CoyunturaPolítica

Agenda propia para un análisis crítico


Deja un comentario

Ciudadanía, democracia y régimen político en la nueva Constitución: contribuciones para el debate ciudadano

Este documento contiene un conjunto de proposiciones para reflexionar y debatir acerca de algunos aspectos centrales de la futura Constitución Política, una carta fundamental democrática.

Este ensayo contiene un conjunto de propuestas para una nueva Constitución, desde el punto de vista de la organización institucional del régimen político y del Estado.

Uno de los principios articuladores de esta propuesta es la idea que el poder debe ser atribuido  a la ciudadanía, a las regiones.

Aquí sustentamos la noción que el poder político en la nueva Constitución debe estar basado en el principio de la soberanía popular ejercida por la ciudadanía y por las instituciones que fija la carta fundamental.

En síntesis, se propone la configuración constitucional de una república democrática representativa reforzada y legitimada por la ciudadanía mediante un conjunto de instituciones de la democracia participativa y plebiscitaria, mediante un régimen político parlamentario.

Lea y descargue el documento:

CIUDADANÍA DEMOCRACIA REGIMEN POLITICO NUEVA CONSTITUCION 2015


Deja un comentario

Declaracion del sector progresista de la Democracia Cristiana de cara a las elecciones internas

CREEMOS EN UNA DEMOCRACIA CRISTIANA PROGRESISTA Y COMUNITARIA PARA HACER LOS CAMBIOS QUE CHILE NECESITA DESDE LA NUEVA MAYORIA Y DE NUESTRA VISION COMUNITARIA. PORQUE CONFIAMOS QUE ESA SERA LA TAREA DE LA MESA QUE PRESIDIRA JORGE PIZARRO ES QUE ESTAMOS AHÍ CON SOLEDAD LUCERO COMO VICEPRESIDENTA, CON TODO NUESTRO APOYO.

SANTIAGO, MARZO DE 2015.

 

 

UNA DEMOCRACIA CRISTIANA PARA LIDERAR, IMPULSAR Y PROYECTAR HACIA EL FUTURO LOS CAMBIOS QUE EL PUEBLO CHILENO DEMANDA

 

POR UNA NUEVA CONDUCCION POLITICA DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA

La Democracia Cristiana nace a la vida política nacional para transformar y reemplazar las estructuras injustas que vulneran los derechos y el desarrollo de todos los habitantes de Chile. Por ello, en esta nueva etapa de transformaciones en el país, la democracia cristiana debe estar a la vanguardia de este proceso,  pues concebimos a la educación, la salud, el trabajo, la vivienda y el acceso a la justicia, como derechos fundamentales que el Estado Social Constitucional de Derecho debe garantizar a todos y todas las personas que residen y forman parte integrante del país.

Como demócratas-cristianos, inspirados y haciendo historia los acuerdos del V Congreso del PDC, debemos luchar junto a las organizaciones sociales y otras fuerzas democráticas en la construcción de un nuevo régimen político que implica necesariamente una Nueva Constitución Política para Chile, más democrática, representativa e inclusiva, que identifique a todos/todas y surja de en un proceso participativo y popular.

La democracia cristiana impulsará una profunda transformación de las condiciones de desarrollo y crecimiento del país, dando protagonismo efectivo a las regiones y las comunas impulsando el trabajo comunitario y participativo. En ese mismo sentido, la DC debe liderar la transformación del sistema de relaciones laborales que promueva y garantice efectivamente, a todos los/as trabajadores/as, el ejercicio pleno de los principios y derechos fundamentales del trabajo. Asimismo, liderará la transformación del actual sistema de seguridad social, con la finalidad de garantizar no sólo su eficiencia, sino de recuperar su carácter solidario

Debemos impulsar un autentico proceso de participación popular y social, profundizando las actuales normativas,  pero siendo fieles a nuestra vocación comunitaria y participativa, otorgando potestad al pueblo en los procesos de toma de decisiones en programas comunales, regionales de desarrollo.

Debemos impulsar un cambio en el modo de observar y desarrollar la vida de nuestra comunidad,  poniendo a los derechos humanos en el centro de nuestra opción política promoviendo el personalismo y el comunitarismo. La persona humana y la comunidad organizada es la identidad del pueblo demócrata cristiano.

