11 años sin resolverse el problema de las antenas celulares en Chile

Parlamentario  Guillermo Teillier hizo presente sus reparos a la iniciativa que finalmente pasó a comisión mixta para continuar su debate, luego de más de 11 años de estanco en el Congreso, plazo que el diputado puso en tela de juicio ante la incertidumbre si se debe a la presión de empresas de telecomunicaciones.

 La primera crítica planteada por el parlamentario –quien es miembro de la Comisión de Recursos Naturales y medio ambiente- es que el centro de esta ley no está puesto en los efectos para la salud que conllevan estas instalaciones.

Teillier se refirió al temor e incertidumbre en la población, quienes se sienten indefensos ante esta instalación que él calificó como “impune”.

 “Muchos se preguntan por qué tantos años sin legislar y aquí mismo se ha dicho que este proyecto lleva 11 años en el Parlamento y las preguntas entonces son ¿por qué se ha demorado tanto el Parlamento?, ¿es por presión de las empresas de telecomunicaciones?, ¿es por lobby?, la opinión pública realmente está exigiendo una explicación y no podemos dejar de encontrarles la razón”.

 Sobre los riesgos a la salud, Teillier cuestionó que estos no se hayan tomado como prioridad en el análisis legislativo, indicando que “pareciera estar prevaleciendo la opinión e intereses de las empresas de telecomunicaciones las que han relativizado sistemáticamente los posibles daños a la salud”.

 Citando a expertos como el Dr. Andrei Tchernitchin, Teillier puso la alerta sobre posibles consecuencias graves en un mediano y largo plazo por las emisiones de estas antenas, tales como alteraciones de los ritmos biológicos en los sistemas u órganos como el cerebro, corazón, endocrino, inhibe la peroxidación, favorece el envejecimiento e incluso inhibe el gen supresor de la formación de tumores, así como el alcance de las microondas emitidas por las estaciones base.

 El representante del PC rechazó categóricamente que existan relativizaciones a la norma que restringe su instalación en colegios, salas cuna, jardines infantiles, hospitales, clínicas o consultorios, puesto que “relativiza un derecho tan fundamental e inalienable para nuestra población infantil, personas de edad, enfermos y todos aquellos derechos y principalmente, el derecho a la salud”.

 Por otro lado, el parlamentario lamentó que el Senado haya retirado el artículo 5 aprobado previamente en la Cámara y que buscaba la generación de un fondo concursable orientado a investigaciones primarias y secundarias sobre el impacto de la operación de los sistemas radiantes de telecomunicaciones, con el objeto de apoyar la adopción de políticas públicas en materia de salud.

 En la parte más técnica del proyecto, el parlamentario catalogó como insuficiente la única norma técnica que nuestro país tiene sobre emisiones, sin embargo, señaló que le parecía un avance “el hecho que el Ministerio de Medio Ambiente dicte una norma relacionada con esta materia, pero sin el reconocimiento explícito de los posibles daños a la salud previamente efectuado por el Ministerio de Salud, usando de referencia umbrales como los antes citados, dichas normas podrían no cumplir con el propósito de resguardar la salud de nuestra población”.

 Acerca del tema de las zonas saturadas de sistemas radiantes, el diputado afirmó que el proyecto tal como está deja sin definir el criterio para establecerlas, así como tampoco contempla de manera efectiva a la población afectada en la toma de decisiones sobre estas instalaciones.

 “Como acá se ha dicho, son las comunas más pobres -y tengo que singularizar en Pedro Aguirre Cerda o Lo Espejo- las más afectados por la instalación, prácticamente impune de antenas y nos preguntamos si esto va a cambiar realmente”, recalcó, señalando además que al entrar en vigencia esta legislación, debiera tener un carácter retroactivo.

 Por último, Guillermo Teillier manifestó que su bancada no se opone al desarrollo de las telecomunicaciones, “pero los intereses por los cuales debemos velar nos conducen a legislar en torno tanto al acceso justo e igualitario a estos servicios por parte de la población, como al estricto cumplimiento de los derechos fundamentales”, puntualizando que es de esperar además que la telefonía celular se perfeccione para que pueda ser una ayuda real en caso de catástrofes naturales o emergencias.

