Asamblea de Naciones Unidas condena golpe de Estado en Honduras

Anuncios

240 funcionarios municipales presentan demanda contra la Municipalidad de Punta Arenas

Una justa demanda de los funcionarios municipales… qué duda cabe, pero qué duda cabe…!. 

Y como se trata ahora de humanizar el Municipio como se prometió profusamente en las elecciones municipales pasadas, pues ahora tendrán que pagarse enormes montos de dinero adeudado a los trabajadores y profesionales del Municipio puntarenense.

No están lejanos esos días rutilantes en que el candidato a Alcalde del bianchismo clamaba alegremente en defensa de los funcionarios municipales por las injustas condiciones en que trabajaban.  Pues bien, ahora tendrá que hacer realidad sus promesas, y  suponemos entonces que  el nuevo Alcalde de Punta Arenas apoyará entusiastamente a los funcionarios de nuestra Municipalidad.

Debemos reconocer la labor abnegada de la Asociación de Funcionarios Municipales de Punta Arenas que ha trabajado denodadamente para producir esta demanda, respondiendo a la justa y legítima reivindicación de los funcionarios municipales.

Leemos en La Prensa Austral que el miércoles pasado el alcalde Vladimiro Mimica fue notificado de una demanda presentada por 240 funcionarios, quienes reclaman el pago de la diferencia de un bono compensatorio, que desde 1981 se está cancelando sobre el sueldo base y que según ellos debería ser por el sueldo imponible.

Esta demanda de los funcionarios de la municipalidad se realiza en base a que en noviembre de 1980 se promulgó el Decreto de Ley 3.501, el que indica en su artículo 4º, entre otras cosas, que “los incrementos de remuneraciones sólo deberá producir como efecto mantener el monto líquido de las remuneraciones, beneficios y prestaciones”.

En este sentido, en el reglamento de dicho artículo dice que estas remuneraciones corresponden a “sueldos fijos pagados por períodos iguales predeterminado”, los cuales deberían haberse visto reflejados desde el 28 de febrero de 1981. De esta misma forma, el documento se refiere a que si esta remuneración es en parte variable se debe determinar el tope imponible que servirá de base del incremento.

Desde que se promulgó el decreto que ordenaba pagar un incremento mensual de 21,5% a los funcionarios y un 20 por ciento a los auxiliares, que la Municipalidad de Punta Arenas les está cancelando sobre el cálculo del sueldo base, sin tomar en cuenta las asignaciones y lo que señala la ley, que el pago se debe efectuar en base al sueldo imponible.

Es esa diferencia que hoy reclaman los funcionarios, y que según su abogado, Guillermo Soto, debería oscilar entre los 50 y 150 mil pesos mensuales por funcionario, dependiendo los años de servicio. Es decir, hay funcionarios que se encuentran trabajando en el municipio antes de que se promulgara la ley, por lo que podrían recibir millones de pesos. Sin embargo, aún no se tiene un monto establecido, ya que se tiene que calcular el caso de los 240 funcionarios demandantes.

Lo mas probable es que el Alcalde comience reclamando inutilmente contra los Alcaldes anteriores, pero aunque se refiera a Soto Pellizari, a Jorge Vega Germain, a Eduardo Menendez, a Juan Poblete, a Carlos Gonzalez, a Nelda Paniccucci o a Juan Morano Cornejo, lo cierto y lo concreto es que la actual autoridad municipal tiene dos alternativas: Opción 1, no pagar, “hacerse el boludo”  y “echarse encima” a los propios funcionarios a sus órdenes (ya bastante molestos con la corte de asesores desubicados con que llegó el nuevo edil), u Opción 2, tratar de juntar los pesitos, implorar al Estado y al gobierno (del cual es un opositor emboscado) y tratar de pagar lo adeudado.

Nos imaginamos también que la Central Unitaria de Trabajadores CUT Provincial de Magallanes, respaldará activamente la demanda de los trabajadores municipales, en especial por el precedente jurídico y gremial que su demanda puede generar a nivel regional y nacional.

