece como un continente al que le queda todavía esperanza.

La región latinoamericana dispone de un capital intelectual de pensamiento social, político y económico propio y de un capital político y socio-ideológico y cultural constituido por los movimientos ciudadanos, territoriales y sociales, construidos sucesivamente desde fines del siglo XIX y que le permite formular sus propios diagnósticos y marcos de referencia, sin perder el diálogo con otras escuelas teóricas y otras cuencas culturales, pero afirmando su propia latinoamericaneidad como espacio teórico e intelectual para construir innovadores proyectos de futuro que reconozcan la profundidad y complejidad de la experiencia adquirida.

En los inicios del nuevo siglo, los latinoamericanos podemos hacer la transición del pasado al futuro y de pasar del pensamiento crítico al pensamiento propositivo, sin perder el horizonte de nuestra propia identidad y nuestra propia personalidad, y sin dejar de reconocer que los primeros responsables de construir el futuro, nuestros propios futuros posibles, son los  pueblos y naciones latinoamericanos.

Las corrientes que empujan el cambio en América Latina representan la esperanza y la perspectiva del cambio, porque son portadoras de proyecto, desde dentro del Estado y desde fuera del Estado.

En América Latina los movimientos sociales están haciendo historia, escribiendo una historia disidente, una historia crítica con los modelos de dominación y dependencia, con los sistemas de subordinación, resistiendo desde el presente a partir de un pasado de luchas y disrupciones, para configurar escenarios futuros de desarrollo humano y sustentable.

Una de las diferencias fundamentales de los proyectos latinoamericanos y latinoamericanistas de cambio social de este siglo XXI, con los modelos de sociedad anteriores, es que no son ¨modelos de exportación¨ sino tentativas de transformación referidas a sus propias naciones y Estados, respondiendo a las demandas de pueblos hoy atiborrados de modelos extranjeros y cansados de sucesivos ensayos y diagnósticos.   Mientras menos apegadas a los modelos occidentales y a los paradigmas del capitalismo tardío y decadente sean las elites latinoamericanas, más abierto estará el horizonte del futuro de una región que es capaz de afirmar su propia identidad y su propio porvenir, dentro de un mundo globalizado e interdependiente.

En esta segunda década del siglo XXI los pueblos latinoamericanos están aprendiendo a vencer la nostalgia del pasado, construyendo nuevos e inéditos proyectos de construcción nacional y colectiva, tal como sucede en Brasil, en Venezuela, en Cuba, en Nicaragua, en Uruguay, en Chile, en Argentina, en Bolivia, reconociendo las particularidades nacionales, pero identificando el rasgo común que los une: una profunda aspiración social y colectiva de cambio social, de rechazo al neoliberalismo desenfrenado y depredador que dejaron instaladas las dictaduras del siglo pasado y de voluntad de abrir camino a una ciudadanía empoderada y crítica, portadora de nuevos proyectos y esperanzas.

Para los pueblos latinoamericanos el futuro es cambio.

Y el cambio en América Latina es un profundo contenido que se construye y reconstruye a diario y una aspiración largamente soñada, de terminar las desigualdades y abusos, abrir las oportunidades y accesos a un desarrollo sustentable y a escala humana y dar forma a democracias cada vez mas participativas y ciudadanas.

Manuel Luis Rodriguez U.

brujula1

Empoderamiento regional – Escribe el senador por Aysen Antonio Horvath

Un importante y contundente grupo de medidas y obras anunció y firmó en las zonas extremas de Arica y Parinacota, Magallanes y Aysén, la Presidenta de la República. La cantidad cercana a 3.000 MUS$ para estas regiones, hace un punto de inflexión en la importancia que éstas tendrán, para ponerse al día de buena forma con el resto del país y generar un crecimiento social, cultural, en armonía con el medio ambiente de las distintas actividades, que tendrán relevancia nacional.