 Cabe señalar que la Cámara de Diputados aprobó sólo 7 enmiendas hechas por el Senado y rechazó otras 9, por lo que el proyecto pasó a comisión mixta para su análisis en las próximas semanas.

ENAP también puede comercializar el gas natural en Magallanes

El inciso tercero del artículo N° 2 de la ley N° 9618 que crea la ENAP (publicada en el Diario Oficial de fecha 19 de enero de 1991) establece que “La Empresa Nacional del Petróleo puede, además, sin que ello le esté reservado exclusivamente, ya sea directamente o a través de sociedades en que tenga participación, almacenar, transportar, transformar, tratar, procesar, refinar, vender y, en general, comercializar petróleo o gas…”

 Además, el articulo único de la ley N° 9618 refundida por la ley N° 18.888 del 20 de diciembre de 1989 de la Junta Militar de Gobierno, establece que: La Empresa Nacional del Petróleo puede, además, sin que ello le esté reservado exclusivamente, ya sea directamente o a través de sociedades en que tenga participación, almacenar, transportar, transformar tratar, procesar, refinar, vender y, en general, comercializar petróleo o gas, así como desarrollar cualquier otra actividad industrial que tenga relación con hidrocarburos, sus productos y derivados.”

 Tendría sentido entonces proponer una indicación en el proyecto de ley de tarificación del gas enviado por el Gobierno al Congreso, que establezca explícitamente que la Empresa Nacionaldel Petroleo es también una empresa distribuidora en el marco de esta  nueva norma legal.

En tal caso, sugerimos que la indicación pudiera incorporarse entre los artículos transitorios de la nueva ley (ver texto completo adjunto), donde se exprese que “conforme a lo establecido en las leyes N° 9618 y 18.888 se entenderá para los efectos de esta ley, que la Empresa Nacional del Petróleo es también un empresa distribuidora de combustibles en la región de Magallanes y Antártica Chilena“.

Manuel Luis Rodríguez U.

LEY ORGANICA DE LA EMPRESA  NACIONAL DEL PETROLEO

ley_9618_crea_enap

TEXTO REFUNDIDO LEY 18.888 SOBRE ENAP Y CEOPS.

ley_18888

TEXTO PROYECTO DE LEY DE TARIFICACIÓN DEL GAS EN MAGALLANES

Proyecto_Ley_del_Gas

Proyecto de ley de tarificación del gas para la región de Magallanes – Texto original completo

El suministro de gas natural constituye

para Magallanes una necesidad básica puesto

que no existe actualmente, a diferencia de lo

que sucede en otras regiones del país, la

posibilidad de acceder a una fuente

energética alternativa a valores similares. A

lo anterior cabe agregar que su población

consume esta primordial fuente energética no

sólo en mayor cantidad que en el resto del

país, por las bajas temperaturas que presenta

la región, sino también durante un período

mucho más prolongado de tiempo en el año en

comparación a otras zonas. Así, el uso del

gas natural es determinante para la vida

cotidiana del magallánico y su disponibilidad

más necesaria que para cualquier otro

chileno.

Proyecto_Ley_del_Gas

El proyecto de tarificación del gas para Magallanes: dudas y propuestas

Después de largos meses de inactividad y de  inexplicable demora, el gobierno ha enviado al Congreso Nacional el proyecto de ley de tarificación del gas para la región de Magallanes. El texto ha merecido diversas dudas de distintos actores sociales, gremiales y políticos. En el documento adjunto he procedido a aportar algunas observaciones y comentarios a este proyecto.

Tres aspectos  nos parecen relevantes a observar en el texto del proyecto: 1° el de la duración del beneficio en forma de subsidio y de la norma tarifaria, que la Asamblea Ciudadana ha propuesto sea de 20 años, a fin de ofrecer estabilidad tarifaria a la inversión y a los habitantes de la región, mientras el proyecto solo fija por 5 años; 2° que el beneficio incluya especialmente a los servicios de utilidad pública y pymes; y 3° que la Superintendencia de Electricidad y Combustibles adopte efectivamente medidas de control y fiscalización en todo el proceso de suministro del gas en la región.

