¿Cuanto vale el voto de un diputado?

BANCADAS DE OPOSICIÓN LAMENTARON APROBACIÓN DE PRESUPUESTO DE EDUCACIÓN GRACIAS A VOTOS DE INDEPENDIENTES

Sala aprobó por 58 a favor y 55 en contra la partida de educación gracias a los votos de los independientes Miodrag Marinovic, Pedro  Velásquez y de René Alinco lo que generó las críticas de sus pares de oposición, quienes coincidieron en destacar los esfuerzos hechos por sumar mayores recursos, sin embargo, la negativa del gobierno a un cambio de modelo y de enfoque impidieron que primara lo que por más de siete meses se ha manifestado en las calles.

 El jefe de la bancada comunista, diputado Guillermo Teillier criticó duramente esta votación y señaló que “ este capítulo no se cierra con la aprobación del presupuesto de educación; es un tema que sigue abierto y los cambios estructurales van a venir lo quiera o no este gobierno, porque estoy seguro que va a seguir adelante la movilización de profesores, estudiantes, apoderados y rectores para lograr finalmente los cambios estructurales que la educación chilena necesita y quiero decir que en esa lucha, nosotros siempre estaremos presentes”.

 Consultado sobre si espera que la oposición continúe actuando unida en los próximos debates que se vienen en temas como la desmunicipalización, la superintendencia, crédito con aval del Estado y otros, el diputado Teillier indicó que debieran seguir “actuando de conjunto, porque tenemos un documento estratégico sobre los cambios estructurales que Chile necesita y vamos a seguir perseverando en ello”, enfatizó.

 En tanto el diputado Carlos Montes afirmó que “era este era un desenlace posible, pero en todo caso creo que la oposición hizo grandes esfuerzos por llegar a acuerdos de fondos y desgraciadamente la propuesta del gobierno solo se dedicaba a aumentar recursos, pero sin cambiar nada en el modelo de la educación superior y en lo escolar no hay nada”.

 El parlamentario socialista agregó además que “el movimiento estudiantil no ha sido escuchado porque se pedían cambios de modelos y no se hicieron. Ahora los más perjudicados serán los profesores y secundarios. Lamentablemente podemos ver que el gobierno no tomó en cuenta las demandas sociales, ni lo que estaba ocurriendo en las calles”, señaló Montes.

Por su parte, el diputado y Jefe de bancada PPD; Pepe Auth, señaló que el Gobierno de Sebastián Piñera, prefirió aprobar su presupuesto consiguiendo con prebendas el voto de tres diputados independientes “en lugar de construir un acuerdo mayoritario en la comisión mixta de presupuesto. Los diputados de la Alianza desmintieron los argumentos que habían dado para votar a favor, hace algunos días atrás en la Cámara de Diputados. Nosotros mantuvimos nuestro voto en contra, y ellos votaron a favor de un presupuesto distinto del que habían aprobado hace una semana”.

“La verdad es que nos dijeron que no habían más recursos, y hoy hay más recursos involucrados. Pero estamos completamente seguros de que podrían haber sido más, no sólo los recursos, sino también las señales de cambio. El Gobierno termina la discusión del presupuesto de educación, sin haber escuchado el clamor ciudadano, por cambios estructurales en el modelo educativo de Chile, por la toma de la responsabilidad pública, sobre la educación de calidad, para todos los niños y niñas de Chile. Y ha continuado dejando a la lógica del mercado la calidad de la educación para los chilenos”, argumentó Auth.

“El gobierno no quiso escuchar a la ciudadanía; durante 6 meses la demanda social ha sido educación gratuita y de calidad, sin embargo, la propuesta del Ejecutivo no respondía en lo más mínimo a ello, por eso hemos votado en contra y es lamentable, muy lamentable”  dijo el diputado radical Alberto Robles tras la aprobación de la Ley de Presupuesto 2012.

Anuncios

Una clase magistral de economía real… o cómo la circulación del dinero activa la economía

Es agosto, y en una pequeña ciudad de la costa, en plena  temporada; cae una lluvia torrencial y hace varios días que la ciudad parece  desierta.

  Hace rato que la crisis viene azotando este lugar, todos tienen deudas y  viven a base de créditos.

  Por fortuna, llega un ruso mafioso forrado de plata y entra en el único  pequeño hotel del lugar. Pide una habitación. Pone un billete de 100 dólares  en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.

  El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con  el carnicero.

  Éste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.

 A su turno éste sale corriendo para pagar lo que le debe al  molino proveedor de alimentos para animales.

  El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con  María, la prostituta, a la que hace tiempo que no le paga. En  tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

  La prostituta con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había  traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le  entrega el billete al dueño del hotel.

  En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las  habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.

Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira  el futuro con confianza!!!

El movimiento mundial de indignados: imagenes y gestos

La siguiente es una secuencia de imagenes que retratan, en distintas ciudades del mundo, el movimiento global de indignación contra la injusticia y las desigualdades ocasionadas por el capitalismo globalizado.

http://www.arte.tv/fr/4256396.html?gclid=CM39hI_F2KwCFQJO3godNwtwqw

Los cambios políticos indispensables en el Chile de hoy

Una de las virtudes del actual movimiento ciudadano por una educación pública de calidad en Chile durante 2011, ha sido el redescubrimiento y la instalación de la idea de la necesidad de proceder a cambios políticos de envergadura en el Estado y en el sistema político actual.  Debajo de la estabilidad aparente del orden político, subyace una crítica profunda y un malestar ciudadano creciente frente a un sistema político anticuado, inmóvil y cada vez más deslegitimado. 

¿Es posible afirmar y reconocer que el sistema político y el Estado en Chile se encuentran en una crisis profunda, que se oculta bajo la aparente normalidad y eficacia de las “instituciones que funcionan”?  No es solamente una democracia incompleta, no es solamente una transición democrática que no ha terminado nunca de concluir, no es solamente el malestar, la crítica y hasta la indignación de las personas contra esta forma de hacer política, que episódicamente explota y surge a la luz pública cuando no hay elecciones y se vuelve a disolver y sumergir en períodos electorales.

La cuestión que parecen no comprender ni saber resolver los que tienen el poder, es que la crítica contra esta política y este sistema político, aparece hoy en el contexto de las movilizaciones ciudadanas por la educación pública y contra diversos proyectos energéticos perjudiciales para el medio ambiente (PascuaLama, Isla Riesco, Hidroaysén…).

