la política de las dos listas en la Concertación… ¿imposición o propuesta?

La polémica política de la semana que termina, ha sido la importante decisión adoptada por el PPD y el PR de presentar candidatos a concejales en listas separadas respecto de sus aliados concertacionistas el PDC y el PS.  Todos los analistas coinciden que se trata de un hecho consumado que será extremadamente difícil revertir.

Lo que no ha aparecido tan notoriamente en los medios y puede ser objeto de análisis político, es que la decisión tomada por las directivas de los dos partidos concertacionistas, el PPD y el PR aparece más bien como una imposición, o sea en la lógica de los hechos consumados, antes que una propuesta para ser discutida en la mesa de negociaciones electorales de la Concertación. 

De lo contrario no se explican los lenguajes desesperados de unos y otros por tratar de “salvar los muebles”, incluyendo los consabidos llamados al orden y a la moderación de los exPresidentes Patricio Aylwin y Ricardo Lagos. 

Hay quienes argumentan que el anuncio de las dos listas separadas, puede haber sido una inteligente y previsora maniobra del PPD para evitar que sus militantes y dirigentes con apetitos electorales se vayan al movimiento Chile Primero, que es el receptáculo adonde han ido a parar muchos de los desencantados, expulsados y renunciados del PPD.   

Y este argumento se sustenta precisamente en que tal anuncio se produjo poco antes de que venciera el plazo legal para que renuncien a partidos políticos quienes deseen presentarse como independientes. 

La coincidencia es demasiado grande y notoria.

CUANDO SE SUMAN UN TEMOR Y UN DESENGAÑO

En otras palabras, aquí se habrían juntado un temor y un desengaño: el temor del Partido por la Democracia de seguir sufriendo el escape de militantes y dirigentes a beneficio del naciente Movimiento Chile Primero, y el desengaño del Partido Radical que, como socio chico de la Concertación, siempre se ha sentido perjudicado por el reparto…de cupos y de puestos.

Lo que está claro es que esta cuasi división o separación al interior de la Concertación, tendrá efectos serios en materia de imagen de la coalición gobernante, podría repercutir sobre el escenario de las elecciones parlamentarias y presidenciales del 2009 y obligará sin duda a la ciudadanía, a hacer un esfuerzo adicional a la hora de identificar a los candidatos a concejales, en las extensas listas y nominas de postulantes.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Anuncios

La crisis de la UDI rebota en Magallanes también

Tal como lo analizamos en esta misma página hace algunas semanas, la crisis de la UDI está en plena erupción.  A la renuncia intempestiva de su presidente nacional el senador Hernán Larraín, dejado solo y presionado por los sectores “lavinistas”, podemos equipararla con el abandono de la UDi a nivel local en Punta Arenas, donde ha renunciado a ese partido el concejal Roberto Sahr.

Ninguneado en frecuentes oportunidades por el diputado Alvarez, falto de apoyo interno a su idea de aliarse con los “bianchistas”, poco respaldado dentro de ese partido en su deseo de ser candidato a Alcalde por Punta Arenas, el concejal Roberto Sahr ha abandonado las filas gremialistas para ponerse bajo el recurrido apellido de “independiente” y, aunque sus ideas y convicciones siguen siendo las mismas según sus propias expresiones entristecidas, qué duda cabe que la UDI ha perdido un concejal en el Concejo Municipal de Punta Arenas.

El concejal Sahr ha anunciado además que se sumará a las huestes “bianchistas” para apoyar la candidatura a Alcalde del sr. Mimica.

¡Deben estar felices en la UDI y en la derecha magallánica, que el bianchismo les sigue robando gente!  Ya lo habíamos anticipado en un análisis anterior: el bianchismo puede crecer y ha crecido a costa de quitarles militantes, adherentes, votantes y dirigentes a los partidos de la derecha. 

ALGUNAS INTERROGANTES

Por cierto que esta renuncia política deja abiertas demasiadas interrogantes para ser analizadas. 

¿Esta decisión de renuncia y su autoproclamación de candidato a concejal “independiente”, viene a reafirmar la poca confianza que tenían en ciertos sectores de la UDI con la figura del concejal Sahr? ¿Porqué renunció a la UDI el concejal Sahr precisamente el día anterior al vencimiento del plazo para desinscribir militancias partidarias?  

Si esa renuncia fue una decisión largamente meditada, en qué momento el concejal Sahr decidió irse de la UDI de Magallanes, es decir, de su partido: ¿cuando dejó de ser Presidente regional de la UDI? ¿cuando supo que no sería candidato a Alcalde por Punta Arenas? ¿cuando vinieron de Santiago, el diputado Rodrigo Alvarez y compañía, a proclamar la candidatura a Alcalde de Fernando Paredes en Natales y a Sahr lo dejaron “marcando ocupado”…? ¿cuando el diputado Alvarez lo ninguneó en público diciendo que “podía ser un muy buen candidato a Concejal”, sabiendo que quería ser candidato a Alcalde?

Por cierto que esta pérdida para la UDI en Magallanes y en Punta Arenas, prácticamente no tiene casi ningún efecto a nivel del Concejo Municipal dada la correlación preexistente de fuerzas entre concejales de oposición y concejales concertacionistas, pero implica un fuerte golpe a la imagen del partido gremialista, a pocos días de haber designado a su nueva directiva regional.

Otra cosa es analizar qué significa autodenominarse “independiente” en el escenario político real de hoy.  En la práctica y dada la experiencia histórica que se ha visto en el país y que hemos vivido en Magallanes, definirse como “independiente” es una eficaz tentativa de disfraz y cambio de rostro e imagen para los políticos de derecha y conservadores. 

La marca de “independiente” parece estar de moda…pero siempre haga usted el ejercicio de levantar la etiqueta, para ver en realidad qué hay debajo y com probar en qué consiste el producto

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

TALLER DE ANÁLISIS DE COYUNTURA

Conceptos y propuestas para una política municipal de la izquierda

CONCEPTOS BÁSICOS

El concepto distintivo que debiera diferenciar a la política municipal de la izquierda, es la idea que otra comuna y otra ciudad es posible, a partir del potenciamiento de las capacidades ciudadanas  y del fortalecimiento de la participación ciudadana, para construir un gobierno comunal que integre las dimensiones institucionales y de protagonismo ciudadano.

La política municipal de la izquierda tiene y tendrá un marcado sello anti-neoliberal, es decir, pretende subrayar la necesidad de una política comunal de cambios, que salgan del esquema del sistema económico neoliberal imperante en el país y en las comunas, y que propongan un proyecto alternativo de ciudad, en función de los intereses y las aspiraciones de sus habitantes. 

Una nueva política municipal debería incorporar decididamente la dimensión de género, la dimensión digital y la dimensión ambiental en el diseño de políticas y programas.  

En este contexto, se hace necesario avanzar en un conjunto de transformaciones políticas e institucionales que fortalezcan el carácter de gobierno comunal de las Municipalidades, entre las cuales cabe mencionar el fortalecimiento de las facultades de los Concejos Comunales y de los Concejales, tanto en el ámbito decisorio, como en el de la fiscalización, la proposición de iniciativas y proyectos y la necesidad de la cuenta pública de los Concejales ante la ciudadanía que los eligió.

Es posible también avanzar en la democratización de las instituciones municipales, en particular, de las Corporaciones Municipales de Educación y Salud, de manera que su Consejo de Administración integre a los representantes de organizaciones sociales de la comuna.  Las Corporaciones Municipales además, deben ampliar su transparencia dando cuenta pública anual de sus actividades.

Por otra parte, la creación de una Contraloría Municipal en cada comuna, fortalecería la labor de fiscalización de la labor municipal.  