Manuel Luis Rodríguez U.

PROYECTO DE LEY TARIFICACION GAS MAGALLANES 2011 CON COMENTARIOS MLR

Encuesta CERC Agosto Septiembre de 2011 – Barómetro de la política

La más reciente encuesta CERC, publicada hoy 27 de septiembre y adjunta a este post, refleja la persistencia de la caida de popularidad del gobierno y de los grandes actores políticos chilenos.  La crisis educacional se acompaña de una profunda crisis de la credibilidad de la autoridad y de toda la clase política.

Crisis educacional + crisis política + crisis de la Concertación, parecen ser los ingredientes centrales de un escenario socio-político convulsionado donde aparecen las carencias de liderazgo que aquejan a la sociedad chilena.

Un primer elemento de análisis de esta encuesta es que la persistente caida de la popularidad del gobierno y del grado de adhesión ciudadana, comienza a constituirse en un factor de interrogante muy serio acerca de la verdadera capacidad de la coalición gobernante de mantener su actual cuota de alcaldes y concejales en las elecciones municipales de octubre de 2012.  La prolongación del conflicto estudiantil hasta fines del año y el verano de 2012 puede repercutir sobre las expectativas e intenciones de voto de las municipales del año próximo.

Una baja en la votación municipal de la derecha en las municipales de octubre 2012, pudiera significar también efectos negativos sobre las parlamentarias y presidenciales de 2013.

Un segundo criterio de análisis debiera ser comprender la complejidad del deterioro de la credibilidad del Presidente y del gobierno incluso entre quienes han sido los tradicionales electores de la derecha chilena. 

Y un tercer concepto a considerar es que este deterioro de la popularidad del gobierno se da en un contexto de movilización social y ciudadana, de creciente protesta y descontento social contra el gobierno, y sobre todo contra todo el sistema político y de representación.  A la crisis educacional (que ya se prolonga cinco meses) se suma una crisis de credibilidad, legitimidad y representación política que afecta a la Coalición por el Cambio y a la Concertación, al gobierno y a los partidos políticos y que no tiene precedentes en la historia democrática del Chile contemporáneo.

¿La salida a la crisis educacional es una salida política o una salida estrictamente educacional?

La crisis educacional desbordó el problema de la educación e instaló un debate amplio y diverso acerca del orden político: un orden político percibido como anticuado, elitista y poco representativo, mientras la ciudadanía reclama más y mejor participación, más y mejor democracia.

Cuando se observa el desarrollo del actual movimiento estudiantil y su despliegue en el escenario político y social, resulta cada vez más evidente que, dotado de una notable capacidad de ejercer presión, puede poner condiciones al gobierno y beneficiarse de un amplio respaldo ciudadano, movilizandose con legitimidad y capacidad de multiplicación.

Asistimos a la irrupción de la ciudadanía en el sistema político, empujando en dirección de cambios profundos en el Estado y en las instituciones políticas y sociales.

Manuel Luis Rodríguez U.

ver encuesta CERC agosto septiembre 2011.

barometro_de_la_politica_agosto-septiembre2011 CERC

La evaluación docente como arma de destrucción política

En frecuentes ocasiones, se ha utilizado el tema de la evaluación docente de los profesores en Chile, como un argumento en contra del gremio de los educadores.  Las evaluaciones docentes, han sido utilizadas por autoridades y gobiernos como pretendida “arma de destrucción política” ante el Colegio de Profesores e incluso en contra de su actual Presidente Jaime Gajardo y su directiva.

El hecho concreto y real es que, sin embargo, las evaluaciones docentes se vienen aplicando sistemáticamente hace varios años y la más reciente el año 2010, como aparece en el documento adjunto al pie de página.

