Adios señor AbuGosch…buenos días señor Saieh

Ya estaba siendo anunciado: la cadena regional de supermercados AbuGosh, la última cadena magallánica de establecimientos de retail, efectivamente fue vendida al grupo Saieh, tal como se había anticipado desde esta página conforme a información consistente desde Santiago.

El holding supermercadista SMU, conformado por el empresario Alvaro Saieh y sus socios Juan Rendic y Enrique Bravo, anunció la compra de la cadena de supermercados Abu-Gosch, en la Región de Magallanes.

Abu-Gosch, que cuenta con cuatro locales en la zona, tres ubicados en la ciudad de Punta Arenas y uno en Puerto Natales, se suma a las 20 cadenas que el holding ha comprado en los diez meses que lleva operando, con los que ya se ha convertido en el tercer grupo empresarial del rubro.

Con esta nueva adquisición, Saieh y sus socios ya cuentan con 241 locales en todo Chile y superan el 18% de cuota de mercado a nivel nacional.

Actualmente, el grupo Saieh y Rendic controla la propiedad de las cadenas Unimarc, Deca, El Pilar, El Loro, Bryc y Mayorista 10 y tiene el 40% de Supermercados Montserrat.  

 

La sociedad SMU, controlada por los Grupos Saieh y Rendic, suscribió un acuerdo vinculante en virtud del cual adquirirá el 100% de las cadenas de supermercados Palmira y Rossi, ubicadas en Iquique, I Región, y Matta ubicada en San Carlos, VIII Región. SMU, suma con esta adquisición un 16,7 % del mercado nacional y más de un 38% en la Primera Región. Las nuevas cadenas de supermercados cuentan con 5 locales en el caso de Palmira; 2 en el de Rossi y, 1 en el de Matta.  De esta forma, SMU cuenta a la fecha con 241 locales distribuidos en la totalidad del país.   La cadena magallánica AbuGosch dispone en la actualidad con el 50% de participación de mercado en la XII Región y un 0,85% a nivel nacional.   A su vez, Abu-Gosch factura anualmente US$ 75 millones y cuenta con 40.000 tarjetas de créditos.  

Tres  interrogantes se abren en este materia a continuación: ¿efectivamente están garantizados los intereses y condiciones laborales de los trabajadores de AbuGosch?   ¿Quién garantiza esas condiciones: el holding comprador o el holding vendedor? Y ahora, ¿hacia qué negocios se dirigirán los intereses y capitales de la familia AbuGosch?

 

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Anuncios

Un estudio electoral nacional para el 26 de octubre

Leemos en el Diario Financiero de Santiago, hoy: “A full está la campaña municipal. Todos los partidos políticos comenzaron un maratónico e intenso trabajo en terreno con un sólo objetivo: optimizar el rendimiento electoral de la primera elección que enfrentará este gobierno y que, en los hechos, será la antesala de la elección presidencial.

El nerviosismo abunda, los candidatos recorren las calles, ferias, plazas y hogares de los electores pidiendo el voto; los carteles, letreros y brigadistas aparecen por todos lados y, en medio de este escenario, surgen las primeras proyecciones.

Una de estas estimaciones fue realizada -y registrada en un documento de carácter privado de 10 páginas- por un ente privado (que pidió reserva de su nombre) a solicitud del gobierno y en ella proyecta el escenario que dejaría la elección a nivel de alcaldes que tendrá lugar el 28 de octubre próximo.

En lo sustancial, y tras analizar en detalle el escenario de posibilidades que enfrentan las candidaturas de los distintos sectores políticos, concluye que la Concertación elegiría entre 170 y 175 alcaldes en los 345 municipios del país. A su vez, la Alianza lograría de 130 a 135 ediles; Chile Limpio de 6 a 7; el pacto Juntos Podemos de 5 a 6; y los Independientes entre 29 y 31 alcaldes.

Vale decir, la Concertación mantendría la mayor cantidad de alcaldes electos, pero sufrirá un importante retroceso respecto de los 203 ediles que eligió en la elección 2004, mientras que la oposición quedará en segundo lugar y anotará una real recuperación al subir los 104 ediles elegidos en el proceso anterior.