La conectividad física y digital de la Patagonia Chilena desde Puerto Montt, Palena, Aysén y Magallanes, permitirá entre otros beneficios la instalación de un Centro de Investigación para la Innovación Aplicada, junto con la Universidad de Aysén con apoyo del Estado. Esta, una de las zonas de mayor biodiversidad del mundo, tiene muchas potencialidades en productos farmacéuticos, cosméticos, alimenticios, biocombustibles y de valoración de los recursos naturales. Se trabajará con la comunidad y las instancias de Educación Superior, que con mucho sacrificio desde otras regiones, como Valdivia, Puerto Montt, Magallanes y Santiago ya han hecho avances en la zona.

La conectividad del Camino Longitudinal Austral, con tramos importantes de pavimentación y de acortamiento de transbordadores existentes más una red regional, pondrá en su justo valor y significado la Patagonia para Chile.

Las más de 170 medidas para la Región de Aysén, se hacen cargo de demandas históricas y el gran desafío es hacerlo, al igual como en las otras regiones de Chile, empoderando a las empresas y emprendimientos de las regiones respectivas y generando un círculo virtuoso mediante Ordenamiento Territorial y la aplicación de las Energías Renovables No Convencionales.

También hemos encontrado receptividad en el Ministro de Hacienda, para garantizar el rompimiento de la desigualdad, conjugado con crecimiento económico, y asegurando la movilidad social de las personas y de las empresas pequeñas, medianas y regionales, incluida la Metropolitana.

La combinación en las actuales condiciones económicas del incentivo al ahorro y a la inversión, poniendo al día una justa carga tributaria en las entidades de mayor ingreso y utilidades, tanto a nivel nacional como en el extranjero, permitirá la adecuada cohesión y paz social. Las instancias de participación ciudadana vinculante a las decisiones que se tomen, más el empoderamiento regional, dará garantías para un nuevo Chile.

HORVATH

ANTONIO HORVATH

Gobierno anuncia proyectos de ley para fortalecer la descentralización y los Consejos Regionales

Una serie de iniciativas legislativas anunció esta mañana el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, durante su intervención en la jornada inaugural del Encuentro Nacional de Consejeros Regionales que se está realizando en Santiago, actividad en la que también participaron el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego; el presidente de la Asociación Nacional de Consejeros Regionales, Marcelo Carrasco; y el presidente del Consejo Regional Metropolitano, Jaime Escudero.

En la ocasión, la autoridad dijo que en el ADN del Gobierno está el anhelo de crear una nueva arquitectura regional, pues la actual configuración administrativa del país está agotada y es incapaz de enfrentar los desafíos actuales y futuros de Chile.

En este sentido, señaló que hoy existe un claro desequilibrio en el desarrollo de algunas regiones respecto a otras, así como al interior de las mismas. “Lo mismo ocurre en los municipios –agregó- donde unas pocas reciben una considerable cantidad de recursos, mientras otros se desenvuelven en medio de grandes precariedades”.

Por lo mismo, indicó Cifuentes, es urgente avanzar hacia un mayor equilibrio y armonía tanto en el ámbito regional como en el municipal. Al respecto, recordó que una de las primeras medidas anunciadas por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, fue la creación de la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización y Desarrollo Regional, la que debe emitir su informe en octubre próximo.

El subsecretario valoró que en dicha instancia estén presentes todas las regiones del país, así como también su carácter transversal, ya que “está integrada por personalidades de distintas tendencias políticas y provenientes de diversos sectores de la sociedad”.

Además, destacó que la Comisión ya ha ido generando acuerdos, algunos de los cuales se van a traducir en proyectos de ley que se van a enviar próximamente al Congreso Nacional. “Una de ellas –manifestó- es la iniciativa que permitirá la elección democrática de los intendentes y el proyecto de rentas regionales”.coredemagakllanes

Asimismo, Cifuentes anunció que se presentarán indicaciones definitivas al proyecto de ley sobre fortalecimiento de la regionalización, con las que se pretenden robustecer los gobiernos regionales, a los consejeros regionales y el proceso de transferencia de competencias, de manera que la normativa no especifique sólo el mecanismo a través del cual se concretará ese procedimiento, sino que establezca cuáles facultades se van a traspasar y en qué plazos.

