CoyunturaPolítica

al sur de la realidad


Deja un comentario

Contratos de ENAP – Escribe Dalivor Eterovic

A raíz  de un correo electrónico que da cuenta de una suerte de campaña del terror, emitido por un empresario local de la construcción y que va  direccionado  principalmente a empresarios de la región y que informan de una supuesta grave situación interna de  Venezuela, de modo poco creíble, pero que además hace un llamado a estar atentos y a difundir esta información.

Por una parte llama la atención que un empresario regional critique a un país que tiene una constitución democrática, producto de una asamblea constituyente, que ha recuperado sus recursos naturales, que en los últimos años ha entregado más de 600 mil viviendas sociales, entre otros beneficios sociales, pero también cabe preguntarse cuál es la motivación que hoy puede tener alguien para relacionar situaciones de la política interna de otros países con nuestra realidad regional o nacional.

Solo puedo entender que lo que se busca es cuestionar la relación que existe hoy entre el Gobierno Venezolano y ENAP, por la vía de contratos de arrendamiento de equipos de perforación, ya que hasta donde sé, es la única relación que la región tiene con Venezuela.

Creo que mezclar estas situaciones y difundirlas profusamente no tienen asidero alguno, como no sea la intención de generar conmoción para obtener beneficios personales o inconvenientes al gobierno.

Sin embargo sigue siendo cuestionable el tratamiento que ENAP ha dado a empresarios locales y es un tema que no ha sido resuelto aún.

También llama la atención que si se busca en la prensa nacional e internacional, se pueden encontrar antecedentes tales como.

En febrero de 2013 la prensa informa que ENAP arrienda equipos a la Empresa Italiana PETREX para perforar pozos de hasta 6000 metros.

En la misma fecha es posible ver en la prensa internacional que la empresa italiana ENI, propietaria de PETREX es investigada en Italia por pagos de comisiones por 200 millones de Euros, para obtener contratos petroleros en Argelia.

Además consta en la prensa que PETREX S.A no respeta los derechos de los trabajadores en Perú, esto desde 2010. País en el que ha aumentado significativamente su participación en la industria del petróleo.

Entonces tal como ENAP cuestiona a empresarios locales o hay empresarios de la región que teniendo contratos con ENAP, pretenden levantar campañas del terror por la presencia Venezolana en ENAP, seria plausible que los parlamentarios de la región, en uso de sus facultades fiscalizadoras, revisaran todos los contratos que la empresa mantiene y  en particular, la conveniencia de mantener esta relación contractual con la cuestionada internacionalmente empresa Italiana Petrex.

Además de tener la mirada de rigor respecto del contrato GASCO-ENAP y las condiciones en las que está trabajando hoy Methanex. Esto último en resguardo del gas de Magallanes.

DALIVOR ETEROVIC DIAZ CONSEJERO REGIONAL POR MAGALLANES DEL PARTIDO COMUNISTA DE CHILE.


Deja un comentario

Discurso del Canciller de Cuba Bruno Rodríguez en la Asamblea General de Naciones Unidas

Señor Presidente:

Señor Secretario General:

Excelentísimos Señores Jefes de Estado y Gobierno:

Excelencias:

Distinguidas delegadas y delegados:

Vivimos en un mundo globalizado que avanza hacia la multipolaridad en una época marcada por la amenaza a la supervivencia de la especie humana.

El gobierno de los Estados Unidos y la OTAN no podrán revertir esa tendencia mediante un nuevo reparto del mundo por la fuerza de las armas, pero hay un serio riesgo de que, intentándolo, lo hagan ingobernable.

Los enormes arsenales nucleares y convencionales acumulados, el gasto militar anual impuesto de un billón, 750 mil millones de dólares, y el incremento al 2% del PIB de los presupuestos bélicos reclamado a todos los países de la OTAN, no servirán para enfrentar ni resolver los problemas de la pobreza, el hambre, las epidemias, las oleadas migratorias ni para conjurar las crisis de la economía global, ambiental, alimentaria, energética, hídrica.

Como ya se ha demostrado, donde apliquen la llamada “Guerra No Convencional”, descrita en la Circular de Entrenamiento 18-01 de las Fuerzas de Operaciones Especiales, y las novedades de la Revisión Cuadrienal de la Estrategia de Defensa de Estados Unidos, ambas de 2010, se impondrá el caos, mediante la desestabilización o destrucción de los Estados; la proliferación de grupos violentos y extremistas; el desgarramiento de las naciones, las culturas y las religiones, de lo cual surgirán graves peligros para la paz y la seguridad regional e internacional.

Es necesario rechazar la militarización del ciberespacio, la intervención ilegal y encubierta de los sistemas informáticos de unos países para utilizarlos en actos agresivos contra terceros, con el fin de alentar conflictos; así como el espionaje global a gobiernos y sociedades enteras.

La aplicación extraterritorial de las leyes de los Estados Unidos, en detrimento de otras naciones soberanas, es cada día más agresiva, y prolifera el empleo de sanciones unilaterales, en especial financieras, como instrumento de política exterior. La utilización de sus Cortes de Justicia para imponer multas multimillonarias, incluso a sus aliados, mediante fallos violatorios del Derecho Internacional, se ha convertido en instrumento de castigo, de amenaza y de obtención espuria de recursos financieros.