Nuevos antecedentes

El estudio deja además en evidencia una serie de nuevos antecedentes –respecto de lo ocurrido en otros procesos- que incidirán en la actual elección. Entre ellos, que existen actualmente 100 alcaldías (de las 345 que hay en todo el país) en donde hay una estrecha “pelea” entre los candidatos, otras 33 donde la disputa “es difícil” y en 34 casos adicionales donde será “muy difícil”.

Y, si bien este escenario sería más favorable para la Concertación, porque tiene la ventaja de llevar 187 alcaldes a la reelección, versus los 82 ediles que lleva la Alianza para la reelección, también tiene su punto complejo para el oficialismo.

Esto último, porque enfrentará un número importante de candidatos descolgados de la propia Concertación que, si bien en algunos casos no tienen posibilidades de ganar, pueden disminuir las opciones a favor de la Alianza.  En este escenario, están comunas como Arica, Iquique, Antofagasta, Valparaíso, Rancagua, Linares, Talca, Chillán, Talcahuano, Lota, Temuco, Coyhaique y Punta Arenas. Y es que el estudio indica, por ejemplo, que el abogado Roberto Celedón podría impedir el triunfo del ex intendente radical en Talca, al igual que Vladimiro Mimica en Punta Arenas.

En la Región Metropolitana hay una situación similar en las comunas de Santiago, La Florida, Independencia, Recoleta, Huechuraba y Estación Central. 

Quiebre del Duopolio

Una de las características de la elección municipal de 2004 fue la elección de 38 alcaldes que no pertenecían a ninguna de las principales coaliciones políticas del país, 24 de los cuales se habían descolgado de los principales bloques (18 ex Concertación y 6 ex Alianza). Dicho proceso, bautizado como quiebre del duopolio por este estudio, podría aumentar en esta ocasión, porque ahora los independientes tienen “alguna opción” en 71 comunas, Chile Limpio en 17 alcaldías y Juntos Podemos en 12 casos.

Claro que lo más relevante para ambos bloques –precisa el documento- es que estas tres listas restarán importantes votos al resto de los competidores, por lo que serán decisivos para determinar el triunfo de la Alianza o la Concertación.

De hecho, los independientes ahora llevan 260 candidatos, entre ellos 13 alcaldes elegidos en 2004, 66 candidatos ex Concertación y 23 ex Alianza. A su vez, Chile Primero lleva 99 candidatos de los cuales 29 eran oficialistas, 13 de oposición y uno del Juntos Podemos.

Por partidos

A nivel de partidos, el texto anticipa que la Democracia Cristiana (DC) será la tienda más afectada en términos de elección de alcaldes bajando de los 102 elegidos en 2004 a 72 ó 74 ediles en 2008. Además, postula que todos los partidos del oficialismo y la Unión Demócrata Independiente (UDI) tendrán una merma de alcaldes electos y que sólo Renovación Nacional (RN) subirá su representación de 38 ediles electos, alcanzados en 2004, a unos 45 ó 47 este año. En todo caso, el texto también proyecta un alza para el PPD, pero básicamente por la incorporación de alcaldes independientes a esta colectividad.

Así las cosas, la mejor proyección para cada colectividad entrega, en candidatos electos, 74 para la DC, 40 para el PS, 39 para el PPD, 10 para el PRSD, 47 para RN, 57 para la UDI y 30 independientes pro Alianza.” (www.diariofinanciero.cl)

El agua pertenece a todos los chilenos, no debe pertenecer a unos pocos…

Con un movimiento transversal y social los senadores Guido Girardi, Mariano Ruiz-Esquide, Nelson Avila, Alejandro Navarro y José Antonio Gómez lanzaron la campaña ciudadana “para recuperar el agua para Chile” y firmaron la reforma constitucional en tal sentido en una ceremonia que se realizó en el ex Congreso Nacional, junto a los representantes de agrupaciones sociales, culturales y religiosas.

Los parlamentarios señalaron la reforma constitucional para la nacionalización del agua que ingresará al Senado, en las próximas horas cuenta además con la firma del senador Carlos Ominami y estará acompañada de un “fuerte movimiento ciudadano para sensibilizar a la población sobre la trascendencia de recuperar los derechos de agua para el Estado chileno, ya que somos uno de los pocos países donde este recurso está privatizado”.