La autoridad afirmó que estas medidas se enmarcan en la aspiración del Gobierno de dar una solución global al centralismo que afecta al país y que sean consecuentes con los principios ordenadores de la reforma descentralizadora que se está llevando a cabo, ya que “Chile no puede seguir improvisando en esta materia”, enfatizó.

El traspaso de competencias en el proceso de descentralización

Los senadores Jaime Orpis, Jacqueline Van Rysselberghe, Iván Moreira y Víctor Pérez Varela, presentaron un proyecto de reforma constitucional que modifica el artículo 114 de la Constitución Política de la República, con el fin de regular los mecanismos de traspaso de competencias a regiones.

En el texto legal se hace presente que en octubre de 2009 se dictó la ley 20.390, relativa a la Reforma Constitucional en materia de Gobierno y Administración Regional y “el punto central de todo proceso de descentralización tiene que ver con el poder, relativo a cómo se traspasan facultades desde el nivel central hacia los gobiernos regionales”, precisaron los autores.

CONTEXTO DEL PROYECTO.

Según los legisladores, “en la reforma de 2009 se tuvo una oportunidad histórica para avanzar en esta materia. Lamentablemente se desaprovechó. El mensaje del Ejecutivo fue extremadamente débil en esta materia. El Presidente de la República seguía teniendo la plena iniciativa en ésta y los gobiernos regionales sólo dependían de su voluntad para materializar un traspaso de competencias”

Inicialmente se planteó modificar el artículo 103 de la Constitución Política de la República y la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados modificó el artículo 103 propuesto por el Ejecutivo “en el sentido de exigir que el Decreto del Presidente al traspasar competencias fuera fundado”, se desprende de la argumentación del proyecto propuesto.

A juicio de los senadores, “esta norma mantiene los dos temas fundamentales relativos al traspaso de competencias. Por un lado, sigue siendo una facultad exclusiva del Presidente de la República y por otro lado, mantiene el carácter de revocable, ya que sigue materializándolo a través de Decreto Supremo. Con la modificación se agrega el hecho que el Decreto Supremo debe ser fundado, es decir el Presidente está obligado a entregar los argumentos, pero en lo sustancial los cambios son sólo marginales”.

Asimismo, recordaron que en mayo de 2005 se discutió y aprobó la idea de legislar en la sala de la Cámara de Diputados y se remitió a la Comisión de Constitución Legislación y Justicia, la que -al margen de cambiar la modificación desde el artículo 103 al 114 de la Constitución Política de la República- “planteó por primera vez un cambio sustancial a establecer en el nuevo texto que la iniciativa no sólo se gatilla por parte del Presidente de la República sino también a solicitud de los gobiernos regionales”, indicaron los legisladores.

“Lamentablemente, agregaron, la Comisión rechazó el inciso segundo donde se establecía la iniciativa de los gobiernos regionales para solicitar el traspaso de competencias al nivel central. (…) y en la Sala de la Cámara se aprobó un texto en que desaparece lo facultad de los gobiernos regionales de solicitar un traspaso de competencias y la iniciativa en esta materia sólo queda radicada en el presidente de la República”.

TRABAJO DESDE EL SENADO.

Continuando con la tramitación, los congresistas destacaron que “en la Comisión de Gobierno Interior y Descentralización del Senado fue donde se dio la discusión a fondo sobre el traspaso de competencias, que se inició en 2008″.

“Lo que hizo la Comisión de Gobierno Interior en esta materia fue determinar en el artículo 114 las competencias de los gobiernos regionales; dar competencia al concejo regional para solicitar al presidente el traspaso de una más competencias de las señaladas y frente a la negativa del Presidente de la República para acceder a la solicitud del consejo consagrar al Senado como órgano dirimente”, recordaron.

“Asimismo -indicaron- nos pareció trascendente regular las líneas generales de lo que implica la mayor independencia financiera de las regiones. Además, juzgamos importante que el Senado de la República disponga de potestad para dirimir los conflictos de competencia que se produzcan entre los consejeros regionales y el gobierno central”.

Y reiteraron que la materia es “particularmente delicada y, por eso, juzgamos muy trascendente incorporarlo también dentro de la reforma constitucional que nos ocupa”.