Veremos ahora cómo se humaniza ese municipio…

Manuel Luis Rodríguez U.

El espejo retrovisor de la crisis hondureña

composiciones-con-espejos-cattelan-italiaNo nos perdamos en la aparente maraña noticiosa de la actual crisis hondureña. 

No vayamos a caer en la indecente  trampa semántica de la CNN  En Español que,  en las primeras horas del día de ayer domingo, titulaba  sus reportajes como “GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS” y después del medio día cambió a “DESTITUCION FORZADA EN HONDURAS”, como si cambiando el nombre dado a las cosas, podría cambiar la realidad de los hechos sucedidos.

No nos extraviemos como ese panelista de “Tolerancia Cero” que analizando anoche los hechos en Honduras, se “olvidó” de decir que cuando los militares entran armados a la casa presidencial, secuestran al Presidente y lo ponen en un aeropuerto fuera de su país, declaran toque de queda, cortan la energía eléctrica y el acceso a Internet y se toman el canal de televisión estatal, eso se llama golpe de Estado, cualquiera sea el adorno jurídico que se le quiera colgar a continuación a los hechos ocurridos.

No nos perdamos en la superficie “constitucional” del conflicto y miremos la crisis hondureña como un espejo retrovisor que nos interpela como sociedad que forma parte de América Latina.   No miremos la crisis hondureña como un evento lejano sino como un suceso político que pone a prueba la totalidad de las creencias y afirmaciones democráticas de todos los ciudadanos, de todos los actores políticos, de todos sin excepción.

EL ESTADO QUE NOS GOBIERNA

El problema del poder, es el problema del Estado.  ¿Qué tipo de Estado es el que nos rige?

Vivimos bajo un Estado globalizado y modernizado para los sectores sociales dominantes, rigidizado por normas dictadas durante el siglo pasado, pero incapaz de responder a las demandas ciudadanas por más desarollo y mas democracia.

Vivimos todavía -a diez años de iniciado el siglo XXI- bajo un Estado patrimonial, exclusivo, piramidal, centralizado y excluyente, que ha sido arrendado y apropiado por poderosos intereses corporativos y que opera como un coto de caza de una clase política y empresarial reducida y autoreproducida.

Vivimos en un contexto político caracterizado por una suerte de vacío político de poder producido por la subordinación del Estado y la política a los imperativos y exigencias de la economía de mercado.  Vivimos un Estado que mientras responde eficientemente a las presiones corporativas de los grandes intereses empresariales, responde ineficientemente a las demandas ciudadanas. 

Un Estado donde el mercado se comió la política, y se convirtió ahora en política mercantilizada, marketeada, encuestófila y edulcorada.

Somos un Estado híbrido que combina formas modernas de eficiencia sobre todo en el área económica, con formas ineficientes y monopólicas de servicios sociales privatizados.  Un Estado que se viste de eficiencia económica y se desnuda de su rol social.  ¿Alguien tiene alguna duda de que estos factores explican en parte la crisis de legitimidad del Estado y de la clase política tradicional?

Manuel Luis Rodríguez U.

Honduras 2009: esa vieja costumbre golpista latinoamericana

250px-LocationHonduras_svgLA HISTORIA POLITICA DE HONDURAS EN EL SIGLO XX, ES UNA HISTORIA DE GOLPES MILITARES INTERRUMPIDOS POR BREVES PERIODOS DEMOCRÁTICOS

Leemos en Wikipedia: “En 1924 Honduras era el primer exportador de banano en el mundo, el problema en ese entonces era que las grandes ganancias se las quedaba la United Fruit Company. Estados Unidos mandó a sus marines para controlar un conflicto civil, diversas voces protestaron reclamando la soberanía nacional, también muchas mujeres como Visitación Padilla, quien luego sería una tenaz opositora al la dictadura del General Carías.  Estas pugnas culminarían cuando la United Fruit Company adquirió Cuyamel en 1929, convirtiéndose así en la mayor propietaria del país, resaltando la figura del bielorruso Samuel Zemmuray, Zemmuray habría sido dueño de la Cuyamel.