Deberemos promover una nueva gobernanza de los asuntos políticos y sociales en Chile, con una coherencia en la gestión del estado y del gobierno, con mecanismos de participación y transparencia, con injerencia de la ciudadanía en las decisiones relevantes mediante plebiscitos informados y obligatorios y se impulsará el voto obligatorio como modalidad de ampliación de la democracia participativa y social.

La envergadura de la tarea comprometida con el país, tras­ciende la duración del actual Gobierno y por consiguiente, la continuidad del ideario depende de nuestra capacidad para asegurar la unidad política y social de nuestra mayoría electoral. Para esto precisamos un partido fuerte y en permanente diálogo hacia dentro y hacia fuera con nues­tras fuentes y con los humanismos laicos y socialdemócratas, con nuestra propia diversidad y con las diversidades ajenas, y con los distintos tipos de grupos sociales y de familia. Necesitamos recuperar la jerarquía de los órganos de conducción partidaria como instituciones de derecho de nuestra democracia representativa. Necesita­mos, en suma, re-organizar, re-institucionalizar y re-so­lidarizar la comunidad de personas libres e iguales a la que aspira a ser la Democracia Cristiana del Siglo XXI.

 

LA DEMOCRACIA CRISTIANA EN LA HORA PRESENTE

Durante el último tiempo, la oposición de derecha ha querido hacer creer al país que hoy hay un empate de fuerzas y que el Gobierno ha perdido la mayoría soberana lograda en él 2013. Esa falsa percepción de la gente, tiene origen en un peligroso conflicto sociocultural que hay que resolver “si o si”. Al efecto, para configurar esta falsa imagen de un “poder empatado”, se echa mano de informaciones adulteradas, anuncios de crisis económica, campañas de desprestigio de la política y de los políticos, finalmente ahora se proclama un  “desfonde moral” generalizado. Chile no es un país corrupto pero hay vacíos institucionales que corregir a tiempo y que se arrastran a partir del “modelo” generado en dictadura.

Es indudable que el proceso de reformas impulsado por el Gobierno le ha generado cos­tos reales de opinión por las caídas circunstanciales en la adhesión y la popularidad. El hecho es que las dificultades son actuales, pero los beneficios de los cambios estructurales son de mediano y largo plazo. Las causas del declive, al parecer  radican en problemas de diseño estratégico, ha habido escasa capacidad de movilización política de los activos favorables a las iniciativas. El descontento de la opinión pública suma entonces distorsionadamente a quienes no quieren las reformas y a quienes han visto frustradas sus expectativas del programa de gobierno coyunturalmente.

Si el dilema de Chile es emprender las profundas transformaciones que su pueblo reclama para responder a los anhelos de justicia e igual­dad, hay que concretarlas a pesar de la oposición de  minorías rígidas. Hay que sobrepasar los escollos con soluciones eficientes y no con amenazas inciertas de crisis económica, política, social, moral e institucional.

La Demo­cracia Cristiana debe desempeñar un papel activo en la conducción de estos cambios “de segunda fase” como parte de la Nueva Mayoría, asumiendo el desafío de fortalecerla y consolidarla porque es la principal y segura garantía, para el progreso de los derechos y de la dignidad de los chilenos. La actuación de la DC debe traducirse en una conducción política resuelta, que coordine la acción del Gobierno, la Nueva Mayoría y las organizaciones sociales. Una ca­pacidad que debe hacerse sentir en la generación de ideas y propuestas de políticas públicas aceptadas y concordadas con la ciuda­danía.

Con esta nueva estampa pretendemos reconquistar la mayoría de la gente de las capas medias y sectores populares, articulando las fuerzas plurales hacia la justicia, la mayor paz social en equidad, el desarrollo integral y sustentable y la profundización democrática en una sociedad más humana y comunitaria.