Un diagnóstico global del sistema político y del Estado en el Chile del presente, debiera poner de relieve -entre otros elementos- la existencia de un presidencialismo exacerbado, de un sistema político y administrativo centralizado y concentrado; de un desequilibrio de atribuciones entre el Ejecutivo y el Legislativo; de regiones y comunas supeditadas, debilitadas y dependientes de la concentración de facultades y recursos a nivel central; de un Estado debilitado y subordinado a las fuerzas, ideologías e intereses del mercado; de un sistema electoral asimétrico, anticuado, envejecido, elitista y excluyente; de un sistema de partidos políticos anquilosado, oligárquico y elitista, con aparatos partidarios verticales, centralizados, oligárquicos y poco democráticos en su estructura y funcionamiento.

A la gente le dijeron y le prometieron cambios, y ahora las multitudes ciudadanas se apropiaron de la palabra “cambio” y reclaman cambios reales, concretos, visibles, profundos.  La ciudadanía empoderada se vuelve hacia el Estado y reclama cambios y pone en entredicho la capacidad de resolución de problemas de todo el aparato estatal y administrativo.

El viejo edificio del Estado, aparece cada vez más salpicado de quebraduras, trizaduras y fallas internas, aun cuando su aspecto exterior, su fachada ceremonial, formal y legalista, diera la impresión que todo funciona bien.

Una marea ciudadana profunda demanda hoy cambios políticos estructurales  y no cosméticos, entre los cuales los más importantes son: la necesidad de elaborar una nueva Constitución política a través de una asamblea constituyente; la exigencia de mayores niveles de regionalización y descentralización en las relaciones entre el poder central y las regiones y comunas; el fortalecimiento de las facultades, poderes y recursos para regiones y comunas; la necesidad de transformar el sistema electoral, abriendo las puertas a un sistema proporcional que incluya primarias para elegir candidatos, además de la inscripción automática, el voto voluntario y el voto sin exclusiones a los chilenos en el extranjero; la modernización del sistema de partidos políticos, de manera de democratizar sus estructuras y funcionamiento.

Al momento de imaginar un cambio político e institucional tan amplio, sin duda alguna, se plantea el rediseño del tipo o modelo de Estado, pasando desde un Estado subsidiario y sometido al mercado (como existe desde 1973) a un Estado social con una fuerte impronta ciudadana y participativa, descentralizado y democrático, que recupere para toda la nación los recursos naturales y energéticos.

Los cambios políticos que la ciudadanía reclama, que la inmensa mayoría de los ciudadanos en Chile hoy reclaman, suponen un nuevo contrato social, una nueva forma de relación democrática entre la ciudadanía (es decir, entre el poder soberano y constituyente de la nación) y el Estado entendido como el conjunto de instituciones y normas que integran y articulan el orden político republicano.

La solución democrática a las crisis políticas es siempre más y mejor democracia.

Manuel Luis Rodríguez U.

Comunicado de la Oficina Parlamentaria del senador Pedro Muñoz sobre conflicto educacional

SENADOR MUÑOZ LAMENTÓ FALTA DE DISPOSICIÓN DEL GOBIERNO PARA CAMBIO ESTRUCTURAL EN EDUCACIÓN

 Explicó votación de la oposición tras maratónica sesión en el Senado. Se

refirió a situación de la Universidad del Mar.

 

El senador Pedro Muñoz lamentó que no haya habido disposición del

Gobierno para avanzar hacia un cambio estructural en materia de

educación en la discusión del Presupuesto de la Nación para el año

2012. El parlamentario recordó que durante los últimos días hubo

intensas gestiones tendientes a que el Gobierno aumentara los recursos

para el año venidero, los que, sin embargo, no fructificaron. Explicó

que ello motivó que los legisladores de la Concertación no votaran la

respectiva partida, la que fue restituida, tras su rechazo en la Cámara

de Diputados, sólo con los votos de RN y la UDI.

 Lea aquí el resto del comunicado en su versión textual completa:

COMUNICADO OFICINA PARLAMENTARIA SENADOR PEDRO MUÑOZ 26 NOV 2011

¿Indignados? ¿contra qué y contra quienes?

Es probable es que no reciba buenos comentarios por este post.  Pero a decir verdad, prefiero perder lectores, pero no traicionar mi conciencia y mis ideales. Me refiero a los movimientos de indignados que atraviesan el mundo y que surgen también en algunas ciudades de Chile.  Muchos de estos movimientos ciudadanos se movilizan activados por una fuerte y justificada indignación contra los abusos, corrupciones y desigualdades propias del sistema capitalista y del modelo neoliberal aplicado en la mayor parte de los países del mundo.  

Sin embargo, en el discurso indignado subyace oculta una peligrosa tendencia antipolítica y adversa a los partidos políticos, un discurso de tono anarquizante que termina “metiendo en el mismo saco” a derechistas de todos colores, centristas de todo lugar, liberales de todo aspecto, izquierdistas de todo género y conservadores de todo orden.

Y es que ese discurso antipolítico y anti-partidos políticos de los indignados hoy instalado en la conciencia colectiva de los ciudadanos y en los medios de comunicación, termina siendo usado y manoseado por toda una laya de derechistas encubiertos, neofascistas disfrazados e independientes astutos, que se cuelgan de la verborrea antipolítica para encaramarse en los cargos políticos, para hacer política como políticos, claro que SU propia política reaccionaria. 

¿Cual es el proyecto de pais o de nación que proponen los indgnados?

Esos indignados, me indignan.

Manuel Luis Rodríguez U.

La demanda de los funcionarios públicos

EXCMO. SEÑOR

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA.

SEBASTIÁN PIÑERA ECHENIQUE

PRESENTE.

 De nuestra consideración:

 1.-    Junto con saludarle, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, ANEF, expresa a Ud., en su calidad de Jefe del Estado y de la Administración Pública, nuestra máxima preocupación y alerta por los eventuales nuevos despidos masivos que se preparan en los Servicios Públicos que representamos, los que afectarían nueva y negativamente a los trabajadores y a la calidad de los Servicios Públicos de la administración.

 Estos, se sumarían al drama humano, laboral y social ocurrido el año pasado con más de 8.000 funcionarias y funcionarios despedidos. Casi la totalidad de ellos no han conseguido empleo hasta ahora, viviendo una situación económica  y social crítica incluyendo suicidios de los propios afectados(as) y sus cónyuges.

