el “delicado” trato que se dan los aliados dentro de la derecha

“La corrupción ya no es un hecho aislado y hay que enfrentarlo con todo el rigor de la ley. En Chiledeportes, en la Presidencia, y también en municipios como el de Huechuraba, Recoleta o Viña del Mar”, sentenció el abanderado presidencial de RN, Sebastián Piñera, con lo que lanzó una crítica a sus compañeros de pacto, la UDI.

Esto, luego que la Contraloría detectara irregularidades en los municipios gremialistas encabezados por los ediles Carolina Plaza (Huechuraba) y Virginia Reginato (Viña del Mar), mientras el informe de la comuna de Recoleta, dirigida por Gonzalo Cornejo, debería ser entregado por el organismo fiscalizador en los próximos días.

“Aquí no puede haber doble estándar, los chilenos debemos combatir la corrupción sin doble estándar, sin incoherencia”, agregó el empresario.

Al estallar el escándalo de irregularidades en municipios gremialistas, varios personeros criticaron entre pasillos la mano blanda de la UDI para enfrentar el problema, pese a los duros emplazamientos y críticas que la colectividad esgrimía cuando los hechos involucraban a organismos gubernamentales.

“En general, la Alianza y la Concertación tienden a mirar de forma distinta la corrupción dependiendo del lado en que estén, y eso es comprensible por lealtades y voluntades involucradas, pero es una lealtad mal entendida porque ésta debe ser con la probidad y la transparencia”, manifestó.

El presidenciable agregó que “en esta materia hay que sacar la palabra Concertación o Alianza y darle como caja a la corrupción”.

EL NUNCA BIEN PONDERADO DOBLE ESTANDARD DE LA UDI, CUANDO LAS “IRREGULARIDADES” OCURREN EN SUS PROPIAS MUNICIPALIDADES

La respuesta del gremialismo fue inmediata. En conversación con radio Agricultura, la vicepresidenta de la colectividad, Evelyn Matthei, pidió que “Sebastián no venga a darnos lecciones”. Además, explicó que si algún representante de la UDI ha incurrido en actos de corrupción, a su partido “no le temblará la mano” para sancionar a los culpables.

La parlamentaria por Coquimbo aseveró que como partido apoyarán a los alcaldes cuestionados, dado que no se puede “condenar de antemano”. Dijo que existe una diferencia entre las irregularidades y hechos de corrupción, agregando que estos últimos deben aclararse en tribunales.

“No vamos a condenar de antemano cuando no procede, pero si hay evidencia tenderemos que actuar en su momento. Estas materias hay que enfrentarlas de cara al país”, aseguró.

Sobre los cuestionamientos al casino de Viña del Mar y los posibles sobresueldos a algunos funcionarios municipales, la senadora dijo que “cuando una situación viene ocurriendo de administraciones anteriores, es obvio que el siguiente alcalde va a continuar con eso”, con lo que liberó de culpas a la edil Virginia Reginato.

Respecto a los nuevos antecedentes en el caso de Gonzalo Cornejo en Recoleta, que entregó un documento donde declara que su ex jefa de Gabinete, Jenny Acevedo, no trabajaba en el municipio cuando asumió la gerencia de GMA, buscando radicar el caso en antiguo sistema judicial, Matthei comentó que probablemente el lunes analizarán con mayor detalle y con la asesoría de un abogado, esta situación.

“Fichar un documento en un momento en el que uno no estaba, no se si es grave. Eso hay que hablarlos con abogados penalistas, para saber de qué estamos habando y que tan grave es”, señaló.

TALLER DE ANALISIS DE COYUNTURA

Anuncios

Allende Magallanes 2008

trabajo-y-trabajadores-magallanes-durante-la-unidad-popular-1970-1973

Si el Senador por Magallanes Salvador Allende Gossens viviera en el presente, ¡cuántas cosas cambiarían en esta región!…

Por lo pronto ni el agua potable, ni el gas natural para calefacción, ni la electricidad habrían sido privatizadas, ni el transporte colectivo dependería de las buenas ganas de los empresarios.  Y por cierto, el transporte marítimo tan esencial entre Tierra del Fuego y el continente estaría a cargo de la Empresa de Transportes Colectivos del Estado o de Empremar (que en paz descansen…).

