Partido Radical se niega a proclamar a Eduardo Frei Ruiz-Tagle como su candidato presidencial

Evidentemente la postura crítica  del Partido Radical Social Demócrata dentro de la Concertación va a en serio. Luego de poner en jaque a la coalición de Gobierno con las primarias regionales que enfrentaron a los senadores Eduardo Frei y José Antonio Gómez, y además, exigir la formación de dos listas en la elección de concejales en los comicios municipales del 2008, ahora los temas parlamentarios y programáticos son las nuevas armas del PRSD con sus aliados concertacionistas

Ayer desde la Segunda Región, y en el marco de la reunión de la Asociación Chilena de Municipalidades, el timonel de la colectividad, José Antonio Gómez, hizo un fuerte llamado a sus correligionarios a través de una videoconferencia que tuvo como destinatarios a toda la mesa del radicalismo. Les dijo que “no vamos a seguir siendo el vagón de cola de la Concertación”. Y no sólo eso, manifestó en una abierta arenga electoral en el salón Santos Ossa del Hotel Antofagasta.

“¡Hasta cuándo vamos a aceptar que estas ideas que nosotros planteamos las asuman otros y las lideren otros! ¡No! ¡No lo vamos a aceptar! Y por eso hemos dicho que si no tenemos los espacios políticos suficientes y necesarios: ¡Vamos a levantar lista fuera de la Concertación!”.  A continución añadió: “Prefiero que el PRSD tenga 4 candidatos a diputados elegidos con dignidad, con propuestas políticas, y no al alero de la Concertación simplemente por ser una agrupación”.

Desde el Congreso de Valparaíso, el vicepresidente del Partido Radical, diputado Fernando Meza, exigió más cupos para senadores y diputados en la elaboración final de la plantilla de candidatos, proceso que se cierra este domingo. De lo contrario, amenazó con formar un listado propio de candidatos y alzar la postulación presidencial a La Moneda del propio José Antonio Gómez.

“Acá hay dos cosas que es necesario recalcar. El Partido Radical no amenaza, el Partido Radical avisa, y lo que avisamos es lo que vamos a hacer si no se cumplen los compromisos contraídos en la casa del senador Frei en un desayuno con la directiva del partido. Ahí dijimos que era indispensable satisfacer las aspiraciones del mundo progresista de la Concertación”, declaró el diputado Meza.

Por lo pronto, la directiva nacional del PRSD suspendió de forma “indefinida” la proclamación que tenía programada a inicios de agosto para Eduardo Frei en su consejo general. Más aún, la directiva radical ya dio indicaciones evidentes de un posible acercamiento con el sector que lidera el candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, quien sólo se limitó a decir que “lo que empieza mal, termina mal”.

“No podemos decir que sí a una candidatura que no recoge lo que uno de los cuatro actores de la Concertación está planteando”, volvió a declarar el diputado radical Fernando Meza, quien expresó que otro de los acuerdos adoptados por la mesa del PRSD es dar plazo hasta el domingo, para que el resto de la Concertación se pronuncie respecto de las exigencias que han hecho en materia de contenidos programáticos y de cupos parlamentarios.

Manuel Luis Rodríguez U.

Anuncios

La cesantía sigue aumentando en la región de Magallanes

He aquí otro tópico estratégico del desarrollo regional y uno de los problemas cruciales que interesan realmente a la ciudadanía de la región de Magallanes, en este invierno de 2009: la cesantía.   Mientras una parte de la dirigencia de los partidos políticos aparecen públicamente en los medios de comunicación disputando cupos parlamentarios, la gente, la ciudadanía, vive y subsiste enfrentado al principal flagelo de la crisis económica. 

Se trata evidentemente de dos mundos distantes y mutuamente ausentes: por un lado, la llamada clase política en el poder (incapaz de proponer medidas concretas para enfrentar la crisis), y por el otro lado,  los ciudadanos y trabajadores afectados por el desempleo, las alzas de tarifas y otros efectos de la crisis.

En Magallanes continúan produciendose despidos, ciertamente, desde el sector privado (no hemos sabido de despidos desde el sector público), por lo que aparece ante la opinión pública por un lado, un sector privado de grandes y medianas empresas que se escudan en la crisis económica para ejecutar despidos “por necesidades de la empresa”, por el otro un sector público y gubernamental cuyas medidas provenientes de un fantasmal Comité Regional de Empleo, resultan tardías e insuficientes; y por el otro, un sector laboral golpeado directamente por la cesantía (4.9% según el INE para el trimestre recién pasado).