Si los gobiernos declinaran la defensa de su soberanía y la aplicación de sus propias leyes en protección de las normas del sistema financiero internacional, de los legítimos intereses nacionales y los de sus compañías y ciudadanos, estarían creando condiciones para el incremento de esas prácticas que ponen en peligro la independencia de todos los Estados y el imperio del Derecho Internacional.

Los emporios mediáticos, cada vez más vinculados con los objetivos hegemónicos de las potencias occidentales, prosiguen sus campañas de desinformación, manipulan los hechos de manera desvergonzada y cínica, y crean matrices de opinión pública que favorecen la agresión.

Es necesario otro orden internacional, sin lugar para la filosofía de la guerra y del saqueo de recursos naturales.

La intervención extranjera en Siria debe cesar. No es posible que potencias occidentales alienten, financien y armen grupos terroristas para lanzarlos contra un Estado mientras intentan combatir sus crímenes en otro, como ahora ocurre en Iraq.

El gobierno de los Estados Unidos quebranta el Derecho Internacional cuando lanza, al margen de la Organización de las Naciones Unidas, bombardeos unilaterales, sin respetar fronteras ni Estados soberanos, aunque las disimule con dudosas coaliciones.

El intento de desplegar la OTAN hasta las fronteras de Rusia tendrá graves consecuencias para la paz y la seguridad internacionales y para la estabilidad de Europa. Las sanciones contra Rusia son inmorales e injustas.

El despliegue estratégico norteamericano en Asia-Pacífico creará peligros para la soberanía de todas las naciones del área.

Los crímenes de Israel contra el pueblo palestino, más recientemente en la Franja de Gaza, no deben quedar impunes al amparo del veto en el Consejo de Seguridad. Palestina debe ser ya un Estado miembro de las Naciones Unidas, que ha de ser establecido dentro de las fronteras de 1967 y con capital en Jerusalem Oriental.

La Asamblea General ha de ejercer las prerrogativas que le concede la Carta, en la peligrosa e inestable situación internacional actual, llena de amenazas y desafíos. El Consejo de Seguridad debiera ser reconstruido sobre bases de democracia, transparencia, justa representatividad de los discriminados países del Sur como Miembros Permanentes y No Permanentes, credibilidad, estricto respeto a la Carta de Naciones Unidas; sin dobles raseros, procedimientos oscuros ni anacrónico veto. La Organización de Naciones Unidas requiere profunda reforma y la defensa de sus principios. El Secretario General debe ser defensor y garante de la paz y la seguridad internacionales.

Señor Presidente:

Los 1 200 millones de personas que viven en la pobreza extrema, los 842 millones que sufren hambre crónica, los 774 millones de adultos analfabetos y los 57 millones de niñas y niños no escolarizados nos confirman que las Metas de Desarrollo del Milenio, cuestionables metodológicamente, fueron un espejismo.

Ha faltado y falta voluntad política en los gobiernos de los Estados industrializados donde prevalece un ciego e ineficaz egoísmo. Voraces emporios trasnacionales concentran crecientemente la propiedad sobre enormes recursos. La desigualdad en la distribución de la riqueza es cada vez más brutal. Es necesario, ineludiblemente, un nuevo orden económico internacional.

En estas circunstancias, la concertación de la Agenda de Desarrollo Posterior al 2015 difícilmente pueda ser una esperanza. No obstante, hay que intentarlo como la tarea más perentoria. Debe ser el resultado de una negociación intergubernamental e inclusiva. El documento resultante no debe ser la interpretación por parte de algunos del consenso, sino el consenso mismo.

Es urgente poner la prioridad en África Subsahariana. Es preciso enfrentar, de manera conjunta y decidida, con cooperación suficiente y genuina, la epidemia de ébola que afecta a algunos países del continente.

Cuba decidió mantener su cooperación médica en los 32 países africanos donde laboran más de 4 mil especialistas, y extenderla, bajo la conducción de la Organización Mundial de la Salud, a los otros países más afectados, como ha sido informado. Nuestros médicos y paramédicos lo harán de forma voluntaria.

Llamamos a la comunidad internacional, en particular a los países industrializados que cuentan con grandes medios, a responder con energía a la convocatoria de las Naciones Unidas y la OMS, que permita contar de inmediato con los recursos financieros, sanitarios y científicos para erradicar dicho flagelo e impedir que siga cobrando vidas humanas.

Deben aportarse también los recursos necesarios en apoyo de la Agenda 2063 de la Unión Africana, que fija la hoja de ruta para el desarrollo de esa región.

En estas cinco décadas, 325 mil trabajadores de la salud cubanos han asistido a 158 naciones del Sur, incluidos 39 países africanos, en los que laboraron 76 mil colaboradores. También, se formaron gratuitamente 38 mil médicos, de 121 países, de estos, 3 392 de 45 naciones africanas. Si Cuba, pequeña y bloqueada, ha podido, ¿cuánto más no podría hacerse a favor de África con la cooperación de todos, en particular de los Estados más ricos?

Señor Presidente:

En la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en La Habana, convinimos en que, para alcanzar el objetivo de sociedades más justas e inclusivas, es imprescindible una mejor distribución de la riqueza y los ingresos, la erradicación del analfabetismo, una educación de calidad para todos, el establecimiento de una verdadera seguridad alimentaria y sistemas de salud de cobertura universal, entre otros derechos humanos.

La solemne Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, rubricada por los Jefes de Estado y Gobierno, consagra el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional; la promoción de una cultura de paz, del desarme nuclear y del desarme general y completo; así como el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico y social.