Si Allende fuera nuestro senador por Magallanes, habría votado contra el Transantiago, contra el lucro en la educación, por el fortalecimiento de la educación y la salud pública y, en particular, el nuevo hospital que la región se merece ya estaría construído hace años…

Si Allende fuera nuestro legítimo defensor de los intereses regionales, como lo fue todo el tiempo que se desempeñó como representante de Magallanes, incluso como Presidente del Senado, ENAP no habría entregado bloques de explotación de gas natural al capital extranjero, sino que habría propiciado un plan estratégico de exploraciones y explotaciones de la propia Empresa Nacional del Petróleo y por cierto, no habría permitido que el gas que corre bajo nuestros pies en cañerías sea regalado a unos cuantos accionistas privados.

Allende habría potenciado una ENAP cada vez más eficiente y respetuosa del medio ambiente, con personal altamente profesionalizado, pero conservando la propiedad y la gestión estatal de los hidrocarburos.

El senador por Magallanes, más magallánico que cuanto magallánico podría quedar hoy día vivo, habría defendido los intereses del turismo regional, de la educación pública en manos del Estado, del desarrollo de infraestructura vial de calidad y sobre todo, de potenciar un desarrollo industrial al servicio de todos los magallánicos, en materia textil, pelífera, maderera, artesanal, avícola y frigorífica.

Si Salvador Allende fuera senador por Magallanes no habría permitido nunca que hundan la Corporación de Magallanes y que se repartan “unos cuantos socios” todas las empresas de la CORMAG, como quien se reparte los vulgares pedazos de una hallulla…

TALLER DE ANÁLISIS DE COYUNTURA

Allende, cien años después

La figura de Salvador Allende no puede ser fácilmente tomada, menos para un análisis político que intentar mirar desde la coyuntura política lo que sucede en nuestro país y en nuestra región.  Probablemente el personaje es de tales dimensiones globales que se nos escapa a los chilenos, puesto que en definitiva Allende pertenece al mundo, a los trabajadores del mundo, a los pobres del mundo.

Algunos o muchos escribieron “Allende vive” y la pregunta que debieramos hacernos los ciudadanos es si realmente Allende vive entre nosotros y, sobre todo, si la figura del Presidente mártir no se nos aparece como difusa mientras entramos de lleno en el siglo XXI, con su avalancha de globalización, de mercados abiertos, de crisis energéticas y ambientales, de crisis económica y financiera.

Quienes se preguntan si Allende vive harían bien en leer una vez más el histórico discurso pronunciado por el Presidente en la Asamblea de Naciones Unidas, donde puso en evidencia los complejos y eficaces mecanismos del sistema capitalista e imperial mundial, a la hora en que las naciones intentan seguir caminos distintos para alcanzar su desarrollo.

No sería aventurado afirmar que si Allende fuera Senador o Presidente de la República en el presente, votaría contra el Transantiago, se escandalizaría con las ganancias escandalosas del sistema de AFP, con el lucro en la educación y con la entrega de los canales magallánicos a la depredación de las explotaciones salmoneras.

Allende, el estadista consecuente, el demócrata hasta el final, el líder inclaudicable, acaso una de las últimas grandes figuras de la política chilena del siglo XX, junto a otros grandes como Eduardo Frei o Radomiro Tomic o Pedro Aguirre Cerda o Arturo Alessandri.  Allende puede ser comparado perfectamente con aquella otra trágica figura presidencial del siglo XIX como fue el Presidente José Manuel Balmaceda, irrestrictos defensores ambos de las prerrogativas del Presidente de la República, frente a la fronda parlamentaria de un Congreso Nacional convertido en trinchera de guerra contra el gobernante de turno. 

Solo que ni Allende ni Balmaceda fueron sólo gobernantes de turno: comparados con sus inmediatos sucesores (pequeños y lamentables), ambos fueron estadistas y así quedaron inscritos en la Historia republicana de Chile.

La reflexión en torno a Salvador Allende sigue hoy todavía en Chile dramáticamente atravesada, por lo controversial de su gobierno y por la crisis final de la democracia que acompañó al término violento de su mandato presidencial.  Y en esta materia, creo que los chilenos hemos de asumir que a propósito de Allende no hay una historia, no hay una lectura, no hay un relato oficial, no hay un texto histórico consensuado, sino que existen dos o tres lecturas, dos o tres historias, dos o más interpretaciones de los hechos.