Por eso, queremos construir un partido inclusivo, participativo y transparente y en ese sentido, nuestros desafíos están en lo institucional, la formación y la convivencia interna del PDC

 

EL DESARROLLO LA INSTITUCIONALIDAD DEL PDC

  1. En el año 2015 priorizaremos la organización y desarrollo del VI Congreso Ideológico de carácter participativo, inclusivo y con amplia participación social y regional.
  2. La Mesa Nacional del PDC actuará como organismo ejecutivo de las orientaciones fijadas por el Congre­so, la Junta Nacional y el Consejo Nacional del partido.
  3. El Consejo Nacional, será organizado en comités de áreas de tra­bajo, a los que contribuirán como instancias consultivas, las comisiones técnicas y los consejos nacionales de los frentes y departamentos del partido.
  4. Se organizarán las Comisiones Internacional, de Re­laciones Laborales, Económica y Social, Constitucional, Educación y de Derechos Fundamentales.
  5. La acción de los frentes y departamentos, especial­mente los orientados a los jóvenes, las mujeres, los pro­fesionales, los trabajadores y el mundo popular, serán apoyadas con todos los medios necesarios para conseguir la reinserción del partido en las organizaciones y movimientos de la so­ciedad civil.
  6. El Consejo Nacional, formulará políticas públicas y programas de desarrollo que contribuyan al quehacer de la Democracia Cristiana en el Gobierno, el Parlamento, los Gobiernos Regionales y los Municipios.
  7. Apoyaremos a las instancias internas que reúnen a alcaldes, concejales, consejeros regionales e intendentes para la elaboración del Plan Estratégico de Gobiernos Regionales y Lo­cales de la Democracia Cristiana.
  8. Reorganizaremos la estructura del partido de acuer­do al nuevo sistema de elección de parlamentarios, inten­dentes y consejeros regionales y también según las nuevas formas de organización que adquiere nuestra sociedad.
  9. Impulsaremos y desarrollaremos un registro nacional de militantes del partido.
  10. Crearemos el Catastro de Organizaciones Sociales y de militantes presentes en las distintas organizaciones.
  11. Más Transparencia: En el contexto actual de desconfianza que la ciudadanía tiene de la clase política, es importante que el partido elabore estándares de transparencia activa y pasiva que permitan  abrir el partido a sus militantes y a la gente

 

LA FORMACIÓN DE LA DECISIÓN Y ACCIÓN POLÍTICA DE LA DC

  1. Crearemos la Corporación Editorial del Partido que recupere su antigua tradición de elaboración teórica, fo­mente el diálogo humanista cristiano y difunda las ideas de la democracia cristiana.
  2. Crearemos el Fondo de Financiamiento a la Investi­gación y Difusión de la memoria del Partido Demócrata Cristiano.
  3. Crearemos el Consejo para la Formación Política y Doctrinaria del PDC y emprenderemos un amplio, activo y permanente programa de formación política y doctrinaria para toda la mili­tancia.
  4. Instituiremos Consejos de Ética en todas las regiones.

LA CONVIVENCIA FRATERNA EN LA DC

 

  1. Realizaremos una acción de diálogo interreligioso y colaboración entre los diversos credos y religiones existentes en Chile, para buscar una base ética para la convivencia cívica.
  2. Convocaremos a un Gran Congreso Nacional de Educa­ción y Cultura que como expresión de la diversidad y el pluralismo de nuestro partido, permita construir una visión y un proyecto común.
  3. Llevaremos a cabo procedimientos de consulta di­recta a la militancia, sobre materias relacionadas con la organización interna, así como con la participación del partido en la vida política nacional.
  4. Instituiremos la Fiesta de la Fraternidad Democra­tacristiana, fecha de encuentro de todo el partido con sus tradiciones, sus líderes, sus testimonios, y sus grandes obras de transformaciones del país.
SOLEDAD LUCERO

HÉCTOR GARATE WAMPARO ALEJANDRA MIRANDA OLIVOS

HÉCTOR BARRÍA ANGULO

CARLOS DÍAZ AVENDAÑO

JOSÉ SOTO SANDOVAL

RAMÓN MALLEA ARAUS

MARIO ACUÑA PRAMBS

JUAN MIGUEL JARA

RAÚL COLLADO CONTRERAS

RENÉ ROJAS R.

PAULA ACEVEDO CORIA

ENRIQUE FELL ORELLANA

MARCELA ESPINOZA AHUMADA

JULIO CÁRCAMO GOMEZ

MARIANELA HUENCHOR H.

NESTOR SANTANDER MORENO LUIS “TATAN” MORENO ROJAS

VÍCTOR TORRES JELDRES

JORGE CONSALES CARVAJAL

HERNÁN DÍAZ ORTEGA

WALDO CRISOSTOMO MONROY

SILVIA SOTO OVIES

FREDDY CAMPUSANO CERDA

DIEGO CALDERÓN

IGNACIO BALBONTIN

PEDRO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ

JUAN MANUEL SEPÚLVEDA M. MIGUEL SÁNCHEZ

RICARDO QUIROZ

JULIO MANQUES MALDONADO

VÍCTOR HERMOSILLA ARÉVALO

JORGE GRANDÓN G.