No obstante, el senador Orpis manifestó que el día 2 de septiembre de 2009 después de tres sesiones de debate se votó en particular esta reforma y “ha sido uno de los días más negros y negativos para el proceso de descentralización puesto que se tuvo la oportunidad de generar un hecho histórico y el Senado la desperdició”.

PROYECTO DE LEY PRESENTADO.

En este contexto, los parlamentarios precisaron que hace pocas semanas la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, nombró una comisión para que aborde el proceso de descentralización. “Si en sus conclusiones o propuestas no incluye una modificación al artículo 114 de la Constitución Política del Estado, el proceso de descentralización carecerá de toda eficacia”, señalaron.

“Aun cuando se modifique la ley orgánica, mientras en la norma fundamental existan mecanismos de traspaso de competencia que no sean vinculantes para el Presidente de la Republica, el proceso de descentralización no se profundizará”, argumentaron.

Por ello, insisten en esta reforma constitucional, “aquí se encuentra la médula del problema que nos ha tenido entrampados a lo largo de lo historia, porque la descentralización en definitiva tiene que ver con un tema de poder y dificulto que los procesos avancen cuando la facultad de descentralizar está radicada en quién detenta el poder”.

Así, proponen un artículo 114 en que “la ley orgánica constitucional respectiva determinará los mecanismos por medio de los cuales se transferirán competencias a uno o más gobiernos regionales”.

El traspaso de competencias podrá originarse a iniciativa del Presidente de la República o a petición de dos tercios de los consejeros en ejercicio del respectivo consejo regional.

La Ley Orgánica Constitucional determinará las funciones que serán competencia de los gobiernos regionales.

La transferencia de competencias deberá contar con los recursos humanos y financieros que permitan su desarrollo.

Si el Presidente de la República o el Consejo Regional rechazaren la solicitud de transferencia de competencias o no se pronunciaren sobre ellas dentro del plazo que establezca la Ley Orgánica Constitucional le corresponderá al Senado pronunciarse y resolver las diferencias que se produzcan entre ambas partes.

El lunes 30 de junio paralizan los choferes de MOVIGAS en Punta Arenas

COMUNICADO DE LA CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES, PROVINCIAL MAGALLANES.

Este lunes 30 de junio, los trabajadores del Sindicato MOVIGAS, iniciarán su huelga legal en el marco de la negociación colectiva que llevan a cabo. En este contexto, la Central Unitaria de Trabajadores, Provincial Magallanes, apoya, solidariza y respalda las acciones que emprenda el sindicato por sus justas demandas entre las que destacan, un aumento salarial que permita mejorar las condiciones y calidad de vida de sus asociados.

Creemos indispensable que la Empresa de Transportes e Inversiones MOVIGAS, sociedad compuesta por Gasco Magallanes (85%) y la empresa Círculo Ejecutivo (15%), debe dar una respuesta a las demandas de los trabajadores, en el entendido que sólo por concepto de bonificación a la mano de obra han desembolsado cerca de $180 millones, sin contar lo que se ha obtenido por concepto de subsidio.

Así también, resulta indispensable que el Estado en tanto mandante, sea responsable subsidiario y solidariamente responsable de las condiciones laborales de los trabajadores del transporte público en Punta Arenas al momento de entregar un cuantioso subsidio, por tanto debe adoptar un papel más activo e integral en la cautela del interés público de la concesión, junto con velar por el cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores, ya que MOVIGAS, no sólo hoy se niega a entregar una respuesta favorable en este proceso de negociación colectiva sino también anteriormente ha incurrido en evidentes prácticas de vulneración de derechos fundamentales de sus trabajadores, las cuales han sido posteriormente constatadas por la fiscalización de la Inspección del Trabajo.

En este contexto, y frente a la futura licitación del transporte público reclamamos además que el gobierno se haga responsable de exigir y fiscalizar que la empresa que gestione en el futuro los buses urbanos en la comuna respete los derechos de los trabajadores del transporte consagrados en el Código del Trabajo, junto con establecer en el contrato cláusulas laborales de estabilidad y continuidad laboral, higiene y seguridad, remuneraciones y mejora de condiciones laborales en general.