                Reiteramos una vez más nuestro dolor, malestar y profunda frustración por este hecho que, además de atentar contra derechos humanos y laborales fundamentales consagrados en la Constitución Política y en los Tratados Internacionales de la OIT suscritos por el Estado de Chile y ratificados por el Senado de la República, han contradicho e incumplido su compromiso personal de campaña electoral y su compromiso expresado recién asumido como Presidente de la República con la ANEF, en La Moneda y en el Círculo Español  (Asamblea Nacional), cuando reiteró que “en su Gobierno no se despediría ni a los funcionarios públicos a contrata, ni a los honorarios”.

 

 

2.-          En el marco de la negociación anual que realiza la Mesa del Sector Público con los Ministros de Hacienda y  de Trabajo que representan a su Gobierno, la ANEF ha planteado como prioritario establecer acuerdo sobre la estabilidad laboral en el empleo público, como condición para garantizar los derechos de los trabajadores asi como  la calidad y continuidad del servicio y función  pública.

 

 La estabilidad en el empleo asegura calidad en el servicio, carrera funcionaria, profesionalización de la función pública, continuidad y coherencia de las políticas públicas de Estado, etc. Por el contrario, el creer y actuar como si la administración pública y sus trabajadores, son parte del reparto del poder en la alternancia de los gobiernos, menoscaba la función pública y al Estado y desprestigia los buenos estándares y posiciones que nuestra administración pública ha alcanzado en el concierto regional e internacional.

 

 

 

 

 

 

                Lamentablemente nuestra demanda no ha sido considerada por sus representantes en la Mesa del Sector Público y el tema de la estabilidad como el del reajuste y condiciones de trabajo, entraban en estos momentos un posible acuerdo del sector público con su Gobierno.

 

3.-          Es por lo anterior que la ANEF propone a Ud. Señor Presidente, que acoja nuestro planteamiento para que se instruya , antes del 30 de Noviembre del presente a todos los Servicios Públicos la renovación automática de los(as) funcionarios(as) a contrata para el año 2012, conforme a los procedimientos normales y regulares que existen en la administración pública, vale decir, los sistemas de evaluación del desempeño y procedimientos disciplinarios establecidos en el Estatuto Administrativo. A todos los funcionarios que tengan buenas calificaciones y que no estén sujetos a la medida disciplinaria de destitución, debe renovárseles automáticamente el contrato.

 

                Esta petición tiene como antecedente una Resolución emitida en su momento por el órgano encargado de las políticas del personal de la administración pública como es la Dirección Nacional del Servicio Civil, dependiente del Ministerio de Hacienda, la que orientó a los Jefes de Servicios para que se procedieran en tal sentido, como efectivamente ocurrió. (Oficio Circular N° 10, del 07 de Diciembre de 2005).

 

4.-          Contamos con antecedentes que indican que han comenzado a circular “listas negras de despidos” de funcionarios de carrera y bien evaluados en diversos Servicios Públicos, particularmente en los dependientes del Ministerio del Interior (División de Gobierno Interior) Intendencias, Gobernaciones, etc. y en la Dirección del Trabajo. Hay personeros de alto nivel de confianza política y colaboradores de los Ministros respectivos, que han recorrido los Servicios Públicos instruyendo criterios para despedir a personas no afines al actual Gobierno, personal que hace uso legal y legítimo de licencias médicas, personas con enfermedades crónicas e incluso con fuero maternal.

 

                Junto con solicitar su directa intervención es estos casos Señor Presidente, la ANEF no puede aceptar y permitir que ocurran estas situaciones que afectan derechos humanos fundamentales y derechos laborales consagrados universalmente que rigen para los todos los funcionarios públicos  del mundo.

 

5.-          Esperamos en esta oportunidad que Usted nos escuche y acoja positivamente nuestra petición y demanda basada en los derechos inalienables de los(as) trabajadores(as) que representamos y en los principios más republicanos del servicio público y del Estado de Chile.

 

                Saludan atentamente a Ud.,

 

 

 

BERNARDO JORQUERA ROJAS                                  RAUL DE LA PUENTE PEÑA

                  SECRETARIO GENERAL                                                PRESIDENTE NACIONAL

                         A. N. E. F.                                                                                  A. N. E. F.

 

El desafío histórico – Juan Andrés Lagos

La contradicción histórica entre dominación neoliberal y democracia soberana se agudiza en Chile. El paradigma posmoderno se triza y se agrieta producto de un acumulado histórico de descontentos que expresan el término de un ciclo y el inicio de otro que recién despunta.   Por primera vez, desde el comienzo del primer ciclo que se inició en el siglo pasado, a comienzos de los noventa, la matriz de gobernabilidad sustentada en la llamada política de los consensos entre los dos bloques sistémicos, entra en cuestionamiento manifiesto por parte de mayorías nacionales aún no articuladas del todo en un proyecto alternativo político y orgánico.

Por primera vez, la delegación ciudadana y social de poder hacia dos bloques políticos relacionados por un pacto estratégico de gobernabilidad, ha entrado en una crisis latente que por momentos es manifiesta.

Se cuestiona la política económica monetarista de acumulación, lo que se expresa en una creciente demanda por el fin al lucro y a la usura. Y por esa vía, entra en duda la credibilidad de un paradigma monetario que ha subordinado a Chile al flujo de acumulación de valor y plusvalía transnacional desde un territorio nacional privilegiado.

Amplios sectores sociales instalan sus demandas como derechos ciudadanos, y comienza un rechazo transversal a una lógica de mercantilización extrema que inundó prácticamente toda la vida social e individual del país y sus habitantes. La contradicción-tensión ciudadano-consumidor se hace manifiesta.

Hay expresiones de subjetividad en construcción hacia nuevas formas de identidad, y las articulaciones orgánicas en territorios y frentes sociales alcanzan convergencias sociales y políticas que sólo se habían logrado (de manera diferente) en la resistencia y en la lucha en contra de la dictadura de Pinochet.

Es más evidente ahora, para amplias capas ciudadanas, el rol de contención, fragmentación y exclusión de una institucionalidad política que era considerada como una especie de “limbo democrático” que se requería aceptar, tolerar y respetar: “Democracia en la medida de lo posible”….

Las movilizaciones sociales han dejado de ser hechos físicamente episódicos, temporales, y su rasgo más relevante es que expresan una tendencia, más allá de las formas que adoptan: Marchas, concentraciones, plebiscitos ciudadanos, paros, caceroleos, “thriller” callejeros. Irrumpen trazos y señales de que la ciudadanía desea y demanda democracia participativa, mientras las crisis de representación objetivamente instaladas en la institucionalidad política, se agudizan.