Desde 1929 hasta 1933 fue presidente de Honduras el médico, narrador y político Vicente Mejía Colindres (del Partido Liberal), tuvo que lidear con los efectos de la depresión económica, también se enfrentó al problema de que los poderes Legislativo y Judicial estaban en manos de la oposición, y se oponían sistemáticamente a sus planes de administración, durante su Presidencia hubo amplia libertad, luego lo sucedió el General Tiburcio Carías (del derechista Partido Nacional).

La fusión y el apoyo de las compañías bananeras permitió la llegada al poder del General Tiburcio Carías Andino en 1932. Bajo el mandato de este presidente, Honduras comenzó a respirar un período de estabilidad social y económica, pero a un precio alto.”

HONDURAS: DEMASIADO CERCA DEE ESTADOS UNIDOS Y DEMASIADO LEJOS DE LA DEMOCRACIA

“El presidente Tiburcio Carías amplió su periodo de gobierno haciendo uso de la represión, como medida para centralizar el poder y así poder extender su período presidencial (dictatorial) que duró desde 1933 hasta 1949.

En 1957, el liberal Ramón Villeda Morales fue elegido presidente constitucional. Durante su gobierno, Honduras entró en el Mercado Común Centroamericano e inició programas para una timorata reforma agraria y la ampliación de la educación. Su política provocó la desconfianza de los conservadores en Honduras, quienes apoyados por el macarthismo y tras el triunfo del socialismo en Cuba, provocaron en 1963 un golpe de estado en contra de Villeda Morales. En su lugar, los conservadores ubicaron al coronel Oswaldo López Arellano. Estos hechos marcaron el comienzo de un largo período de dictadura militar en Honduras.

López Arellano gobernó el país desde 1965 hasta 1974. La frágil economía hondureña se debilitó aún más durante su régimen. La fuerte emigración de más de 300.000 salvadoreños aumentó el desempleo en el país lo que terminó en la mal llamada: “Guerra del Fútbol” en 1969.

A pesar de ser considerada una victoria por parte del Estado Hondureño la así llamada “Guerra del Fútbol” logro demostrar la debilidad del ejército Hondureño al igual que su corrupción debido al hecho de la existencia de varios soldados “fantasmas”,soldados que aparecían como soldados asalariados en los registros pero que no existían. El fraude y la corrupción debilitaron la efectividad militar del ejército Hondureño y de no contar con el apoyo Norteamericano a la fuerza aérea, que consistía en la donación de varias aeronaves, además de su apoyo en el fallo otorgado a favor de Honduras en la Organización De los Estados Americanos(OEA), hubiese terminado en derrota.

En 1974 López Arellano durante su segundo régimen de gobierno tras promover algunas reformas fue acusado de haber sido sobornado por la United Brands (sucesora de la United Fruit Company), lo que provocó un nuevo golpe de estado, liderado por el coronel Juan Alberto Melgar Castro. Tres años más tarde, este coronel fue depuesto y en su lugar arribó al poder un triunvirato militar, desde donde surgió el liderazgo del Coronel Policarpo Paz García

Las primeras elecciones del siglo XXI marcaron el regreso al poder del derechista Partido Nacional de Honduras, por medio de Ricardo Maduro. El candidato nacionalista, se alzó con la victoria el 25 de noviembre de 2001 con 52,2% de los votos, contra el 44,2% de Rafael Pineda Ponce su principal contricante. Los otros tres candidatos de los partidos minoritarios apenas sumaron el 4%. Mientras que en las elecciones legislativas, el PNH obtuvo 61 de los 128 diputados del Congreso Nacional.

Durante su campaña electoral, Maduro había prometido grandes avances en la economía del país. Aunque el mandatario tuvo cierto grado de éxito durante el 2004 y el 2005; con crecimientos del 5% y el 4,2% respectivamente, sus promesas quedaron cortas. En el campo legislativo, Maduro se encargó de promulgar leyes en contra de la delincuencia y más específicamente, en contra de los grupos pandilleros.