El senador Guido Girardi aseveró que “el agua es un recurso estratégico y escaso, al igual que el petróleo y no puede ser que una sola empresa”.

Agregó que “no existe otro país del mundo que tenga un modelo tan liberal en el mercado del agua. En todos los países de Europa y en América Latina los derechos le pertenecen al Estado y la sociedad; mientras que en nuestro país incluso se derogó en los años 80 la posibilidad de establecer la prioridad del uso del agua”.

Por su parte, el senador Mariano Ruiz-Esquide recordó que el agua y sus derechos es un tema que se arrastra desde hace muchos años. “Desde el año 1964 hasta el 73 se analizó el tema, pero luego se interrumpió el debate y por eso hoy me sumo a la idea, de hacer un esfuerzo grande para nacionalizar nuestras aguas, porque ya la discusión no es tan ideologizada”.

El parlamentario comentó que la reforma constitucional pretende recuperar los derechos de aguas para el país, crear un marco jurídico ambiental de las aguas en Chile, y generar un régimen constitucional sobre las aguas.

En tanto, el senador Nelson Avila, precisó que “la situación del agua en Chile deja en evidencia la indefensión de la sociedad y, al mismo tiempo, la impotencia del Estado, porque la legislación que nos rige es indignante y no sabemos cómo soportamos aún esta injusticia”.

Al encuentro asistieron además el presidente del Colegio Médico, Pablo Rodríguez; el presidente de la Confusam, Esteban Maturana; el actor Francisco Reyes; el Obispo de Aysén, monseñor Luis Infanti y el Obispo de la Iglesia Evangélica Pentecostal, Emilio Espinoza. Además de los ambientalistas Sara Larraín y Manuel Baquedano además de diputados y dirigentes políticos.

Vota en conciencia

Circula en toda la región de Magallanes una pequeña, inocente, silenciosa e inquietante palomita, que dice textualmente:

Votar es un acto de conciencia.

Con tu voto elijes tu futuro y el de todos y todas.

VOTA EN CONCIENCIA

¡Cuidado! los que hoy pueden comprar tu voto, mañana lo pueden vender.”

Desde el punto de vista del fortalecimiento de la democracia, de la ciudadanía y de la libertad como experiencia ciudadana, en nuestra región de Magallanes y en todo el país, valoramos este pequeño pero enorme gesto de afirmación y reafirmación de la ética en la Política. 

Nosotros, desde esta página, así como las muchas organizaciones de la sociedad civil que dan contenido a este pequeño mensaje, respaldamos esta campaña de moralización de la vida pública, este llamado de alerta a la conciencia de los ciudadanos, para que no se dejen arrastrar por el materialismo y el cosismo injusto e inmoral, de los que ofrecen bienes materiales o dinero a cambio del voto.

Tendremos tres elecciones sucesivas: octubre próximo las elecciones de Alcaldes y Concejales, diciembre de 2009 elecciones parlamentarias y presidenciales, y por lo tanto, de una u otra forma, asistiremos, si es que ya no comenzamos a asistir,  a una insultante danza gigantesca de recursos financieros para campañas a Diputados, Alcaldes, Concejales, Senadores y Presidente de la República. 

El comunicado de esta campaña dice textualmente:

Invitamos a participar y adherir a todos y todas los ciudadanos y ciudadanas de organizaciones de la sociedad civil, de la región de Magallanes.

 

La campaña  vota en conciencia surge del interés de diferentes personas, actores locales y organizaciones de la sociedad civil, de contribuir a promover el debate democrático de ideas y reflexión sobre la sociedad y el país que queremos construir.

 El voto en conciencia es un llamado a emitir un voto responsable e informado en las próximas elecciones municipales. Tenemos el derecho y el deber de estar bien informados.

 El voto en conciencia no es un voto por  conveniencia;  muchas veces vemos en diferentes planos, que prima lo conveniente y no necesariamente lo justo. Votemos en  conciencia y no por conveniencia electoral, no queremos decir que éstas son contrapuestas, sino que una conveniencia basada en la conciencia permite distinguir  mejor.

 El voto en conciencia es un voto responsable, de calidad, se basa en el razonamiento, ya que en las elecciones prima lo cuantitativo, es decir, un asunto de cantidad; sin embargo, el voto en conciencia es de calidad, aunque carezca de valor electoral. Tú decides y tienes el derecho a elegir.

