Contribuciones para una teoría de la desprolijidad

Ser prolijo es ser cuidadoso, pulcro, limpio…es preocuparse de todos los detalles y aspectos del asunto, de manera que las cosas se hagan bien.  ¿Se acuerdan de esa frase: “hacer las cosas bien“…?  Prolijo: prolixus (en latin): cuidadoso y esmerado.

En cambio ser desprolijo, es actuar en forma burda, torpe, descuidada, imprecisa e improvisada.  La desprolijidad es entonces, el desorden de las decisiones y contradecisiones, las promesas que no se cumplen, las quitadas de piso inesperadas, las informaciones contradictorias,  las “salidas de madre” comunicacionales, las torpezas en las frases y palabras inoportunas, los pequeños errores mediáticos, los titulares y anuncios públicos que vienen acompañados por una perturbadora y hasta contradictoria “letra chica”.

Contribuciones para una teoría de la desprolijidad.

vía Contribuciones para una teoría de la desprolijidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s