Su modelo de leyes en contra de estos grupos, luego fue imitado por los gobiernos de Guatemala y El Salvador. Sin embargo dicha ley fue declarada inconstitucional por el Gobierno del liberal Manuel Zelaya, volviéndose a colocar en altos niveles como los anteriores a la ley de Ricardo Maduro, aunque debemos plantear que la violencia en el país es de origen estructural asociado a los muy bajos niveles de desarrollo humano o pobreza extrema vigentes.

En el 2006, Maduro le entregó el poder al liberal; Manuel Zelaya Rosales, quien resultó vencedor el 7 de diciembre del 2005. En el conteo final; Zelaya Rosales se llevó la victoria con el 28% del electorado y asumió el cargo en enero del 2006. Durante su régimen se incorpora al país al ALBA.”

MANUAL DE COMPRAS PARA LOS GOLPES DE ESTADO EN AMERICA LATINA

EL GAMBITO CONSTITUCIONAL

¿Cómo se hacen los golpes militares en América Latina?

Debajo del conflicto que provocó la salida del liberal Zelaya de la presidencia hondureña, está la maniobra constitucional.  La Corte Suprema y el Congreso, al igual que en Chile en 1891 contra Balmaceda y en 1973 contra Allende, se suman a la presión reaccionaria de los grandes poderes económicos dominantes en Honduras para frenar la tentativa presidencial de consultar a la ciudadanía si estaba o no de acuerdo con una Ssamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución.

Se trata sin duda alguna de una fórmula aparentemente legal, que podría inscribirse en los manuales del golpismo latinoamericano: detrás del aparente conflicto suscitado entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, subyace un profundo conflicto entre las fuerzas promotoras del cambio social y político y las fuerzas conservadoras tradicionales atrincheradas en ciertas instituciones del aparato estatal.

El conflicto entonces tiene una superficie constitucional o plebiscitaria, pero un profundo trasfondo social, político y económico: la derecha reaccionaria hondureña se niega a que le toquen SU Constitución Política.

El gambito constitucional concluye cuando el Congreso hondureño, por si y ante si, destituye al Presidente Zelaya y nombra su propio Presidente de la República por el periodo restante de mandato presidencial.  El Estado de Derecho se usa allí, cuando mejor sirve y cuando no sirve, se saca a las tropas a las calles.

LA MANIOBRA MILITAR

Todo golpe militar que se precie de tal, conforme a la vieja receta golpista latinoamericana, aprendida eficazmente por los militares en las escuelas de entrenamiento estadounidense, incluye por lo menos algunas de las siguientes operaciones combinadas y simultáneas:

a)  toma del palacio presidencial y captura, secuestro, asesinato o expulsión del Presidente en ejercicio, así como de los altos funcionarios de gobierno, a fin de garantizar que el grupo gobernante carezca de un lider visible y en presencia;

b)  clausura de los medios de comunicación oficiales,  mientras los medios de comunicación derechistas y empresariales siguen transmitiendo, de preferencia abundantes marchas militares para que la ciudadanía conozca bien la música con la cual tendrán que bailar los trabajadores y los movimientos sociales;

c)  combinación del golpe militar -como operación castrense- con la maniobra constitucional para tratar de revestir rapidamente el golpe de una legitimidad legal ante la comunidad internacional; a esta maniobra constitucional se ha prestado el Congreso Nacional hondureño, dominado por los partidos de la derecha;

d)  represión mas o menos selectiva y/o masiva hacia los movimientos sociales que sirvieron de apoyo al Presidente depuesto, a fin de coartar toda posibilidad de resistencia ciudadana a la maniobra golpista.  Cabe subrayar a este respecto que el Presidente Zelaya fue elegido con el 28% de los votantes, lo que indica que su base social de apoyo, inicialmente insuficiente, solo fue creciendo a medida que el mandatario planteó y puso en marcha medidas políticas populares, incluyendo la propuesta de iniciar un proceso de transición hacia una nueva Constitución.