En esta materia cobra plena vigencia entonces  el Plan ProEmpleo 2009 – 2010 presentado  en mayo recien pasado por la CUT Magallanes al Gobierno Regional,  donde la central de los trabajadores magallánicos propone crear un conjunto de subsidios al empleo y a la contratación de mano de obra en esta región, pero que, a diferencia de las medidas existentes, signifiquen subsidios que vayan directamente al trabajador. 

Dicho sea de paso, la CONUPIA y la CONAPYME han presentado a nivel nacional al Gobierno una propuesta en este mismo sentido: la entrega de subsidios al empleo directamente al trabajador. 

En este contexto aparecen  las cifras oficiales que informa este reportaje de Polar TV de Magallanes.

Más información en:

www.ine.clwww.goremagallanes.cl

Instituto Nacional de Derechos Humanos: una polemica aún pendiente

Dos aspectos cruciales entran en discusión todavia en cuanto a la creación del nuevo Instituto Nacional de Derechos Humanos: uno de ellos es el de su verdadera autonomía frente a los poderes públicos, y el segundo es de la facultad que ese organismo pueda presentar querellas por violaciones a los derechos humanos.

El siguiente video de la televisión regional de Concepcion así lo evidencia.

Piñera, el encapuchado

A propósito de la denuncia realizada por la exMinistra del gobierno militar Mónica Madariaga, habría que decir que los peores sepultureros de la derecha no están en el centro ni en la izquierda, sino que viven emboscados en las profundidades de la propia derecha.

Los encapuchados son esos individuos que prefieren ocultarse detrás de una máscara, para evitar ser identificados por la policía o la justicia, o sea, por la verdad.

¿Cuál es el centro del asunto?  Que se ha denunciado que Sebastian Piñera, hoy candidato presidencial y ayer exitoso banquero y financista, favorito del régimen militar, eludió la acción de la justicia, estuvo fugado de la policía y se consiguió (o le consiguieron) un fallo absolutorio de la Corte Suprema de Justicia mientras estaba prófugo de la justicia.

Las propias declaraciones de Cecilia Morel, su esposa,  ante los detectives que buscaban al fugado, resultan ser lapidarias: ella no sabía dónde estaba su marido, desconocía su paradero y el tan buscado gerente del Banco de Talca (qepd.) no fue habido por la policía hasta que Sebastian Piñera presentó un recurso de amparo y los ministros de aquella Corte Suprema, apoyados gentilmente por familiares de Pinochet y acostumbrados a las eficaces llamadas telefónicas desde La Moneda, le lanzaron el salvavidas ya conocido.

¿Qué es mas vergonzoso?

Y desesperado ante la evidencia, el encapuchado Piñera, ahora desenmascarado, lanza  indignadas acusaciones contra otros comandos presidenciales, grita “montaje”, pero ha sido incapaz de desmentir a su propia esposa y al Juez Luis Correa Bulo.  El que Carlos Massad y otros ejecutivos empresariales hayan estado acusados en la misma causa, solo agrega un ingrediente adicional al desaguisado: unos se salvaron con ayuda de la dictadura, otros se hundieron en el silencio y la verguenza, otros hicieron fortuna desde esos millones del Banco de Talca… y otros siguieron flotando…

Manuel Luis Rodríguez U.

La micro de Tomás viró a la derecha – Escribe Armando Coloma Herrera

La Resolución adoptada por el Partido Humanista, en su reunión nacional que acaba de terminar, los aleja notoriamente de las posiciones de la Izquierda chilena.

Lo negativo de su nueva posición política, es que Tomás Hirtsh, su máximo exponente, había adquirido el compromiso de aceptar y respetar incondicionalmente a quien obtuviera el privilegio de representar a la izquierda, antes que el Juntos Podemos Más eligiera el abanderado, igual que Jorge Arrate de los Socialistas Allendistas y Guillermo Teillier del Partido Comunista, los otros dos precandidatos apoyarían con todo y hasta el final de la elección presidencial de diciembre.

El mismo Tomás, durante el desarrollo de la convención y una vez que se conoció el nombre del candidato electo, en acalorado y aplaudido discurso, aceptó trabajar por Jorge Arrate. De la misma forma  confirmó al día siguiente en el Caupolicán, su intención de llegar hasta el final de la carrera presidencial. Por la XI Región asistieron dos delegados y el representante de los Humanistas no se encontraba entre ellos, brilló por su ausencia.

