El Informe Valech: verdades y responsabilidades

El 28 de noviembre pasado, el Presidente de la República ha recibido el Informe de la Comisión Valech sobre Prisión Política y Tortura y este se ha hecho público.

Junto al Informe Rettig publicado durante el gobierno de Patricio Aylwin, el Informe Valech es el reconocimiento explícito del Estado de Chile de la comisión de graves delitos por violaciones a los DDHH perpetrados por integrantes de las FFAA.

Decenas de miles de chilenas y chilenos fueron entrevistados para recoger testimonios.

Muchos chilenos y chilenas no alcanzaron a testimoniar y otros, por temor o desconocimiento no dieron a conocer su drama.

¿Quiénes fueron responsables de estas violaciones a los DDHH en Chile?

Aquí hay autores, encubridores, testigos, hay cómplices pasivos y activos, cuyos nombres y funciones son sobradamente sabidos y conocidos por la ciudadanía.  Principalmente esos autores actuaron bajo ordenes militares, obedeciendo y cumpliendo instrucciones precisas de sus mandos militares.

El orden jerárquico castrense se cumplió siempre rigurosamente en el Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea, Investigaciones y Carabineros.

El general ordenó al coronel, el coronel ordenó al capitán, el capitán ordenó al teniente, el teniente ordenó al sargento, el sargento ordenó al cabo, el cabo ordenó al soldado y el soldado ejecutó.

No se trata en consecuencia de “responsabilidades individuales”, de acciones desmedidas o fuera de control, de excesos ocasionales.  Por el contrario, fueron acciones ordenadas, organizadas y ejecutadas al interior de la cadena de mando de instituciones militares jerarquizadas y verticales que, además, se encontraban beneficiadas para actuar impunemente bajo el estatuto jurídico del “estado de guerra”, “estado de sitio” o “estado de emergencia”.

Por lo tanto, fuerza es de constatar que la responsabilidad por todas estas violaciones a los DDHH en Chile, entre 1973 y 1990 es institucional, es responsabilidad de cada una de las instituciones de las FFAA que participaron ordenada y organizadamente en el golpe militar y en el ejercicio del poder en dictadura.

Aquí no hubo “excesos aislados”: por el chubo una acción institucional organizada y sistemática para tomarse el poder del Estado, controlar todo el país, y para vigilar, reprimir y asesinar a la dirigencia social y política de izquierda, a los partidos y movimientos de izquierda.   Un vasto golpe de Estado (similar al perpetrado en Brasil, Argentina y en Turquía) inspirado en la misma ideología política estadounidense de la “seguridad nacional” a fin de destruir el proyecto de la Unidad Popular y destruir el Estado republicano y democrático e instalar una dictadura militar respaldada por un sector político y empresarial civil de derecha y ultraderecha.

El Informe Valech es una valiosa y pedagógica “caja de Pandora” de la historia reciente de Chile.

Recomiendo su lectura.

Manuel Luis Rodríguez U.

Punta Arenas, 30 noviembre, 2004.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s