Manuel Luis Rodríguez U.

La procesión iba por dentro…ahora va por afuera…

1fotoeditorEl senador socialista Carlos Ominami, campeón indiscutido de la renovación socialista, uno de los ideólogos del “neoliberalismo socialista” y del “progresismo tercera vía”, se retira del Partido Socialista, en un anuncio esperado por quienes, al otro lado, se suman sin pena ni gloria a las filas informes del “enriquez-ominamismo“.

Hasta hace poco tiempo atrás, la procesión de la Concertación iba por dentro (…por dentro del PS, del PPD, del PRSD y del PDC…), pero ahora la procesión va por fuera y hacia afuera…

Hay que mirar el contexto en que se produce esta salida, como tantas otras que están ocurriendo desde dentro del PS, del PPD y de la Concertación.  La crisis ideológica y de las “agendas personales” está instalada al interior del autodenominado “progresismo concertacionista” como un poderoso virus sincicial que carcome estrepitosamente y  en silencio los fundamentos del concertacionismo económico y político.  

¿De qué se trata este virus?

DIAGNÓSTICO DE EXTREMA URGENCIA… PARA UN VIRUS NEOLIBERAL

Asistimos a una crisis que pone en cuestionamiento los fundamentos mismos del modelo neoliberal de economía y que cuestiona la propia noción de Estado.   Con un sistema económico cuyas bases financieras y materiales se derrumban, con una gigantesca caida del crecimiento y de la inversión, con una recesión que se instala en todos los sectores de la economía, con un reparto desigual de los costos sociales del desastre y un incremento masivo del desempleo, “todo salta por los aires” como constataba Marx hace más de un siglo, y el Estado -aquel Leviathan aborrecido por los empresarios y acusado por las derechas como burocrático e ineficiente– se vuelve ahora (por arte de la magia gobernante concertacionista)  el Gran Salvador de las empresas en peligro de quiebra y como el último recurso institucional para salvar a la nación de los desajustes provocados por los mercados desregulados.

La salida de Carlos Ominami (a la siga de su hijo que ya se fue y “va por fuera”) no es mas que un detalle de los síntomas de la crisis que afecta al progresismo concertacionista en todas sus versiones socialdemocratas y socialcristianas.  

Ningun progresista de la Concertación -incluidos los que se van a ir y los que ya se fueron- podría soportar el cañonazo ideológico de estas dos simples preguntas: ¿si el modelo de Estado subsidiario, sometido a los mercados y acompañado de políticas subsidiarias de protección social para los mas pobres, ha estado fracasando en todo el mundo, quién dice que en Chile es un éxito?  ¿Cómo es esto que el Estado subsidiario chileno entrega miles de millones de dólares para algunas grandes empresas transnacionales a fin de evitar su quiebra (salmoneras en este caso), pero esas mismas empresas siguen despidiendo trabajadores, los que reciben del Estado dos cuentagotas de $ 40.000 cada uno en un año? 

Parece que nadie entre los europeizantes progresistas de la Concertación, se atreve a reconocer el desastre de las recetas  y los gobiernos neoliberales en Europa, como lo vimos en las recientes elecciones al Parlamento Europeo.  No vaya a ser cosa que en una de esas…al calor de las nuevas oleadas de la historia política chilensis, terminemos con Frei y Enriquez Ominami disputando la segunda vuelta presidencial…sería algo así como tener que decidir entre mantequilla con sal o mantequilla sin sal…

Mientras tanto, ¿qué concertacionista o progresista neoliberal aguanta en silencio que mientras el Estado… ¡el Estado que está administrando la Concertación, SU Concertación!… trata de subsidiar apenas a algunas empresas mediante créditos bancarios, la “industria bancaria” obtiene -en medio de la actual crisis- las más insolentes y descomunales utilidades en el trimestre reciente, mientras cientos de miles de PYMES y de usuarios viven aplastados por las deudas, el DICOM y las altas tasas crediticias?