El acuerdo del PH, de negar el apoyo a Jorge Arrate e iniciar conversaciones con Marco Enríquez Ominami (MEO), significa “borrar con el codo”, el acuerdo que había suscrito con el JPM y ninguno de los motivos que aduce para tomar semejante actitud, los deja “bien parados” ante la totalidad de la Izquierda, todo lo contrario, demuestra un sectarismo evidente, al no aceptar y respetar el nombre de quién se impuso por amplia mayoría en la convención. Jorge Arrate obtuvo su nominación, con más del 70% de los delegados que asistieron, de todo Chile, hasta las aulas de la Universidad de Santiago.

Lo peor, resulta que miente, cuando culpa al Partido Comunista de no esforzarse por la obtención del cupo parlamentario que correspondía al PH en el distrito 25, donde el mismo Tomás, doblaría y aseguraría su elección como parlamentario. Los Humanistas no aceptaron la tardanza de la concertación, en decidirse a   entregar el distrito que ellos exigían. Antes que la Concertación decidiera ceder el cupo, existieron las posibilidades concretas de los distritos 16 y 18, donde había claras  posibilidades de doblaje, tampoco lo aceptaron, decididamente querían el distrito 25. Pero al final, se negaron a aceptar el  distrito que pedían, aduciendo una tardanza que menoscabó su integridad política. En conversaciones, que no fueron fáciles, estuvimos los Comunistas, peleando por que se hiciera justicia en torno al nombre del representante de los Humanistas.

Tampoco resulta verdadero que los Comunistas nos adueñamos “a priori” de la mayor cantidad de cupos a elegir (4 de 7). El PH sabe bien, porque hubo un entendimiento previo, que llevaríamos 4 candidatos, debido a que, si no elegimos ese número de parlamentarios, perdemos la legalidad como partido político, al obtener menos del 5% exigido por la ley, al llevar candidatos en menos del 15% de los distritos nacionales, como es el caso. El PH no tiene este problema, porque está en dos partidos, uno nacional y otro regional, que fusionan después de cada elección y protegen así su legalidad.

“La verdad de la milanesa” es que Tomás Hirtsh, quería de nuevo, ser el representante de la izquierda. Esperaban en la Convención de Abril pasado, que los Comunistas, de nuevo, volcaríamos nuestro apoyo a su representante, tal como lo hicimos en la elección presidencial anterior. Pero no sucedió así. Nosotros creemos esta vez, que Jorge Arrate representa mejor las necesidades de la Izquierda Chilena, que este  nombre es más aglutinador en la base de la izquierda, tal como está sucediendo. El hecho de ser un Socialista Allendista, que cuenta a su favor, el haber nacionalizado el Cobre, cuando fue Ministro de Minería de Salvador Allende, es un signo que la gente está valorizando.  Sabiendo además, que entre sus propuestas lleva el Recuperar todas las riquezas naturales y entre ellas el Cobre, que representa el sueldo de  Chile.

Vuelven a insistir en el desacuerdo que hubo al término de la elección anterior, cuando había que decidir por la Segunda Vuelta. Mientras Lautaro Carmona, nuestro Secretario General afirmaba en un canal de TV que nos pondríamos de acuerdo, Tomás Hirtsh decía en otro canal, que la decisión era anular nuestro voto y que estaba tomada. Lo que no era efectivo. Se nos quiso arrastrar a una situación que ni siquiera había sido discutida en el JPM. Este año, Tomás reconoció su error, cosa que valoramos como muy positiva.

Pero de repente, vuelven a insistir en esta divergencia. No diré la cantidad de insultos de que somos objeto a través de Internet, creando una odiosidad de la que no somos responsables y mucho menos a nacido en nuestro partido. Lo cierto es que Tomás, quería, si o si, ser el candidato de la izquierda. Tengo la seguridad que Jorge Arrate estaría trabajando por  Hirsch, si hubiera sido el elegido.

Apoyar a MEO significa verdaderamente, haber entregado “la oreja y el rabo” al neoliberalismo, que sigue dándose vuelta en más de lo mismo, llevando entre sus propuestas, privatizar el 5% de Codelco, lo que corresponde abiertamente a una posición antichilena. MEO es justo el candidato opositor que necesita la derecha pinochetista, para asegurar la elección de Piñera y le presta el apoyo necesario, sobre todo, en los medios de comunicación. Hasta un helicóptero y una avioneta aparecieron en su ayuda.

Definitivamente, “se le arrancó la micro hacia la derecha a nuestro querido Tomás”.