Lo que el Colegio de Profesores y sus dirigentes han criticado de este proceso evaluador, no es la evaluación misma como concepto, que es inherente a todo proceso pedagógico y académico, sino a su uso como herramienta política o ideológica para cuestionar el rol del magisterio en el proceso educativo.  Toda evaluación, y especialmente la evaluación del desempeño magisterial obedece a procesos organizados e institucionalizados, a criterios comunes y compartidos y a estándares reconocidos y validados.

Otra cosa son los resultados que los informes disponibles de los sucesivos procesos de evaluación, donde observamos una creciente tendencia a la mejoría en la calidad y puntuación de los datos resultantes de los portafolios de los profesores evaluados.  No se trata de adoptar un punto de vista conformista ni mucho menos: se trata de intentar ser objetivos con los datos disponibles y no permanecer enclaustrados en una postura dogmática: las evaluaciones docentes en Chile se han sucedido sistemática y periódicamente y siempre hemos de ponderar los resultados satisfactorios con los datos negativos e insuficientes.

Cuando se comparan estos datos con aquellos provenientes de la OCDE, existe una clara correlación que debe ser reconocida por los analistas. 

¿Tenemos un problema generalizado de mala calidad o de escaso profesionalismo del cuerpo docente?  Tendríamos que interrogarnos, entre otras preguntas, sobre la calidad de los procesos académicos que resultan en las carreras de pedagogía de las universidades chilenas.

Manuel Luis Rodríguez U.

Resultados_Ev_Docente_2010_29032011

INFORME EDUCACION SUPERIOR EN CHILE OCDE1

Cambio de folio

Cuando en Chile se desarrolla desde principios del año en curso, un movimiento ciudadano cada vez más diverso, masivo y transversal por la educación, por el respeto al medio ambiente, por la igualdad de derechos en un contexto de deslegitimación y descrédito de la política y deterioro de la representatividad de la clase política y el sistema político, en algunos sectores políticos se instala el debate de la renovación y del cambio.

Dentro de la coalición concertacionista, se alzan oportunas voces y alertas en favor de una refundación, mientras la coalición de derecha, instalada (in)cómodamente en el poder, deja pasar (una vez más) la oportunidad de los cambios profundos que demanda la ciudadanía, aferrada a su ideología neoliberal y al sistema que les permite el lucro, las utilidades y plusvalías millonarias que todo la nación conoce y produce con su trabajo.

La crisis de la Concertación -hay que reconocerlo explícitamente- es un reflejo de la crisis de todo el sistema político en Chile; es la expresión orgánica (o inorgánica) de la crisis de todo el sistema de partidos políticos y del sistema electoral, y por lo tanto, la cuestión central que subyace en el actual debate público en el país, es que la actual crisis educacional se acompaña con una evidente e ineludible crisis del sistema de representación, del sistema político en su conjunto, tal como fue diseñado y construido el siglo pasado (en la década de los ochenta para ser más exactos) y que no ha sido modificado en los recientes 20 años, sino sometido a innumerables parches y reformas parciales.

El debate dentro de la Concertación no es solamente entre los verdaderos “progresistas” y “conservadores”: si así fuera no habrían tantos gerentes de empresas públicas y privadas provenientes de las filas concertacionistas…y durante sus sucesivos gobiernos no se habrían aplicado tantas políticas neoliberales.

El 80% de la ciudadanía respalda, valida y apoya el actual movimiento social y ciudadano y el sistema político y los actores políticos se sienten incómodos y descolocados, en la medida en que el orden político ha funcionado históricamente con procesos de decisiones “entre cuatro paredes”, elitistas y al margen de la necesaria opinión y prticipación real de la ciudadanía.

Tienen derecho a ponerse nerviosos los políticos cupulares, los partidos políticos que funcionan bajo un lógica vertical y centralista, cuando hay un enorme movimiento ciudadano que exige cambios, que reclama una nueva Constitución mediante asamblea constituyente, que exige una educación pública gratuita, laica y de calidad con recursos garantizados del Estado, que exigen respeto por la gente y por el medio ambiente y los recursos naturales.