OTRA CIUDAD ES POSIBLE

A la hora de la globalización de los intercambios y de la información, de la emergencia de nuevos actores sociales y culturales, del incremento de las demandas y las formas de resistencia de los ciudadanos y de los grupos frente a un sistema político y socio-económico que no los integra adecuadamente, a la hora de la necesidad de pasar desde una democracia representativa a una democracia participativa, el gobierno comunal podemos concebirlo como una estructura socio-política flexible, compleja  y eficiente que integra las instituciones municipales con los actores, organizaciones y sujetos de la sociedad civil organizada de la comuna, en torno a un proyecto de ciudad.

El núcleo central de la política municipal de la izquierda puede estar situado en la ampliación y la profundización de la participación ciudadana, como herramienta política para democratizar el municipio, para desencadenar las potencialidades ciudadanas, para construir formas de gestión local más eficientes y más abiertas a la intervención ciudadana, como modalidad activa de una democracia gobernante, en la que la opinión de los ciudadanos y la información de las instituciones fluyen en ambos sentidos, de manera de que los ciudadanos y las organizaciones de base de la comunidad local participen e intervengan en los procesos de toma de decisiones de la Municipalidad.  

En el marco de los gobiernos comunales hay que construir y expandir el poder social de la comunidad para transformarlo en poder político ciudadano.

En la sociedad de hoy, y en una democracia donde los ciudadanos exigen y demandan una mejor calidad de la política, la participación pasiva (yo informo, ustedes escuchan) que parece predominar en el presente, es absolutamente insuficiente para responder a las nuevas exigencias y desafíos de la política a escala comunal.

Los ciudadanos de hoy tienen derecho a soñar con una ciudad presente y futura más abierta, más acogedora, más vivible, más segura, más productiva, más integradora.

ELEMENTOS PARA UNA AGENDA COMUNAL

Cinco orientaciones generales pueden servir como ejes político-técnicos para una política municipal de la izquierda, a saber:

el fortalecimiento de la base productiva comunal, mediante el apoyo a las pymes y microempresas, a través de programas y políticas municipales que les permitan ampliar su rango de producción y su capacidad de absorción de empleo, al mismo tiempo que incorporen valor agregado material y simbólico a las materias primas regionales y locales.

Las municipalidades pueden desarrollar programas de difusión en el extranjero, de los productos de la propia comuna, a fin de potenciar la capacidad exportadora de los productores de la ciudad.

La Municipalidad además, debe apoyar permanentemente la realización de ferias libres de frutas y verduras, en barrios y poblaciones, los “mercados de las pulgas“, las ferias artesanales con productos locales y estimular las ferias de trueque entre los habitantes de la comuna.

el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la comuna, mediante una labor más directa y activa de la municipalidad en el mejoramiento de viviendas, el fortalecimiento de la calidad de la educación municipal, la ampliación y mejoramiento de la calidad de la salud primaria, la expansión y focalización de los planes de absorción de empleo hacia actividades productivas y el fortalecimiento de la participación ciudadana en los planes de seguridad urbana.

El fortalecimiento de la calidad de la educación en los establecimientos municipales de enseñanza básica y media debiera ser una prioridad fundamental de la política educativa de las Corporaciones, de manera que se haga intervenir de un modo más activo a los Centros de Padres y Apoderados en la gestión de los colegios y liceos, en alianza con los respectivos cuerpos docentes y el alumnado organizado.

Las municipalidades pueden avanzar en la creación de sus propios Servicios de Emergencia y Rescate, con la dotación suficiente de medios materiales y humanos especializados que permitan enfrentar adecuada y oportunamente emergencias de carácter sísmico y climático, entre otras.

Las municipalidades podrían además contribuir sustancialmente en fortalecer la educación superior pública, creando sus propios centros de formación técnica, institutos profesionales y universidades municipales, como centros educativos de excelencia en la comuna.

En un sistema socio-económico en que se privilegia al mercado como mecanismo fundamental de distribución de la riqueza y en un espacio urbano donde los actores privados dominan y predominan, las municipalidades pueden avanzar en configurar su propia flota de buses y vehículos de locomoción colectiva para los estudiantes de los liceos y colegios municipales, mediante el uso intensivo de subsidios y de una tarjeta escolar municipal.

La creación de un Servicio Comuna (a la manera del Servicio País) y entendido como una modalidad de trabajo profesional de los estudiantes egresados de los establecimientos de educación superior en la comuna, financiados con un Fondo municipal permanente y por un año de duración, contribuiría eficazmente a que los estudiantes de la comuna se comprometan con su ciudad, la conozcan en profundidad, inicien su experiencia profesional y puedan comenzar su inserción laboral.

el ordenamiento territorial y preservación del medio ambiente,  perfeccionando los planes reguladores a fin de ampliar las áreas verdes a disposición de la comunidad, el cuidado de parques y otros espacios abiertos al público, la creación de parques botánicos y el desarrollo ambiental de humedales con vocación pedagógica, entre otras medidas.

El compromiso y la participación de la ciudadanía con su comuna y con su barrio, podría verse favorecido con la formación de Equipos de Cuidado Urbano, constituidos por vecinos de cada sector, incorporados en los Planes de Absorción de Empleo de la comuna, para que colaboren en el aseo y ornato de sus barrios.

Al mismo tiempo, se hace necesario reforzar y ampliar los niveles de exigencia a las empresas que licitan la limpieza y extracción de basuras de la ciudad, incorporando cláusulas ambientales, estándares de cumplimiento  y cláusulas laborales estrictas que dichas empresas deban cumplir para hacerse cargo del aseo de la ciudad.

el desarrollo de una gestión comunal transparente, descentralizada y ampliamente participativa, a través de la implementación de los llamados presupuestos participativos, la institucionalización de las consultas comunales y los plebiscitos comunales, la puesta en marcha de los cabildos comunales (como formas abiertas de intercambio e información entre las autoridades municipales y los vecinos), y el desarrollo de las plazas ciudadanas como mecanismos de información y debate entre las autoridades, los servicios públicos y la ciudadanía, además de la función de provisión de servicios que hoy tienen. 

También en esta materia es posible avanzar hacia mayores rangos de transparencia en la gestión municipal, mediante la transmisión televisiva en directo de las sesiones del concejo municipal y la más amplia publicidad de la cuenta municipal anual. 

Es posible además integrar a los dirigentes de las organizaciones vecinales y comunitarias de la comuna, si se creara, por ejemplo, la figura del Sillón del Vecino en el Concejo Comunal, según la cual rotativamente, en cada sesión del Concejo Municipal concurriría con derecho a voz, un dirigente vecinal de la comuna.  La realización periódica de reuniones conjuntas del Concejo Municipal con las uniones comunales de juntas de vecinos, podría reforzar el carácter democrático y participativo de los procesos de toma de decisiones del órgano colegiado municipal.

 A escala de las comunas, es posible avanzar en la implementación del voto electrónico, por ejemplo, en los plebiscitos comunales que la Municipalidad convoque, como ejercicios abiertos de consulta y participación ciudadana organizada.

Se hace necesario institucionalizar la consulta comunal previa a la elaboración de los Planes de Desarrollo Comunal y de los Planes Reguladores, de manera que la ciudadanía organizada de la comuna tenga necesariamente un rol participativo que cumplir en estas herramientas de planificación municipal.

La instalación permanente de Oficinas de Atención Municipal en barrios y poblaciones, en las sedes vecinales y otros puntos del territorio urbano, o la implementación de un Bus itinerante de Atención Municipal, contribuirían además a descentralizar los servicios municipales generalmente situados en los centros urbanos, acercando aún más a la Municipalidad y la ciudadanía. 

el potenciamiento de la identidad local, mediante una bateria de acciones y políticas municipales, que apoyen la creatividad artística y cultural de los jóvenes, respalden la actividad deportiva, los encuentros culturales públicos, así como el desarrollo de programas de difusión y promoción de la ciudad en el resto de Chile y en el extranjero, como apoyo a las potencialidades turísticas de la comuna.