Sólo una nostalgia conservadora, mecanicista y carente de pasión, situada en la euforia de los noventa, podría negar que en el fundamento principal del cambio de escenario en Chile, están las movilizaciones que expresan en buena medida el surgimiento de un nuevo sujeto social, que ciertamente recién despunta en su fase de construcción.

(Tal vez la política, la imaginación sociológica y la teoría de Antonio Gramsci pueden dar muchas luces conceptuales e históricas a la descripción y análisis de este sujeto social emergente, en construcción. Pero, el presente referencial de las clases en Chile y la historia política y social de nuestro país, que no se dejan capturar por el capricho de quienes pretenden imponer a priori eventuales sujetos que intentan justificarse desde una historicidad mesiánica, muestran la potencialidad de este factor socio-político, insistimos, recién en construcción).

La política es también práctica teórica y generación de teoría, de formulación de marcos conceptuales; pero tiene un valor ético y estético cuando se reconoce desde y en la espesura de las masas, y desde y en los movimientos reales.

Es lo que ocurre en Chile y es lo que ha hecho cambiar generacionalmente el cuadro de correlación de fuerzas con grandes potencialidades para un camino emancipador de mayorías nacionales.

El proceso tiene tal profundidad, que se inunda con la irrupción protagónica de las nuevas generaciones de chilenas y chilenos, hasta ahora mantenidos bajo control en la configuración de “mascotas” excluidas del ámbito de incidencia e influencia social.

Eso cambió radicalmente, y en muy buena hora, todo indica que los jóvenes llegaron para quedarse.

Pero toda construcción histórica con sentido emancipador, cuando es real, debe enfrentar desafíos que tienen tiempo y espacio.
Las claves del desafío.

Desentrañar las claves para enfrentarlo, son una cuestión fundamental.

1) El escenario planetario cambia dinámicamente. Las turbulencias financieras expresan un fenómeno más profundo: Las crisis cíclicas del capitalismo transnacional se agudizan y las economías centrales continúan estructuralmente sumergidas en un proceso de deterioro. Hay claras señales que, en su fase de mundialización, el capitalismo financiero expone síntomas que refieren a la desproporción entre sub producción y sobreproducción. Pero también hay cuestiones que indican que, esta particular crisis, remueve cimientos del sistema de circulación. Y ocurre algo parecido con la baja tendencial de la tasa de ganancia.

Esto es lo que cuestiona, ahora, “el modelo” económico del campo capitalista. Porque cuando comenzó su hegemonía a comienzos de la década de los noventa, se pensó que la Humanidad entraba a su paradigma definitivo, esto es, “el fin de la historia”, en la filosofía decadente de F. Fukuyama.

Chile ha tenido sus propios tiempos históricos en este período de la Humanidad. Fuimos de avanzada respecto de un proyecto nacional soberano independiente al imperialismo norteamericano. También el país se adelantó respecto de una contrarrevolución centrada en el capital especulativo y una hegemonía monetarista, ya advertida por Salvador Allende en su preclaro discurso ante la Organización de las Naciones Unidas, ONU. El “laboratorio neoliberal” reconocido en el mundo desde comienzos de los noventa, en Chile, se caracteriza por combinar gobernabilidad política con reducidos espacios democráticos (dominación sobre la base de los consensos entre dos bloques), y un “modelo” económico extremadamente monetarista, que institucional y legalmente permite que las tasas de acumulación financiera y de plusvalía sean de las más altas que existen en el mundo.

Los grados de incidencia de esta crisis del capitalismo especulativo mundial, en Chile, se expresan a lo menos en las siguientes cuestiones:

-Baja creciente de la legitimidad y credibilidad del modelo monetarista extremo, impuesto por la dictadura de Pinochet y desarrollado, en lo esencial, por los gobiernos de la Concertación.

-Síntomas evidentes de que la baja en tasas de ganancia y renta puede afectar negativamente el ciclo de acumulación del capital financiero en Chile.

-Desigualdad social extrema que presiona hacia nuevas formas de redistribución de la riqueza y los ingresos, entre otras, la reforma tributaria.

-En Chile, el modelo de acumulación pasó hace rato el límite respecto de la auto sustentabilidad del medio ambiente, y lo pone en riesgo vital. En este sentido se debe incluir con mirada estratégica el profundo asunto de los recursos y riquezas naturales y energéticas.

-La relación capital-trabajo, en sus formas productivas (economía real), muestran una tendencia decreciente y el plus valor se deteriora en su forma de valor social. Dicho de otra manera, la condición esencial del trabajo como acumulado de valor, decrece.

-Dado el marco internacional, se comienza a llegar al límite de una economía nacional que no genera valor agregado.

-Surgen modelos económicos alternativos que podrían ser la base de políticas económicas de transición, desde el monetarismo extremo realmente existente, hacia nuevas formas y paradigmas que pueden tener un positivo impacto en políticas públicas; en una economía de integración real con el bloque sudamericano y americano (sin los Estados Unidos); y en una economía que recién empieza a visualizar la necesidad de un camino hacia la generación de valor agregado-productivo.

-El cuadro regional, con el desarrollo de sistemas bilaterales y multilaterales de integración, que apuntan estratégicamente a la configuración de un bloque de estados nacionales integrados, es una tremenda oportunidad histórica para Chile, tanto en el campo propiamente económico, hacia la superación de las asimetrías, tanto en el campo político y cultural, hacia la búsqueda de identidades comunes.

2) El período histórico, desde el punto de vista político y las correlaciones de fuerzas que lo subyacen, muestra con claridad que sólo una derrota de la derecha criolla, en toda la línea, permitirá abrir una nueva fase política en Chile. Derrota que significa, en primer lugar, conquistar un gobierno de nuevo tipo, con una plataforma programática realmente democrática y que exprese la voluntad política de avanzar en esa dirección y en la superación definitiva de la matriz de gobernabilidad que finalmente permitió la llegada de la derecha al gobierno, esto es, la política de los consensos y la “democracia de los acuerdos”.

Pensar que es factible, desde el punto de vista democrático, volver a una reposición de la política de los consensos con un programa de gobierno de reformas “gatopardistas”, es simple y esencialmente no ver el riesgo de una derecha que tiene históricamente la capacidad de rearticulación desde un poder estratégico que sostiene casi intacto. Más todavía, es bastante factible pensar que, un tipo de gobierno con esa lógica política, esto es, de reposición y cambios parciales en diálogo e interacción de co-gobernabilidad sistémica con la derecha, será cautivo de una derecha que aplicará todo el rigor del peso de una institucionalidad política hecha para la contención estratégica, y que probablemente impedirá cambios aún parciales, mientras haga emerger una matriz populista que hoy es latente en esa misma fuerza reaccionaria.