Si el actual movimiento ciudadano y estudiantil ha tenido la virtud de instalar el debate educacional en nuestra sociedad, también ha sido capaz de desnudar y dejar al descubierto un sistema político vertical, centralista, elitista, de democracia incompleta, de bajísimo nivel de participación. 

Un sistema político que requiere a la mayor brevedad posible un profundo “cambio de folio”.

Manuel Luis Rodríguez U.

La histórica demanda del pueblo palestino

En el día de hoy viernes 23 de septiembre, la Autoridad Nacional Palestina, ha reclamado su incorporación como Estado miembro pleno a la Organización de Naciones Unidas, la más amplia institución internacional actualmente existente.  Se trata de un paso de gran repercusión política y moral en el histórico reclamo del pueblo palestino, para ser reconocido como una nación y un Estado, aún a pesar que una gran parte de su territorio se encuentra ocupado por asentamientos israelíes.

Palestina es una nación y es un pueblo cuya cultura se encuentra entre las más antigua y milenarias del mundo. En las nuevas condiciones del desarrollo de la globalización en el siglo xxi, mantener a un pueblo al margen de su condición de Estado y al margen de las instituciones internacionales, por obra del bloqueo político y geopolítico de un Estado vecino y hegemónico, resulta anacrónico, atentatorio contra los derechos humanos esenciales y contra el principio de la libre autodeterminación de las naciones, concepto que fundó la libertad y la independencia de la mayoría de los pueblos del mundo.

Cabe esperar que Estados Unidos y las potencias dominantes dentro de Naciones Unidas no hagan uso de su derecho a veto para impedir una demanda histórica de los palestinos: ser reconocidos como un Estado libre y soberano miembro de la ONU.

Manuel Luis Rodríguez U.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/09/23/internacional/1316792980.html

Encuesta basura

Una empresa recolectora de basuras en la comuna de Punta Arenas contrató a una empresa para aplicar una encuesta sobre nivel de satisfacción de los usuarios de este servicio.  Normal que una empresa privada quiera conocer lo que sus clientes perciben de la calidad del servicio, más aun si se trata de una empresa que recolecta la basura de la ciudad.

Pero lo que es extraño, burdo y hasta digno de risa, es que dentro de esa encuesta se pregunte a los vecinos de la ciudad por sus preferencias políticas y su intención de voto para las elecciones de Alcalde de octubre del 2012. ¿Qué tiene que ver la basura con el voto y los candidatos a Alcaldes?  ¿O es un mensaje subliminal a la gente…? 

Burda esa encuesta basura que pretende preguntar a los vecinos-usuarios-ciudadanos a 13 meses de la elección municipal cuál será su candidato preferido, aunque ni siquiera se sabe quiénes serán esos candidatos. 

Y usted señor usuario de la basura: ¿por cuál candidato a Alcalde va a votar en las elecciones municipales del año 2017…? ¿Y en las del 2021…?

Lo extraño es que en esa burda encuesta, aparecen solo dos o tres posibles candidatos a Alcaldes, o a diputados o a senadores, lo que resulta tan prematuro que solo revela una insatisfacción con el estado actual del escenario político y un deseo desesperado por tratar de influir en la intención de voto de los electores a lejanos 13 meses de la elección. 

Burda por prematura esa encuesta basura. 

Digamos que esa encuesta basura podría pasar como otro tropezón de quienes pretenden manipular la conciencia ciudadana gracias al poder provisorio que ejercen.

El FrancoTirador

El movimiento se prueba en movimiento

Decenas de miles de estudiantes y ciudadanos se volverán a manifestar hoy en las calles de Chile, para volver a reiterar su apoyo al movimiento en favor de una educación pública, gratuita, igualitaria, laica y de calidad.  Desde ya 4 meses, los estudiantes de liceos y universitarios han desencadenado un movimiento ciudadano de crecientes proporciones.