Apoyar la realización de festivales artísticos de barrio, los grupos de danza, entre otras manifestaciones artísticas populares y juveniles también puede ser un aporte de la Municipalidad a potenciar la identidad local, sobre la base de la construcción de uno o varios centros culturales comunales y casas juveniles, donde estas actividades se radiquen y reciban el apoyo municipal.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político 

La política de las dos listas en la Concertación

La polémica por las dos listas a concejales en el seno de la Concertación, ha evolucionado hasta llegar a convertirse en un conflicto político mayor, cuyas raíces hay que buscarlas en el sistema electoral binominal.  El PS ha declarado congeladas las conversaciones, y la Presidenta Bachelet trató infructuosamente de mediar llamando a la unidad.

Si el PPD y el Partido Radical se aferran a la posibilidad de presentar su propia lista, y si se trata de una “estrategia” y no de una tentativa divisionista (como sus propios dirigentes lo han declarado), eso podría permitir argumentar  que el PPD y el PR han venido siendo sistemáticamente perjudicados por sus socios concertacionistas, el PS y el PDC.  ¿Así funciona la unidad concertacionista?

El fondo del conflicto, sin embargo, se encuentra en el actual sistema electoral binominal, que obliga a los socios de cada conglomerado a reunirse para “juntar y sumar votos”, mientras que si fueran separados, en listas individuales por partidos, cada uno de los socios del conglomerado se presentaría ante el electorado con sus fuerzas y sus debilidades y los resultados representarían la realidad pura y simple de su potencial electoral.

En política, en democracia y en elecciones, el poder se mide en votos, y solo a continuación en influencia social y política.

Por lo tanto, es altamente probable que la política de las dos listas a concejales, sea un ejercicio virtuoso de transparencia del verdadero potencial de votos de cada partido, lo que siempre es sano en un sistema democrático aún imperfecto.

UN SISTEMA ELECTORAL QUE PRODUCE DESIGUALDADES

En la lógica binominal del sistema electoral actuamente vigente en Chile, parecen contraponerse dos deformaciones de los resultados electorales: por un lado, la lógica de los partidos “grandes” frente a los partidos “chicos”, en términos tales que los partidos mayores tienden a capturar mayor votación, porque el sistema los potencia y fortalece; y por otro lado, la lógica de las mayorías y las minorías, en términos tales que las mayorías (el 66%) resultan subrepresentadas y las minorías (el 33%) resultan sobrerepresentadas.

Si se considera que el sistema electoral chileno en materia de municipales es casi un sistema proporcional, el que dentro de un conglomerado como la Concertación se presenten dos listas a concejales no es un escenario excesivamente grave capaz de producir rupturas dramáticas, sino solo una demostración que los intereses políticos y electorales de los aliados van siendo cada vez más divergentes.

Cuando los esfuerzos de cada partido dentro de un conglomerado por conseguir “mas cupos” de candidatos o por tratar de mantener los que tiene (la lógica del que tiene, mantiene), resultan tensionar cada vez más la unidad de la coalición, quiere decir que el sistema electoral que los regula, está en una crisis latente.

Por lo tanto, si la política de las dos listas termina por imponerse -como parece más evidente desde que el PPD y el PR rechazaron la intervención de su propia líder natural y Presidenta de la República Michelle Bachelet- en lo esencial será una medición aún más transparente del potencial electoral de cada uno de los partidos del conglomerado de gobierno, pero siempre predominará la lógica que los partidos mayores o con más potencial electoral, terminarán predominando sobre los partidos con menos votación.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

¿dos nuevos actores del escenario político regional?

Recientemente circuló en Punta Arenas la convocatoria para la constitución del grupo Chile Primero formado por un grupo de exmilitantes del PPD y seguidores del senador Fernando Flores.  Nunca más se ha sabido en qué va la formación de ese grupo político partidario en Magallanes.

Ahora un grupo de dirigentes han anunciado la formación de la filial regional del Partido Regionalista Independiente, poniendo en el tapete público algunas de sus demandas e ideas programáticas.  Lo interesante del nuevo partido político formado, es lo contradictorio de su propia denominación: se declaran independientes, pero se constituyen en partido político, lo que es una contradicción en sí misma.  Formar un partido político de independientes es algo así como un sindicato de cesantes, o un  centro de madres solo con padres de familia… 

Como se puede apreciar, el apellido “independiente” sirve para un barrido y un fregado.  Ya existe en el escenario político partidario un partido que ha hecho carrera bajo esa denominación: nos referimos a la Unión Demócrata Independiente, partido político que como se ha visto en su larga trayectoria de un par de décadas, lo menos que tiene es de independiente.

¿Porqué existirá esa extraña costumbre de tratar de disfrazarse en política, para que los ciudadanos no los reconozcan a primera vista?

TALLER DE ANÁLISIS DE COYUNTURA

Puerto Natales a sus 97 años: el shock del futuro

Natales está a pocos días de celebrar su 97º aniversario.

Y naturalmente los natalinos deberán hacer sus respectivos balances del estado actual de su desarrollo.

Una revisión de la prensa regional más reciente, permite constatar que Natales, capital de la provincia de Ultima Esperanza y centro neurálgico de la industria turística de la región de Magallanes, puede ser definida como una ciudad turística que trata de crecer.

UNA POLITICA TURISTICA INTEGRAL Y MULTISECTORIAL

Cuando sabemos que la empresa Skorpios planifica comprar un nuevo barco para 300 pasajeros porque la demanda se sigue incrementando, cuando los representantes de las más importantes organizaciones representativas de Natales reclaman al Ministerio de Bienes Nacionales porque continúan las licitaciones de terrenos fiscales en el sector Serrano, cuando el propio Alcalde de Torres del Payne reclama y plantea su preocupación por la existencia de daño medioambiental en dicho sector, cuando los pobladores de Villa Cariño rechazan la instalación de un relleno sanitario para residuos sólidos domiciliarios e industriales de Natales y de Torres del Payne, cuando avanzan las obras para la construcción de la circunvalación vial de la ciudad, cuando mas de 3 mil natalinos demandan a la Presidenta de la República especialistas médicos y un hospital de mejor calidad para su ciudad, quiere decir claramente que la problemática de la vocación turística de Natales es un asunto crucial que ha logrado permear a toda la comunidad natalina. 

Quiere decir también que a la ciudad de Natales se plantean numerosos desafíos para su desarrollo urbano, social y económico en los próximos cinco o diez años, pero que todos esos dilemas están atravesados por la cuestión turística. 

El turismo, el desarrollo y expansión de la industria turística, la necesidad de más conciencia turística, el fortalecimiento del capital humano en materia de profesionales del turismo, implican escenarios productivos y económicos nuevos y cada vez más complejos, para una comunidad de tan fuerte identidad local como es Natales.

LA PUERTA DE ENTRADA A LA MODERNIDAD Y EL SHOCK DEL FUTURO

A pocos años de su primer centenario, la ciudad de Puerto Natales ingresa lenta e inexorablemente en la modernidad.

Se plantea entonces el enorme desafío político de que todos los problemas de Natales, todas las demandas, aspiraciones y anhelos de los natalinos, han de ser interpretados, analizados y resueltos con criterio turístico o tomando en consideración, en primer lugar, el impacto turístico de cada decisión, de cada medida y de cada política pública. 

Natales ha dejado de ser aquella lejana comunidad provinciana, casi aislada del mundo, para convertirse en una pequeña urbe cosmopolita, bullente de actividad en “temporada alta”, que se expande y crece, que tiene su propio aeropuerto, que expande su actividad portuaria, que despliega su infraestructura vial, que se conecta por internet con el mundo entero, que se puebla de idiomas y culturas diversas.

Natales ha vivido entonces en sus recientes veinte o treinta años, una transformación profunda, un verdadero shock del futuro, en la terminología del futurólogo Alvin Toffler.