Pero derrotar a la derecha no es sólo conquistar un gobierno de nuevo tipo. Hoy, el camino hacia la derrota de la derecha y esa perspectiva se abrió, y de una muy buena forma.

La tendencia a la configuración de un nuevo sujeto social, que puede llegar a ser socio-político, se expresa en las movilizaciones, en las articulaciones territoriales y sectoriales y, especialmente, en la emergencia y desarrollo de una Plataforma que es, en rigor, un nuevo estatuto programático para un nuevo estado nacional de carácter realmente democrático. Hoy existe una lógica de simultaneidad entre la aspiración programática de un gobierno de nuevo tipo y las aspiraciones de un movimiento social diverso y heterogéneo que se articula de forma creciente. Esto, que para los nostálgicos noventeros podría ser una debilidad, porque según ellos hace peligrar la supuesta autonomía de los sujetos y movimientos sociales, autonomía que ¡Nunca existió realmente!, es una gran fortaleza porque articula la fuerza socio-política en un movimiento real de masas que bien puede llegar a ser expresión de mayorías nacionales.

En términos estratégicos y de la delegación del poder, lo que debería profundizarse es el protagonismo de tales sujetos en la realización de la política, en un sentido global y cómo se realiza esa materialidad, especialmente de cómo en la mediación orgánica la política emancipadora se genera desde y con los movimientos sociales.

Esta perspectiva no nubla ni niega la política y los partidos. Al contrario, los debería potenciar. Lo que ocurre es que los partidos que efectivamente generan política emancipadora son “liberados” del “cautiverio” de una institucionalidad y un paradigma teórico neoliberal que los ha encuadrado en una función y una institucionalidad que les impide la construcción participativa de la política. Que los distancia de la potencial incidencia para cambiar el carácter del estado. Entonces, de la delegación se puede pasar una construcción que facilita y amplía los espacios cívicos y políticos. Tal vez en esta lógica las nuevas formas de representación en una institucionalidad política democrática, bien podrían implicar cambios tales como la superación del bicameralismo; la construcciones comunales y regionales, entre otras cosas.

Pero, hay un asunto de práctica y efectividad política que fundamenta también lo anterior. Un gobierno de nuevo tipo, necesariamente, debe plantearse la idea política de derrotar a la derecha desde su factibilidad como gobierno efectivamente de nuevo tipo. En cualquier caso, ese gobierno necesariamente tendrá que recurrir y gobernar con las mayorías nacionales y apoyarse en ellas para realizar su programa. No tiene ninguna otra alternativa. Y eso requiere imaginación política; fuerzas movilizadas como asunto central y movimientos tácticos para configurar alianzas que expresen a esas mayorías nacionales.
Los procesos electorales

Entonces, visto así, las elecciones que vienen, especialmente las parlamentarias y la presidencial, tendrán o deberán tener el carácter de referéndum plebiscitario, en el sentido que se vota no sólo por un programa, sino también por las formas en que se aplicará ese programa y su realización.

¿Cómo un gobierno de nuevo tipo avanzará hacia la realización de una nueva Constitución política, vía asamblea constituyente, si no enfrenta primero, para superar la actual correlación de fuerzas que le da a la derecha un poder de contención muy grande?. La conquista de un gobierno de nuevo tipo es un paso gigantesco en esa dirección, en cuanto poder y expresión simbólica. Quienes no ven esto y se “saltan” hacia la pura y mecánica idea de que la asamblea constituyente resuelve el problema del poder, presentan un vacío en la necesaria vocación de poder político para la transformación.

Toda la historia reciente de los pueblos de América muestra la certeza de esta hipótesis, y todo indica que Chile no es una excepción en este sentido.

Por eso, la relación dialéctica entre gobierno de nuevo tipo, camino o vía de realización y fuerza material para ese proceso, es una asunto crucial.

Ahora, es bien probable que la derecha criolla, los clanes financieros, el imperialismo norteamericano y sus socios menores europeos, traten de frenar la lógica de cambios aún cuando éstos cambios sean parciales, desde un gobierno con esta impronta histórica.

La ubicación exacta del carácter del período y la batalla principal, pueden ayudar a evitar los maximalismos que en nuestra historia y en la historia y presente de los pueblos de América, han costado muy caro a los pueblos, en primer lugar.

El objetivo principal del período es derrotar a la derecha, en un sentido histórico y estratégico.
Para eso se requiere un programa, un nuevo sujeto socio-político y alianzas acordes a la acumulación de esa fuerza y su materialidad.

Tal vez, desde este camino que abre brechas, es posible pensar en la realización de una ruptura democrática con el complejo, pesado y fuerte sistema de dominación actual.

En este contexto, el surgimiento de nuevos bloques políticos puede dinamizar y ayudar al proceso de acumulación de fuerzas, especialmente si arranca desde la lógica de reconocer en los movimientos reales de masas un sujeto principal y no un componente secundario o que hay que “domesticar”.

3) Una nueva subjetividad emerge desde los movimientos y la ciudadanía. Muy poco de todo esto se expresa, se refleja y se proyecta en el totalitario y parcial sistema de medios chileno. No hablamos sólo de los grandes canales de TV, la referencia es al complejo y sistémico espacio de mediación que encubre la sociedad chilena, hasta sus más lejanos puntos en donde se construye presente referencial.

En este contexto, se aprecia el surgimiento de un nuevo ethos nacional, que nace después de décadas de intentos por hacer del país y su imaginario una nación articulada en la “aldea global” que debía surgir al calor del capitalismo salvaje. Se cuestiona las formas y los valores de una “democracia representativa” limitada y carente de pasión, ciudadanía y trascendencia.

Las expresiones artísticas nuevas; las nuevas formas de organización de los trabajadores; la emergencia de construcciones y redes de conocimiento; los intentos por la re configuración de significados en los espacios sociales y culturales, son señales no menores en relación a un ideario emancipador que está por construirse, pero que se construye y en buena medida no es del todo visible.

Todo movimiento histórico tiene y construye identidad. Ella emana de su propia dinámica. Genera productos culturales nuevos y muchas veces trasgresores. Disputa hegemonías cuando es emancipador de verdad. Pero también, todo movimiento histórico mira al pasado para construir futuro. La relectura del período reciente (no el de la lucha en contra de la dictadura) es una necesidad del presente referencial. Pero esa relectura se está haciendo en las calles; en las marchas; en el rumor social. Y en grados no menores se deja capturar en las consignas.