Ni las amenazas, ni los gestos autoritarios y represivos, ni los intentos de división, ni la distorsión mediática de los numerosos e influyentes medios de comunicación controlados por los grandes intereses empresariales, ni las sucesivas tentativas de la autoridad de eludir el debate de fondo en la problemática educacional han logrado disminuir ni frenar este impulso social masivo y multitudinario.

En el debate público nacional el problema central siguie siendo la calidad de la educación, es decir, sigue siendo la demanda ciudadana y estudiantil por la desmunicipalización de loos liceos y colegios, la gratuidad de la educación superior en las universidades estatales y el logro de una educación laica y de calidad.  Eso es lo esencial, eso es lo principal, ese es el centro del debate educacional y ciudadano actualmente en Chile.

Los medios de comunicación, especialmente aquellos que son sumisos obedientes comunicadores gubernamentales o neoliberales, pueden seguir tratando de desviar la atención (o enfocando sus cámaras y micrófonos) de la opinión pública (encapuchados, incidentes, número de detenidos, cantidad de destrozos, barricadas en las calles, color político de los lideres estudiantiles, popularidad más o menos sonriente de los dirigentes sociales…), pero el problema público instalado en el debate en Chile sigue siendo otro: que la mayoría de los ciudadanos de Chile respalda a los estudiantes en su demanda en favor de una educación pública de calidad, laica, gratuita e igualitaria.

Manuel Luis Rodríguez U.

No me digas quienes son tus socios, dime dónde estás en el movimiento social

Mientras un vasto movimiento social y ciudadano, de demanda por la educación pública, se despliega por Chile desde abril de este año, los conglomerados políticos tradicionales hacen esfuerzos indecibles por tratar de sintonizar con las manifestaciones y reivindicaciones ciudadanas. 

La Concertación, dividida entre supuestos “progresistas y no-progresistas”, entre “ex flagelantes y ex conformistas”, termina de hacer agua en manos de los mismos partidos y líderes cupulares que la llevaron al desastre gracias a sus deslealtades mutuas, a su aprovechamiento del poder y su insalvable y burocrático alejamiento de la ciudadanía.  La Concertación y tantos líderes concertacionistas que instalados en sus cargos públicos cómodos, terminaron alejándose del movimiento social, de sus propias bases sociales y esa distancia ahora les pasa la cuenta, cuando cientos de miles de ciudadanos marchan por las calles de la nación reclamando contra el gobierno, contra el sistema neoliberal y contra toda la clase política, incluidos esos lideres y dirigentes concertacionistas.

Los dirigentes concertacionistas harían bien en preguntarle a sus bases militantes y a sus dirigentes sociales, para dónde va la corriente principal de la política en Chile y no encerrarse en la creencia que construyendo otra vez acuerdos cupulares van a resolver la crisis de legitimidad de todo el sistema de representación política.

¿Se podrá “reciclar” de aquí al 5 de octubre una coalición concertacionista que se instaló en el poder del Estado durante 20 años con amplios respaldos ciudadanos y electorales, pero que no fue capaz de producir los cambios profundos y estructurales que la ciudadanía demandaba y que ahora está exasperada de todos?

El futuro de la política (sobre todo de la política democrática y promotora de los cambios), en el caso de Chile, como de muchos otros ejemplos en América Latina, depende menos del número y diversidad de partidos y referentes incluidos en alguna forma de coalición o conglomerado, sino de su capacidad de actuar en profunda sintonía con las fuerzas sociales y ciudadanas que hoy están en movimiento.  Cualquier perspectiva de convergencia democrática en Chile, depende de su entrelazamiento con los movimientos ciudadanos hoy en curso, tal como sucedió en enero de 2011 en Magallanes donde la mayoría de los partidos políticos supieron sintonizarse con las demandas de los magallánicos y con la Asamblea Ciudadana de Magallanes. 

 Esa experiencia indica que, al igual que la trayectoria del PT en Brasil, de las fuerzas que llevaron a Correa al poder en Ecuador, del MAS con Evo Morales en Bolivia o del Uruguay y Paraguay, depende de una articulación estratégica entre partidos políticos y movimientos sociales. 