Además, cabe subrayar que todavía no ha terminado de transcurrir la generación de chilenos que vivieron y vivimos ese momento histórico unico e irrepetible de los años sesenta y los setenta, por lo que nuestras visiones están marcadas a sangre y a fuego por la intensidad pasional de los acontecimientos, con una aceleración descomunal del tiempo político como jamás se había visto en el siglo XX.

LA OBRA DEL GOBIERNO DE ALLENDE EN MAGALLANES

Allende se nos presenta -desde Magallanes- como el parlamentario y el gobernante que aparece más ferozmente distorsionado por los medios de comunicación y por los escribidores de historias.  ¿Quién ha tenido el coraje de recordar que durante el Gobierno de Allende la región de Magallanes recibió un impulso industrial y de infraestructura de alcances históricos?  Ha sido demasiado espeso el velo de la mentira silenciosa, como para entresacar de las sombras la obra de Salvador Allende en Magallanes.

¿Quién recuerda que durante su gobierno se legalizó definitivamente el pre y post natal para la mujer embarazada?  ¿Que se entregó por primera vez el 100% de asignación de zona para todos los funcionarios públicos? ¿Quién podría negar que el tan vapuleado proyecto de reforma educacional de Allende (la Escuela Nacional Unificada), ha terminado por imponerse como un modelo educativo de alcance mundial por su caracter avanzado y pionero?

Hablemos de la obra de Allende en Magallanes.

Podríamos mencionar, aun que sea en forma preliminar,  la instalación de la red completa de gas natural de Punta Arenas y Natales, los inicios del proyecto Costa Afuera de ENAP, el fortalecimiento de la Corporación de Magallanes como un polo de promoción del desarrollo industrial, comercial y artesanal de esta región, el desarrollo de un potente Barrio Industrial con empresas de lanas, pieles, estructuras metálicas y otras 30 industrias, el fortalecimiento y expansión de la capacitación de los trabajadores a través de los convenios CUT- Gobierno, CUT- Universidad Técnica y CUT -Inacap, la completación de la Reforma Agraria en Magallanes, la expansión de la industria frigorífica, son solo algunas de las obras concretas que poco han sido recordadas.

Entonces sí que Allende vive y tiene sentido el centenario de su natalicio para los magallánicos.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

¿Viene el fin de la Concertación? – Escribe Carlos Arrue

¿Y en qué consiste el cambio propuesto?

La Concertación, en particular el PPD, busca transversalizar la coalición. Siguiendo con la línea de las elecciones presidenciales anterior, persigue avanzar en la idea de una política ciudadana.

La lectura parece haber sido la siguiente. La Alianza, y en particular, el lavinismo, logró capitalizar la apatía de muchos al acercarse como ningún otro derechista, hacia el ansiado centro político representativo de moros y cristianos. La estrecha victoria de Lagos en 1999 dio la señal de alerta y la neutral e inofensiva imagen de Bachelet que la subió al primer lugar de las encuestas confirma el diagnostico consistente en evaluar al país y al electorado como mas “light”, menos exigente ideológicamente y por ende, mas proclive a las propuestas neutrales y transversales.

Así, la conclusión es que es necesario andar el camino del medio, de representar a todos como forma para asegurarse la próxima elección presidencial. En esa lectura influye también la situación de la derecha donde conviven al menos dos tendencias. Por un lado, el noviazgo bacheletista aliancista proclamado por Lavin y por otra, el dogmatismo de siempre. Para asegurarse entonces, que se imponga la forma retrograda habitual de la derecha, que posee menos votos e históricamente ha sido un fracaso, es imprescindible evitar que la Alianza acceda a los votos mas conservadores y volátiles de la Concertación, y la receta “ciudadana”, la apuesta transversal va en la línea anti fuga y en un contexto donde la DC tiene cada vez mas problemas para el acometido por su tendencia indiscutida a la baja, su sustento doctrinario añejo y sus continuos conflictos internos. El PPD se tomó la tarea de ser la nueva DC; el nuevo centro de las nuevas circunstancias históricas.

Pero, ¿cual es el resultado de este cambio y en que se equivoca esta lectura?