 El votar es un derecho ciudadano, y no una concesión de la autoridad;  la participación ciudadana y la construcción de ciudadanía no se agota  con el voto, o por votar por determinada opción  política, donde el voto nulo o el blanco de alguna manera refleja una determinada opción política de la cual debemos reflexionar y analizar con una mirada crítica. 

 Ser ciudadano, es ser capaz de modificar en cooperación con otros el orden social que yo quiero vivir, cumplir y proteger para la dignidad de todos, o sea, hacer posibles los Derechos Humanos.  (B. Toro)

 Nuestro compromiso ciudadano desde la sociedad civil, no puede ser desarrollado desde la neutralidad de un observatorio, no nos podemos olvidar de ser actores sociales, ya que de una u otra manera el “olvido”, se relaciona con el olvido social, que se sostiene con otros precedentes como el silencio, la apatía, la autocensura, la censura, pérdida de sentido, las cuales caracterizan nuestra sociedad.                En la medida que comprendamos la realidad sobre la cual nos toca incidir, nuestra acción será mas transformadora, conciente, reflexiva, activa, articulada, solidaria y comprometida. La verdadera solidaridad se construye transformando a las   personas en sujetos de derecho, en ciudadanos constructores de su propio destino. Cuando se construye poder se construye ciudadanos,  nuestro poder es promotor de cambios.”

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

(La campaña VOTA EN CONCIENCIA puede ser contactada en votaenconciencia@gmail.com)

La crisis del siglo – Escribe Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomatique

EL FIN DE UNA ERA DEL CAPITALISMO FINANCIERO

Ignacio Ramonet

Los terremotos que sacudieron las Bolsas durante el pasado «septiembre negro» han precipitado el fin de una era del capitalismo.

La arquitectura financiera internacional se ha tambaleado. Y el riesgo sistémico permanece. Nada volverá a ser como antes. Regresa el Estado.

El desplome de Wall Street es comparable, en la esfera financiera, a lo que representó, en el ámbito geopolítico, la caída del muro de Berlín. Un cambio de mundo y un giro copernicano. Lo afirma Paul Samuelson, premio Nobel de economía : «Esta debacle es para el capitalismo lo que la caída de la URSS fue para el comunismo.» Se termina el período abierto en 1981 con la fórmula de Ronald Reagan: «El Estado no es la solución, es el problema.» Durante treinta años, los fundamentalistas del mercado repitieron que éste siempre tenía razón, que la globalización era sinónimo de felicidad, y que el capitalismo financiero edificaba el paraíso terrenal para todos. Se equivocaron.

La «edad de oro» de Wall Street se acabó. Y también una etapa de exuberancia y despilfarro representada por una aristocracia de banqueros de inversión, «amos del universo» denunciados por Tom Wolfe en el libro “La Hoguera de las vanidades” (1987). Poseídos por una lógica de rentabilidad a corto plazo. Por la búsqueda de beneficios exorbitantes.

Dispuestos a todo para sacar ganancias: ventas en corto abusivas, manipulaciones, invención de instrumentos opacos, titulización de activos, contratos de cobertura de riesgos, hedge funds… La fiebre del provecho fácil se contagió a todo el planeta. Los mercados se sobrecalentaron, alimentados por un exceso de financiación que facilitó el alza de los precios.

La globalización condujo la economía mundial a tomar la forma de una economía de papel, virtual, inmaterial. La esfera financiera llegó a representar más de 250 billones de euros, o sea seis veces el montante de la riqueza real mundial. Y de golpe, esa gigantesca «burbuja» reventó. El desastre es de dimensiones apocalípticas. Más de 200 mil millones de euros se han esfumado. La banca de inversión ha sido borrada del mapa. Las cinco mayores entidades se desmoronaron: Lehman Brothers en bancarrota; Bear Stearns comprado, con la ayuda de la Reserva Federal (Fed), por Morgan Chase; Merril Lynch adquirido por Bank of America; y los dos últimos, Goldman Sachs y Morgan Stanley (en parte comprado por el japonés Mitsubishi UFJ), reconvertidos en simples bancos comerciales.