Asumimos también el compromiso de lograr que América Latina y el Caribe sea un territorio libre de colonialismo y apoyamos el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a la autodeterminación e independencia.

La Cumbre de La Habana reconoció que las crisis económica, financiera y medioambiental actuales, golpean con especial crudeza a los pequeños estados insulares en desarrollo, entre ellos a las naciones del Caribe. Sus esfuerzos por elevar el bienestar de sus poblaciones no deberían ser castigados, calificándolos de países de renta media mediante el cálculo esquemático de los ingresos per cápita, sin tener en cuenta sus particularidades y vulnerabilidades.

En la CELAC, la región de América Latina y el Caribe ha encontrado un espacio autóctono y legítimo donde forjar, desde su rica diversidad, la imprescindible unidad para realizar los sueños de los Próceres de alcanzar la definitiva independencia de “Nuestra América” y hacer una contribución sustancial al “equilibrio del mundo”.

En ese empeño, han sido acontecimientos relevantes el encuentro BRICS-UNASUR, la reunión de líderes de China y los países de América Latina y el Caribe y la constitución del Foro CELAC-China en Brasilia, el pasado julio, como se había acordado en La Habana.

Saludamos la Declaración de Fortaleza, adoptada también en ese momento, en Brasil, en la VI Cumbre de BRICS, cuyas economías constituyen el 25 % del PIB mundial y representan casi el 40% de la población del planeta, así como la constitución del Banco de Desarrollo y de un Fondo Común de Reservas de Divisas, que son trascendentes para los países del Sur y para la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional.

Expresamos toda nuestra solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista que lucha y se defiende de acciones desestabilizadoras y de la injerencia externa bajo la conducción del Presidente Nicolás Maduro.

Respaldamos la digna batalla que libra Argentina frente a los fondos especulativos y nos oponemos a las decisiones injerencistas y violatorias del Derecho Internacional de Cortes estadounidenses. Igualmente, reiteramos nuestro firme apoyo a los legítimos derechos de Argentina sobre las Islas Malvinas.

Reitero nuestro apoyo invariable a la lucha que lleva adelante Ecuador frente a la expoliación y el daño ecológico provocado por la actividad de las trasnacionales.

En vísperas del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (2015-2024), recordamos que este año se celebra el 210 aniversario de la independencia de Haití, cuya Revolución antiesclavista e independentista fue precursora de los movimientos libertarios en la América Latina y el Caribe. Haití merece una contribución especial para su reconstrucción y desarrollo, bajo la conducción soberana de su gobierno, para la que alentamos a la comunidad internacional. Apoyamos el reclamo del Caribe de recibir reparaciones de las potencias coloniales por los horrores de la esclavitud.

Señor Presidente:

El Departamento de Estado ha vuelto a incluir a Cuba en su lista unilateral y arbitraria de Estados patrocinadores del terrorismo internacional. Su verdadero propósito es endurecer la persecución de nuestras transacciones financieras internacionales en todo el mundo y justificar la política de bloqueo.

Durante el actual gobierno, se ha producido un recrudecimiento sin precedentes del carácter extraterritorial del bloqueo, con un marcado e inédito énfasis en el ámbito financiero, mediante multimillonarias multas a entidades bancarias de terceros países. Tal es el caso de la escandalosa e injusta mega-multa impuesta al banco francés BNP Paribas.

Tampoco desiste de promover la desestabilización en Cuba, destina cada año presupuestos millonarios y se apoya de forma creciente en el uso de métodos encubiertos, incluyendo las tecnologías de la información y las comunicaciones.

El proyecto ZunZuneo, de la USAID, que no solo viola las leyes cubanas, sino también las de su país, es la evidencia más reciente.

Las últimas revelaciones sobre el uso de jóvenes de nuestro continente en labores subversivas en Cuba, financiado y ejecutado por USAID, confirman las reiteradas denuncias del gobierno cubano sobre la continuidad de los planes ilegales para subvertir el orden interno, en violación de la soberanía cubana y de terceros países y del Derecho Internacional.

Es ineludible recordar que, en este mes, se cumplen 16 años de injusta prisión de tres cubanos del grupo de los Cinco –Gerardo, Ramón y Antonio–, quienes enfrentaron con sumo altruismo los planes terroristas que se organizan en territorio norteamericano contra nuestro país. Reitero, en nombre del pueblo y el gobierno de Cuba, que no descansaremos hasta lograr su regreso a la Patria.

Cuba, por su parte, se mantiene serena y dispuesta al diálogo mutuamente respetuoso, responsable, sobre bases recíprocas, con el gobierno de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, avanza en el proceso de actualización de su modelo socio-económico, en medio de un escenario internacional adverso, marcado por la crisis económica global y el recrudecimiento del bloqueo.

La actualización del modelo socialista cubano está encaminada a asegurar bienestar, equidad y justicia social para todas las cubanas y cubanos. Los cambios que realizamos buscan preservar las conquistas de la Revolución, por las que tantas generaciones han luchado. Tienen como objetivo, la construcción de un socialismo cubano cada vez más justo, próspero y sostenible.

Muchas gracias.