El resultado es que se acabó el polo progresista de la Concertación y se acabó también el humanismo cristiano. Ambos se diluyen. Primero porque el sub pacto PS-DC es un golpe fundamental a esa identidad. No tiene asidero ideológico un hibrido “humanismo cristiano progresista”.

Pero esta dificultad ha de ser subsanada para lo cual ambas identidades deben vincularse a través de mutuas concesiones, que es lo que ocurrirá y por ende, desparecen las identidades para formar una nueva, de lo contrario, estallarán como bomba de tiempo y se reordenará la coalición. Pero, de cualquier modo, implica que se acabó el polo progresista y el polo humanista cristiano.

En segundo lugar, el PPD y el PR no levantan ninguna de esas dos identidades tampoco. Su apuesta es electoral, convirtiendo la técnica electoral en un dividendo político. Esta apuesta probablemente de resultados positivos para ellos, logrando aumentar su votación y su peso especifico dentro de la coalición, pero, cómo han apuntado varios analistas, ¿a qué costo?

Y es ahí donde la lectura se equivoca.

Pensar que los análisis técnicos pueden sustituir los análisis políticos, pero sobre todo, sustituir los análisis políticos asentados en su raíz filosófica, moral e ideológica basándose en que en el país reina la indiferencia, es un error ya que en Chile no predomina la indiferencia y la apatía sino el desencanto y la desmoralización. Son cosas diferentes. A Chile lo que le hace falta no es un gobierno ciudadano sino un gobierno dispuesto a enfrentar la aberrante desigualdad.

Un gobierno dispuesto a tomar partido por la justicia y la democracia, dispuesto a tomar el rol del Estado en su dimensión necesaria como entidad al servicio del bien común y no como Estado empresarial. Pensar que un gobierno ciudadano y transversal puede hacer eso, es un error y una abstracción del rol de las instituciones como defensoras de intereses socialmente determinados, por ende no neutras y por lo tanto, este futuro gobierno ciudadano solo puede concluir como ente administrativo de futuras y cada vez mas profundas y complejas crisis.

Diluir el sustento moral y ideológico que sostiene una fuerza política en función exclusiva de la técnica electoral o la técnica económica, solo puede conducirlos a un callejón sin salida rodeado de soluciones etéreas y salomónicas porque pensar en política que no debe molestarse alguien o intentar no caer mal, es una ingenuidad. En algún lugar siempre hay que cortar la tela y para eso son las posiciones ideológicas y filosóficas, para proveernos soluciones y caminos para tomar decisiones. La conclusión, única posible, es que un gobierno ciudadano o una Concertación transversal futura, cosa posible de acuerdo a todas las metamorfosis vividas en el país en los últimos 20 años, será mas de lo mismo toda vez que no puede evitar, tarde o temprano, tomar partido por algo, que – con toda seguridad – será el interés del poder dominante en Chile.

No hay ejemplo mas representativo de ello que la actual Administración, manifiestamente incapaz de resolver nada programático por estar atrapado entre sus promesas y las realidades que anulan la voluntad política trizando su sentido transversal producto del poder real detrás del trono que los insta a gobernar con la derecha y no apoyarse en el pueblo.
Y ahí radica el problema de las dos listas. El final del polo progresista, la incongruencia doctrinaria del humanismo cristiano, la derrota definitiva del análisis político y la inauguración de una nueva etapa cuya característica fundamental es la renuncia a lo programático y la instalación de la fe en una falsa apoliticidad neutral, cuyo único derrotero posible es el cogobierno con la derecha.

CARLOS ARRUE – Colaborador de Crónica Digital (www.cronicadigital.cl)

la corrupción de los alcaldes UDI es diferente y de “mejor categoría” que la corrupción de la Concertación…

La verdad tiene un solo nombre: hay municipalidades DE la UDI en las que huele a corrupción.

En la municipalidad de Viña del Mar la Contraloría Regional consignó una serie de irregularidades, por lo que abrirá un gran sumario en tres frentes de investigación: el contrato directo con la empresa Gestión Municipal Avanzada (GMA) por 15 millones de pesos para elaborar un sistema de información territorial; los contratos millonarios a personal honorario para la implementación de la “Ficha Vecino” (uno de ellos socio de GMA); y el pago de honorarios a 13 funcionarios municipales con fondos provenientes de la concesión del Casino de la Ciudad Jardín, que ascenderían a más de 150 millones de pesos al año.