Este aspecto es tal vez el más relevante de todos, y atañe a todo intento real de tratar de que sean las masas, los sujetos, en definitiva el Pueblo, el que tome el protagonismo fundamental. Pero sin lugar a duda estamos ante la necesidad de un ethos nacional, no parcial, un paradigma valórico, ético y estético de una dimensión no conocida en Chile, ni siquiera en la lucha nacional, amplia y unitaria en contra de la dictadura.

Chile, como estado nacional, se enfrenta a la encrucijada de construir en este tiempo histórico una subjetividad que no excluya a nadie del objetivo democrático que se plantea.

Juan Andrés Lagos es miembro de la Comisión Política del Partido Comunista de Chile.

En los tiempos de su declinación

¿Y qué habrá sido de Marco Enriquez Ominami?  Tanta aparición en la televisión en la campaña presidencial y tanto silencio posterior.  Tanta verborrea anticoncertacionista y antitodo y tanto entreguismo con las políticas neoliberales de la derecha gobernante.  Tanta palabrería rimbombante y tan pocas propuestas concretas.   Tanta fraseología culebreante y tan poco que decir ante los grandes problemas que enfrenta el país de verdad. Tanto juicio verbal ampuloso y tan poca sintonía con el movimiento estudiantil y ciudadano.

De haber actuado en campaña como agente provocador y factor divisionista ahora MEO parece haberse convertido en un actor secundario (cuando no terciario…) dentro del juego político, y en un momento en que la movilización social y ciudadana ha estado en alza, nunca nadie vio a MEO situarse en el centro de la coyuntura política, porque jamás estuvo presente en las grandes manifestaciones ciudadanas del 2011.

Han sido 6 meses de movilizaciones ciudadanas y estudiantiles por la educación pública, y jamás nadie vio a MEO sumarse en la calle a las manifestaciones sociales.   Parece que el ex-jovencito no sabe sintonizarse con los jóvenes que dice defender o representar. Durante el paro del gas en Magallanes en enero pasado, jamás se dignó siquiera viajar a la zona austral a solidarizar con la gente.  En las manifestaciones contra Hidroaysén y contra Isla Riesco nunca nadie vio a MEO ponerse la etiqueta de ecológico y marchar contra aquellos proyectos antiecológicos.

¿Ahora está aprendiendo a ser marginal?

Después que se dedicó un par de años a restar y dividir, ahora parece no saber sumar ni multiplicar…

¿Estamos en los tiempos de la declinación de MEO?  Su partido ha sido irrelevante en materia de propuestas o de movilización ciudadana y su postura ambivalente y cambiante según las luces de las cámaras de la televisión, no ha aportado nada al debate nacional sobre educación.

Después que se dedicó cómodamente un par de años a restar y dividir, ahora parece incómodo por no saber sumar ni multiplicar…

Manuel Luis Rodríguez U.

En mi propio país…

¿Saben qué más…?  He resuelto convocar a elecciones generales en mi propio país…(bueno, me carga la palabra “generales“, pero se entiende lo que quiero decir…).  Convoco a elecciones generales en mi propio país: y me designo como candidato a mí mismo, después de haber pasado por una agotadora “elección primaria” en la que estuve a punto de perder, pero como yo mismo soy el único ciudadano inscrito oficialmente en mis propios registros electorales, yo mismo concurro a esta votación singular y debo acatar la “voz del soberano”.

En mi  propio país, ciudadanos y ciudadanas, soy el único ciudadano con derecho a voto, porque mi distrito electoral no alcanza más allá que los límites de esta habitación que funciona como estudio y biblioteca. 

Esta mañana desde temprano hice una costosa campaña por mí mismo, repartí abundantes y coloridos volantes, grabé un spot en Llutub, me escribí un frase “buena onda” en el Tuiter y me envié un comentario positivo en mi Feisbuc, para tratar de convencerme que soy el mejor candidato posible en esta elección. 

Me prometí conseguir que sea feliz, que recibiría el mejor sueldo por mi trabajo, la mejor pensión cuando me jubile, los precios más bajos, toda la justicia y la igualdad posibles y las tarifas mas justas de todos mis consumos. Me prometí que eliminaría el hambre… la sed, la injusticia, las desigualdades, los atropellos (incluso automovilísticos…), el deterioro de la naturaleza…  Me prometí que sería conmigo mismo una autoridad participativa y eficiente, para tomar las decisiones más acertadas en los asuntos que me conciernen y como los asuntos que me conciernen son todos, me redacté un extenso programa de (auto) gobierno que, como bien podrán imaginar, no tengo la más mínima intención de cumplir.   No faltarán los eternos negativos y criticones que dirán que he manipulado mis propios elecciones primarias, pero no hago más que repetir la vieja costumbre: las elecciones se preparan, después se ganan…  

De manera que, vistas las encuestas más recientes de intención de voto y considerando el bajo nivel de confianza y credibilidad que como ciudadano tengo conmigo mismo, anuncio que en esta elección yo no voy a votar por mí mismo, sino siempre pensando en los demás…

En mi país he llegado a un punto que ya no me creo ni a mi mismo.

Entonces, capaz que anule mi voto y me derrotaré en estas elecciones, para darme una lección de educación cívica.

zaaaah….

Cuando la verdad se impone

Cuando se observa desde una perspectiva política la sesión especial de la Comisión de Energía y Minería de la Cámara de Diputados realizada ayer en Punta Arenas, aparece como más que evidente el fiasco que significó la Mesa del Gas efectuada meses atrás por el gobierno en la región de Magallanes. 

Fiasco político, porque se pretendió darle legitimidad y prioridad a las empresas involucradas en el negocio, pero no se escuchó la voz de los habitantes de la región, perdiendo el gobierno la oportunidad de recuperar la confianza de los magallánicos.  Fiasco comunicacional, porque el gobierno manipuló constantemente la Mesa del Gas  -mediante la visita de un ministro mediático con ínfulas presidenciales- pretendiendo mostrarla como una instancia de participación, pero con exclusiones evidentes y flagrantes. Fiasco técnico y económico, porque el gobierno nunca tuvo la franqueza de dar a conocer su propia posición frente al tema del gas en Magallanes, durante el desarrollo de la Mesa, pero, a la vista del proyecto de ley enviado a última hora al Congreso, queda en completa evidencia que el gobierno pretende convertir el precio del gas en un precio de mercado, y que nuevamente no se ha escuchado la voz de los magallánicos.  