FOTO DE ARCHIVO


1 comentario

La propuesta de cláusula laboral y medioambiental en las leyes de excepción de la región de Magallanes

Los diputados DC, Juan Morano, Yasna Provoste y Pablo Lorenzini, presentaron esta semana en la Cámara de Diputados un proyecto de ley que busca modificar la Ley Nº 18.392 y modificaciones de 1999, para introducir cláusulas a favor de los trabajadores y del medio ambiente, dentro de esta norma de excepción para la región de Magallanes y Antártica Chilena, más conocida como Ley Navarino.

Al respecto, el diputado por la Región de Magallanes, Juan Morano, indicó que “tras revisar la llamada Ley Navarino, nos hemos dado cuenta que ésta no cuenta ni con la cláusula laboral, vale decir, una cláusula que proteja a los trabajadores, y que implica que no se pueda pagar una bonificación a los empresarios mientras tengan problemas o deudas laborales; ni una cláusula ambiental, ya que los incentivos han ignorado la inclusión de una serie de objetivos ambientales en sus normativas para asegurar el desarrollo de la región de una manera sustentable”.

“Un empresario que invierte y se instala en la zona de cobertura de la Ley Navarino, puede incumplir determinadas normas laborales, realizar prácticas antisindicales y mantener deudas previsionales con sus trabajadores y continuará percibiendo de parte del Fisco, o sea del Estado de Chile, los beneficios tributarios y aduaneros que esta ley le franquea, toda vez que la norma vigente no establece la relación necesaria y vinculante entre el acceso a dichos beneficios y el cumplimiento de la normativa laboral y ambiental, como si lo señalan las otras normas de excepción, generando una inequidad jurídica y social y una asimetría que puede perjudicar a los trabajadores de la región de Magallanes y al medio ambiente y los recursos naturales del territorio austral de Chile”.

En este sentido, el presidente de la Comisión de Hacienda, Pablo Lorenzini, indicó que “el proyecto de ley en el caso de la cláusula laboral, busca exigir que la empresa que quiera adherirse a las franquicias señaladas en la Ley Navarino, deberá presentar al momento de su postulación una declaración de la Dirección Provincial del Trabajo respectiva, que certifique que dicha empresa no tienen deudas previsionales con sus trabajadores y que no han sido condenadas por los Tribunales del Trabajo por prácticas antisindicales”.

Y, en el caso de la cláusula ambiental, agregó la diputada Yasna Provoste, “las empresas deberán presentar al momento de su postulación una declaración anual del Servicio de Evaluación Ambiental, que certifique que las actividades desarrolladas por dicha empresa, o sus filiales instaladas en el territorio de esta norma, cumplen con la normativa ambiental vigente”.

ALGUNOS ANTECEDENTES.

Las normas de excepción para la región de Magallanes constituyen un conjunto de leyes establecidas a lo largo de más de tres décadas con el propósito de introducir incentivos que estimulen la inversión y favorezcan el poblamiento productivo y, en definitiva impulsen el crecimiento y el desarrollo de la zona más austral del territorio de Chile.

En el contexto de dicha normativa se ha dictado en 1985 la llamada Ley Navarino, ley Nº 18.392 ([1]) que establece un régimen preferencial único aduanero y tributario por 25 años para las empresas que desarrollen proyectos de inversión en la zona más austral del territorio regional.

Hay antecedentes que explican hoy, que las inversiones y proyectos  beneficiados por el imperio de esta ley no han contribuido efectivamente al despegue económico ni al crecimiento sostenido de los territorios de la zona cubierta por la norma preferencial tributaria y aduanera.

El Informe del Banco Interamericano de Desarrollo del año 2007 ([2]), encargado por el Ministerio de Hacienda y el Gobierno Regional de la Magallanes, a este respecto es taxativo en señalar que ¨en la región de Magallanes y Antártica chilena persiste una economía basada en  un modelo exportador primario y concentrado que presenta poca interacción con otros sectores productivos de la región.¨ ([3]).

En particular, además, la evaluación de desempeño e impacto de estas normas de excepción y en particular de la llamada Ley Navarino, ¨…ha creado distorsiones importantes en la economía de la región…¨ ([4]).  Se señala a este respecto que la norma en comento, ¨…potencia industrias  con baja capacidad de agregar valor, lo que ha inducido un proceso de relocalización intra-regional de empresas.  En ese proceso se ha destruido valor agregado  en las zonas de Punta Arenas y Natales, el que en parte se ha transferido a las zonas cubiertas por la Ley Navarino.¨ ([5])

Adicionalmente cabe señalar que se ha mencionado en el Informe citado que ¨los incentivos han ignorado la inclusión de una serie de objetivos, mecanismos e incentivos ambientales en sus normativas para asegurar el desarrollo de la región de una manera sustentable.¨ ([6])

Es precisamente en este plano, y desde la perspectiva general del desarrollo humano y sustentable que se observa que el incentivo establecido en la Ley Navarino, presenta una distorsión  y una asimetría en materias ambiental y laboral, que el legislador puede corregir.

En efecto, por el imperio de la Ley Nº 18.392 las empresas pueden instalarse y de hecho se han instalado en la zona austral de la región, pero la norma no les impone requisitos para que el acceso a los beneficios tributarios, que proporciona el Estado de Chile se realice en plena concordancia con las normas ambientales y laborales vigentes en el país.