ARMANDO COLOMA HERRERA

Piñera y la justicia – Escribe Jaime Esponda

Señor Director Diario La Nación:

En 1982, el mismo año en que se ordenó judicialmente la captura de Sebastián Piñera, prófugo de la justicia por el delito de defraudación, la Corte Suprema, cautiva del poder político dictatorial, rechazaba uniformemente todos los recursos de amparo interpuestos en favor de las víctimas de detenciones arbitrarias y de exilio inconstitucional. De ello, fui testigo junto a todos mis colegas de la Vicaría de la Solidaridad. Piñera recurrió de amparo, el mismo que se negaba a aquellas víctimas, pero lo hizo contra una orden legítimamente dictada por un juez, en un procedimiento regular, con la sola finalidad de abortar dicho proceso ajustado a derecho.

Que la Suprema haya acogido tal recurso, lejos de constituir un argumento en favor de la inocencia de Piñera, revela de modo inequívoco y hoy escandaloso, que dicha resolución judicial no pudo sino ser resultado de la presión ejercida por la dictadura sobre ese tribunal, lo que, por lo demás, ocurría a diario.  

Jaime Esponda Fernández.
 Abogado

¿Los radicales fuera de la Concertación?

1fotoeditorNo sabemos si se trata de un “berrinche pre-electoral” o de la expresión visible del nerviosismo propio de la etapa final de negociación de la plantilla parlamentaria concertacionista o de la manifestación de un clima de malestar profundo que atraviesa desde hace bastante tiempo al radicalismo, y el cual se manifiesta, entre otras formas, en la  adhesión de militantes radicales a la candidatura de Marco Enriquez Ominami.   

Pero puede convertirse en un hecho político, el que en la más reciente reunión de presidentes de partido de la Concertación efectuada el pasado lunes 27 de julio,  cuando el dialogo comenzaba a centrarse en la negociación parlamentaria, el presidente del PRSD, José Antonio Gómez, pidió la palabra para hacer un planteamiento político insospechado y que tomaría por sorpresa a sus colegas de alianza.

Refiriendose a la falta de acogida que, según dijo, han encontrado dentro la coalición los requerimientos hechos por la directiva que encabeza, el dirigente radical notificó al resto del oficialismo que los radicales están “evaluando seriamente” la idea de levantar una lista parlamentaria propia.   “Así como están las cosas, para nosotros resulta prácticamente lo mismo ir por fuera que ir por dentro de la Concertación. Nos da lo mismo elegir uno o dos diputados menos si eso nos significa ganar en independencia”, fue una de las frases pronunciadas por el senador  radical en la reunión.

Con su advertencia al resto de la coalición, Gómez cumplía un acuerdo adoptado por la colectividad luego de una serie de reuniones entre la mesa directiva y las bancadas parlamentarias.  El último de dichos encuentros tuvo lugar el día martes 28 de julio en dependencias del Congreso, y en él, Gómez planteó incluso la posibilidad de optar por una candidatura presidencial propia, idea que contó con el respaldo de algunos parlamentarios.

El análisis político compartido al interior del radicalismo es que, a tres meses del proceso de primarias que los llevara a enfrentarse con todo el resto del oficialismo, el PRSD se encuentra en una situación de “total aislamiento” al interior del conglomerado.   El principal punto de conflicto radica en la “nula” integración que, a su juicio, se ha hecho del mundo radical a la campaña presidencial de Eduardo Frei. Según ha alegado en privado el propio Gómez, además de la falta de representación en la “estructura de poder” del comando, el PRSD no ha logrado incorporar al programa ninguna de las propuestas que defendió en las primarias.

O sea, el radicalismo ha seguido siendo ninguneado en la coalición a la que pertenece.  Ellos hablan de que han sido objeto de “violencia intrafamiliar” dentro de la Concertación, pero, al parecer, por más violencia de que sean objeto, de la casa no se van a ir…ni separación va a haber…

En materia parlamentaria, en tanto, la queja  de los radicales tiene que ver con el hecho de que el PRSD está exigiendo un mínimo de 10 cupos de diputados y 2 senatoriales, requerimiento que no ha encontrado cabida dentro de la negociación con los otros partidos de la coalición gobernante.

Ciertamente, si se analiza las opciones políticas estratégicas que tiene por delante el radicalismo, incluso ante la eventualidad remota de su retiro de la Concertación,  se le presentan a lo menos tres grandes alternativas…hasta la primera vuelta de la elección presidencial y cada una de las cuales tiene bajos niveles de probabilidad: 1º unirse a la postulación presidencial de Enriquez Ominami; 2º unirse al grupo del MAS junto a Alejandro Navarro; 3º unirse a la postulación de la izquierda con Jorge Arrate en el Juntos Podemos Más. 

Manuel Luis Rodríguez U.