SORAYA OGAZ

JOSE MIGUEL SERRANO

MARIANO RUIZ ESQUIDE JARA

RICARDO HALABI CAFFENA

RAÚL DONCKASTER F.

ABDÓN ANAÍS ROJAS

CLAUDIO ACUÑA LEBLANC

PILAR MALLEA ARAUS

JOSÉ PATRICIO HUEPE G.

ALEJANDRO E. GONZALEZ

ROBERTO MORENO ARANEDA

VALERIA MARTÍ

ADRIANA LEDEZMA LEDEZMA

ROBERTO RAMOS GONZÁLEZ

ENRIQUE OJEDA

PATRICIO MANCILLA VELÁSQUEZ

VÍCTOR SÁEZ HENRÍQUEZ

GABRIEL POZO

SANTIAGO TRUJILLO


Deja un comentario

Discurso del Ministro Rodrigo Peñailillo en la inauguración del Pleno del Comité Central del Partido Comunista

Hace un año y diez días la Nueva Mayoría encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet asumió el gobierno y la conducción del país. Un año y diez días, donde el Partido Comunista de Chile se ha sumado con ideas, trabajo y compromiso a las tareas de gobierno.

Por ello, permítanme hacer un especial reconocimiento a los militantes del Partido Comunista y de las Juventudes Comunistas, en particular, a la Ministra Claudia Pascual, al Subsecretario Marcos Barraza, a quienes se han incorporado a distintas tareas de la administración del Estado,  los diputados y diputadas del Partido Comunista, y por cierto a los dirigentes sociales del Partido.

Su programa, su aporte, su lealtad con el programa y el aporte al gobierno de Michelle Bachelet, ha sido un soporte clave para llevar adelante la agenda de transformaciones estructurales que comprometidos ante la ciudadanía.

Quiero solamente destacar dos grandes avances del último tiempo en lo que trabajamos muy unidos. El fin al lucro en la educación y el fin al binominal. Son reformas fundamentales. El cambio de un modelo educativo que no daba más y de un modelo político electoral excluyente.

Sabemos que estamos en un momento importante para el país. Se trata de una situación que estamos enfrentando con absoluta decisión y unidad. Y vamos a avanzar hacia una legislación de hierro que separa de manera clara y nítida la política de los negocios. Tenemos un camino frente a este tema y sabemos que contamos y contaremos con el apoyo del Partido Comunista.

En primer lugar, apoyar y aportar al Consejo Asesor Presidencial nombrado por la Presidenta y la Nueva Mayoría, incluido el Partido Comunista, que ya están trabajando en propuestas que harán llegar a dicho Consejo.

Segundo, dejar que las instituciones hagan su tarea, sin interferencias.

Y tercero, auto exigirnos a todos mayores estándares, actuar con transparencia y ética en todo lo que hacemos.

Quiero señalarlo claramente. El rumbo estratégico del gobierno no se detiene y seguirá adelante.

Es un imperativo para el país, es un imperativo de país, para avanzar en la superación de la desigualdad. Tenemos un compromiso con Chile, tenemos una agenda de cambios para construir un país más inclusivo, más equitativo y más democrático.

En esa tarea, el aporte del Partido Comunista y la unidad de la Nueva Mayoría son fundamentales.

Este año, debemos seguir avanzando en la reforma educacional. Ayer estuvimos reunidos en Cerro Castillo y el mensaje de la Presidenta ha sido uno solo: la reforma no detiene su marcha. Y además, con los proyectos ya en trámite, este año avanzaremos en todos los temas de carrera docente, robustecimiento de la educación pública, y la gratuidad de la educación superior, asumiendo la educación como un derecho social.

Tenemos una potente agenda laboral en debate. Iniciativa clave para avanzar en la modernización de las relaciones laborales.

Ustedes bien saben que según la encuesta Casen del 2013, en nuestro país el sector más rico concentra el 51% de los ingresos autónomos y el sector más pobre, sólo el 4.4%. Y para mejorar la distribución del ingreso necesitamos mejorar las condiciones de vida de las trabajadoras y los trabajadores. Lo que incluye fortalecer los derechos colectivos de trabajo.