En el caso del Casino Municipal de Viña del Mar se consignaron pagos de más de dos millones de pesos por persona; entrega de aguinaldos de Fiestas Patrias y Navidad consistentes en un honorario mensual adicional; incluso la cancelación de horas extraordinarias a funcionarios que estaban con día libre.

En el informe Nº 30/ 08 del 20 de junio, que en 20 páginas describe estas irregularidades, concluyendo que la Contraloría Regional dispondrá “la sustanciación de un proceso sumarial para determinar las eventuales responsabilidades administrativas en los hechos señalados”. Adicionalmente, los antecedentes serán remitidos al Tribunal de Cuentas para la determinación de las responsabilidades civiles que puedan haberse originado.

Todo, con copia al Ministerio Público y al Consejo de Defensa del Estado. También se solicita a la Municipalidad que adopte “todas las acciones conducentes a la regularización inmediata de las observaciones formuladas”. Los concejales denunciantes de Viña del Mar, José Molina y Víctor Andaur, se sienten satisfechos con la resolución y esperarán para aumentar las denuncias y una posible querella por asociación ilícita.  Al respecto el concejal Víctor Andaur dijo que el informe tuvo que haberse remitido a los denunciantes y posteriormente al organismo correspondiente. Creo que aquí se actuó de manera precipitada. Ya que queríamos interiorizarnos con el tema y no pudimos”.

Agregó que “el informe confirma las anomalías que denunciamos con respecto a GMA y los sobresueldos”.

En cuanto a una querella por asociación ilícita, dijo que “vamos a esperar y a estudiar la situación”.

“En el informe de Viña del Mar se repiten varias anomalías con GMA que ocurrieron en Huechuraba y no dudo de que sean las mismas que en Recoleta”.

En tanto el abogado Alejandro Chaparro fue tajante y dijo que “saliendo el informe de Recoleta se confirmará que los alcaldes UDI son unos corruptos y recién ahí nos encontraran razón”.   En el proceso de elaboración del SIG participaron varias empresas como Esrri y Dell Computación, GMA y la Fuerza Aérea de Chile, a quien se le encargó la cartografía digital actualizada de la Quinta región.

Las tareas encomendadas a GMA en Viña del Mar persiguieron principalmente la utilización de la cartografía comunal para poder desplegar en ella la información proveniente de la Ficha de Protección Social.

GMA estuvo a cargo, junto a la municipalidad, de la captura y procesamiento de la información, lo cual le fue adjudicado directamente luego de que la alcaldesa Virginia Reginato emitiera un decreto que posibilitó su contratación sin una licitación previa, toda vez que la empresa le entregó la “confianza y seguridad” que ella estimó apropiada.

Sin embargo, el proceso fue objetado por la Contraloría Regional de Valparaíso, que en diciembre pasado ordenó un sumario para investigar el contrato por 15 millones de pesos, ya que sólo estaba respaldado por una carta-oferta que GMA le entregó a la alcaldesa Reginato, proceso que aún está pendiente.

Ello no impidió que la edil de Viña contratara a Jaime Jullian por todo el 2008 por más de dos millones de pesos mensuales para ser contraparte de la misma empresa a la que está tan estrechamente ligado.

LAS PLATAS DEL CASINO

A raíz de una anterior investigación, iniciada el 2004, la Contraloría General de la República clarificó que había que terminar con el actual sistema de fiscalizadores del Casino, situación que no fue acatada por la administración de la alcaldesa Virginia Reginato (UDI).   El punto fue reiterado en oficio 27050, de 8 de junio de 2005, que precisaba que “no procede que una municipalidad contrate a honorarios personal para que efectúe labores de fiscalización en el casino”.

En esta situación hay 13 funcionarios municipales, entre los que aparecen algunos directores de departamento y personas cercanas a la alcaldía con verdaderos sobresueldos.

Vicente Gaponov labora como jefe de Auditoria municipal del Casino, mientras que Edgardo Moyano Rozas lo hace como director artístico, con honorarios mensuales cada uno de $2.250.638; y un poco más abajo aparece Sergio Minoletti Sazo como encargado de fiscalización de alimentos y bebidas con $2.215.471.