Toda la cadena de funcionamiento del aparato financiero ha colapsado. No sólo la banca de inversión, sino los bancos centrales, los sistemas de regulación, los bancos comerciales, las cajas de ahorros, las compañías de seguros, las agencias de calificación de riesgos (Standard&Poors, Moody’s, Fitch) y hasta las auditorías contables (Deloitte, Ernst&Young, PwC).

El naufragio no puede sorprender a nadie. El escándalo de las «hipotecas basura» era sabido de todos. Igual que el exceso de liquidez orientado a la especulación, y la explosión delirante de los precios de la vivienda. Todo esto ha sido denunciado –en estas columnas – desde hace tiempo. Sin que nadie se inmutase. Porque el crimen beneficiaba a muchos. Y se siguió afirmando que la empresa privada y el mercado lo arreglaban todo.

La administración del Presidente George W. Bush ha tenido que renegar de ese principio y recurrir, masivamente, a la intervención del Estado. Las principales entidades de crédito inmobiliario, Fannie Mae y Freddy Mac, han sido nacionalizadas. También lo ha sido el American International Group (AIG), la mayor compañia de seguros del mundo. Y el Secretario del Tesoro, Henry Paulson (expresidente de la banca Goldman Sachs…) ha propuesto un plan de rescate de las acciones «tóxicas» procedentes de las «hipotecas basura» (subprime) por un valor de unos 500 mil millones de euros, que también adelantará el Estado, o sea los contribuyentes.

Prueba del fracaso del sistema, estas intervenciones del Estado –las mayores, en volumen, de la historia económica- demuestran que los mercados no son capaces de regularse por sí mismos. Se han autodestruido por su propia voracidad. Además, se confirma una ley del cinismo neoliberal: se privatizan los beneficios pero se socializan las pérdidas. Se hace pagar a los pobres las excentricidades irracionales de los banqueros, y se les amenaza, en caso de que se nieguen a pagar, con empobrecerlos aún más.

Las autoridades norteamericanas acuden al rescate de los «banksters» («banquero gangster») a expensas de los ciudadanos. Hace unos meses, el Presidente Bush se negó a firmar una ley que ofrecía una cobertura médica a nueve millones de niños pobres por un costo de 4 mil millones de euros. Lo consideró un gasto inutil. Ahora, para salvar a los rufianes de Wall Street nada le parece suficiente. Socialismo para los ricos, y capitalismo salvaje para los pobres.

Este desastre ocurre en un momento de vacío teórico de las izquierdas. Las cuales no tienen «plan B» para sacar provecho del descalabro. En particular las de Europa, agarrotadas por el choque de la crisis. Cuando sería tiempo de refundación y de audacia.

¿Cuanto durará la crisis? «Veinte años si tenemos suerte, o menos de diez si las autoridades actúan con mano firme.» vaticina el editorialista neoliberal Martin Wolf (1). Si existiese una lógica política, este contexto debería favorecer la elección del demócrata Barack Obama (si no es asesinado) a la presidencia de Estados Unidos el 4 de noviembre próximo. Es probable que, como Franklin D. Roosevelt en 1930, el joven Presidente lance un nuevo «New Deal» basado en un neokeynesianismo que confirmará el retorno del Estado en la esfera económica. Y aportará por fin mayor justicia social a los ciudadanos. Se irá hacia un nuevo Bretton Woods. La etapa más salvaje e irracional de la globalización neoliberal habrá terminado. (www.monde-diplomatique.com)

Nota 1) Financial Times, Londres, 23 de septiembre de 2008

 

América Latina, la gran ausente del debate Obama-McCain

El encuentro cara a cara entre Barack Obama y John McCain tenía como uno de los temas centrales la política exterior, pero si bien durante una hora se discutieron temas diplomáticos -desde Rusia a Afganistán, pasando por Irán e Irak- el punto de partida fue la debacle financiera de Wall Street y los problemas económicos que atraviesa el país.

El inicio del diálogo se caracterizó por la cautela y la discusión sobre la economía resultó acartonada, sin llegar a ninguna conclusión.

Obama aseguró que cualquier plan de rescate a la banca debe ser supervisado de cerca por el Congreso y acusó a McCain de apoyar las políticas del actual gobierno de Bush que, según él, produjeron la actual crisis económica y que están basadas en la no regulación de los mercados financieros.