Natales está ingresando a la modernidad y probablemente los propios natalinos no terminan de dimensionar los profundos y complejos cambios culturales, sociales, políticos, económicos, ecológicos y tecnológicos a los que están sometidos y en los que están partricipando. 

La educación, la vivienda, la fuerza de trabajo, la salud, las inversiones, las demandas de las organizaciones sociales, las condiciones de trabajo y la calidad del empleo y las remuneraciones, las aspiraciones de las personas y sus proyectos de vida, todo en Natales está siendo transformado profundamente por este gradual ingreso de su ciudad en el escenario de ser una ciudad moderna con vocación turística.  

Si nos adentramos con audacia en el futuro, podemos imaginar para el 2020 o el 2030, una ciudad de Puerto Natales de 40.000 ó 50.000 habitantes, convertida en un gran polo logístico, hotelero, portuario y aeroportuario del turismo en la Patagonia chilena, con sus propias flotas navieras, sus catamaranes y sus supercarreteras virtuales y reales, conectada con Campos de Hielo Sur, con Cabo de Hornos, con Punta Arenas, con el sur argentino, con 8 ó 10 nuevos puntos de atracción turística en sus proximidades, con hoteles, museos, restaurantes, guías, centros culturales y agencias de turismo de primera categoría y con estándares internacionales.  

Una ciudad que tiene que potenciar su propia oferta turística, construir su propia matriz turística, para que no sea solo una ciudad de paso, una ciudad que tiene que mirar alrededor suyo y crear nuevos productos y atractivos turísticos dentro y fuera del radio urbano, de manera de atraer al turista que va o viene desde el Payne.

Es de esperar que las próximas elecciones municipales, sean la ocasión más propicia para que el debate público entre candidatos y postulantes, con altura de miras, se realice con propuestas concretas y realizables, con proyectos que expresen una visión y un proyecto coherente de ciudad, y ponga en el centro de la agenda los problemas del presente y las tareas del futuro en el desarrollo urbano y turístico de Natales.   

Los natalinos, como ciudadanos, se merecen un debate de calidad. 

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

los estudiantes de Punta Arenas y los problemas del transporte público

Desde hace poco más de una semana ha estallado en Punta Arenas un nuevo conflicto social y político: el del transporte colectivo.

Los estudiantes secundarios y universitarios demandan soluciones concretas y rápidas a una necesidad evidente: la que en la ciudad haya medios de movilización colectiva que permitan desplazamientos fáciles hacia los lugares de estudio a un costo razonable y subvencionado.  

Salieron a la calle aquí en Puntas Arenas y fueron zarandeados por la fuerza pública, como en los peores tiempos de la dictadura fenecida. 

Durante la tarde de ayer martes 27 de mayo, además, los estudiantes secundarios de Punta Arenas se concentraron en una masiva manifestación pacífica para escuchar a algunos grupos de rock y compartir entre ellos ideas y reacciones a este problema que están pidiendo resolver.   Nadie puede negar que el número impresionaba: cientos de estudiantes repletaban la concurrida esquina de Avenida Colón con Bories en pleno centro de la ciudad.  Y como Carabineros se mantuvo a muy muy prudente distancia, obviamente no hubo ningún incidente.

Movilización social y diálogo con autoridades creíbles: he ahí la táctica de los estudiantes secundarios de PuntaArenas.

Ahora han recurrido a las reuniones de trabajo para buscar y encontrar soluciones concretas y tuvieron ayer martes 27 de mayo una singular reunion con tres de los cuatro parlamentarios de la zona.  Al término de la reunión, ninguno de los legisladores quizo hablar ante los medios de comunicación, seguramente porque sabían que ellos no tenían arte ni parte en el asunto, como quedó en evidencia.

¿Les habrán “metido el dedo en el ojo” a los dirigentes estudiantiles esta vez?

En la citada reunión se acordó aunar criterios en materia de transporte, mediante una mesa de trabajo (otra mesa de trabajo más durante este “gobierno de mueblistas”) presidida por la Intendenta Regional para darle mayor credibilidad, fijar una Política de Transportes y buscar establecer las necesidades de la comunidad en materia de transporte público mayor.  Es decir, puras tareas para el Gobierno Regional.   Y nadie ha dicho bien alto, que esa mesa de trabajo ya fue constituida hace 45 días…pero ademas, y esto es lo más grave políticamente, en esa mesa de trabajo, ¡los estudiantes no están representados!

Pero además, ¿uno de los compromisos de los parlamentarios es conseguir que venga a Punta Arenas el Subsecretario de Transporte?  ¿O sea la simple llamada telefónica al Subsecretario?  ¿Eso es todo?

¿Y los parlamentarios?  ¿Qué tienen ellos como tarea concreta, en esta breve lista de acuerdos?  En términos muy simples y corrientes, los parlamentarios “le pasaron la pelota” al gobierno regional en este conflicto, ya que ninguna de las medidas acordadas implican alguna labor legislativa.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político.

TALLER DE ANÁLISIS DE COYUNTURA

Una marea que choca contra el muro de la institucionalidad

Para quienes viven junto al mar, reconocerán que la marea es una fuerza indomable que choca una y mil veces contra los muros de contención que construyen los seres humanos para dominar la naturaleza.  Esa marea es para nosotros también una metáfora.

Los estudiantes secundarios y universitarios de Chile “se han echado a andar” nuevamente y aunque parezca algo repetido, nos sorprenderíamos de constatar que gran parte de las exigencias y demandas de hoy de los estudiantes tienen una similitud sorprendente con aquellas de 2006.

Tal como lo hicieron a su modo el año 2006, cuando conmovieron los cimientos del sistema educacional y del sistema político, los estudiantes reclaman soluciones. Algo tiene que estar pasando políticamente en esta sociedad chilena, que transcurridos dos años desde las más grandes manifestacciones estudiantiles de la historia reciente del país, se vuelvan a repetir casi las mismas demandas.

Esta vez -a mediados del año 2008- las demandas son sensiblemente casi las mismas: fin al lucro en la educación, eliminación de la nueva Ley General de Educación que consagra el lucro y, por cierto, calidad en la educación.

Y serán como una marea, una maresa cada vez más grande y poderosa que chocará contra el muro de la institucionalidad educacional y política, para derribar un acuerdo político e ideológico -entre el gobierno y la alianza de derecha- y que tiende a consolidar este sistema educacional injusto y desigual.

Algunos tratarán de demonizar el movimiento estudiantil, colgándole el mote de la violencia, centrando el enfoque en algún acto aislado o en un gesto de rebeldía.  Inutil tentativa: el fondo de la cuestión sigue siendo y continuará siendo la demanda estudiantil justa y certera, porque esta generación de alumnos secundarios, estos “hijos de la reforma” son jóvenes mucho más conscientes de sus derechos, con una mentalidad mucho más abierta. 

LAS MULTITUDES INTELIGENTES

Salen a la calle en desbandada.  Se encuentran en las esquinas y las plazas y los parques y las veredas y se saludan.  Se reconocen por las vestimentas, por los colegios, por el peinado.  Se llaman entre ellos por celular y se envían a cada instante abundantes SMS escritos en lenguaje abreviado para darse avisos, citas y señales.

Salen de un lugar y se desplazan en orden disperso.  Recorren los centros urbanos.  Están y son. La ciudad les pertenece sin pertenecerles. Están y son parte del paisaje urbano y no necesitan hacerse notar.  Llevan sus Ipods prendidos: van escuchando música y voces y ritmos estridentes.  Conocen de emoticones y se reconocen como parte de distintas y diversas tribus urbanas.

Bienvenidos a las multitudes inteligentes. 

¿No querían jóvenes más politicos y más politizados?  ¿No se quejaban que los jóvenes “no estaban ni ahí” con el sistema y con la política?.   Pues ahora, escuchen y vean…

Manuel Luis Rodríguez U.