Y, por cierto, tenemos que seguir promoviendo el crecimiento y el desarrollo del país. Y eso implica inversiones, estabilidad y aprovechar la capacidad y talentos de las regiones.

Por lo tanto, quiero insistir en algo que ya he señalado. Sabemos de las dificultades, pero el gobierno tiene una mirada optimista respecto al futuro de Chile. Y tenemos un camino trazado para avanzar en los cambios que nos permitan superar la brecha de la desigualdad.

Es deber de todos fortalecer la unidad política y moral de la Nueva Mayoría y trabajar por su proyección para continuar avanzando en un Chile inclusivo, moderno y solidario.

Este Pleno que están realizando, es muy importante. Y lo que aquí acuerden, así como el resultado del próximo 25 Congreso del Partido Comunista de Chile, serán claves para seguir avanzando por este camino.

Amigas y amigos. Compañeras y compañeros.

No voy a terminar mis palabras sin antes sumarme al homenaje que ustedes realizarán mañana a quien fuera una gran mujer y gran luchadora. El ejemplo de consecuencia de Gladys Marín es y debe ser fuente de inspiración no solo para los comunistas de Chile. Sino inspiración para todos quienes aspiramos a una sociedad más equitativa, más inclusiva y más democrática.

Me enorgullezco de alguna manera de haber sido parte de uno de los grandes sueños de Gladys Marín como era terminar con el sistema binominal.

Compañeras y compañeros, muchas gracias y mucho éxito en este Pleno.

Palabras del presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, de agradecimiento por la presencia del Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, en el Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Chile:

Agradecidos por la presencia del Ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, y expresar nuestro agradecimiento por el saludo que envío ayer la Presidenta Michelle Bachelet, que fue extraordinariamente bien acogido por nuestro Pleno.

Nosotros estamos al lado de la Presidenta en estos momentos difícil, y queremos relevar y decir que nos da mucha confianza el hecho de que a pesar de eso, ella haya puesto por sobre todo, la necesidad de seguir avanzando en el cumplimiento de las reformas que nos hemos propuesto.

Reconocer en la persona del Ministro del Interior, que ha sido un sostenedor incansable de esta decisión presidencial y que tiene todo nuestro respaldo político.

Este Pleno se ha desarrollado normalmente, y de los acuerdos gruesos que se empiezan a vislumbrar, está el hecho de que estamos todos de acuerdo en que hay que impulsar las reformas.

Nos vamos a comprometer a ello y lo vamos a hacer desde todos los lugares donde estamos. Desde el mundo social, desde el mundo político, desde la institucionalidad parlamentaria, vamos a hacer un esfuerzo supremo por contribuir a impulsar el programa de gobierno.

Quiero decir claramente, que existe toda esta situación que afecta a la institucionalidad, que pudiera impedir el desarrollo de las reformas, nosotros nos disponemos desde ya a defender el programa y sus reformas, y si es necesario, lo haremos como sabemos hacerlo, en la calle.

Nuestro Pleno piensa, y creo que es transversal en la Nueva Mayoría, que es necesario que sigamos adelante como Nueva Mayoría, ya sea como acuerdo político, como conglomerado, con el nombre que se le quiera dar.

Estamos en condiciones de pensar, con mucho optimismo, de tener un nuevo periodo presidencial  para consolidar lo que hemos hecho y además avanzar en nuevas reformas democráticas y de cambios y justicia social.

En ese empeño estamos creando las condiciones para nuestro Congreso Nacional en octubre, que seguramente va a ratificar este camino, y lo vamos a hacer con todo nuestro empeño, porque Chile se merece después de tantos años, que sigamos adelante porque hay muchas cosas que están pendientes, que sabemos que no se pueden hacer todas en este gobierno.

Vamos a terminar este Pleno con un homenaje a una gran mujer luchadora, Gladys Marín, que es un ejemplo digno de tener en cuenta en estos tiempos, porque ella luchó denodadamente por estos cambios. Fue leal con el pueblo de Chile, fue éticamente un ejemplo y nos sentimos, como Partido Comunista, muy comprometidos con esa figura.

Agradecemos la presencia en este Pleno, del Ministro del Interior. Muchas gracias.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.257 seguidores