Sigue pendiente entonces la demanda central de los habitantes de Magallanes: ¡no al alza del gas! lo que implica un precio justo y equitativo para un combustible producido en Magallanes y que es vital para la vida y el desarrollo de la región.

La Asamblea Ciudadana de Magallanes, a la par de otras fuerzas sociales de la región, ha vuelto a poner los hechos en su lugar y a demostrar que es posible que la verdad se imponga.  Ahora la discusión está en el Congreso y en la ciudadanía magallánica que sigue alerta.

Manuel Luis Rodríguez U.

Para saber más:

http://www.laprensaaustral.cl/cronica/diputados-rechazaran-el-proyecto-de-ley-que-regula-la-tarifa-del-7144

PRESENTACIÓN DE LA ASAMBLEA CIUDADANA DE MAGALLANES ANTE LA COMISIÓN DE ENERGIA Y MINERÍA DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS – PUNTA ARENAS, 18 NOVIEMBRE 2011.

Presentación de la Asamblea Ciudadana de Magallanes,

Presentación de la Asamblea Ciudadana de Magallanes ante la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados

Publicamos el texto completo de la presentación de la Asamblea Ciudadana de Magallanes ante la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados en Punta Arenas, realizada el dia 18 de noviembre en la sede del Sindicato de Trabajadores de ENAP.

Presentación de la Asamblea Ciudadana de Magallanes,

Convertir los municipios en gobiernos locales verdaderos

DECLARACION DE LOS CONCEJALES COMUNISTAS EN EL CONGRESO DE CONCEJALES EN VIÑA DEL MAR.

Chile está convulsionado. Cientos de miles de chilenos se han expresado en las calles exigiendo una educación pública de calidad, preservación del medio ambiente, derechos laborales, políticas efectivas de reconstrucción en las zonas devastadas por el terremoto, respeto a los desarrollos locales vulnerados por políticas centralistas.

Los chilenos masivamente comprendemos que en el libertinaje del mercado al que  hemos  sido sometido desde hace cuatro décadas, no resolveremos los problemas de educación, salud, medioambiente, relación armónica entre regiones. Está en crisis un modelo neoliberal.

 Esta crisis tiene expresión política en la lejanía que sienten amplios sectores ciudadanos del quehacer político. Una constitución no democrática, un sistema electoral cerrado que impide la  inclusión y representación de más sectores como pueblos originarios, mujeres, obreros  a la actividad política, la carencia de mecanismos para un control ciudadano eficaz, lleva a un desprestigio de la política y los políticos, categoría en la cual se nos sitúa a los concejales, lo  que no nos puede dejar indiferentes. El reciente proyecto de inscripción automática y voto voluntario lamentablemente no resuelve estos problemas. Este sistema está agotado.

La realidad municipal no escapa a esta situación. Tenemos una institucionalidad municipal construida al amparo de una dictadura y que en lo esencial no ha sido modificada. Precisamos de una nueva institucionalidad municipal, una  nueva Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades es urgente. Convertir los municipios en gobiernos locales verdaderos,  con capacidades y recursos, donde la comunidad encuentre cauce de participación y expresión democrática, que descentralice y desconcentre efectivamente la gestión estatal, es imperioso. Reafirmamos nuestro compromiso de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores municipales quienes en definitiva son los desarrollan la labor municipal.

Esto obliga a replantearnos los roles y relaciones en el ámbito de la institucionalidad municipal y dentro de ella nuestra función como concejales.Los Concejales Comunistas  propiciamos un debate real y a fondo sobre  la problemática de la matriz municipal. Este  modelo que no da cuenta de las necesidades fundamentales de la sociedad  y de la necesaria  profundización de  la democracia.

 En ese sentido propiciamos  mayores atribuciones al concejal  en los asuntos municipales con capacidad de presentar  y ejecutar proyectos ante la comunidad. No desconocemos  la realidad que viven muchos concejales por lo que  planteamos mejorar e igualar las  condiciones de trabajo. Dignificar no sólo supone hablar de mejorar las retribuciones económicas, sino que poner al centro su actividad como  autoridad electa en una  función con responsabilidad social.

 Ante la falta del Ministro Hinzpeter, advertíamos  y no nos extraña  el incumplimiento del gobierno central  con los compromisos realizados  ante  nosotros en el anterior congreso,   lo cual confirma el estilo de la derecha  de prometer y no cumplir  y del cual  son victimas la mayoría de los chilenos.

Viña del Mar ,Noviembre 2011

Carta de un alemán a un griego y su respuesta

Carta de queja a Grecia

 Después que Alemania tuvo que salvar a los Bancos, ahora debe salvar también a Grecia. Los griegos, que primero han hecho alquimias con el Euro, ahora en vez de hacer economías, hacen huelgas .

 Queridos griegos: desde 1981 pertenecemos a la misma familia. Nosotros, los alemanes, hemos aportado como nadie otro al Fondo común, cerca de 200.000.000.000 euros, mientras que Grecia ha recibido cerca de 100 mil millones de esa suma, o sea la mayor suma per cápita que ningún otro pueblo de la UE. Nunca ningún pueblo ayudó hasta ahora voluntariamente hasta este grado a otro y por tanto tiempo. Son Uds sinceramente, los amigos más caros que tenemos.

El caso es que no solo Uds se engañan a sí mismos, sino que también a nosotros. En esencia, Uds nunca demostraron ser merecedores de nuestro Euro. Desde su incorporación como moneda de Grecia, nunca lograron hasta ahora cumplir con los criterios de estabilidad. Dentro de la U.E. son el pueblo que gasta las mayores sumas en bienes de consumo.

Uds descubrieron la Democracia, entonces deben conocer que se gobierna a través de la voluntad del pueblo, quien finalmente tiene la responsabilidad. No digan entonces, que solo los políticos son responsables del desastre. Nadie los obligó a evadir durante años impuestos, oponerse a cada política coherente para reducir el gasto público y nadie los obligó a elegir los gobernantes que han tenido y tienen.

Los griegos son quienes nos han mostrado el camino de la Democracia, de la Filosofía y de los primeros conocimientos de Economía Nacional. Pero ahora nos muestran un camino equivocado. Y donde Uds ya han llegado, no va más allá!!

 La respuesta de un griego

 A la semana siguiente, STERN publica una Carta Abierta de un griego, dirigida a Wuellenweber, que fue publicada en la portada del ateniense diario Athens Plus .

