CoyunturaPolítica

al sur de la realidad

¿Crisis del socialismo o de una versión del socialismo?

7 comentarios

Con motivo de un congreso partidario, el senador Pedro Muñoz por la región de Magallanes pone en acento públicamente en el deterioro de la mística partidaria y en la crisis que experimenta o experimentaría el Partido Socialista.  El tema no sería relevante si se tratara solamente de desnudar algunos de los conflictos y dilemas que atraviesan el mundo socialista y concertacionista producto de la derrota presidencial de 2010, pero adquiere connotación, cuando se analizan los problemas de fondo del socialismo chileno en el siglo xxi.

Es probable que el actual congreso partidario socialista sirva para explicar porqué ese partido ha experimentado la mayor serie de escisiones, divisiones y renuncias de dirigentes, parlamentarios y militantes en los recientes diez años de vida política del país, incluyendo el hecho único e inédito que en la elección presidencial pasada, tres de los cinco candidatos presidenciales habían sido militantes socialistas.

Postulamos que la crisis del socialismo chileno -si es que se reconoce que han vivido una prolongada crisis política e ideológica- encuentra su razón de ser en el abandono del ideario socialista originario, para reemplazarlo por el evangelio neoliberal del libre mercado, del Estado subsidiario y de la privatización

La primera manera de enfrentar los problemas, consiste en identificar el problema. 

 La crisis del socialismo chileno es en primer lugar una crisis ideológica: es el abandono práctico, político, concreto,  de las ideas socialistas por una ideología neoliberal que atraviesa a la gran mayoría de la dirigencia y de la casta política que ejerció el poder entre 1990 y 2010.

Abandonaron el rol planificador del Estado y permitieron que ENAP se debilite, que las empresas del Estado sean privatizadas, tercerizadas, licitadas o vendidas y aunque sus militantes socialistas de base reclamaban en contra, sus dirigentes y grandes líderes en el poder, podían administrar el Banco Estado o el Banco Mundial con ferrea mano neoliberal, y seguir llevando el carnet socialista guardado en el bolsillo trasero de sus trajes Armani…

Los socialistas en el poder, en Chile, fueron tan excelentes y eficientes privatizadores, entregaron los recursos nacionales y las empresas del Estado a la voracidad corporativa empresarial chilena y extranjera, como lo habrían hecho RN y la UDI en su mejor momento de gloria, hasta el punto que el primer Presidente socialista de la transición se fué para la casa con el aplauso generalizado del gran empresariado chileno. ¿Los CEOP (contratos especiales de operación) a través de los cuales se ha ido privatizando el gas natural de Magallanes, no fueron acaso una de las invenciones del gobierno del socialista Ricardo Lagos Escobar?

Dos de las cuestiones centrales de la crisis ideológica del socialismo chileno, residen en la cuestión del rol del Estado en la economía y en la función que el Partido Socialista le otorga a la Constitución política de 1980.  Porque después que Ricardo Lagos le puso su firma a la Constitución pinochetista (con sus respectivos aderezos, adornos y modificaciones superficiales), ¿qué autoridad moral tendría hoy el socialismo chileno (nos referimos al “socialismo oficial”, por cierto) para reclamar una nueva Constitución Política para Chile, si la que hoy tenemos vigente lleva estampada la firma del socialista Ricardo Lagos?

Los grandes dilemas políticos que atraviesan al socialismo chileno (que en realidad son semejantes a los problemas de consecuencia ideológica del socialismo español, francés, italiano o alemán) dicen relación con el “modelo de desarrollo” y el tipo de Estado que postulan para sus respectivos países.  Y en esos grandes dilemas, el socialismo ha optado en Chile también, por la solución de mercado y por el Estado subsidiario a falta de otro.

Aun así en la base social, subyacen otras creencias y otras formas de leer la realidad política chilena, lo que nos obliga a hacer la pregunta: ¿es hoy el socialismo chileno una fuerza política de cambios y de transformación del sistema de dominación capitalista…o es solo otro envoltorio para el mismo neoliberalismo depredador y explotador?  Ya en su tiempo Karl Marx escribía: “El proletariado, la capa más baja y oprimida de la sociedad actual, no puede levantarse, incorporarse, sin hacer saltar, hecho añicos desde los cimientos hasta el remate, todo ese edificio que forma la sociedad oficial“.

Pero claro, hoy en el seno del socialismo oficial chileno, citar al teórico socialista Karl Marx resultaría “demodé”…

Manuel Luis Rodríguez U.

About these ads

Autor: Manuel Luis Rodriguez

Sociólogo, Cientista Político, académico, comunicador.

7 pensamientos en “¿Crisis del socialismo o de una versión del socialismo?

  1. E

  2. Pingback: INFORMACIONES EN PETACA

  3. lo felicito compañero Manuel,es un excelente analisis el que usted hace con respecto al partido socialista,y lo pintoresco es que no reconocen que abandonaron la causa justa de los trabajadores, y abrazaron este sistema economico inhumano.al final de cuentas el neoliberalismo unio a la ultra derecha con la concertacion .muchos de los ex personeros socialistas hoy estan gerenciando en empresas privadas.es decir usan la izquierda para vender y la derecha para vivir.