(Este artículo fue publicado originalmente, en mayo del 2008).

La crisis de la Concertación como efecto mediático y como fenómeno objetivo

Lo anunció a su modo Edgardo Boeninger y nadie le hizo realmente caso.  Lo denunció en la forma de ideología de la corrupción el fundador del PPD Jorge Schaulsohn y lo echaron del PPD.  Lo denunció a su modo Adolfo Zaldívar y lo expulsaron del PDC.

Ahora el guru concertacionista y lobbista eximio Enrique Correa lo puso en el tapete en el diario La Tercera de Santiago de este fin de semana, y casi nadie lo rescató del olvido mediático.

¿COYUNTURA DE CRISIS?

Asistimos a una coyuntura de crisis que bien puede encontrar sus raíces en el propio sistema político que da sustento a la Concertación, o a las condiciones en que se ha desarrollado el proceso político, o a los efectos acumulados del desgaste de más de una década y casi dos décadas de gestión contínua de gobierno dentro del aparato del Estado, o a un efecto de pantalla ocasionado por los abundantes medios dee comunicación pertenecientes al establishment conservador de este país.

No se trata solo de un efecto mediático, sin embargo, porque quienes han tenido la mayor potencia crítica frente a la acumulación de factores de crisis han sido los propios líderes concertacionistas, actuales o anteriores, lo que indicaría que la coalición de gobierno posee todavía una capacidad de autocrítica, que ya se la quisiera tener la Alianza por Chile.

En toda crisis política hay que distinguir los factores principales y los factores secundarios, los que quieren ver crisis y los que no quieren ver la crisis, los que quieren que haya crisis y los que no quieren que haya crisis, los que ven la crisis antes que llegue y los que ven la crisis cuando el desastre ya está encima.

LA CONCERTACION COMO ACTOR CENTRAL DE LA TRANSICION 

Algunos argumentarán con razón que la Concertación de Partidos por la Democracia ha sido la coalición partidaria más exitosa en gobernar el país la propia transición, y en eso lleva ya 18 años, sin haberla completado, al reves que las alianzas políticas de la historia republicana chilena, algunas de ellas de brevísima duración, dando al país la estabilidad y la gobernabilidad requerida. 

Pero a tales conceptos, habría que agregarle que ha sido precisamente la estabilidad y gobernabilidad requerida para administrar un sistema socioeconómico neoliberal que ha  funcionado casi intacto y que ha ahondado las diferencias y las desigualdades sociales, al costo de jibarizar al Estado y de reforzar el mercado, dejado al libre arbitrio de las arbitrarias leyes del libremercado.

¿Alguien habrá olvidado que la Concertación comenzó como una amplia coalición de 12 partidos y movimientos y que ahora le van quedando solo cuatro?

Cuando se siguen produciendo renuncias a uno de los partidos claves de la coalición, cuando la misma coalición pierde la mayoría que tenía en la Cámara de Diputados y en el Senado, cuando desde el interior de sus propios partidos surge la idea de presentar candidatos en listas separadas en las elecciones de concejales de octubre próximo, cuando temas o problemáticas que parecían unirlos en el pasado, terminan generando conflictos ideológicos y políticos algunos de ellos casi irrreductibles, como el problema del subcontrato en CODELCO, la cuestión de la píldora del día después, el acuerdo político entre la Alianza y el Gobierno por la Ley General de Educación, las resoluciones del Consejo de Equidad que no satisfacen a nadie, cuando los líderes concertacionistas se tratan entre ellos en público como si fueran el enemigo a abatir, no solo quiere decir que los mecanismos internos de resolución de diferencias no están funcionando adecuadamente en la coalición gobernante, sino que lisa y llanamente que las tendencias centrífugas o sea, las tendencias disolventes, parecen estar comenzando a predominar sobre las fuerzas centrípetas entre los cuatro partidos, que los había unido hasta ahora.

LO QUE LOS UNE, SIGUE SIENDO MAS FUERTE QUE LO QUE LOS SEPARA

Queda sin embargo, a no dudarlo, una poderosa fuerza cohesionadora al interior de la Concertación: la disposición y la voluntad de permanecer en el poder logrando el respaldo de amplios sectores de la ciudadanía, lo que llamaríamos la voluntad de poder, acaso la fuerza más poderosa y atrayente que mueve a la clase política, a los dirigentes partidarios y a las fuerzas políticas en su conjunto: la búsqueda del poder, para alcanzar el poder o para mantenerse en el poder.

Y la otra fuerza poderosa que mantiene a la Concertación en el poder, es la carencia casi absoluta de proyecto de país que aqueja a la derecha: una derecha amorfa, con dos almas irreductibles, sin proyecto de país, sin modelo de pais alternativo que ofrecer a la ciudadanía, incapaz de construir una mayoría ciudadana suficiente, proyectiva y propositiva. 

Una buena parte de la explicación de la continuidad de la Concertación, no obstante sus frecuentes crisis y sus renovados programas de Gobierno que proponen siempre casi lo mismo, está en la incurable pobreza de la derecha en cuanto a proponer al país un proyecto socio-económico distinto y mejor que el de la Concertación.  

Algo así como decir que la Concertación está haciendo desde 1990 hasta hoy, en materia del modelo socio-económico, la tarea estratégica de la derecha: consolidar una estructura económica de mercado con vocación exportadora.  

Las crisis de la Concertación pueden continuar…

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

¿Cuánto cuesta -en realidad- vivir en la Patagonia chilena y en Magallanes?

Cuando el volcán Chaitén entró en actividad allá en la región de los Lagos algunos meses atrás, todos los chilenos e incluso los magallánicos nos impresionamos.

Pero después del impacto de las escenas volcánicas, todos los habitantes de Chaitén fueron trasladados a Puerto Montt y otras ciudades del sur de Chile. 

Y mientras estaban en Puerto Montt, el gobierno hizo el anuncio que se les iba a cancelar a los habitantes de Chaitén un monto mensual que les permitiera paliar el costo de la vida de esos esforzados chilenos en su provisoria residencia.

HABLEMOS EN PLATA…

Y aquí es donde surge el motivo de este comentario: los expertos del Ministerio de Hacienda, lapiz y calculadora en mano sentados allá en alguna cómoda oficina calefaccionada de Santiago, hicieron una estimación de cuánto cuesta vivir en la Patagonia chilena. 

Es duro vivir en la Patagonia.  Es duro vivir aquí donde la naturaleza sigue siendo más fuerte que los seres humanos y donde las condiciones climáticas inhóspitas, de aislamiento y las difíciles distancias se multiplican como en ninguna otra parte del territorio de Chile.

Si consideramos que la Patagonia chilena es este gran espacio geopolítico y humano que comienza en Puerto Montt y termina en el Cabo de Hornos, y que contiene realidades tan diversas y complejas como el extenso archipiélago de Chiloé, la región de Aysén (la más aislada de Chile) y la región de Magallanes, entonces habría que diferenciar los costos de la vida, las canastas de consumo familiar mensual y por lo tanto, los sueldos diferenciados por cada zona geo-económica del sur de Chile. 

¿Y a cuánto llegó esa estimación de los funcionarios profesionales de Hacienda?  A la suma de $ 500.000 mensuales y además otros ingresos adicionales que en muchos casos llegaron a $ 1.000.000 de pesos mensuales por cada grupo familiar.

Que nadie lo olvide: ¡$ 500.000 mensuales por grupo familiar y en numerosos casos de chaiteninos,  llegaron a $ 1.000.000 por familia mensuales!

¿Cuánto cuesta vivir en la Patagonia?

¿Cómo se las arreglaban los trabajadores de Chaitén con los $ 144.000 mensuales, que son el sueldo extremadamente mínimo mensual que se paga en Chile?

¿Cuál fue la matriz de gastos familiares mensuales que utilizaron los burócratas de Hacienda?

