CoyunturaPolítica

al sur de la realidad

Ondeando la bandera del despilfarro

Deja un comentario

Cuando un ministro se siente respaldado por las encuestas, como futuro posible probable eventual candidato presidencial puede cometer el error de creer que se encuentra por encima de sus deberes ministeriales y de la prudencia o que está por debajo de la observación aguda de los ciudadanos informados.

Porque si nadie lo pone en tela de juicio por decisiones propias de su cartera, alguien podría pensar que el Ministro de Obras Públicas puede hacer cualquier cosa con tal de preparar su vistosa y casi imparable campaña presidencial.  Ahora circula en las redes sociales y en los medios de comunicación masivos y crece el ruido mediático en torno a un proyecto para poner una gigantesca bandera en cada una de las regiones del país, a un costo total de 5 mil 700 millones de pesos.

$ 5.757.481 para ser más exactos.

Si no fueran tan caras esas banderas, sería un chiste esa suma.

En el caso de Magallanes, tendría más sentido instalar ese gigantesco mástil con esa bandera (que tendría que ser de kevlar para que no se la lleven los vientos patagónicos…) en un lugar verdaderamente significativo.  Tenemos varios lugares que sugerirle al Ministro Golborne para ese improbable mástil multimillonario: podría ser en lo alto del Cabo Froward, último confin del continente americano, o a la entrada de la boca oriental del Estrecho de Magallanes, o en el centro de Chile junto al Fuerte Bulnes o en la “emblemática” isla del Cabo de Hornos frente al paso de Drake, pero claro, naturalmente son lugares geográficos de importancia que el Ministro de Obras Públicas desconoce.

Y para que nadie piense que estamos “criticando por criticar” publicamos junto con The Clinic, la ficha técnica del mentado proyecto.

103289368-Ficha-Idi-Banderazo

¿Alguien habrá observado que este proyecto  está “objetado técnicamente“? Ver la página 2 de la ficha adjunta.

¿Alguien ha observado siquiera que los beneficiarios directos de este proyecto son 1 millón de personas? Ver página 2 de la ficha adjunta.  ¿Y los otros 15 millones de chilenos no se beneficiarían…?

¿Alguien ha observado que no se contemplan fondos para las respectivas Municipalidades, porque serían precisamente las Municipalidades las responsables de mantener esos mástiles y sus banderas?

¿Se van a gasta 44 millones de pesos en consultorías para levantar un mástil y subir una bandera?  ¿Será por eso que este proyecto no tiene rentabilidad social positiva (ver página 2) pero si parece tener una muy buena rentabilidad económica…?

¿Cómo es eso de que el despilfarro se acompaña de la incompetencia y de las fallas técnicas?  ¿No se trataba de hacer bien las cosas?

Manuel Luis Rodríguez U.

About these ads

Autor: Manuel Luis Rodriguez

Sociólogo, Cientista Político, académico, comunicador.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.589 seguidores