También con honorarios de más de un millón de pesos al mes están Arturo Grez Marín, quien hace la función de asesor de recursos humanos de la concesión ($1.115.216) y Claudio Boisier Troncoso como inspector de alimentos y bebidas.

Entre las diversas faltas detectadas, se menciona que “no procede que en un contrato a honorario se pacten franquicias como la indemnización por años de servicio, toda vez que afecta los principios de probidad administrativa y de eficiencia en la gestión de recursos financieros del Estado.

En ese caso se encuentra Vicente Gaponov, quien pactó una indemnización por término de convenio correspondiente a un mes de honorario por cada año de servicio prestado, hasta un máximo de once años.

“NADA QUE OCULTAR”…La alcaldesa Virginia Reginato afirmó que “en esta municipalidad no tenemos nada que ocultar”.

 

Aseguró que los defectos observados dicen relación con aspectos formales de tipo administrativo que deben ser corregidos y, si es el caso, se deben determinar responsabilidad funcionarias, pero en ningún caso ponen en duda la corrección del actuar del municipio que dirijo”.

La edil manifestó que “soy la primera interesada en que no quede ninguna duda al respecto y para mí es un signo de tranquilidad que estos antecedentes se remitan a otras instancias, para que quede absolutamente claro que los programas son reales, tan concretos como las obras de inversión que están en las calles de Viña del Mar”.

Pero la alcaldesa se mostró sorprendida por “un cambio radical de criterio en lo relativo al pago de honorarios por las labores de auditoría, fiscalización e inspección del Casino Municipal”.

Agregó que “tengo la convicción de estar haciendo bien las cosas, pero frente al tema del Casino pienso que no se me está midiendo con la misma vara que a mis antecesores”.

Dijo que solicitará una revisión de este tema al contralor, ramiro Mendoza, “con el objeto que determine clara y definitivamente la forma en que se deberá auditar y fiscalizar el contrato de concesión del Casino de Viña del Mar”.

La Unión Demócrata Independiente (UDI) entregó ayer en la tarde su completo e incondicional apoyo a la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, luego que la Contraloría General de la República emitiera un informe que establece una serie de irregularidades en  los contratos del municipio con las empresa GMA y en el sistema de fiscalización al Casino de la ciudad.   O sea, doble estandard: mi corrupción es distinta de tu corrupción…

¿HABLEMOS DE DOBLE ESTANDARD?

A través de un comunicado, la directiva del gremialismo respaldó a la edil viñamarina, tal como lo hizo semanas antes con la alcaldesa de Huechuraba, Carolina Plaza.   “Celebramos la prontitud y claridad de las explicaciones entregadas por la Alcaldesa Regginato en el día de hoy”, señala el comunicado de la tienda de calle Suecia.

En el texto de cuatro párrafos, se destaca que en el informe del entre fiscalizador “en ningún caso se pone en duda la corrección del actuar del municipio” y que sólo se formulan “cuestionamientos de procedimiento”.   Sobre los reparos realizados a la fiscalización del Casino, la UDI aclara que el procedimiento utilizado por la gestión de Reginato  “es el mismo que se ha utilizado por décadas por parte de distintas administraciones municipales” y que  “esta puede ser una buena oportunidad para dilucidar con claridad como trabajar a futuro”.

LA CAJA PAGADORA DE LA UDI

El abogado de algunos concejales de las municipalidades de Viña del Mar, Huechuraba, Recoleta y Renca, Alejandro Chaparro, calificó de caja de pagadora a la empresa Gestión Municipal Avanzada (GMA).

“Aquí hay un producto desarrollado por esta empresa, GMA, el cual es sobrevendido y sobrevalorado ocasionando un perjuicio al fisco, lo que es gravísimo”, afirmó Chaparro. En entrevista con radio ADN, el abogado dijo que “GMA ha servido para que los operadores políticos puedan intervenir en las distintas campañas sin problemas.

Según las investigaciones que realiza la Contraloría General de la República, podemos agregar fehacientemente que la misma actuación por parte de estos operadores ocurrió en Viña del Mar, Huechuraba, y Estación Central”.

Sin embargo, en este último caso, el alcalde Gustavo Hasbún se dio cuenta en la mitad de la ejecución del contrato que este era un servicio inútil y puso término a esa relación contractual.