Situados en un  escenario concreto y procedimental de esta norma, un empresario que invierte y se instala en la zona de cobertura de la Ley Navarino, puede incumplir determinadas normas laborales, realizar prácticas antisindicales y mantener deudas previsionales con sus trabajadores y continuará percibiendo de parte del Fisco (o sea del Estado de Chile) los beneficios tributarios y aduaneros que esta ley le franquea, toda vez que la norma vigente no establece la relación necesaria y vinculante entre el acceso a dichos beneficios y el cumplimiento de la normativa laboral y ambiental, generando una inequidad jurídica y social y una asimetría legal que puede perjudicar a los trabajadores de la región de Magallanes y al medio ambiente y los recursos naturales del territorio austral de Chile.

  EL PRINCIPIO DE LA CLAUSULA LABORAL Y LA CLAUSULA AMBIENTAL.

Esta norma de excepción, además de otras que constituyen el cuerpo de leyes de incentivo para el desarrollo de la región de Magallanes, carecen en consecuencia de una cláusula laboral, es decir, de una condición que se integre entre los requisitos exigibles para las empresas accedan a los beneficios tributarios y aduaneros establecidos en la norma en comento.

Se define –para los efectos de esta moción parlamentaria y de la ley que de ella resulte- como cláusula laboral a una norma exigible como criterio de selección y requisito de elegibilidad para toda empresa o persona jurídica que pretenda recibir un beneficio tributario o aduanero del Estado de Chile en relación con el cumplimiento efectivo de la normativa laboral y previsional  vigente.

En particular, se entiende la cláusula laboral para el caso de la aplicación de la Ley Nº 18.392 como un criterio de selección y requisito de elegibilidad para recibir sus beneficios tributarios y aduaneros, el que la empresa que desee acogerse a este régimen preferencial no tenga deudas previsionales pendientes con sus trabajadores ni haya sido condenada por los Tribunales del Trabajo por prácticas antisindicales, durante el año fiscal anterior al momento en que solicite acceder a tales beneficios fiscales, condición que debe ser certificada anualmente por la autoridad laboral respectiva.

Del mismo modo,  se define –para los efectos de esta moción parlamentaria y de la ley que de ella resulte- como cláusula laboral a una norma exigible como criterio de selección y requisito de elegibilidad para toda empresa o persona jurídica que pretenda recibir un beneficio tributario o aduanero del Estado de Chile en relación con el cumplimiento efectivo de la normativa ambiental  vigente.

Específicamente se entiende la cláusula ambiental para la aplicación de la Ley Nº 18.392 como un criterio de selección y requisito de elegibilidad para recibir sus beneficios tributarios y aduaneros, el que la empresa que desee acogerse a este régimen preferencial, no contamine ni genere depredación del medio ambiente donde desarrolla sus actividades productivas, condición que debe ser certificada anualmente por la autoridad ambiental respectiva.

Cabe subrayar, finalmente, desde el punto de vista de la tramitación legislativa de esta moción, que la aplicación de las cláusulas laborales y ambiental aquí propuestas no producen gasto fiscal alguno, toda vez que la documentación que deberían emitir la autoridad laboral y ambiental, en la forma de certificados, se encuentra entre las funciones y atribuciones propias de las Direcciones Provinciales del Trabajo y del Servicio de Evaluación Ambiental.

Manuel Luis Rodríguez U.

_________________________

[1] La ley Nº 18.392 o Ley Navarino ha sido modificada por la Ley Nº 19.606 de 14 de abril de 1999, pero las últimas modificaciones introducidas no contienen las cláusulas laboral y ambiental que propone esta moción.

[2] Análisis, evaluación y propuesta de perfeccionamiento de los incentivos especiales para la región de Magallanes y Antártica chilena. Informe Final. Banco Interamericano de Desarrollo, 25 enero 2007. En adelante ¨Informe BID 2007¨.

[3] Informe BID 2007, pag. Vii.

[4] Informe BID 2007, pag. Viii.

[5] Informe BID 2007, pag. Viii.

[6] Informa BID 2007, pag. Ix.


Deja un comentario

Ministro de Hacienda Alberto Arenas y el próximo Presupuesto 2015: ‘El gasto público y la política fiscal van a ser contracíclicos’ – LaSegunda.com

Arenas y Presupuesto 2015: ‘El gasto público y la política fiscal van a ser contracíclicos’ – LaSegunda.com.


Deja un comentario

Violencia, política y democracia

La reconstrucción del proceso democrático en Chile, desde las profundidades de la dictadura militar más violenta y criminal de la Historia de este país, fue el fruto de largos y penosos procesos de convergencia democrática y de reconfiguración de la convivencia cívica entre los chilenos.

DICTADURA Y VIOLENCIA.

Los chilenos hubieron de aprender, desde la brutalidad de la violencia terrorista del Estado y desde el Estado, que la vida democrática es un ejercicio permanente de resolución de las diferencias y de las controversias en un marco de pluralismo y de diálogo cívico.

Recordar además, que el recurso a la violencia contra la tiranía, utilizado sucesivamente en Chile durante la dictadura pinochetista, se encuentra respaldada por los parámetros de una abundante doctrina internacional del derecho a rebelarse contra el tirano.

Pero, en democracia, esos parámetros cambian radicalmente.

En la actualidad, diversas acciones de violencia política, caracterizadas como terroristas o de delitos de alta peligrosidad y que llevan el signo ideológico del anarquismo versión siglo XXI, han activado el debate acerca del carácter de la función policial y de inteligencia en un Estado de Derecho.   El anarquismo es un amplio campo de movimientos de distinto carácter y orígen, es mas bien una constelación disímil de actores políticos (grupales, en red o individuales) pero cuya inspiración ideológica apunta -en ultima instancia-  a la destrucción del Estado y de los grandes poderes dominantes, mediante una combinación de medios de acción, entre las cuales se justifica la acción directa mediante distintos recursos de violencia armada.