Si consideramos que entre Chaitén y Punta Arenas hay alrededor de 1.200 kilómetros de distancia en línea recta,  quiere decir que en Magallanes y en particular en Puerto Natales y en Porvenir y en Puerto Williams, ese monto que fluctúa entre $ 500.000 y $ 1.000.000 mensuales por familia, debería calcularse sobre una base entre $ 700.000 y $ 1.200.000 por grupo familiar al mes…

¿Cuánto cuesta vivir en la Patagonia y en Magallanes, considerando el alza de todos los consumos básicos, de los alimentos, vestuario, salud, educación, transporte colectivo, combustibles…?

Si hacemos uso de la propia estimación de costos realizada por los funcionarios de Hacienda para el “caso Chaiten”, tendríamos que convenir que los costos de la vida (en términos de ponderación y distribución de ítemes de consumo individual y familiar) varían sustantivamente en las distintas regiones y comunas del sur del territorio nacional.  No es lo mismo vivir en Castro, en Puerto Natales, en Palena, en Puerto Williams, en Caleta Gonzalo, en Punta Arenas, en Cerro Sombrero, ya que los productos alimenticios, los consumos domiciliarios básicos, el transporte, la educación, la salud, la vivienda, tienen costos sustantivamente diferentes. 

Mientras no exista un IPC regionalizado, y una estimación actualizada, regionalizada y hasta comunalizada del costo de la vida, de las remuneraciones e ingresos individuales y por familias, no podremos avanzar hacia una efectiva base de datos suficientes para calcular los reajustes de las remuneraciones.  ¡¡¡Y necesitamos cifras actualizadas!!!, no como en el caso de la más “reciente” encuesta de ingresos realizada por el INE y que corresponde al año 2005…!!! 

Pero, los funcionarios de Hacienda ya hicieron esa estimación para los sufridos pobladores de Chaitén, lo que indica que ese cálculo realista del costo de la vida es posible.

Si a esta estimación muy preliminar, le agregamos un hecho objetivo que ningún burócrata de Hacienda o de la Dirección de Presupuestos podría negar, que el costo de la vida en Magallanes, en Aysén y en Chiloé es -a lo menos- un 20 a un 25%  más elevado que en el centro de Chile, resulta que la gran tarea política de los gobiernos regionales es la de proponer sueldos diferenciados para regiones y comunas a la hora de discutir los próximos reajustes de remuneraciones en el país.

(Este artículo fue publicado originalmente el 26 de mayo de 2008, pero tiene plena vigencia en momentos en que funcionarios públicos y otros sectores sociales demandan reajuste de sus remuneraciones).

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Una lista, dos listas, varias listas…el más reciente espectáculo de la Concertación…

Por estos días y en el diario El Magallanes de hoy domingo 25 de mayo, ha surgido una nueva polémica dentro de la alianza de gobierno, la cual llegó de inmediato a los medios de comunicación: mientras un sector constituido por el PS y el PDC postulan que deberían llevar solo una lista de candidatos a concejales en todo el país, el otro sector, formado por el PPD y el PR afirman y demandan que haya dos listas “para incrementar sus votaciones”.

Es probable que esta polémica no sea más que otra más de las discusiones mediáticas y los tironeos y gesticulaciones propias de toda negociación pre-electoral.

Estamos en presencia de una Concertación que va camino al despeñadero, una Concertación que va camino a la derrota y no hay peor ciego que el que no quiere ver.

LA NATURALEZA DE LA FALLA SÍSMICA

Veamos de qué se trata el problema.

¿Signo de descomposición?  ¿Sismo aparentemente superficial que refleja una falla tectónica profunda? ¿Pérdida de la vocación unitaria concertacionista?   Pueden haber numerosas explicaciones, pero el análisis debe ir más o fondo que estas maniobras comunicacionales. La “fisura” ha llegado incluso a repercutir en La Moneda, desde donde se han hecho “llamados a la unidad”, para que “el choclo no se desgrane” antes de tiempo.

Resulta evidente que la lógica de presentarse en dos listas que hoy aparece dentro de la Concertación, es la misma burda construcción de aritmética electoral, que hizo que Lavín y Piñera se presentaran como dos candidaturas presidenciales distintas en la reciente elección del 2005, produciendo como resultado -en la realidad de los votos sumados, que es lo que cuenta- que la derecha volvió a perder, una vez más!!, en la segunda vuelta. El concepto tiene sentido, aunque se trate de elecciones de distinto tipo y carácter.

Al mismo tiempo, algunos partidos de la Concertación como la Democracia Cristiana siguen experimentando el lento y silencioso descuelgue de militantes y dirigentes, como otro de los “efectos colaterales” de la expusión de Adolfo Zaldívar.  Hernán Bosselin, Ramón Briones y otros 70 militantes DC de la región metropolitana se van de ese partido para constituir un denominado Movimiento Social Cristiano, cuya envergadura y estructura son todavía un misterio.  La fuga de militantes, obviamente, es minimizada por sus dirigentes, tal como la salida de Fernando Flores y algunos dirigentes y militantes del PPD lo fue en su  momento.

Nadie puede dudar que la Concertación, ha sido la coalición política que ha experimentado con mayor frecuencia y mayor o menor virulencia estas “crisis de desgajamiento o rupturas” en los últimos años: el PPD primero y el PDC despues.

Este es el contexto político y organizacional del debate sobre una, dos o más listas de Concejales al interior de la Concertación.

Entendemos sin embargo, que la posibilidad de que la Concertación lleve dos listas de candidatos a Concejales, es una fórmula destinada a impedir que alguno de los numerosos candidatos y precandidatos concertacionistas a concejales, decida descolgarse a última hora y prefiera “ir por fuera”, como ya ha sido sugerido en varias comunas de Chile. ¿Qué sucede entonces?  ¿El pegamento de la Concertación ya no funciona?

La tentación de ir por fuera de los bloques políticos es un virus que atacó también al disco duro de la derecha, la UDI, a través de su ex Alcaldesa en Huechuraba…y a sus alcaldes que “tienen y mantienen” alcaldías  en Renca, y en Colina, y en Viña del Mar, y en Recoleta…pero que acusados de la misma corrupción por la que vociferaban hace tres meses, su partido los dejó solos…y en silencio…  ¿Qué sucede entonces?  ¿El pegamento de la Alianza ya no funciona?

LA LEY DEL PALO DE GALLINERO: EL DE MAS ARRIBA “PERJUDICA” AL DE MAS ABAJO…

Pero ninguno de esos partidos han dicho nada acerca de quiénes serán sus candidatos a concejales ni cómo serán designados o nombrados esos concejales.

¿Se van a presentar otra vez los mismos Concejales como candidatos a Concejales otra vez?

Esa lógica de que “el que tiene, mantiene” y que ha permitido a la Concertación y a la Alianza por Chile mantenerse como bloques políticos mayoritarios dentro del sistema binominal, termina funcionando al parecer como una perversa “ley del embudo” o mas bien dicho en buen chileno como “la ley del palo de gallinero”: el Concejal que ya tiene el cargo, tiene todas las de ganar si se presenta a la reelección, con lo cual no se estimula la renovación de la elite política y dirigente, ni dentro ni fuera de los paartidos políticos, ni que “entre aire fresco al Concejo municipal”, sino que terminan repitiendose el plato los mismos políticos que se han visto “en pantalla” desde hace varios varios varios años y períodos.

Cuando todos usan la lógica “del que tiene mantiene”, acusar a sus propios socios de alianza como de hacer uso de una especie de ley del embudo es de una inconsecuencia que los ciudadanos perciben a primera vista.  “No me tisnís“…  le dijo la olla al sartén…

La polémica atraviesa a las dos coaliciones que hoy se reparten el poder político en Chile: mientras perdure el sistema electoral binominal, esos dos bloques políticos no tendrán ningún estímulo para “airear” las instituciones de la democracia representativa.