  4. Excelente análisis, (con tesis incluida…Magnifique). Lo interesante de este fenómeno, es que estos socialistas neoliberales no logran hacer el click de la autocrítica. Por ejemplo, hace unos minutos el “Capitán Desarrollo” Ricardo Lagos, desde la semana pasada, descubrió algunas recetas para avanzar hacia el desarrollo económico. Dicotomía??? No fue él quién regaló nuestros recursos naturales??? Para muestra un botón, nuestro royalty minero es el más bajo dentro de los países desarrollados donde las mismas transnacionales explotan recursos. Pero bueno, los socialistas 3.o prefieren conducir felices sus “Meches” y caminar por Alonso de Cordova, luciendo trajes Hugo Boss. Dicotomías de la clase política.

  5. yo podria agregar a ese despilfarro sospechoso de estos “asaltantes neoliberales del Estado”, el costoso y multimillonario edificio ecológico que se mandó construir ENAP en Punta Arenas, construcción cuya enorme cantidad de oficinas se contradice con el hecho que la empresa está despidiendo a mas de 400 trabajadores.

  6. Fue un informe reservado de la Contraloría el que encendió la alarma en el Consejo de Defensa del Estado (CDE) sobre las irregularidades cometidas por el gerente general de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), el PS Enrique Dávila.

    En él se citaron varios documentos internos hechos por el Comité de Auditoría de la estatal, donde se daba cuenta de viajes a paraísos del caribe y ciudades europeas llenas con la ingeniero comercial Paula Hidalgo, quien en un lapso de cuatro años (2004-2008) años tuvo un aumento de sueldo de 1.500 %, pasando de $ 1 millón a más de $ 9 millones, siendo designada en el puesto de gerenta comercial.

    “Es un hecho cierto que las extraordinarias condiciones laborales y salariales de la ejecutiva en cuestión, su ascenso meteórico, su sistemática dependencia directa con el gerente general, sus nombramientos como integrante de múltiples directorios o cargos de representación en organismos internacionales y la frecuencia de viajes compartidos al extranjero en comisiones de servicio, contribuyen lógica e imprudentemente a dar sustento a esos rumores”, sostenía la investigación interna reservada de la ENAP.

    Por los antecedentes anteriores, el CDE decidió presentar una querella criminal por el delito de malversación de fondos, según consignó el diario La Tercera, en contra de Dávila e Hidalgo.

    Lo anterior se produce porque la mujer tuvo 14 comisiones al extranjero desde febrero de 2004 a septiembre de 2007, “de las cuales 13 de ellas, coinciden en fechas y lugares con comisiones realizadas por don Enrique Dávila”.

    La mayoría de ellas fueron informadas vía memorándum que no indicaban el destino, pero que la investigación reveló que algunos de ellos fueron a Cancún, Río de Janeiro, Miami, París, Madrid, Lisboa, Londres, Buenos Aires, Quito y Lima. Respecto del primer y último destinos, la auditoría es clara en que hay anomalías evidentes, ejecutadas con el fin de esconder información.

    “Estamos en presencia de un funcionario público de alto rango y depositario de especial confianza que ha sustraído estos fondos que estaban a su cargo en razón de su función pública y bajo su custodia, para destinarlos a su beneficio personal y al de otro funcionario”, sostiene la acción legal del CDE.

    La Tercera le solicitó la opinión a Dávila, quien hoy es presidente del directorio de la Fundación Chile 21, quien indicó desconocer la acción legal en su contra.

    Entre otras diligencias, la querella solicita que se interroguen a todos los ejecutivos de la firma, entre los que destaca la ex secretaria de Energía, Karen Poniachick, Jorge Matute (representante de los trabajadores), Carlos Álvarez, Miguel Moreno (Corfo) y Eduardo González (Corfo).

    Lo anterior, porque pese a las conclusiones del informe interno, los antecedentes nunca fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público ni la Contraloría, pese a que existían presunciones de la comisión de delitos contra las arcas fiscales.

    .

  7. Sr. Rodriguez

    Concuerdo con usted, la crisis del Partido Socialista es una crisis de identidad. Tenemos socialistas tipo “Armani” como los llama usted que poco se distinguen de un DC o un RN. También los hay del tipo KGB – Stassi (Schelling) y los tipo Chavez – Gadaffi, como el Senador Alejandro Navarro.

    Estas múltiples caras del socialismo, no tienen nada que ver con ENAP, de hecho Enrique Dávila uno de los proclives al modelo de Economía Centralizada y enemigo declarado de Andrés Velasco Dávila, dejó la petrolera en medio de la peor crisis por la que atraviesa. En un solo año aumentó el endeudamiento de ENAP en 1000 millones. Lejos están los días de los proyectos costa afuera, en que ENAP abastecía más de la mitad de los requerimientos energéticos del país y era gerenciado por un Chicago Boy.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.675 seguidores