A la hora de tratar de comprender algunas de las causas sociales y culturales de la sorprendente expansión de las redes de influencia y la presencia del anarquismo en este momento del siglo XXI en Chile, hay que explorar no solo las causas generacionales (asociadas a capas de la juventud desencantada y golpeada por la exclusión y el nihilismo de la sociedad de consumo), sino también a la permeabilidad de las redes sociales para acceder a símbolos e ideas que invitan a la ruptura y al quiebre de la sociedad y del Estado con el recurso fácil de la violencia inmediata y directa.    Algún ingrediente ideológico de ¨infantilismo izquierdizante¨ y/o de ¨violentismo neonazi¨ también debe ser considerado en este análisis, donde el uso abundante de palabrería sonora e impactante, solo sirve de revestimiento a intereses más oscuros y a una escasa lectura.

DEMOCRACIA Y VIOLENCIA.

Desde este punto de vista, el concepto político e ideológico que articula nuestra la reflexión sobre esta coyuntura, es la premisa de que en democracia no tienen cabida ni validez moral el uso de ningún medio de violencia para influir en el proceso político.

Las reglas políticas de la democracia en Chile, son las herramientas de la participación, del reconocimiento legitimo del otro como igual en la diferencia, del uso del sufragio como forma de elección de la autoridad.

Los traumas del pasado en esta materia están aun presentes entre los chilenos por una razón generacional obvia: a 40 años de la dictadura, todavía sobrevive (y sobrevivimos) la generación de los 60 y los 70 que experimentó el peor período de violencia política del siglo XX, incluso habida consideración del turbulento episodio de los años 30 y de la dictadura de Ibañez.

El pueblo de Chile ha sufrido suficientemente la violencia criminal de las clases dominantes, para avalar la respuesta violenta y criminal en la forma de estas provocaciones.

Porque esos traumas del pasado, están asociados al recuerdo aún presente de la acción criminal de la DINA y la CNI, organismos político-militares de la dictadura que fueron llamados eufemísticamente como de ¨inteligencia¨, pero que en realidad actuaron como bandas criminales o asociaciones ilícitas, que se especializaron en la detención, tortura y asesinato de opositores a la dictadura.   Por lo tanto, la instalación, modernización o expansión de los servicios de inteligencia en democracia en el Chile de hoy para combatir las modernas formas de violencia política, tiene que tomar en consideración el legitimo deseo de los actores sociales y políticos y de derechos humanos, de evitar que se puedan cometer excesos y atropellos.

El modo desproporcionado cómo la policía uniformada reprimió el movimiento estudiantil y el movimiento ciudadano de Aysén (entre otros) durante el gobierno pasado, es una señal clara de alerta para que se acentúen los controles del Ejecutivo y del Legislativo, respecto de los procedimientos de la fuerza policial.

No me gusta la idea de agentes encubiertos. En Chile los agentes encubiertos han sido un fiasco.  Ya hemos visto cómo dicho procedimiento ha perjudicado la labor del Estado de Derecho en Chile frente al conflicto mapuche y dañado la imagen internacional de nuestro país.

La inteligencia policial debe alcanzar y perfeccionar sus estándares y niveles de capacidad de adquisición y elaboración de información de calidad para quienes toman las decisiones.

Manuel Luis Rodríguez U.


Deja un comentario

Homilia del 18 de septiembre de 2014 del Obispo de Rancagua Alejandro Goic

Chile, una misión que cumplir

Homilía Te Deum, 18 de septiembre de 2014
Catedral de Rancagua

Textos bíblicos:
Efesios 4, 17-24
San Mateo 25, 31-40

Sra. Intendenta de la Región de O’Higgins
Distinguidas autoridades
Hermanas y hermanos:

Chile, nuestra amada Patria, vive intensamente los días de su nacimiento como nación libre y soberana. Las Fiestas Patrias son un momento de alegría y de regocijo comunitario.

Desde los orígenes de Chile la fe cristiana nutrió su alma y su historia. La fe se entrelaza con la idiosincrasia de nuestro pueblo. El Evangelio de Jesucristo iluminó y orientó la vida personal y social del hombre y de la mujer de nuestra tierra.

Jesucristo se identifica con todas las realidades humanas, particularmente, con las diversas formas que toman las necesidades de los más sufrientes, como lo escuchamos recién en el Evangelio al hacerse uno con el hambriento, el sediento, el forastero, el carente de ropa, el enfermo, el encarcelado. “Les aseguro – nos dice – que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron” (Mt. 25,40)

San Pablo, gran evangelizador y apóstol, nos ha recordado que es necesario “revestirse de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios y que se distingue por una vida recta y pura, basada en la verdad” (Efesios 4, 23-24).

