¿Y la Estrategia de Desarrollo de Magallanes 2010-2020, sería para cuándo?

Al concluir el año 2009 culminó la vigencia de la Estrategia de Desarrollo para Magallanes que estuvo vigente desde el año 2000.  Lamentablemente el gobierno de la Concertación fue incapaz en Magallanes de impulsar un proceso de consulta ciudadana que permita producir una estrategia de desarrollo coherente y consensuada para el período 2010-2020.

Hoy, que el gobierno ha cambiado de signo político e ideológico, hablar de consulta ciudadana podría  hasta resultar una herejía.

Pero lo que está claro es que a mediados del año 2010, ninguna entidad pública, ninguna autoridad regional ni nacional se ha referido a este aspecto esencial para la planificación del desarrollo de la región.  El Presidente Piñera en su reciente visita desde allá desde Chile, ha venido a informarnos que se han fijado 5 ejes estratégicos o pilares que incluyen la minería, la energía, la pesca, el turismo entre otros grandes sectores.

Cuando este gobierno habla de minería, seguramente se refiere a darle luz verde a la explotación del carbón en Isla Riesco con todo el perjuicio ambiental presente y futuro que implica; cuando el gobierno habla de energía se refiere a terminar de disminuir y privatizar ENAP y de potenciar aun más la explotación privada del gas natural; cuando se refiere al turismo, seguramente habla de los enormes proyectos de inversión privada que se avecinan en esta región; cuando habla de la pesca, sin  duda están pensando en traer la industria salmonera con su formidable cortejo de depredación, trabajos precarios y contaminación del fondo marino y de los canales magallánicos, tal como esas mismas empresas lo hicieron en la zona de Llanquihue y Chiloé.

Pero esa estrategia de desarrollo regional que regirá Magallanes en el período 2010-2020 debe ser  elaborada sobre la base de amplios procesos político-técnicos de participación y de consulta ciudadana, tal como fue la experiencia anterior del Proyecto Región bajo la administración del Intendente Ricardo Salles, y no sobre la base de elaboraciones tecnocráticas entre cuatro paredes y decisiones elitistas ratificadas allá en Santiago.

El modelo de consulta participativa que realizó Ricardo Salles con el Proyecto Región, es una vara posiblemente demasiado  alta, pero posible de repetir como experiencia. Los magallánicos no debiéramos aceptar ni conformarnos con nada menos.

¿Serán consultados y tomados en consideración las opiniones, puntos de vista y aportes de los trabajadores, los empresarios, los profesionales, los educadores, los especialistas, los partidos políticos, los representantes municipales y parlamentarios, las organizaciones gremiales, comunitarias y sindicales, los colegios profesionales y las universidades, en la elaboración de la futura estrategia de desarrollo regional de Magallanes, o todo el desarrollo futuro de Magallanes para el decenio 2010-2020  se resolverá entre cuatro paredes allá en Chile?

Manuel Luis Rodríguez U.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s