Entonces, las mas urgentes y recientes apariciones de los progresistas (los que al parecer solo elaboran documentos de autoflagelamiento político en los meses anteriores a las elecciones…),  dejan al descubierto que unos y otros parecen genéticamente incapaces de salir del credo neoliberal del Estado subsidiario

Aquí la crisis -como bomba de tiempo ideológica, política y social- está puesta en el Estado, en el tipo de Estado que administra la actual economía (aunque, en realidad, ¿administra éste Estado a la economía?…).  Ya está demostrado hasta la saciedad más insoportable -como los vemos en la educación municipal, en la salud municipal- que el modelo de Estado subsidiario construido sobre la Constitución de 1980 está colapsando y seguirá colapsando mientras no se formule una nueva Constitución por la soberanía popular.

La Concertación administró exitosamente las ganancias y utilidades del modelo neoliberal de mercado, y ahora parece que le toca administrar las pérdidas y los daños sociales del propio modelo que prohijó y trató de adornar con políticas sociales.

Para nadie puede haber la mínima duda de que Estado subsidiario y modelo neoliberal de economía, son las dos caras de la misma moneda de cambio que hubo de cancelar la Concertación en los inicios de esta interminable transición pactada.  ¿Será capaz la Concertación y sus abundantes hijos descarriados, de deshacerse de esa moneda envenenada y pasar de nuevo al bando de la transformación profunda de la estructuras políticas, el modelo de desarrollo y las prácticas sociales?

Por lo tanto ante un virus neoliberal de tan larga data de ocurrencia en el cuerpo agotado de la alianza gobernante, es lógico encontrar que muchos de los afectados, se lleven consigo el contagio del concepto subsidiario del Estado, como lo vemos palmariamente en el programa económico del candidato Marco Enriquez Ominami.  Se trata de una dolencia ideológica de la que no es tan facil recuperarse y sanarse…

DOCTOR…ME DUELE EL ESTADO…Y ESTOY QUE VOMITO EL MERCADO…

¿Qué Estado queremos construir para la siguiente década en nuestro país? ¿Un Estado sometido a ojos cerrados a los vaivenes de los mercados o un Estado democrático y social ampliamente solidario y fuertemente protagonista del desarrollo nacional y regional? ¿El Estado que propone la CUT…o el Estado que quisiera la CPC y Piñera?

¿Un Estado que entrega los recursos naturales y energéticos a los capitales extranjeros, o un Estado que asume en pleno la soberanía energética y hace suyos nuevamente todos los recursos naturales? ¿Un Estado  centralizado que dirige desde la capital el aparato administrativo y de servicios públicos, o un Estado que abre las compuertas de las autonomías regionales

¿Un Estado que entrega a los mercados sus propios servicios básicos o que asume en plenitud sus irrenunciables  funciones económicas, productivas y de servicios?  ¿Un Estado que subsidia mercados ineficientes y que tiene que asumir despues los costos de esa ineficiencia (como en las AFP…administradoras de fondos de pérdidas…) o un Estado que garantiza a todos los ciudadanos y ciudadanas una provisión de servicios públicos suficiente y de alta calidad?  ¿Un Estado que socializa las perdidas de los mercados y que privatiza las utilidades de las empresas, o un Estado que regula mercados, deja abierta la libre competencia productiva y cierra el camino a la especulación?

¿Un Estado que opera bajo la lógica del autofinanciamiento neoliberal, o que se compromete de lleno a generar una educación pública, una salud pública y políticas sociales públicas de calidad, inclusivas y eficientes?

Manuel Luis Rodríguez U.

Las encuestas – Escribe Patricio Escobar

Las   encuestas se han convertido en un gran instrumento de evaluación y proyección de los candidatos presidenciales. La encuesta también se han perfeccionado en sus metodologías y cada vez son más interesantes en sus resultados. También estos trabajos de medición y diagnóstico sobre un tema o varios, resaltan de alguna manera que la ciudadanía, a pesar de no tener caudales propios de representatividad, se aprecian conocer bien del tema a tratar, en este caso, político.