La iglesia está inmersa en la realidad de la Patria. Su misión esencial es anunciar a Jesucristo y su Evangelio. Ayudar a los seres humanos al encuentro con Dios. De ahí que la acción de la Iglesia es eminentemente pastoral. Sin embargo, tal misión de ningún modo la puede llevar a eludir los problemas reales que afectan al conjunto del pueblo. Conceptos como la inalienable dignidad de la persona humana desde su origen en el vientre materno hasta su fin natural; la igualdad de todos en su naturaleza personal; el respeto irrestricto de los derechos fundamentales de la persona humana; la convivencia social basada en la verdad, en la libertad, en la justicia, en el amor, en el perdón y la misericordia; la preocupación real y efectiva por los más pobres y desvalidos; el espíritu de servicio y la búsqueda del bien común, por parte de aquellos que tienen responsabilidades en el tejido social del país, etc. Todos estos grandes conceptos y otros presentan una dimensión ética y valórica, que no es ajena a la misión de la Iglesia.

A esta misión esencial – anunciar el Evangelio e iluminar la realidad con la ética del Evangelio – quiere ser fiel la Iglesia. La Iglesia no tiene otra pretensión. Sabe perfectamente que su misión es esencialmente religiosa, pero ligada fuertemente a la realidad histórica por el misterio de Jesucristo, el Dios hecho hombre. Desde entonces, nada de lo humano es ajeno a la Iglesia. Hay quienes quieren reducir a la Iglesia a lo íntimo, a lo privado, a excluir a Dios de la vida social.

Escuchemos la enseñanza del Papa Francisco, al respecto: “Nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas, sin preocuparnos por la salud de las instituciones de la sociedad civil, sin opinar sobre los acontecimientos que afectan a los ciudadanos…Una auténtica fe – que nunca es cómoda e individualista – siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso en la tierra…la tierra es nuestra casa común y todos somos hermanos. Si bien el orden justo de la sociedad y del Estado, es una tarea principal de la política, la Iglesia no puede ni debe quedarse al margen en la lucha por la justicia” (Evangelii Gaudium, nro. 183)

El gran santo chileno Alberto Hurtado, llamado por un ex Presidente de la República “Padre de la Patria”, dijo en una ocasión similar a la que hoy nos congrega en esta Catedral:

“Una nación, más que por sus fronteras, más que su tierra, sus cordilleras, sus mares, más que su lengua, o sus tradiciones, es una misión que cumplir…. La misión de Chile queremos cumplirla, nos sacrificaremos por ella. Nuestros padres nos dieron una Patria libre, a nosotros nos toca hacerla grande, bella, humana, fraternal. Si ellos fueron grandes en el campo de batalla, a nosotros nos toca serlo en el esfuerzo constructor”.

Sí, hermanas y hermanos, hoy alabamos y bendecimos a Dios, “Te Deum laudamus”, por Chile, por su historia, por sus servidores de ayer y de hoy, que con amor y generosidad la construyeron y la siguen construyendo. Damos gracias a Dios por el fortalecimiento de nuestra democracia, por el progreso alcanzado, por los significativos avances en diversos campos de la vida nacional; por los caminos de paz y reencuentro entre los chilenos y la búsqueda de la verdad que libera; por todo el trabajo abnegado en los diferentes sectores de la vida nacional de miles y miles de chilenos, autoridades, políticos, empresarios, trabajadores, uniformados, confesiones religiosas; mujeres y hombres que dan lo mejor de sí cada día, por la grandeza de Chile.

Y queremos pedir, en palabras del P. Hurtado, continuar con el “esfuerzo constructor”. El país, actualmente experimenta cambios, algunos de enorme contenido social. Hay propuestas importantes y trascendentes que marcarán la vida del país por décadas. Temas tan relevantes como la reforma educacional, por ejemplo, nos exigen una gran capacidad de diálogo, de escucha, de respeto, por cuanto no sólo implica la aplicación de un programa sino la articulación de una propuesta con las sensibilidades y derechos de los diferentes actores sociales del país, que reconocen en este ámbito un elemento esencial de sus vidas. El Papa Francisco nos recuerda: “Al Estado compete, el cuidado y la promoción del bien común de la sociedad. Sobre la base de los principios de subsidiariedad y solidaridad, y con un gran esfuerzo de diálogo político y creación de consensos, desempeña un papel fundamental, que no puede ser delegado, en la búsqueda del desarrollo integral de todos. Este papel, en las circunstancias actuales exige una profunda humildad social”.

Y continúa el Papa Francisco: “ En el diálogo con el Estado y la sociedad, la Iglesia no tiene soluciones para todas las cuestiones particulares. Pero junto con las diversas fuerzas sociales, acompaña las propuestas que mejor respondan a la dignidad de la persona humana y al bien común. Al hacerlo, siempre propone con claridad los valores fundamentales de la existencia humana, para transmitir convicciones que luego puedan traducirse en acciones políticas” (Evagelii Gaudium, nr. 240 – 241)

El texto evangélico proclamado hoy nos ha hablado del amor y la cercanía a todas las situaciones humanas, especialmente las que afectan a los más débiles. Como señala el Papa Francisco entre estos están “los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana” (Evangelii Gaudium 213). Hoy vemos, con preocupación, como la verdad sobre la vida humana y la familia se ponen en cuestión. Los creyentes jamás podremos soslayar que la promoción y defensa de la vida, desde su concepción hasta su muerte natural, no es por un afán meramente religioso, ideológico o de otro orden, sino que es un clamor de humanidad que brota de la misma naturaleza.