 Querido Walter, me llamo Georgios Psomás. Soy funcionario público y no “empleado público” como despectivamente, como insulto, se refieren a nosotros mis compatriotas y tus compatriotas.

 Mi sueldo es de 1.000 euros. Por mes eh? No vayas a pensar que son por día, como te quieren hacer creer en tu país. Fíjate que gano una cifra que ni siquiera es inferior en 1.000 euros a la tuya que es por varios miles.

Desde 1981, tienes razón,pertenecemos a la misma familia. Sólo que nosotros les hemos concedido en exclusividad a Uds un montón de privilegios, como ser los principales proveedores del pueblo griego de tecnología, armas, infraestructura (2 autopistas y dos grandes aeropuertos internacionales), telecomunicaciones, productos de consumo, autos, etc. Si me olvido de algo perdóname. Te señalo que dentro de la UE somos los mayores importadores de productos de consumo que elaboran las fábricas alemanas.

 La verdad es que no hacemos responsables sólo a nuestros políticos por el desastre de Grecia.

 Contribuyeron mucho algunas grandes empresas alemanas, las que pagaron enormes coimas a nuestros políticos para asegurarse los contratos, para vendernos de todo, y unos cuantos submarinos fuera de servicio, que puestos en el mar, quedan tumbados de costado en el mar.

 Yo sé que aún no das crédito a lo que escribo. Ten paciencia, espera, lee toda la carta y si no llego a convencerte, te autorizo a que me eches de la Eurozona, ese lugar de la VERDAD, de la PROSPERIDAD, de la JUSTICIA y de lo CORRECTO.

 Estimado Walter:

 Pasó más de medio siglo desde que la 2da Guerra Mundial terminó, ES DECIR MÁS DE 50 AÑOS, desde la época en que Alemania debería haber saldado sus obligaciones con Grecia. Estas deudas, QUE SOLO ALEMANIA hasta ahora se resiste a saldar con Grecia, (Bulgaria y Rumania han cumplido en pagar las indemnizaciones estipuladas), consisten en :

1. Una deuda de 80.000.000 de marcos alemanes por indemnizaciones, que quedó impaga desde la Primera Guerra Mundial

2. Deudas por diferencias de clearing, en el período entreguerras, que asciende hoy en 593.873.000 dólares USA.

3. Los préstamos obligados que contrajo el III Reich a nombre de Grecia durante la ocupación alemana, que ascendieron en 3,5 mil millones de dólares durante todo el período de ocupación.

4. Las reparaciones que debe Alemania a Grecia , por las confiscaciones , persecuciones, ejecuciones y destrucciones de pueblos enteros, rutas, puentes, líneas ferroviarias, puertos, que produjo el III Reich,y que según lo dictaminado por los tribunales aliados, asciende a 7,1 mil millones de dólares, de los cuales Grecia no vio un billete aún.

5. Las inmensurables reparaciones de Alemania por la muerte de 1.125.960 griegos (38.960 ejecutados, 12.000 muertos como daño colateral, 70.000 muertos en combate, 105.000 muertos en los campos de concentración en Alemania, 600.000 muertos de hambre, etc. etc.)

6. La tremenda e inmensurable ofensa moral ocasionada al pueblo griego y a los ideales humanísticos de la cultura griega.

Sé amigo Walter, que no te debe gustar para nada lo que te escribo. Lo lamento. Pero más me molesta lo que Alemania quiere hacer conmigo y con mis compatriotas.

Amigazo Walter: en Grecia operan 130 empresas alemanas, dentro de las cuales se incluyen todos los colosos de la industria de tu país, las que tienen ganancias anuales de 6,5 mil millones de euros.

Muy pronto Walter, si la cosa sigue así, no podré comprar más productos alemanes, porque cada vez tengo menos dinero. Yo y mis compatriotas crecimos siempre con privaciones, lo vamos aguantar, no te hagas problema. Podemos vivir sin BMW, sin Mercedes, sin Opel, sin Skoda. Dejaremos de comprar productos de Lidl, de Praktiker, de IKEA.

Pero Uds, Walter, ¿cómo se las van a arreglar con los desempleados que dejará esta situación que por ahí los obligue a bajar su standard de vida, sus autos lujosos, sus vacaciones al exterior, sus excursiones sexuales a Tailandia?.

 Ustedes (alemanes, suecos, holandeses, y restantes “compatriotas” de Eurozona) pretenden que nos vayamos de Europa, de la Eurozona y no sé también de donde más.

 Creo firmemente que debemos hacerlo, para salvarnos de una Unión que es una banda de especuladores financieros, un equipo en el cual jugamos, si consumimos los productos que Uds ofrecen: préstamos, bienes industriales, bienes de consumo, obras faraónicas, etc..

 Y finalmente Walter, debemos “arreglar” otro tema importante, ya que tú también, eres deudor de Grecia:

¡¡¡EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN LA CIVILIZACIÓN QUE NOS ROBARON!!!

Queremos de vuelta a Grecia las inmortales obras de nuestros antepasados, que guardan en los museos de Berlín, de Munich, de París, de Roma y de Londres.

¡¡Y EXIJO QUE SEA AHORA!! Ya que si me muero de hambre, me quiero morir al lado de las obras de mis antepasados .

Cordialmente

 Georgios Psomás

Rompiendo con los mitos del neoliberalismo – Escribe Camila Vallejos en Le Monde Diplomatique

Luego de seis meses de movilizaciones, extenuantes tomas de liceos y universidades e innumerables paros y marchas, cabe realizar un primer balance de lo realizado. Porque más allá del futuro del actual proceso, en estos meses se han develado un sin fin de profundas contradicciones dentro del sistema político y económico chileno, y se pueden realizar las primeras aproximaciones en torno a lo conseguido y lo aún por conseguir.

El mito de Chile, ese que nos hablaba del crecimiento económico sostenido, de la pobreza en retroceso, de la estabilidad de las instituciones y del país “en vías de desarrollo”, se ha fracturado luego que los estudiantes saliéramos a las calles a exigir reformas estructurales en la educación; y es que si existe algún consenso entre todos quienes hemos sido parte del proceso, es que nuestro país no estaba preparado para afrontar a una de las movilizaciones más importantes que recuerde nuestra historia reciente.

Continúe leyendo este artículo:

ROMPIENDO CON LOS MITOS DEL NEOLIBERALISMO – CAMILA VALLEJOS EN LE MONDE DIPLOMATIQUE