Chaparro sostuvo que los productos cuestionados de GMA dicen relación con el “Sistema Georeferencial” y la “Ficha Vecino”, GMA ofrece estos dos productos.

El georeferencial es un mapa informático online que permite ubicar ciertos hitos para hacer obras que le sirven a ciertos departamentos de la municipalidad y la Ficha Vecino es una verdadera ficha CAS, pero que además contiene otra información.

“Estos dos productos lo vende (GMA) en determinado precio, pero no entregan el software, que sigue siendo de GMA. Lo que hace esta empresa es vender un producto que vale $ 10 en $ 20, y después lo renegocia por $ 40”, explicó el profesional.

Aseveró que “el producto es inútil salvo para detectar quienes están inscritos en los registros electorales, de manera que a los no inscritos le empiecen a llegar las cartas con publicidad municipal, por lo tanto el servicio de GMA ha prestado toda la utilidad con fines políticos”.

TALLER DE ANALISIS DE COYUNTURA

Solo diré que tengo el orgullo de haberlo conocido y de haber formado parte de su gobierno

 

En adhesión el centenario del nacimiento de Salvador Allende, solo dire que tuve el honor de haberlo conocido, de haber sido parte del Gobierno de la Unidad Popular en Magallanes.

Diré que fue el Presidente de todos los chilenos, pero sobre todo de los más pobres, de los proletarios, de los trabajadores, de los más humildes.

Diré que lo conocí personalmente en el verano de 1972 cuando vino a Magallanes y nos reunimos en una sesión del Comité Político de la Unidad Popular, el Presidente Allende, el diputado socialista Carlos Gonzalez y otros dirigentes.   Discutimos colectivamente de diversos aspectos de la política magallánica y nacional y recuerdo que en esa oportunidad: febrero de 1972, le solicitamos que cambie al general de la V División Manuel Torres de la Cruz a quién considerábamos ya en esa época como un fascista encubierto.  El Presidente Allende me respondió que no estaba en sus cálculos sacar a Torres de la Cruz de la V División.

Diré que la figura de Salvador Allende ha venido creciendo en mi conciencia y en la historia de Chile y de los grandes procesos sociales del mundo, a pesar de que muchos quisieran silenciarlo, olvidarlo, terjiversarlo.   

Diré con orgullo que por todo el mundo hay miles de calles, avenidas y plazas que recuerdan su nombre, su estatura de estadista, su visión de gobernante y de líder. 

Diré que su gobierno, el Gobierno de la Unidad Popular, continúa siendo objeto de profundos estudios académicos, de investigaciones, de tesis de grado, de reflexiones.

Diré que muchos de los avances y logros realizados durante sus tres años de gobierno en Magallanes aún hoy día  continuan marcando un hito en el desarrollo regional: la industrialización del carbón, los proyectos industriales, el complejo textil, el gas natural para toda la región, los proyectos turísticos, la proyección antártica, el desarrollo del transporte y la infraestructura caminera… 

Diré que leer ahora el programa de gobierno de la Unidad Popular y las 40 Primeras Medidas de Gobierno dejan chicos en proyección a los gobiernos del presente.

Diré que el gobierno de la Unidad Popular que Allende encabezó fue uno de los períodos de mayores cambios en nuestra sociedad, de cambios estructurales en nuestra economía y en nuestro desarrollo, en la cultura y en la política.

Diré que yo fui parte de ese momento histórico, y a mucha honra.

Manuel Luis Rodríguez U.

Puntarenazo: cuando Punta Arenas fue pionera…

Los que estuvieron y los que no pudieron estar. 

Los que estuvimos antes y estuvimos durante. 

Los que nos rompimos la cresta luchando contra la dictadura.

Los que estuvieron y los que hubieran querido estar…

…todos nos reuniremos este sábado 28 de junio a las 19 horas en el Teatro Municipal para ver PUNTARENAZO, MAGALLANES DE FRENTE, un documental recien estrenado en Punta Arenas.

Tendremos la ocasión de recordar ese día en que Punta Arenas fue pionera, ese día en que por primera vez en Chile, el pueblo le gritó en su cara la verdad al Maldito: “¡asesino!…asesino…asesino!”.

Manuel Luis Rodríguez U.