El PPD quiere mantener en todo el país a sus Alcaldes y Concejales bajo la lógica del que “tiene, mantiene”; el PDC quiere en todo el país mantener sus Alcaldes y Concejales bajo la lógica del que “tiene, mantiene”, el PS, el PRSD, la UDI, RN, todos los partidos políticos del sistema quieren mantener lo que tienen, porque saben muy bien que si pusiera en marcha el mecanismo de la inscripción automática en los registros electorales, llegaría de pronto un ventarrón de mas de dos millones y medio de razones para obligarlos a modificar estilos, programas, propuestas y estructuras de la política chilena.

Repetimos el concepto: la Concertación ha sido el peor administrador del modelo neoliberal y ese modelo neoliberal será la causa principal de su futura derrota.

Manuel Luis Rodríguez U.

TALLER DE COYUNTURA POLÍTICA

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Para ampliar la democracia en Chile se requiere cambiar el sistema electoral binominal

Después del rechazo en la Cámara de Diputados a la reforma del sistema binominal, la semana antepasada, queda abierta la discusión ahora del conjunto de las reformas políticas.  

El gobierno ha enviado al Congreso los proyectos de ley que la Alianza ha puesto como requisitos últimos para aprobar la reforma al binominal: las reformas para impedir o frenar el intervencionismo electoral y sobre el gasto electoral; la reforma a la ley de partidos políticos; el proyecto que otorga el voto para los chilenos residentes en el extranjero, y el proyecto de inscripción automática en los registros electorales. Y como proyectos adicionales, el gobierno ha enviado al parlamento un proyecto para normar el sistema de elecciones primarias, las declaraciones de patrimonio y el fideicomiso ciego, iniciativas que deben ingresar ahora a fin de mes.

LOS PRETEXTOS DE LA DERECHA

Uno de los pretextos de la derecha para negarse a aprobar la reforma al binominal es que no tenían una visión de conjunto de ls reformas políticas que desea hacer el gobierno, o de que hay algunos proyectos trasados en el Congreso.  Pues bien, ahora todos los proyectos de las llamadas “reformas políticas” van a concentrarse en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados, mientras el proyecto de reforma constitucional para el binominal pasa al Senado.

Nadie puede alegar ignorancia.

Nadie pueda alegar apresuramiento.

Nadie puede quejarse de las urgencias instaladas por el Poder Ejecutivo.

Ahora, los senadores tienen el tema en sus manos, después de más de 15 años de discusión legislativa.  Ninguno de los senadores en ejercicio puede aducir que no entiende el tema, que necesita “más tiempo” para analizar el asunto.  Han tenido tiempo para hacerlo: meses, semanas enteras, años completos, para formarse una opinión “en conciencia”, para entender los aspectos técnicos de una reforma parcial al sistema electoral en Chile.

Ningun argumento capcioso serviría para eludir ls responsabilidades políticas que le competen a los senadores.  ¿Que es un proyecto de ley “hecho a la medida de un partido político?  Falso, porque la izquierda chilena es más que un solo partido.  ¿Que no resuelve todo el problema del binominal?  Falso, porque es un primer paso para avanzar en la democratización del sistema electoral. ¿Qué es muy caro para el Fisco tener más diputados?  Falso, cuando se eliminaron los senadores designados, todos los senadores se subieron la dieta y ninguno de ellos dijo nada del costo presupuestario.

EL VOTO DE LOS PARLAMENTARIOS DE LA REGIÓN DE MAGALLANES

Cuando se hace un somero balance de las posturas políticas de los parlamentarios de la región de Magallanes frente a las reformas políticias propiciadas por una amplia gama de sectores políticos, los ciudadanos magallánicos tenemos la certeza de que por lo menos 3 de los 4 parlamentarios de la región han expresado con toda claridad su voto y su postura. 

El senador Pedro Muñoz y la diputada Carolina Goic, siendo de la Concertación, obviamente votarán a favor de las reformas políticas para poner término a la exclusión.  El Diputado UDI Rodrigo Alvarez obviamente ha votado en contra de las reformas en la Cámara de Diputados, conforme a lo que ha sido su conocida postura conservadora. 

La incógnita y la nebulosa en esta materia sigue siendo el senador Bianchi, quién en 2006 envió de su puño y letra una carta a la dirección regional del Partido Comunista en Magallanes, diciendo compartir el propósito de modificar el sistema binominal, pero en una reciente entrevista en TV Senado, expresó su negativa a votar a favor de la reforma constitucional, haciendo suya la argumentación de la derecha de que se trataría de un proyecto hecho “a la medida de un partido político”.

Los ciudadanos de Magallanes le demandarán sin duda al parlamentario mencionado que dé cuenta públicamente de su contradictoria y confusa postura. 

Nadie puede alegar  ahora desconocimiento.

Está terminando la hora de los “apolíticos independientes” frente a las reformas políticas que el país necesita y que la ciudadanía reclama.

Es la hora de votar, es la hora de pronunciarse responsablemente, concretamente y sin rodeos.  En materia de exclusion, vamos viendo ” quién es quién”.

Es la hora de la verdad para los políticos del Senado.

Manuel Luis Rodríguez U. Cientista Político

TALLER DE ANÁLISIS DE COYUNTURA

los estudiantes de Punta Arenas tuvieron que salir a la calle…

 De la oficina del Senador Pedro Muñoz por Magallanes, hemos recibido el siguiente comunicado de prensa: 

“El senador Pedro Muñoz expresó su preocupación por el avance del conflicto sobre la tarifa escolar, que se arrastra ya desde hace varias semanas y que sigue sin respuestas concretas por parte de las autoridades.

 El parlamentario indicó que, a su juicio, la problemática de la tarifa escolar es una consecuencia de un asunto mucho mayor, cual es la absoluta desorganización del transporte público en la región. “Punta Arenas, en particular, y Magallanes, en general – afirmó – viven una situación muy especial en materia de transporte público, donde el transporte mayor se ha atomizado y donde los principales actores son los taxis colectivos, con lo que los escolares, en la práctica, no cuentan con una tarifa reducida como en todo el país” – agregó.

 “Tenemos, entonces – agregó – una situación concreta y grave, como es la tarifa escolar, pero ello es sólo un reflejo de un problema mucho mayor, cual es la carencia de una definición más estructural acerca del transporte público que Magallanes necesita, abordando temas como recorridos, horarios, infraestructura urbana y disposición de vías públicas, entre otros.”

 “Hasta ahora – precisó – sólo hay preocupación de las autoridades a la hora de imponer regulaciones a los vehículos, nuevas tributaciones, exigencias, pero no tenemos orientaciones para facilitar  -y no complicar- el transporte público, para ayudar a la renovación y ampliación del parque de transporte mayor; para complementar el mobiliario urbano; para crear servicios hacia lugares que hoy cuentan con movilización muy deficiente y para disponer de una tarifa especial para escolares, entre otras materias.”

 En ese sentido, Muñoz indicó que el proyecto de ley que el Gobierno ha presentado a trámite legislativo que establecerá un subsidio a favor de la tarifa escolar pudiera contribuir a aliviar esta situación, lo mismo que otras iniciativas que ha promovido como reducir la carga tributaria de los taxis colectivos y facilitar la conversión a gas de estos vehículos, pero, sin duda, se requiere una mirada más amplia sobre el asunto.

 El parlamentario informó que en los próximos días se reunirá con el Ministro de Transportes, René Cortázar, a quien insistirá en la necesidad de enfrentar, a la brevedad, tanto el tema puntual del pase escolar, como definiciones generales acerca del transporte público en Magallanes, con el objeto de que los habitantes dispongan de locomoción de calidad y oportuna.  