En este “esfuerzo constructor”, todos los creyentes y personas de buena voluntad tenemos un fuerte compromiso por el desarrollo integral de los más abandonados de la sociedad. Hemos de servir, con más empeño y ahínco a la gran causa de una mayor justicia social, a una más equitativa distribución de los bienes para superar las escandalosas diferencias aún existentes en nuestro país y que afectan a miles de chilenos. ¡Es posible superar esta brecha!. ¡Es necesario superar esta dolorosa situación!. “Pero queremos más todavía, nuestro sueño vuela más alto. No hablamos sólo de asegurar a todos la comida, o un decoroso sustento, sino de que tengan prosperidad sin exceptuar bien alguno. Esto implica educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente trabajo, porque en el trabajo libre y creativo, participativo y solidario, el ser humano expresa y acrecienta la dignidad de su vida. El salario justo permite el acceso adecuado a los demás bienes que están destinados al uso común” (Evangelii Gaudium nr. 192).

Finalmente quisiera señalar mi preocupación por algunos temas más particulares, que considero indispensables abordar y buscar soluciones dignas y coherentes con los principios y valores enunciados. Son desafíos a nuestra conciencia de chilenos y de creyentes.

- El sistema privado de pensiones: he escuchado, tantas veces de personas jubiladas, que reciben pensiones que no les alcanzan para vivir con la mínima dignidad. Con los años llegan más enfermedades, a veces, situaciones muy complejas y los ingresos disminuyen considerablemente, en relación a los ingresos que se percibían cuando se estaba activo y con trabajo. El porcentaje de adultos mayores ha crecido fuertemente en Chile.

La dignidad de la vida debe ser el fundamento de la seguridad social y de todos los otros derechos humanos esenciales. En un verdadero sistema de seguridad social debe existir el principio de solidaridad en que la persona aporta según sus posibilidades y recibe según sus necesidades.

Urge una profunda revisión del sistema de pensiones para lograr pensiones suficientes, dignas, decentes, como las que exigen los compromisos jurídicos asumidos por Chile. Urge, aquí como en tantos otros temas, ponernos en el lugar de los más pobres.

- El drama de las cárceles: los Obispos de Chile hace poco más de cuatro años hicimos un análisis de la realidad de los Internos en las Cárceles de Chile y en el contexto del bi-centenario pedimos – bajo una serie de condiciones – la posibilidad de un indulto para algunos internos adultos mayores y de penas próximas a cumplirse, lo mismo pedimos para los enfermos terminales. Lamentablemente no se nos escuchó. Un país crece en grandeza cuando muestra rasgos de misericordia.

- Hoy en nuestra región ha salido en evidencia el drama injusto de atentados contra la vida y dignidad de un grupo de internos del penal. El Capellán de Gendarmería de Rancagua oportunamente hizo la denuncia, pero no tuyo mayor eco. Incluso ha recibido amenazas por cumplir con su deber de chileno y de sacerdote. La publicación en T.V. provocó la atención y la condena de los abusos. Sabemos de lo compleja y difícil que es la tarea de Gendarmería de Chile. La gran mayoría de sus servidores, con sacrificio y esfuerzo cumplen sus obligaciones, pero algunos – los menos – han abusado gravemente de los internos. El esclarecimiento de estos dolorosos episodios es imprescindible y las sanciones correspondientes para la sanidad del país. Nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a atentar contra la dignidad del ser humano. Nuestra dolorosa historia reciente nos muestra a qué extremos se puede llegar cuando se ofende a un ser humano en sus derechos esenciales.

- La delincuencia y violencia juvenil: los últimos gobiernos y el actual han hecho y hacen esfuerzos enormes por enfrentar este drama que atemoriza y que han vivido en carne propia miles de chilenos. Estos últimos días hemos sido testigos de los crueles atentados terroristas, con víctimas inocentes, el ataque cobarde y violento a periodistas en cumplimiento de su misión. Especial preocupación nos muestra el índice de muertes de adolescentes y jóvenes que resuelven sus reyertas y conflictos eliminando físicamente jóvenes vidas o asaltándolas quitándoles la vida para robarles un teléfono celular, una mochila, etc. Volvemos a afirmar: la violencia, en cualquiera de sus formas, engendra odio y daña hondamente el alma de Chile. ¡No podemos acostumbrarnos a estas muertes violentas! ¡No podemos aceptar la cultura de la muerte, menos entre nuestros jóvenes!. ¡Ha llegado el momento de unir fuerzas de todos los grandes actores sociales, para analizar las causas de este drama y buscar soluciones justas y adecuadas y que especialmente den esperanzas a los jóvenes y ganas de vivir y no destruir!.

Enormes desafíos. Forman parte del “esfuerzo constructor” del que nos habló Alberto Hurtado.

También la anunciada creación de una Universidad para la Región del Libertador constituye un desafío grande de este “esfuerzo constructor”. El gobierno, a través de su máxima autoridad regional, nos ha invitado a un diálogo constructivo y positivo para pensar esta Universidad. Desafío maravilloso, desafío no fácil. Confiamos que pueda concretarse este proyecto en el sentido más pleno de una realidad universal, pluralista, abierta, buscadora de la verdad, servidora, comprometida con la excelencia académica, con la investigación y la extensión.

El canto y la oración suplicante al Señor de la Vida y de la Misericordia agradecen a Dios los dones recibidos, pide por las grandes tareas de la hora presente y por los desafíos que nos presentan los tiempos actuales.

A Jesucristo Salvador, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

+ Alejandro Goic Karmelic
Obispo de Rancagua

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.695 seguidores