La convergencia que se da en la movilización social, en la movilización ciudadana, esa es la convergencia central para el futuro de la política democrática y de cambios en Chile.

Manuel Luis Rodríguez U.

La toma de posesión del Estrecho de Magallanes el 21 de septiembre de 1843

Nuestro aporte al conocimiento histórico de la heroica expedición chilena y chilota que tomó posesión del Estrecho de Magallanes el jueves 21 de septiembre de 1843.

Esta historia concierne e interesa en primer lugar a la gente del sur: chilotes y magallánicos, y a todos los chilenos sin distinción, en la medida que representa un momento fundacional en la constitución territorial de la República, la primera afirmación territorial de soberanía que hizo Chile una vez consolidada su independencia política.

En este libro intento presentar una visión de síntesis de los hechos ocurridos, un relato detallado del conjunto del viaje desde sus intensos preparativos, la dura y dificultosa travesía por los canales y la llegada al Estrecho de Magallanes, a la luz del trabajo y el esfuerzo de quienes construyeron, navegaron, dirigieron y realizaron esta hazaña pionera.

Aquí aparece una vez más el concepto de pionero.

Esta gente fue pionera.

Esos marinos, soldados, carpinteros, navegantes, hombres y mujeres, todos ellos fueron pioneros, no solo porque fueron los primeros, sino sobre todo porque su expedición da inicio a la historia moderna de la región de Magallanes, es el punto de partida de la presencia de Chile en los mares australes y en los territorios patagónicos.

 

RUMBO AL SUR – EXPEDICION DE LA GOLETA ANCUD AL ESTRECHO DE MAGALLANES – 1843

Objetividad, política y medios de comunicación

Subyace en muchos medios de comunicación y entre una amplia gama de comunicadores (periodistas, reporteros, editores, editorialistas, comentaristas e incuso opinólogos de toda laya…) una  cierta idea de la objetividad asociada a la ausencia de definición política explícita.

Debajo de esta extraña idea de objetividad, se pone de manifiesto siempre una visión de la política como algo negativo, destructivo, dañino, sesgado y promiscuo de la que hay que huir.  Luego, sólo serían objetivos, quienes ocultan o callan sus inclinaciones y preferencias políticas para no “contaminar” a los lectores, televiedentes o radioescuchas.  Por una extraña mescolanza ideológica, los más declarados comunicadores y periodistas “independientes” u objetivos, terminan exhibiendo o reflejando sus verdaderas preferencias políticas a la hora de los grandes procesos sociales y políticos. 

Los públicos o audiencias son bombardeadas silenciosamente por ese “concepto light de la objetividad”, como una actitud y una práctica comunicacional que se manifestaría ajena a las preferencias políticas, partidarias y/o ideológicas.  Solo serían “objetivos” esos comunicadores y esos medios de comunicación que callan, ocultan o disfrazan sus propias preferencias ideológicas y políticas.

Sin embargo son los hechos sociales, esos inevitables acontecimientos y fenómenos sociales (elecciones, movimientos ciudadanos, huelgas, manifestaciones, crisis, cambios de gobierno…) los que se encargan de revelar la verdadera naturaleza de aquella objetividad: los medios y los comunicadores terminan por mostrar en sus opiniones, puntos de vista, criterios, enfoques y maneras de interpretar la realidad y la coyuntura, conforme a sus propios sesgos ideológicos y políticos.

Una cosa es la declarada objetividad informativa de los medios y  o de los comunicadores, y otra cosa muy distinta es la realidad de los hechos informativos y del enfoque periodistico o comunicacional con que esos hechos son tratados, y donde subyace la ideología oculta y no declarada del medio y/o del comunicador en cuestión.   En la realidad real, no existe el comunicador o el periodista aséptico, apolítico, impoluto, independiente o higiénicamente desprovisto de toda ideología y de toda inclinación política: no podría ser un ciudadano real en el mundo real al que pertenece. 