NUESTRO COMENTARIO

El transporte colectivo en la ciudad de Punta Arenas se ha convertido hace varios años en un problema, y siendo inicialmente un problema técnico se ha convertido en un problema político.

Tuvieron que salir los estudiantes secundarios y universitarios de Punta Arenas a las calles -y seguramente van a seguir saliendo mientras no haya soluciones claras y definitivas- para que las autoridades de gobierno se percaten que la ciudad tiene un problema pendiente.  Mientras el Alcalde de la Municipalidad Juan Morano y el presidente del gremio de colectiveros TACOPA intentaban llegar a un acuerdo, bajo los auspicios de la Intendencia Regional, acuerdo que se alcanzó para congelar la tarifa escolar en $ 300 hasta diciembre, nos parece lamentable la falta de iniciativa y de protagonismo eficaz por parte de la Secretaría Regional Ministerial de Transporte, el organismo político técnico que debería proponer soluciones y medidas sobre un tema capital para el transporte urbano de esta ciudad.

Lo que piden los estudiantes es algo más de fondo: es una tarifa escolar rebajada que se corresponda con un servicio de transporte colectivo mayor (buses en otras palabras) que disponga de medios suficientes y de calidad.

Lo que plantea el Senador Muñoz es también algo de fondo y toca precisamente al rol que debiera corresponderle a la Secretaría de Transporte: definir y proponer una política integral de transporte colectivo para las ciudades de la región que, respondiendo a las particularidades de cada comuna, satisfaga todas las necesidades de espacios urbanos cada vez más extensos, complejos y diversificados.

¿Alguien ha observado la mala calidad del transporte colectivo de que disponen los habitantes del sector de Rio Seco y Barranco Amarillo, nada más que por dar un ejemplo?

En nuestra opinión, el Alcalde Juan Morano acierta en mediar entre los estudiantes y los colectiveros, pero sin duda alguna, una solución que pudiera estudiarse en el mediano plazo, es lograr que cada liceo municipal, por no decir, todos los establecimientos municipales de la comuna, cuenten con buses propios o licitados, con una tarjeta de transporte municipal a tarifas subvencionadas para todos sus estudiantes y con una red de recorridos flexibles que permitan llevar a los estudiantes desde sus domicilios a sus colegios y liceos.

En una ciudad donde la mayoría de los estudiantes básicos y medios pertenecen a  establecimientos municipales, probablemente la solución viene por el lado de ir constituyendo una flota de buses municipales gestionada por actores privados (ya que la ley impide todavía disponer de buses de propiedad municipal) que operen a tarifas bajas y subvencionadas.

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Cómo no parecerse a sí misma, sin dejar de ser la misma

Al igual que en la comuna de Santiago, donde después de Alcaíno parece no haber candidato real para la Alianza por Chile, en la comuna de Punta Arenas, como en tantos escenarios municipales para octubre próximo, hoy pareciera que el segundo apellido de la derecha es ser “independiente”, adjetivo venido a menos debajo de cuya superficie apolítica, se esconde cualquier discurso reaccionario o conservador.

Así como en la comuna de Santiago, a la derecha no le hace ningún asco disfrazarse de independiente, apoyando eventualmente al lider ex concertacionista  y ex PPD Jorge Schaulsohn (como nos lo revela hoy el izquierdista periódico El Mercurio de Santiago), con tal de conservar a todo precio el sillón de la Municipalidad de la capital de Chile, del mismo modo en la comuna de Punta Arenas, donde la pobreza de candidatos propios para la Alcaldía aqueja a la Alianza dramáticamente, tampoco sabrían por dónde encontrar si no apareciera alguien capaz de salir al ruedo con el adjetivo de independiente.

Hablemos del arte del disfraz, hablemos del arte de darle a las palabras un significado que se contrapone con la realidad. 

Algunos siúticos del mundo de la derecha política, se hacen llamar “la centro-derecha” para tratar de borrar la mancha -¿poco presentable?- de denominarse “de derecha”.  Otros, más exquisitos con el lenguaje alambicado, se niegan a hablar de las clases poderosas -siempre ellas tan desvalidas en materia de alguien que los defienda- y esconden sus argumentos bajo la retórica “de las clases medias”, una cazuela surtida donde entra cualquier ingrediente.  No han faltado incluso los más aventurados en el juego de las palabras, que han anunciado el fin de la derecha y de la izquierda, como si matando el chincol, se moriría el árbol donde estaba posado.

Hoy en día, para la derecha, la mejor manera de disfrazarse, la mejor manera de no parecerse a sí misma, sin dejar de ser la misma, es autodenominarse independiente y posar de “apolíticos”.  ¿Falta de líderes, carencia de liderazgos políticos suficientes en la región?  La respuesta no está solamente en el futuro.

TALLER DE ANALISIS DE COYUNTURA´

Manuel Luis Rodríguez U., Cientista Político

Las estrategias de desarrollo regional como estrategias inteligentes de participación ciudadana

El próximo año 2009 concluirá la vigencia de la Estrategia de Desarrollo Regional de Magallanes, elaborada durante la administración de la Intendenta Nelda Panicucci. 

Hoy, a casi diez años de aquel ejercicio político-técnico, nada sabe la ciudadanía respecto de la elaboración de la estrategia de desarrollo que servirá como marco referencial del desarrollo de Magallanes para el decenio siguiente.

¿Qué estamos esperando?

Es necesario reconocer que las Estrategias de Desarrollo Regional son el marco normativo al cual deben adecuarse los Planes de Desarrollo Comunal, y mientras varias comunas de la región de Magallanes están trabajando exitosamente en renovar sus PLADECOS, nada vemos como acción concreta desde el Gobierno Regional para impulsar su renovación.

Todavía permanece en la memoria de los magallánicos la interesante experiencia participativa realizada durante la administración del Intendente Ricardo Salles y que concluyó con el llamado “Proyecto Región”, una estrategia de desarrollo regional que aún hoy en día es consultada por expertos y especialistas a la hora de conocer los lineamientos y orientaciones del desarrollo de Magallanes.  ¿Porqué no podría repetirse aquella experiencia de consulta ciudadana participativa y con consistencia operativa, como primer paso antes del diseño técnico-profesional de la estrategia regional?

Si deseamos aprender y aprender positivamente de las experiencias positivas, el proceso de consulta y elaboración del Proyecto Región nos puede servir como modelo o como matriz de procedimientos, abriendo un proceso de consulta política, social, económica y técnica que incorpore e integre a la diversidad ciudadana de nuestra región, y que de dicho proceso consultivo y participativo resulte una Estrategia de Desarrollo Regional (EDR).

Por cierto que una EDR no es un documento fijo ni definitivo, ni tampoco puede ser considerada como “las tablas de la ley” en materia de desarrollo de una región, pero su valor referencial e indicativo debiera quedar estatuido en la propia Ley de Gobierno y Administración Regional de manera que el Consejo Regional y sus equipos técnicos de apoyo, así como las Secretarías Regionales Ministeriales intervengan y tengan capacidad resolutiva en esta materia.

Los pasos metodológicos para la elaboración de nuestra futura EDR podrían pasar por a lo menos tres momentos sucesivos, a saber:

1º  un primer momento político-institucional de diseño y elaboración de los términos de referencia de la estrategia de desarrollo regional;

2º un segundo momento de consulta y participación ciudadana para recoger iniciativas, percepciones, prioridades y proyectos sugeridos por los distintos actores de la sociedad civil regional, generando una transversalidad temática y territorial; y

3º un tercer momento de síntesis político-técnica y de resolución institucional de la Estrategia, a nivel del Consejo Regional. 

Las autoridades regionales tienen hoy una gran tarea participativa pendiente: diseñar e implementar la convocatoria a un gran proceso de consulta y elaboración de la próxima Estrategia de Desarrollo Regional para el Magallanes que queremos para el decenio 2010-2020. 

Manuel Luis Rodríguez U. Cientista Político