Por su parte, el candidato republicano afirmó que es optimista de que el plan de US$700.000 millones será aprobado por el Congreso y que salvará al sistema financiero y destacó el hecho de que por primera vez en mucho tiempo ambos partidos están trabajando juntos para buscar una salida a la crisis de los mercados.  El momento de mayor pasión e intensidad se produjo cuando la discusión se centró en la política exterior.En repetidas oportunidades McCain jugó la carta de su experiencia, enumerando una larga lista de lugares en conflicto que visitó y en los que Obama jamás estuvo.

Varias veces lo calificó de ingenuo, refiriéndose en particular a su disposición a conversar con el gobierno de Irán.

“Déjame ver, nos sentamos con Ahmadinejad y él dice: vamos a borrar a Israel del mapa y ¿nosotros le decimos que no? ¡Por favor!”, dijo McCain.  Mientras tanto Obama intentó sonar menos agresivo. Asestó golpes, pero fueron menos y más espaciados.”Estás en lo cierto cuando dices que un presidente debe ser prudente, pero viniendo de ti, que en el pasado (…) cantó canciones acerca de bombardear a Irán, no sé cuán creíble es eso”, le dijo Obama a McCain.

Que las partes rivales aseguren haberse llevado los laureles, es parte del ritual de estos debates que suelen ser cruciales en la carrera electoral por la Casa Blanca.  

Pero es también notoria, la ausencia de América Latina del debate presidencial, reflejo del verdadero nivel de intereses de EEUU respecto de la región más próxima a la potencia del norte.  ¿Tienen los senadores McCain y Obama una política exterior coherente de los Estados Unidos para su relación con América Latina, o para ellos el “problema” de América Latina seguiría siendo -en su visión estrechamente reductiva- Chavez, Cuba y el narcotráfico?

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

(Fuente de la imagen: Agencia France Presse: www.afp.com)

La campaña municipal no comenzó el 2008, sino que el 2004

Oficialmente, legalmente, la campaña electoral municipal en Chile y en Magallanes se inició hoy 26 de septiembre a medianoche del jueves, tal como lo establece la ley.  Pero…

Pero, en realidad la campaña municipal a Alcalde y a Concejales, se inició en diciembre del año 2004, de manera que todo lo que pueden hacer y decir los candidatos en estos estrechos e intensos 30 días, no es sino el fruto de años y meses de trabajo con la ciudadanía. 

La campaña municipal -en sus breves 30 días- no es más que un momento de concentración de los esfuerzos políticos y de liderazgos, para que las adhesiones y preferencias de los ciudadanos se expresen y se manifiesten más o menos públicamente y se materialicen a continuación en votos.

Aún así, fuerza es de constatar que en democracia la rueda de la fortuna y de la historia no está clavada, ni los dados de la suerte estan echados, ni existe ningún destino inexorable, y cada candidato llega ante los electores, ante los ciudadanos que deciden y elijen, con lo que son y con lo que han hecho y presentan sus propuestas e ideas, para que la gente al final tome una decisión.  Este es el tiempo de elegir y los ciudadanos elijen, como sabemos, gracias a muchos factores y razones. 

Y como también sabemos, los ciudadanos y las ciudadanas, deciden no por la propaganda que vieron hoy en la pared ni por el aviso que escucharon en la radio, sino por el conocimiento personal que tienen del candidato y por las veces que lo han visto solucionando problemas e involucrado en los asuntos públicos y comunales codo a codo con la gente.  Los nombres y las figuras de muchos candidatos están impresos en la mente y en la conciencia de los electores, porque los han visto y los han encontrado durante meses y años a veces, trabajando con las personas, en las poblaciones y barrios de la ciudad, apareciendo en los medios de comunicación, dando a conocer sus proyectos, defendiendo sus intereses y sus demandas, expresando las aspirciones de la gente, participando  diariamente en el debate público local, contribuyendo a resolver los problemas públicos y de las personas.  

La publicidad y el “efímero ruido de campaña” no reemplazan nunca el trabajo cotidiano y concreto de alcaldes, concejales, dirigentes sociales y gremiales y líderes políticos con la ciudadanía.  

Por eso puede decirse, pensando sobre todo en los ciudadanos, que la campaña municipal no comenzó en septiembre del 2008, sino que en diciembre del 2004.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político