Hace un tiempo atrás, mencione el fenómeno Marcos Enriquez- Ominamí como resultado de una paralización y estancamiento entre las ideas, proyectos y programas de gobierno por parte de la Concertación y la Alianza. La irrupción violenta de Marcos Ominamí en la escena política viene a reafirmar mi análisis de entonces. Las diferentes encuestas han señalado como resultado general, el gran rechazo de la gente a los partidos políticos y también a los parlamentarios.

Seguir leyendo Las encuestas – Escribe Patricio Escobar

Un nuevo programa de cambios para un nuevo Chile

amanecermagallanesAl entregar ayer jueves 25 de junio a los chilenos y chilenas su programa de Gobierno, el candidato presidencial de la izquierda, Jorge Arrate, reconoció en este documento, titulado “Democratizar el Poder y terminar con la Discriminación”, la “única propuesta con cambios radicales para el país” y emplazó a sus oponentes en la carrera a La Moneda a “no tener temor al debate de las ideas, porque la política no es un intercambio de cuñas televisivas. La política es básicamente una lucha por ideas, programas, por propuestas”.
 
Arrate destacó, en la ceremonia realizada ante un centenar de dirigentes de su campaña en la sala Camilo Henríquez del Círculo de Periodistas, que la candidatura que encabeza “es la única que asume en Chile la posibilidad de, efectivamente, extender la democracia para completarla, para que sea plena y la única candidatura que propone los cambios radicales en la estructura económica y social para sacar a Chile de la vergonzosa posición de los 12 países más desiguales del mundo”.

“Entregamos a Chile este programa en un momento particularmente complejo en que la política ha ido, progresivamente perdiendo transparencia, haciéndose cada vez más opaca y en esa oscuridad en que hoy vivimos, entre la confusión de las ideas y los programas, entre las extorsiones de los cupos más o menos, en esa atmósfera política deteriorada, con un sistema político excluyente, completamente desgastado, entregamos este conjunto de ideas francas, leales, directas y transparentes para promover el debate”, sostuvo Arrate.
 
EL NUDO PRINCIPAL DEL PROBLEMA: CHILE REQUIERE DE UNA NUEVA CONSTITUCIÓN POLÍTICA PARA EL SIGLO XXI

El candidato de la izquierda, explicó que “ni las encuestas ni los realities podrán encubrir la realidad de este programa. Podrá discutirse, para eso es, pero tenemos que debatirlo con altura y enfrentarlo con ideas claras”.  “Nosotros queremos una nueva Constitución a través de un procedimiento democrático, de una asamblea constituyente y queremos que se plebiscite esa Constitución”, dijo Arrate, y preguntó a Eduardo Frei ¿qué quiere decir concordar una nueva Constitución?, como propone el postulante de centro, porque para la izquierda “no es negociar una nueva Constitución“.

Del mismo modo emplazó a Enríquez -Ominami a que diga cómo plantea él una nueva carta magna.
“Las ideas no avanzan si no se presentan, si uno no las asume con la claridad que nosotros hemos asumido en este programa que hoy entregamos a los chilenos”, dijo Arrate tras reconocer que “las grandes ideas, a veces, demoran más de lo que uno quisiera” y recordar el día en que “el primer proyecto de nacionalización del cobre que se presentó en Chile, que está inmortalizado en una foto en el Senado, cuando en 1952, dos dirigentes del Partido Comunista, Elías Lafferte y Salvador Ocampo, perseguidos en ese momento en que regía en Chile la Ley Maldita, concurrieron al Senado a entregar en sus manos este proyecto a un senador socialista que se llamaba Salvador Allende”. Tal idea demoró 19 años en hacerse realidad en 1971, al ser aprobado por unanimidad en el Congreso Nacional.

Arrate sostuvo que el objetivo de difundir este programa de gobierno es, ni más ni menos que “ganar conciencias, para que estas ideas ganen conciencias que sean votos en la próxima elección parlamentaria y presidencial, pero que sean siempre conciencias, de ahora en adelante, de los jóvenes, de los trabajadores, de las mujeres, de quienes tienen opciones sexuales distintas, de los estudiantes, de los campesinos”.