La objetividad desaparece entonces, develada por las verdaderas creencias e inclinaciones del comunicador y del medio de comunicación en cuestión.  Cuando un comunicador social se autodefine como “independiente” u “objetivo”, pero en cada vaiven del proceso político procura conseguir cargos dentro de un determinado gobierno, lo primero que está en duda es su presunta objetividad y/o independencia, porque en realidad, en los hechos denota sus propias inclinaciones políticas e ideológicas, no obstante éstas permanezcan ocultas. ¿Cómo debiera manifestarse el público (las audiencias) ante un comunicador social que se presenta como objetivo/independiente, pero que al final de cuentas denota una inclinación política o ideológica pero no quiere reconocerla en público? 

Si nos comportáramos como ciudadanos informados, ¿porqué habríamos de aceptar el tn frecuente “contrabando comunicacional” de comunicadores, medios de comunicación y periodistas que ocultan tras el adorno verbal de la “objetividad”, sus propias inclinaciones y preferencias políticas e ideológicas?

Una pregunta clave para enfrentar los dilemas de la objetividad de los medios y de la comunicación social en este siglo XXI

¿No sería acaso mucho mas enriquecedor para la opinión pública y para la formación de la conciencia ciudadana el que los comunicadores y los medios de comunicación definan clara y explícitamente sus preferencias políticas e ideológicas para que el uso indiscriminado del sustantivo “objetividad”, no termine manipulando la conciencia del ciudadano lector, televidente o radioescucha?

Manuel Luis Rodríguez U.

El Informe OCDE sobre la educación superior en Chile

 

A menos que el gobierno encuentre medios efectivos y contundentes para

 

alterar la distribución social del acceso a la educación terciaria para aumentar

 

las oportunidades de los estudiantes cuyas familias no están entre el 20% más

 

rico de la población, los egresados de la educación media y sus familias pronto

 

se darán cuenta de que han sido excluidos de la oportunidad de aprender al nivel

 

más importante para el progreso económico y social y para el liderazgo político.

 

Este darse cuenta, si se extiende, puede minar la legitimidad de un estado

 

democrático.

 

El acceso a la educación superior no toma en cuenta los orígenes socioeconómicos

 

del estudiante, o si los estudiantes son de ascendencia mapuche.

 

Los más importantes diseñadores de políticas que se reunieron con el equipo de

 

revisión creen que no es políticamente factible en Chile usar cuotas o alguna

 

manera alternativa de manejar el acceso a la educación superior.

 

En el caso de la educación superior, el equipo notó el riesgo de que los

 

mecanismos de selección de la educación superior puedan fragmentar aún más

 

un sistema de educación superior ya altamente segmentado. En el país hay 25

 

universidades antiguas y prestigiosas que son supervisadas por el Consejo de

 

Rectores y que tienen estándares definidos y aplican medidas de aseguramiento

 

de calidad. Pero hay muchas más universidades en el país, que no pertenecen a

 

este Consejo de Rectores y que permanecen no reguladas por la “regulación”

 

ejercida por los mecanismos de libre mercado. Todas las universidades en Chile

 

son universidades donde los estudiantes pagan aranceles. Sin embargo, sólo las

 

de prestigio tienen becas y mecanismos de préstamos. Estas son las

 

universidades a las que asisten los niveles de más altos ingresos (los dos

 

quintiles superiores), cuyos estudiantes son los que alcanzan buenos resultados

 

en una prueba nacional de admisión que prácticamente determina no sólo

 

dónde, sino también si es posible o no, obtener una educación terciaria. Como

 

los estudiantes vienen de un sistema de educación básica y media que

 

ciertamente es desigual, los que tienen mayores posibilidades de alcanzar

 

puntajes altos en la prueba de admisión son también los que pueden asistir a las

 

mejores escuelas en básica y media, y los que, como se puede ver en los

 

Cuadros 12 y 13 del Informe de Antecedentes, también pertenecen a los estratos

 

de altos ingresos. (p.265 del Informe)

Continúe leyendo el Informe completo:

INFORME EDUCACION SUPERIOR EN CHILE OCDE1