El presidenciable  único de la izquierda, valoró también que “este programa tiene una historia, es heredero de las grandes ideas y luchas que tienen ya más de un siglo en la historia de Chile, pero en lo inmediato, a parte de la contribución decisiva que se hizo en las asambleas comunales realizadas en todo el país y que culminaron en abril con la asamblea nacional de la izquierda en la USACh, ha tenido también en vista lo que fue el programa en el 2005 de la candidatura presidencial del Juntos Podemos Más, que encabezó Tomás Hirsch”.

Igualmente, destacó que el documento, denominado “Democratizar el poder y terminar con la discriminación”, considera las propuestas del programa de Gladys Marín de hace ocho años, así como “las esperanzas que abrió el plebiscito de 1988 y el programa de la Concertación por el No en 1989, que propuso y prometió a los chilenos una patria para todos”.

“Este programa recoge aquello de la promesa del 88 y 89 que la Concertación no ha cumplido”, dijo Arrate, agregando que su plan de gobierno “representa lo mejor de las ideas y las luchas de los trabajadores chilenos, sus jóvenes y sus mujeres de trabajo, por eso este programa representa la lucha de los 80 como ninguna otra candidatura puede hacerlo, en todas sus variantes, convergentes o paralelas, las rescatamos todas que apuntaban al derrocamiento de la dictadura, por eso este programa recoge la herencia del pueblo del no que dijo no a la dictadura y que dijo también: queremos una democracia plena y un Chile igualitario”.

Arrate agradeció a los tres partidos que apoyan su candidatura, a los integrantes de las 29 comisiones que trabajaron este programa en las asambleas comunales, a los cientos de dirigentes sindicales, a los miles de jóvenes, a los siete presidentes de federaciones universitarias recientemente electas, que están en la tarea de un Chile mejor y anunció que habrá cientos de monitores que recorrerán el país para explicar y difundir los contenidos de este programa.
 
PROPUESTAS DE FONDO, NO POLÍTICA DEL REALITY

El tema de la energía ocupa también un lugar trascendente en el programa de Arrate, quien hoy rechazó con énfasis la energía nuclear, marcando otra diferencia explícita con Frei y Enríquez Ominami.
Igualmente, solicitó a Frei que se pronuncien sobre “el sueldo de Chile”. “¿Qué dice sobre la riqueza del cobre, está o no por recuperar el cobre para los chilenos? Nosotros estamos por recuperar el cobre para los chilenos”.

“De Enríquez-Ominami ya sabemos que está por privatizar una parte de Codelco y la explicación que nos da es que en realidad no es una privatización, porque la propiedad se traspasaría a las AFP. ¿Y de quién cree Enríquez que son las AFP, o se comió el cuento que las AFP son de los trabajadores?”, recalcó.
Con serena energía, dijo que “los emplazo a que digan claramente al país cuál es su política respecto del cobre. Nosotros tenemos una muy clara y se trata de renacionalizar el cobre”.

“Les planteo a Frei y a Enríquez que de una vez por todas, digan en materia de educación con el criterio del Gobierno de la Presidenta Bachelet envió al Congreso para reformar la LOCE. Ese proyecto inicial proponía clara y transparentemente, terminar con el lucro en educación.  Nosotros somos partidarios de eso, yo le pregunto a Frei y a Enríquez, si son o no partidarios de terminar con el lucro en educación”, agregó.  La sola revisión del documento del sector progresista de la Concertación, publicado hace pocos días atrás y suscrito por los senadores Ruiz Esquide y Girardi, deja sin respuesta la gran pregunta planteada por la izquierda: ¿cuál es el rol del Estado ante el fracaso de la educación municipal y qué medidas concretas se requieren para volver a una educación pública de calidad? 

Manuel Luis Rodríguez U.

El texto completo del Programa de Gobierno de la Izquierda “Democratizar el poder y terminar con la discriminación“, se puede encontrar en la página electrónica CRONICA DIGITAL –  www.cronicadigital.cl